Mipymes: ¿qué son y cómo se desarrollan?

¡Hola! Hoy te contaré con lujo de detalles, qué son las mipymes y cómo se desarrollan.

Tener conocimiento sobre estos sencillos aspectos te ayudará a crear estrategias y planes para crecer con orden, minimizando el caos en la organización de las actividades o áreas funcionales.

Fíjate lo que veremos:
-Te diré ¿qué son las mipymes y cómo se desarrollan?
-Te explicaré qué son las microempresas
-Veremos qué es una pequeña empresa
-Te enseñaré cuál es el área clave de toda mipyme
-Y mucho más

¿Listo para comenzar? Perfecto, entonces presta atención a la siguiente imagen porque en ella te cuento algunas cosas que todo emprendedor como tu debe conocer sobre las pymes, observa:

Mipymes: ¿qué son y cómo se desarrollan? 0
Ahora sí, ¡comencemos!

En una entrega anterior hablamos del caso de un fabricante de calzado, quien en 5 años pasó de emprendedor a pequeño empresario. Es decir, pasó por las siguientes etapas:

  • Etapa de la IDEA (rol de emprendedor).
  • Etapa de la puesta en marcha (de emprendedor a empresario).
  • Funcionamiento regular (microempresario).
  • Funcionamiento estable (pequeño empresario).

Durante un lapso de 2 años estuvo a «nivel» de microempresa. De allí, al incrementar la producción y atender el crecimiento de la organización, se estableció como empresario pyme.

En el artículo referido prometimos continuar su historia; pero antes creemos que es necesario precisar términos. En particular, el término «mipyme».

Es por tal motivo que esta entrega la dedicamos a aclarar qué son las mipymes y comentar algunas referencias sobre cómo se desarrollan. Claro está, en términos sencillos y prácticos. En una siguiente entrega retomaremos el caso de la fábrica de calzado.

Una nota aparte sobre las grafías “pyme” y “mipyme”:

  • Lo recomendado es que la palabra pyme se escriba en minúscula, como un nombre común, y no como una sigla (PYME). Lo mismo ocurre con mipyme. Como sabemos, ciertas siglas se convierten en nombres comunes. Por ejemplo, OVNI dejó de ser la sigla de ‘objeto volante no identificado’, para pasar a ser una palabra común: ovni.
  • Del mismo modo, la sigla PYME (también escrita Pyme) se ha convertido en un nombre común y, por lo tanto, la podemos escribir en minúscula, pyme.
  • Con relación al plural, las palabras que se han formado a partir de siglas pueden producir derivados. En el caso de las palabras que nos ocupan, podemos utilizar pymes y mipymes.

Mipymes: ¿qué son y cómo se desarrollan?

El término mipyme involucra a 3 diferentes tipos de empresa: micro, pequeña y mediana. Estas constituyen un muy alto porcentaje que, en algunos países, supera el 95 % de los negocios formales.

Sin embargo, aunque para efectos prácticos este alto porcentaje de empresas se agrupan en una misma categoría, cada una posee sus propias características. Estas las diferencian de otros modelos de negocio.

Mipymes: ¿qué son y cómo se desarrollan? 1

Por ejemplo, en Latinoamérica se adopta como criterio para una microempresa, una cantidad de empleados menor o igual a 10, con una facturación menor a 400 mil dólares. Es claro que estas definiciones tienen excepciones.

Por ejemplo, una empresa de base tecnológica puede tener 8 empleados y facturar un millón de dólares anuales.

En el caso de la Unión Europea, se adoptan los siguientes criterios para los 3 tipos de empresa:

  • Microempresa: menos de 10 empleados. Facturación: hasta 2 millones de euros.
  • Pequeña empresa: menos de 50 empleados. Facturación: hasta 10 millones de euros.
  • Mediana empresa: menos de 250 empleados. Facturación: hasta 50 millones de euros.

De las experiencias comentadas en este blog, algunas microempresas son Músik con K, Donas Redoma y Agencias de Festejos la Reina. Al finalizar esta corta lectura, recomendamos dar un vistazo a los casos mencionados. Se trata de experiencias y formas de gestión aplicada en su contexto.

1. ¿Qué entendemos por microempresa?

Uno de los principales criterios que se utilizan para diferenciar los tipos de empresas es el promedio de ventas anuales. Según la región, como vimos, se utilizan algunos límites de facturación.

Otra forma más simple, para efectos prácticos, es basarse en el número de colaboradores, que para el caso de microempresas, suele ser de 10 como máximo.

Mipymes: ¿qué son y cómo se desarrollan? 2

Una microempresa puede pasar por todas las etapas que tratamos como un modelo propio y de las que hablamos en este blog:

Observe que una microempresa puede alcanzar el funcionamiento óptimo. Por ejemplo, una microempresa de tecnología estará en dicha etapa si logra que sus áreas funcionales (unidades organizativas y procesos) logren y mantengan un alto nivel de capacidad.

En este punto te preguntarás, ¿qué es un alto nivel de capacidad?

Pues te lo explicamos de manera sencilla. Un área funcional – o un proceso – tiene un alto “nivel de capacidad”, cuando logra que los involucrados tengan, por ejemplo, las siguientes destrezas:

  • Tiempos de respuesta óptimos sin variaciones notorias.
  • Adaptación rápida a los cambios según el entorno (interno y externo).
  • Cumplimiento de los estándares fijados (calidad).
  • Calidad en los productos o servicios que entregan a clientes internos y externos, según el caso.

Una empresa en funcionamiento óptimo se caracteriza por tener foco, control, colaboración y aplicar la mejora continua. Para nosotros, es una empresa que aplica, entre otras estrategias, el Índice IDEAL.

Al respecto, una lectura recomendada es la siguiente: ¿Cómo administrar una empresa apoyándose en el índice IDEAL?

En resumen…

Una microempresa puede pasar por las 6 etapas (hasta alcanzar el nivel de «expansión»), al desarrollar sus áreas funcionales y asegurar un alto nivel de madurez, sostenible en el tiempo.

Y esta madurez la alcanza si en cada tarea, actividad, proceso y área se aplican buenas prácticas y se crea valor para la organización. Es decir, si «las cosas» se hacen bien y se privilegia la calidad, más allá del producto o servicio entregado al cliente.

Recordemos cuáles son las áreas funcionales que pueden estar presentes en una empresa madura, en la que la gestión del empresario es integradora y sinérgica.

Mipymes: ¿qué son y cómo se desarrollan? 3

Sobre este modelo encuentras información interesante en este blog. Puedes realizar una búsqueda por “áreas funcionales”, utilizando el icono que está en la parte superior.

2. ¿Qué entendemos por pequeña empresa?

Una empresa pequeña es aquella que tiene una cantidad de trabajadores por debajo de 100.

En este tipo de mipymes entra una gran cantidad de empresas, como son por ejemplo, restaurantes, veterinarias, ferreterías, servicios profesionales.

Están en el sector de servicios y de comercialización principalmente. Y por supuesto, son fuente importante de empleos en todas la regiones del mundo.

De la misma manera que una microempresa, una pequeña empresa también puede pasar por las etapas comentadas, desde la «idea» hasta el funcionamiento óptimo o la «expansión».

Es claro que algunas llegarán a funcionamiento óptimo o a la etapa de “expansión”, en menor tiempo que otras. Esto depende, en parte, de las competencias del empresario y su equipo de trabajo, y de las exigencias del entorno.

Hay sectores en los que la competencia obliga al empresario a aplicar, por ejemplo, la innovación en productos y servicios. En tales casos, esto conlleva a mejorar las áreas y a avanzar por las etapas. También hay los casos en que una empresa se estanca.

Por ejemplo, muchas pequeñas empresas permanecen en la etapa funcionamiento estable. Ocurre cuando el empresario se queda en una especie de zona de confort, ¡muy peligrosa…! Y esto es atribuible, en parte, a la falta de repensar la visión, al miedo de asumir nuevos riesgos y a la falta de competencias del equipo de trabajo.

Área clave: gestión de la información en mipymes

En este punto, queremos aprovechar la oportunidad para hablar de una de las áreas clave que toda empresa, del tamaño que sea, debe desarrollar de manera planificada. Nos referimos a la gestión de la información.

Es claro que una empresa en funcionamiento óptimo o en “expansión”, gestiona la información y la comunicación con un alto nivel de capacidad.

El área funcional «gestión de la información» puede abordarse desde 2 perspectivas:

  • Perspectiva de la información, que incluye a las fuentes de información disponibles: internas y externas; el procesamiento de la información; el uso y la eficacia de la coordinación en la información.
  • Perspectiva de la comunicación. Esta se refiere a la velocidad y fluidez de la comunicación, a la cobertura y eficiencia de la coordinación en la comunicación.

Una pequeña empresa no podrá avanzar por las etapas, más allá del funcionamiento regular, si no gestiona los datos y la información.

El número de trabajadores y la diversidad de actividades generarán cada vez más caos, que podría frenar el crecimiento de la organización en términos de capacidad y madurez.

3. ¿Qué entendemos por mediana empresa?

En el caso de la Unión Europea, una mediana empresa cumple con dos criterios: tiene hasta 250 empleados y una facturación de hasta 50 millones de euros. Como siempre, esto no es un criterio infalible, pero permite poner cierto orden al hablar del tipo de empresas.

Observe que en algunos países, una empresa con hasta 500 empleados se considera de tamaño mediana.

En cualquier caso, lo que sí es seguro es que dado que operan con un mayor número de trabajadores, se trata de organizaciones más complejas. Son un tipo de empresa que demanda un nivel de organización más sofisticado y una definición de estructura más completa.

En estos casos, la delegación del poder de decisión es un elemento esencial. Implica desarrollar áreas funcionales estratégicas. Una de ellas, el área «estructura organizacional».

Mipymes: ¿qué son y cómo se desarrollan? 4

El poder de decisión, ya sea delegado en forma deliberada o no, suele compartirse en empresas que están en las etapas de funcionamiento estable, óptimo o en expansión.

El éxito o el fracaso en las empresas, está ligado completamente a la forma en que se toman las decisiones.

La complejidad crece de manera exponencial cuando tienes más empleados, más áreas funcionales, y la necesidad de una gestión clara de la información, entre otros puntos.

Y un aspecto que diferencia a los 3 modelos de empresas está relacionado con las obligaciones que deben cumplir con sus trabajadores.

Mientras más compleja sea la organización, es muy probable que sean mayores los derechos laborales del colaborador. Aspecto este que depende de la legislación local.

Para finalizar…

Para cerrar esta entrega, creemos que todo empresario debe tener claridad sobre el tipo de empresa que tiene, la etapa que está transitando y las áreas funcionales en proceso de conformación – o que debe desarrollar -, para avanzar con buen pie.

Un negocio puede iniciar como microempresa y luego pasar a pequeña o mediana empresa. Esto lo puede hacer el empresario mientras supera etapas y crea una estructura funcional que, a su vez, irá creciendo en complejidad.

Pero también puede ocurrir que una microempresa, sin que crezca en número de trabajadores, alcance el funcionamiento óptimo al desarrollar sus áreas funcionales hasta un nivel de capacidad alto.

Es claro que un área comienza, en muchos casos, en un nivel “empírico”, con un grupo pequeño de actividades. Luego, la dinámica de la empresa y su entorno, determinan la necesidad de un desarrollo mayor de su capacidad.

En fin, como ya habrás notado, todo esto demanda del empresario competencias más allá de las técnicas, pues involucra identificar oportunidades, diagnosticar el funcionamiento y gestionar el talento humano.

Hasta aquí esta corta entrega, con la que esperamos se distinga con claridad, el término “mipymes” y algunos elementos claves, como las etapas y las áreas funcionales.

¡Muchas gracias por leernos!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR