Matriz de Eisenhower para negocios: ¿Cómo priorizar tareas?

La Matriz de Eisenhower para negocios es una herramienta de gestión del tiempo, eficaz para cualquier empresa en crecimiento, cuando se enfrentan problemas para determinar la prioridad de las tareas por cumplir.

Al aplicarla, se puede gestionar el negocio con eficiencia y lograr la máxima productividad. 

Por eso, aquí explicaremos qué es, cómo hacer una Matriz de Eisenhower para negocios, y cómo utilizarla; así como también, los beneficios que ofrece en el caso de emprendimientos o pequeños negocios. 

¿Qué es la Matriz de Eisenhower para negocios?

Se trata de una herramienta de productividad, que ayuda a organizar y lograr la priorización de tareas, en función de su urgencia y su importancia.

De modo que, ayuda a tomar decisiones efectivas y eficientes, sobre qué tipo de tareas deben realizarse primero, y cuáles pueden posponerse, o delegarse, lo cual es de vital importancia en los negocios y emprendimientos.

Los 4 cuadrantes de la Matriz Eisenhower

Seguidamente, se presentan los 4 cuadrantes que la conforman:

Cuadrante 1: Tareas urgentes e importantes

Establecer esta diferencias es la base para priorizar eficientemente las actividades diarias, y construir una Matriz de Eisenhower para negocios

Esta permite clasificar en el primer espacio, cada tarea en base a su nivel de urgencia e importancia.

En este sentido, se consideran como actividades urgentes, aquellas que requieren atención inmediata.

Mientras que, las actividades importantes, son aquellas que contribuyen a lograr objetivos a largo plazo.

Por ejemplo, pagar una factura antes de que se venza sería considerado una tarea urgente, mientras que planificar y establecer metas para el próximo año sería una actividad importante.

Otro ejemplo podría ser responder correos electrónicos urgentes y resolver problemas prioritarios en el trabajo, frente a dedicar tiempo a desarrollar nuevas habilidades o planificar proyectos a largo plazo. 

Al identificar y discriminar entre estas categorías, podemos enfocar nuestro tiempo y energía en las tareas que realmente nos acercan a los objetivos de la empresa y nos permiten manejar adecuadamente las situaciones de urgencia. 

Cuadrante 2: Tareas importantes pero no urgentes

Este cuadrante se refiere a actividades que son necesarias y tienen un impacto significativo en nuestra vida o trabajo, pero no requieren una acción inmediata.

El punto clave para diferenciarlas, está en que estas tareas suelen ser aquellas que nos ayudan a mejorar y crecer a largo plazo.

Algunos ejemplos de actividades que pertenecen a esta ubicación, podrían ser: la planificación estratégica, establecer metas y objetivos, el desarrollo personal y profesional, la creación de redes de contacto o el tiempo dedicado a la reflexión y la autoevaluación.

Estas tareas pueden ser fácilmente pasadas por alto o pospuestas debido a la falta de urgencia, pero sin descartarlas, ya que contribuyen a avanzar hacia nuestros objetivos a largo plazo, y maximizar nuestra efectividad en el trabajo, y en la vida en general. 

Cuadrante 3: Tareas urgentes pero no importantes

Distinguir entre ambos tipos de tareas facilita organizar nuestro tiempo, y priorizar nuestras actividades de manera eficiente. 

Y una forma de hacerlo es utilizando el área de lo urgente pero no importante, en el cual se debe incluir aquellas actividades que requieren ser realizadas rápidamente, pero que no aportan un valor significativo a largo plazo. 

Otras actividades que pueden pertenecer a este lugar, son las interrupciones constantes o el trabajo reactivo. 

Para diferenciarlas, es necesario evaluar el impacto a largo plazo y el valor real que tienen para nuestros objetivos.

Esto nos permitirá centrar nuestro tiempo y energía en actividades que realmente nos acerquen a nuestros propósitos y metas. 

Por ejemplo, responder correos electrónicos o atender llamadas telefónicas no planeadas, pueden ser consideradas actividades con prioridad, pero no importantes. 

Cuadrante 4: Actividades ni urgentes ni importantes

Este cuadrante se utiliza para distinguir la lista de tareas que no requieren una atención inmediata, ni tienen un impacto significativo en los objetivos a largo plazo. 

La razón está en que estas actividades suelen ser distracciones o tareas que pueden posponerse, sin que afecten seriamente la productividad.

Como ejemplo de este tipo de actividades se pueden mencionar, la revisión de las redes sociales sin que sea una responsabilidad laboral, ver televisión durante la jornada de trabajo, charlar sin un propósito específico, navegar sin rumbo por internet o realizar actividades de ocio sin ningún beneficio tangible. 

Es importante diferenciar estas tareas de aquellas que son urgentes pero no importantes, ya que muchas veces las confundimos, y acabamos dedicando tiempo y energía a actividades que no nos aportan ningún valor ni nos ayudan a cumplir nuestros objetivos.

Es fundamental ser conscientes de estas actividades y evitar caer en la tentación de dedicarles tiempo excesivo, aprovechando la administración del tiempo. 

Cómo usar la matriz de Eisenhower para priorizar tareas.

Matriz de Eisenhower para negocios: ¿Cómo priorizar tareas? 0
¿Cómo usar la matriz Eisenhower?

Mayor orientación acerca de la distribución de las actividades en los cuatro cuadrantes, se pueden consultar en los siguientes posts:

¿Cómo puedes utilizar la Matriz de Eisenhower para negocios?

Aplica la matriz de prioridades siguiendo estos pasos:

Pasos para aplicar la Matriz Eisenhower en tu negocio

Toma en cuenta las actividades que debe contener los cuadrantes.

Paso 1: Identifica las tareas y responsabilidades diarias

Identificar la lista de tareas pendientes y responsabilidades diarias en un emprendimiento o pequeño negocio, es la base para poder aplicar la matriz de gestión del tiempo.

Para lograrlo, es necesario realizar un análisis detallado de las actividades que se deben llevar a cabo diariamente, y asignarles una urgencia y una importancia determinada.

De esta manera, se podrán priorizar las tareas según su relevancia, y asignarles el tiempo y los recursos necesarios para su correcta ejecución, a fin de aumentar tu productividad. 

Paso 2: Clasifica las tareas en los cuadrantes adecuados

Al clasificar las tareas, se podrá tener una visión más clara de las prioridades, para tomar decisiones al gestionar el tiempo y los recursos. 

Aquellas tareas que sean importantes y urgentes deben ser clasificadas en el cuadrante “Hacer”, es decir, en el cuadrante uno. 

Las tareas importantes pero no urgentes, deben ser colocadas en el cuadrante dos, que corresponde al de “Planificar”.

Por otro lado, las tareas que son urgentes pero no importantes, deben estar en el cuadrante “Delegar”, o cuadrante tres.

Finalmente, las tareas no importantes ni urgentes, quedan en el cuadrante cuatro, es decir, lo que se debe “Eliminar”.

Paso 3: Define las acciones a tomar para cada cuadrante

Primero, en el cuadrante importante y urgente, se indican acciones inmediatas para resolver problemas críticos. 

Segundo, en el cuadrante importante pero no urgente, se planifican acciones para prevenir crisis futuras y mejorar la eficiencia. 

Tercero, en el cuadrante urgente pero no importante, se determina lo que es realmente necesario, si se puede delegar o se debe eliminar.

Por último, en el cuadrante no urgente ni importante, se establecen límites de tiempo, evitando la procrastinación.

Matriz de Eisenhower para negocios
Aplica esto pasos para gestionar mejor las actividades en tu negocio con la Matriz de Eisenhower para negocios

Conoce ejemplos para aplicar esta herramienta en diferentes tipos de negocios:

Ejemplos de cómo usar la Matriz de Eisenhower para negocios

Observa cómo organizar el tiempo y los recursos en estos casos:

Primero: Uso de la Matriz de Eisenhower para negocios de tecnología

La industria tecnológica se caracteriza por su constante evolución y competitividad, por lo que, en este sector, las empresas se enfrentan a desafíos diarios.

En estos casos, la matriz Eisenhower puede ser útil para la gestión efectiva de tareas y proyectos en los negocios de tecnología, al priorizar y alinear sus esfuerzos, hacia aquellos proyectos y decisiones que generen un mayor impacto.

Por ejemplo, una empresa de desarrollo de software, puede utilizar la matriz para identificar las tareas críticas en el lanzamiento de un producto, asegurando que las actividades más importantes se realicen a tiempo y optimizando los recursos disponibles. 

Segundo: Uso de la matriz en un negocio de servicios profesionales

Este sector se caracteriza por ofrecer actividades, que requieren un alto nivel de conocimiento, habilidades especializadas y experiencia, como consultorías, asesorías legales, contables, de marketing, entre otras.

De modo que, la matriz facilita la toma de decisiones, asegurando que se dedique el tiempo adecuado a actividades de alto impacto.

Un caso de éxito, es el de una firma de consultoría que implementó una Matriz de Eisenhower para negocios como herramienta para la asignación de proyectos, a fin de identificar y aprovechar eficientemente las habilidades y competencias de los miembros del equipo, logrando un crecimiento significativo en su cartera de clientes y en su rentabilidad.

Tercero: Uso de la matriz en negocios de alimentación y restauración

La industria de la alimentación y la restauración se caracteriza por ser dinámica y exigente, con competencia intensa y alta demanda, lo que implica gestionar múltiples tareas y decisiones.

Al crear su propia Matriz de Eisenhower para negocios como herramienta de gestión de tareas para atender estas necesidades, los gerentes de restaurantes y negocios de alimentación, pueden priorizar de manera efectiva las acciones a llevar a cabo, optimizar recursos, minimizar riesgos y tomar decisiones informadas.

Un ejemplo de las ventajas de la matriz, es que puede ayudar a determinar si es necesario reabastecer ingredientes o equipos, definir estrategias de marketing o seleccionar nuevos proveedores, de acuerdo a su nivel de urgencia e impacto en los objetivos comerciales.

Cuarto: Uso de la matriz Eisenhower en un negocio de retail

La industria minorista se distingue por tener una competencia acelerada, cambios constantes en la demanda de los consumidores, y la necesidad de tomar decisiones rápidas y eficientes. 

En este contexto, la matriz puede ser adaptada en el negocio de retail, permitiendo a los minoristas enfocarse en actividades que realmente contribuyan al éxito de su negocio, como: mejorar la gestión del inventario, la planificación de comunicaciones con los clientes y la gestión del personal.

Es útil revisar los posts vinculados a este tipo de negocios:

Otros ejemplos que puedes aplicar la Matriz Eisenhower en tu negocio, los puede conseguir con mayor detalle en los siguientes posts:

Beneficios de utilizar la Matriz de Eisenhower para negocios

Entre los principales beneficios están: 

  • Organización y planificación efectiva de tareas.

Este beneficio se basa en la clasificación por categorías, ya que permite visualizar claramente cuáles son las tareas que requieren inmediatez y cuáles pueden ser aplazadas.

  • Priorización adecuada de responsabilidades. 

Lo cual permite enfocarse en las tareas que tienen mayor impacto y valor para alcanzar los objetivos de la empresa.

  • Reducción del estrés y la procrastinación.

Esto es el resultado de tener una visión clara de las tareas prioritarias, y saber qué acciones tomar, con lo cual, se elimina la sensación de estar abrumado por una lista de pendientes.

Además, al contar con una estructura clara para organizar el tiempo, se evita la tendencia a dejar las tareas importantes para después, aumentando la sensación de control y disminuyendo la procrastinación.

  • Mejora de la productividad y la eficiencia en general.

Lo cual es posible al gestionar adecuadamente el tiempo y priorizar las tareas, evitando retrasos en los proyectos, y logrando un mejor aprovechamiento de los recursos disponibles.

Por lo tanto, al tener claridad sobre las tareas, se puede delegar adecuadamente las responsabilidades y asignar los recursos de manera eficiente.
Además,  esto evita dispersarse en actividades poco relevantes y garantiza que se esté trabajando en lo realmente importante.

Consejos adicionales para potenciar la eficiencia

  • Establece metas claras y realistas. 

Esto se logra al tener en cuenta los recursos disponibles, tanto en términos de tiempo como de dinero, y evaluar cuáles son las actividades y proyectos que te acercarán más rápido a tus objetivos. 

  • Evita las distracciones y manejar el tiempo de manera efectiva.

Para lograrlo, es recomendable identificar tus horas más productivas y dedicarlas a las tareas más importantes y urgentes. Además, puedes implementar técnicas de gestión del tiempo, como la técnica Pomodoro, que consiste en trabajar en bloques de tiempo y descansar durante unos minutos para mantener la concentración. 

  • Delega tareas cuando sea posible. 

En el ámbito de un pequeño negocio o emprendimiento, es importante aprender a delegar tareas cuando sea posible.

No puedes hacerlo todo tú solo, así que identifica aquellas actividades que puedes delegar a los miembros de tu equipo, y liberar un poco tu carga de trabajo. 

Esto te permitirá concentrarte en las tareas más estratégicas y llevar tu negocio al siguiente nivel.

Matriz de Eisenhower para negocios: ¿Cómo priorizar tareas? 2
Matriz de Eisenhower para negocios: Capacita a tu equipo de trabajo con técnicas de control de tareas y asegura la eficiencia.
  • Mantén un equilibrio entre el negocio y tu vida personal. 

El emprendimiento puede ser demandante y absorber todo tu tiempo y energía, pero es fundamental reservar momentos para ti mismo, tu familia y tus hobbies.

Esto te ayudará a recargar energías y a mantener un equilibrio emocional, que te permita enfrentar los desafíos del negocio de manera más efectiva.

Recuerda que cuidar de ti mismo también es parte del éxito empresarial, razón por la cual, se recomienda adoptar los hábitos de la gente altamente eficiente, para saber cómo priorizar las tareas según su urgencia e importancia. 

Conclusiones 

La Matriz de Eisenhower para negocios puede ayudarte a priorizar tus tareas, clasificando las más importantes y urgentes, para lograr mayor productividad, organización y enfoque en las actividades diarias.

Invitamos a los emprendedores y dueños de pequeños negocios, a utilizar esta matriz de administración, y experimentar sus beneficios.

Aprende más, leyendo:

Gracias por leernos.

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 46 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Instute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 12 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo Moya se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Creador de metodologías como Matriz estrella y experto en Jobs to be done y metodología Raíles. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar