7 problemas típicos del empresario pyme

.

¿Conoces un empresario pyme que no tenga problemas en la gestión de su empresa? Sin importar en qué etapa se encuentre la empresa, siempre hay cuestiones que atender y problemas por resolver.

En las primeras etapas, los problemas son relativamente comunes. Acá comentamos 7 problemas típicos, cuya identificación es clave para una gestión más fácil. Problemas que tal vez estés viviendo justo ahora y que, en casi todos, tiene al empresario como protagonista.

7 problemas típicos del empresario pyme

En las primeras etapas, los problemas son relativamente comunes…

En cualquier caso, sean unos u otros los problemas, lo importante es tener los medios para superarlos mientras avanzas por las etapas, hasta llegar al funcionamiento óptimo o la expansión.

Si bien la experiencia cuenta, ser empresario pyme nunca es tarea fácil. Pero como los dueños de pymes son apasionados, su tenacidad casi siempre les permite salir adelante.

Sin embargo, mentiría si no reconocemos que, muchas veces, esa tenacidad y pasión es opacada por distintas problemáticas que convierten su día a día en un pequeño “infierno”. Pequeño o, quizás, gran infierno.

Mantener una gestión fácil no es simple. Requiere esfuerzo, capacidad de ver lo evidente, tener proactividad y disposición a aprender del error. Y apoyarse en herramientas de gestión.

Pasemos a revisar cuáles son los 7 problemas típicos del empresario en el entorno de las pyme.

7 problemas típicos del empresario pyme

P1. “Nadie sabe hacer las cosas como yo”

¿Te suena esa expresión? ¿Quién no escuchó decirla en una empresa, siendo empleado? Cuando un empresario afirma que nadie sabe hacer las cosas como él, está imponiéndose límites para crecer.

 7 problemas típicos del empresario pyme

“Nadie sabe hacer las cosas como yo”

Si es tu caso, las preguntas clave son: ¿quieres crecer?, ¿quieres que tu empresa avance todos los días?

¡Espero que la respuesta sea sí! En tal caso, debes aprender a delegar. Es una condición necesaria desprenderte de la actividad rutinaria, del día a día. Solo así darás oportunidad a tu empresa y a tu equipo, de crecer.

Te recomiendo que tengas en mente siempre que el proceso de aprendizaje no termina nunca. Así que equivocarse es hasta necesario, para aprender cada vez más y mejorar continuamente.

No dejes pasar la oportunidad de leer el siguiente artículo, para aprender a delegar de manera fácil:

Plan para delegar tareas y pasar a funcionamiento estable

P2. “Siento que no sé dónde estamos parados”

Otra expresión común: “no sé dónde estamos parados”. En muchos casos, es tal la cantidad de tareas, actividades y compromisos, que se pierde el foco. El empresario sabe que se están haciendo muchas cosas, pero no tiene claro el panorama, el horizonte. Puede perder el camino en el corto y mediano plazo.

Pero, ¿qué más puede significar al expresión “no sé dónde estamos parados”?

Puede indicar que no tiene respuesta para las cosas que están pasando, o al menos, una respuesta clara.

Surgen expresiones imprecisas, que reflejan no estar seguro. Un punto en este aspecto es que al momento de contratar, siempre seleccionemos a quien pueda aportar. Inclusive, que tenga más conocimiento que nosotros.

7 problemas típicos del empresario pyme

“Siento que no sé dónde estamos parados”

Reconocer nuestras debilidades es clave para tomar acciones y mejorar. Es probable que te encuentres con empresarios que lo saben todo. Lo que asegura, sin duda, el fracaso.

P3. “Crecer nos ha generado caos…”

Buena parte del porcentaje de emprendimientos que fracasan antes de 3 años, es por incapacidad para gestionar el crecimiento. ¡Sí, aunque no lo creas!

Si tienes experiencia estarás de acuerdo que una causa común de las crisis en las organizaciones es el crecimiento. ¿Por qué? – Cuando el empresario siente seguridad y la empresa marcha viento en popa, toma decisiones para crecer:

  • Producir y vender más. Llegar a nuevos mercados
  • Ampliar las sucursales, la fábrica
  • Incorporar personal y delegar
  • Captar más clientes, tener más proveedores, etc.

Todo esto está muy bien. El problema surge cuando no comprende que con esas decisiones incrementas la complejidad.

Al crecer en número de empleados, por ejemplo, surgen tareas y actividades que deben ser atendidas para una buena gestión, incluyendo el mantener un buen clima laboral.

7 problemas típicos del empresario pyme

7 problemas típicos del empresario pyme

Si crece la producción, el inventario demandará mejores controles, mayor planificación. También una relación clara entre el área de producción y operaciones y el área de mercadeo y ventas.

Un crecimiento sin planificar el control de la complejidad que surgirá, lleva al empresario a perder el foco, pues estará más ocupado. Es más, puede pasar al rol de “apaga fuegos”. Y puede surgir la expresión “siento que no sé dónde estoy”.

P4. “No sé cómo van las cuentas. ¿Estaré ganando o perdiendo?”

Llevar las cuentas parece fácil, pero no lo es. Mucho empresario pyme dice no dominar al 100 % los números.

El área funcional finanzas es un pilar fundamental en la organización. Cuando las finanzas no están bien controladas, el riesgo de “caer” es muy alto.

Un empresario pyme debe tener certeza de cuál es el patrimonio, cómo anda la situación económica y dominar elementos mínimos para un sano flujo de caja.

7 problemas típicos del empresario pyme

El área funcional finanzas es un pilar fundamental en la organización

Conocer los números de la empresa significa dominar la óptica económica y financiera. El control de estas variables te brindará ventaja, solidez y más seguridad en la toma de decisiones.

P5. “No tengo descanso, el día no me rinde”

Un empresario en sus inicios tiene largas jornadas de trabajo. Esto es necesario, sobre todo cuando no cuenta con mucha ayuda. ¡Es el hombre orquesta!

Sin embargo, no es cierto que un gran esfuerzo siempre dé frutos. Más horas de trabajo no necesariamente se traducen en calidad.

Si el empresario pone el foco en la administración (tareas, operaciones) y deja de lado lo más importante para toda empresa, la gestión (estrategia), tendrá problemas. Incluyendo problemas familiares y de salud.

7 problemas típicos del empresario pyme

Más horas de trabajo no necesariamente se traducen en calidad.

Sin gestión, es decir, sin estrategia y toma de decisiones, la organización irá a la deriva. Y si el barco va a la deriva, pues sabemos que pronto habrá problemas.

Cuando la empresa supera la etapa de funcionamiento regular, el empresario pyme debe delegar lo operativo y ocuparse de lo importante, enfocándose en la misión y visión.

P6. “Los problemas se repiten y no aprendemos”

Una competencia necesaria que debemos desarrollar es crear estándares y documentar la solución de problemas. Así, no se pierde el conocimiento logrado y un nuevo colaborador no tendrá que pasar por las mismas dificultades que ya pasaron otros.

Para ser productivos y responder a tiempo a las necesidades de los clientes, es clave estandarizar y documentar. Es un hábito algo difícil de adquirir, sobre todo cuando cada persona hace las cosas a su manera y no se comparte el conocimiento.

P7. “El personal está fuera de control…”

  • Un ambiente laboral tóxico: la mala comunicación, la falta de organización y la desmotivación, entre otras debilidades, crea un clima laboral dañino, complicado. Termina siendo tóxico, con muchas consecuencias negativas para la empresa.
  • Rotación y ausentismo: la falta de una buena gestión del talento humano, que asigne las tareas de manera equitativa y que cree incentivos y compromiso, motiva la rotación y el ausentismo entre los colaboradores.
  • Procesos administrativos deficientes: una mala administración que no facilita los procesos de manera eficaz es un problema que desmejora la productividad. Si observas bien, es un disparador de los otros dos puntos comentados.

Como empresario pyme, no puedes permitirte que el recurso más importante de la empresa esté a la deriva o fuera de control. Al crecer, el área funcional “talento humano” debe desarrollarse sin escatimar recursos.

Comentados los 7 problemas típicos del empresario pyme, te dejo 2 preguntas:

  • ¿Te identificas con estas situaciones problemáticas?
  • ¿Qué acciones has aplicado para darles respuesta?

Ahora te preguntarás, frente a estos y otros problemas similares, ¿qué acciones proponemos para dar repuesta, con los recursos limitados que tienes? Como empresario pyme, ¿qué puedes hacer para corregir y continuar con paso firme?

Una opción, para iniciar un proceso de mejora, es medir la eficiencia empresarial, aplicando el índice IDEAL que utilizamos en Gestionar Fácil.

Sus 4 áreas dan pistas de qué hacer, para superar los problemas comentados, y muchos otros, elevando la eficiencia y productividad. Porque todos los problemas comentados conllevan a eso, a falta de eficiencia y productividad en la empresa.

Índice de Eficiencia Empresarial

7 problemas típicos del empresario pyme

Áreas que evalúa el índice de eficiencia empresarial

Área “foco”

El área foco nos dice que una pyme muchas veces no está enfocada. Ofrece sus servicios y productos para aprovechar oportunidades pasajeras. Pero sin foco.

Un buen foco es el resultado de aplicar una misión, una visión y los valores. Además de ello, tener una razón para hacer las cosas o el “por qué” de las mismas. Es cierto que es difícil de visualizar por el empresario pyme, pero esto es sin duda clave.

7 problemas típicos del empresario pyme

Un buen foco es el resultado de aplicar una misión, una visión y los valores.

¿Cómo estás en el área foco? ¿Estás enfocado o te sientes algo perdido? ¿Sabes el por qué haces lo que haces? ¿Estás solo apagando fuego o estás gestionando?

Área “control”

El propósito del control es detectar, corregir y encaminar las acciones para lograr los objetivos y mantener el foco. Solo así se puede corregir el rumbo.

Para lograr tal control, el índice evalúa cómo están los datos, dado que un puno clave es la gestión centralizada de la información. Lo que se logra con aplicaciones automatizadas que puedan crecer, según vaya demandándolo la empresa.

Área “colaboración”

Para el área colaboración, hay 2 niveles que debemos atender:

  1. Colaboración a nivel interno, entre los empleados de la empresa.
  2. Colaboración a nivel externo, a través de la visibilidad de la información que se brinda a clientes e interesados, que participan en la gestión de información.

Como sabes, en la empresa hay información de muchos tipos y en diversas presentaciones. En este caso, el área colaboración se interesa por la información que tiene un “ciclo de vida”.

Este ciclo inicia cuando se capturan datos o se crea la información, que luego pasa por diferentes estados hasta su disposición final (“archivo” o eliminación).

La colaboración minimiza los problemas comentados y favorece las relaciones internas y externas, contribuyendo con la eficiencia empresarial.

Área “mejora continua”

Como empresario pyme debes saber que la mejora continua no es una “moda”. Se trata de una actitud que podemos aplicar en todo, inclusive en nuestra vida personal. Y en el mundo de las empresas, todos los que han recorrido el camino del éxito, han practicado y aplicado la mejora continua.

El área “mejora continua” del índice está ligado a “el cómo se hacen las cosas en la empresa”. Cómo se desarrollan las tareas y se producen los bienes y servicios. Sin duda, siempre se podrán hacer mejor.

7 problemas típicos del empresario pyme

Como empresario pyme debes saber que la mejora continua no es una “moda”

Por tal motivo, debemos aprender de los errores y equivocaciones, tratarlos sin culpar a nadie; sino como una oportunidad para desarrollar un aprendizaje que impacte de manera positiva a la organización.

Un enfoque de mejora continua reduce los problemas laborales y elimina el clima tóxico en la empresa. Uno de los problemas comentados.

Resumen

Los problemas que surgen desde la puesta en marcha de la empresa pueden ser atendidos y resueltos si existe disciplina en la gestión. Es decir, si se procura de manera permanente, la eficiencia empresarial.

Por tal motivo, creemos que las 4 áreas del índice IDEAL constituyen 4 pilares para gestionar la empresa. En tal sentido, te recomendamos buscar y leer experiencias comentadas en este blog, sobre empresas que han aplicado el índice y que han gestionado cambios para mejorar su eficiencia empresarial.

Hasta acá esta entrega, esperando que deje inquietudes en tu rol como empresario pyme, para que eleves tu gestión día a día.

¡Gracias por leernos y hasta pronto!

Otras lecturas que te pueden interesar

Comentarios

Comentarios

Más de Estrategias de mejora

Más de Gestión general

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR