Cuáles son las fases para el desarrollo de nuevos productos

¿Quieres saber cuáles son las fases para el desarrollo de nuevos productos?

Entonces, ¡no busques más!

Porque en este post te ENSEÑARÉ las 8 fases que debes considerar, para diseñar tus productos o servicios. 

Si identificas estos pasos podrás crear productos innovadores y, posicionarte como el número uno entre tus competidores. 

¿Te gusta la idea?

Pues acompáñame a explorar el siguiente contenido, con el que aprenderás a desarrollar productos o servicios vencedores: 

  • ¿Qué es el jobs to be done?
  • Fases del trabajo.
  • Ejemplos:
    • Pintar una pared. 
    • Nespresso.
    • El mortero de cocina.

¡Iniciemos!

¿Qué es el jobs to be done?

En principio, te voy a plantear la siguiente interrogante…

¿Para qué compras un producto o un servicio?

Los adquieres para hacer algún trabajo.

¿Cierto?

Pues precisamente a eso le damos el nombre de “jobs to be done“.

¿Qué es?

Se refiere al trabajo que están tratando de hacer los clientes, cuando compran tu producto o servicio.

¿Está claro?

Antes de continuar, te invito a ver el siguiente vídeo, donde te explico todos los puntos que te presento en este post. ¡Está fenomenal!

PROCESO de DESARROLLO de NUEVOS PRODUCTOS + INNOVADORES 😲 Mejora a tu COMPETENCIA

¡Seguimos!

Todos los trabajos que tratamos de hacer, cumplen con 8 fases y son la clave para el desarrollo de nuevos productos.

A continuación, te las voy a mencionar…

¡Presta atención!

Fases del trabajo

Para determinar el mejor uso de un producto o un servicio, debes identificar las siguientes fases:

1) Definir, aquí debes precisar lo que vas a hacer.

2) Localizar, en esta fase ubicas lo que necesitas para hacer el trabajo.

3) Preparar, alistas todo para hacer la tarea.

4) Confirmar, determinas que todo esté correcto para iniciar el trabajo.

5) Ejecutar, haces el trabajo.

6) Monitorear, verificas que todo esté quedando bien.

7) Modificar, haces las correcciones que sean necesarias. 

8) Concluir, terminas el trabajo y guardas todo lo que has usado.

¡Seguimos!

Ejemplos:

Para ampliarte esta temática, te voy a presentar algunos ejemplos que están geniales.

Y comenzamos con el trabajo de…

Pintar una pared 

Bien, las fases del trabajo en esta tarea, se representan de la siguiente manera: 

Primero, debes “definir” cuál pared vas a pintar.

Luego, “localizas” los elementos que necesitas para pintar la pared.

En el siguiente paso “preparas” la pintura, colocas todos los elementos a disposición y delimitas con una cinta plástica el espacio que has seleccionado para pintar.

Posteriormente “verificas” si puedes comenzar.

Luego “ejecutas” el trabajo, es decir, empiezas a pintar la pared.

Vas “monitoreando”, y detallando que el trabajo esté quedando correcto.

Seguidamente, “modificas” algún detalle que necesites corregir.

Y por último “concluyes” el trabajo y guardas todos los implementos que usaste.

En relación con este trabajo, ¿qué alternativas tienes?

Puedes hacerlo tú o contratar un pintor.

También puedes cuestionarte si, ¿un robot podría hacerlo?

De momento esa no es una alternativa.

Pero si tuvieras esa opción, a lo mejor no sería una buena alternativa, ¿por qué?

Igualmente, tú tendrías que definir qué es lo que vas a pintar y buscar todos los elementos que necesitas.

Ya que el robot solo te haría la fase de la ejecución, es decir, pintar la pared pero no el resto.

Por lo tanto, tendrías que hacer las 7 fases restantes, entonces, es mejor que lo hagas tú directamente.

¿Estás de acuerdo?

En este punto, aprovecho para decirte que hay personas que diseñan basándose solo en la “ejecución”.

Ahora bien, te aclaro que la gente que diseña enfocándose en todas las fases del trabajo, es decir, en el jobs to be done, marcan la diferencia porque eso les permite crear productos innovadores.

 ¡Tómalo en cuenta!

Aprecia las fases en la siguiente imagen…

Fases del trabajo: caso pintar una pared. Desarrollo de nuevos productos.
Fases del trabajo para el desarrollo de nuevos productos: caso pintar una pared.

Vamos con el segundo ejemplo…

Nespresso

¿Cuál es el trabajo que hace el Nespresso?

Te ayuda a ser un buen anfitrión.

A continuación, te voy a explicar cómo se identifican las 8 fases del trabajo aquí…

Si alguien llega a tu casa, ¿qué haces?

Le ofreces algo de beber, ¿verdad?

Entonces, primero “defines” qué puedes ofrecer tanto a nivel funcional que sea rápido, como a nivel social que le vaya a gustar a la persona.

Le puedes ofrecer agua de grifo, que es algo muy rápido.

Pero el agua de grifo, no queda muy bien si quieres ser un buen anfitrión.

¿No te parece?

También le puedes preparar un cóctel, pero a lo mejor un cóctel funcionalmente no es tan práctico y, socialmente pues no sabes si la persona tiene deseos de tomarse un cóctel.

Otra opción sería darle un té o, le puedes ofrecer un café de Nespresso.

Y este café hace muy bien el trabajo de ser un buen anfitrión, ya que la máquina tiene unas cápsulas de café y le puedes decir a tu invitado…

Hola, amigo o amiga, toma esta caja, ábrela y decide qué color de café quieres.

Además, el café tiene un trabajo social, que es “romper el hielo”.

Por ejemplo, si llega alguien a tu oficina y no lo conoces, y deseas quedar bien, mientras preparas los papeles para la reunión con él, le enseñas la cajita para que escoja el café que le apetece, lo introduces en la máquina y te lo prepara.

¡Qué buen anfitrión!

¿No lo crees?

Continuemos con las fases…

Bien, “localizar” consiste en ver qué opciones tienes.

No es lo mismo que abras la caja con todas las opciones del café, a un mueble bar para que tu invitado vea las cervezas o los whiskys que tienes.

Además, puedes quedar mal ofreciendo un whisky o una bebida alcohólica.

En tanto, que un café sirve para muchas ocasiones.

Seguimos con la fase de “preparar”, aquí buscas y seleccionas el café.

En realidad es muy sencillo, tomas la cápsula y la metes en la máquina.

Después “confirmas” que sea la cápsula correcta y que esté en la máquina.

Posteriormente, “ejecutas” el trabajo, metes la cápsula en la cafetera y oprimes el botón.

“Monitoreas” que todo vaya bien, verificas si se llenó la taza o si le pones un poquito más de café.

En cuanto a  “modificar”, determinas si cambias de café o le colocas más café. ¡Es fácil!

Y para concluir, guardas la caja, tiras las cápsulas y lavas la tacita.

El trabajo de ser un buen anfitrión es mucho más sencillo así.

¿Piensas lo mismo?

Bueno, como puedes observar un trabajo consiste en distintas fases.

Y ya sabes cuáles son las del Nespresso.

Observa la siguiente imagen:

Fases del trabajo para el desarrollo de nuevos productos: Caso Nespresso.
Fases del trabajo para el desarrollo de nuevos productos: Caso Nespresso.

¿Cuál es el último ejemplo?

Enseguida lo veremos…

El mortero de cocina

Este producto lo tenemos todos en nuestra cocina.

Nadie ha conseguido quitarle su puesto, ni la batidora, ni mucho menos un robot de cocina.

Porque el trabajo no es cocinar, es picar los ingredientes para cocinar.

¿Cómo se identifican las fases en el trabajo que hace el mortero de cocina?

Enseguida te las explico… 

En la primera fase “defines” lo que quieres picar.

Aquí no hay diferencia entre un producto u otro.

En “localizar” ubicas el mortero, y si se trata del robot de cocina, tienes que ubicar qué programa le pones para picar y en cuanto a la batidora, localizas las cuchillas para picar la cebolla u otros ingredientes.

Las fases de definir y localizar, son mucho más fáciles con el mortero.

¿No te parece?

Luego, en “preparar” cortas los ingredientes, pero en el caso del robot, tendrás que cortar trozos más largos o menos cortos. 

Y con la batidora, a lo mejor no te caben en el vaso los ingredientes, por lo tanto, debes picarlos.

Para “confirmar”, ves lo que estás haciendo y es más sencillo con el mortero, porque cuando ejecutas el trabajo sientes si ya tienes triturados los ingredientes.

Mientras que con el robot de cocina y la licuadora, no lo puedes ver a la hora de ejecutar.

Y la fase de “monitorear” es más fácil con el mortero, porque estás sintiendo con la mano, si está más picado o menos picado.

Para “modificar”, determinas si necesitas incluir más ingredientes.

Pero en esta fase, el robot de cocina tienes que abrirlo para ver si está bien hecho el trabajo, o si debes incluir más cantidad de ajo, de cebolla, de perejil o de otro ingrediente que necesites.

Finalmente, para concluir lavas y guardas el mortero.

Ahora con una batidora, tienes más trabajo porque debes sacar las cuchillas y con el robot mucho más, ¡ni te cuento!

Por lo tanto, el trabajo de picar comida para cocinar lo hace mejor el mortero, que los robots de cocina y las batidoras.

¿Qué opinas?

Ubica las fases en la siguiente imagen:

Fases del trabajo: caso el mortero de cocina.
Fases del trabajo para el desarrollo de nuevos productos: caso el mortero de cocina.

¿Entendiste las fases del trabajo?

Conclusión

Aquí aprendiste, cuáles son las fases para el desarrollo de nuevos productos.

¿Las recuerdas?

La primera fase es “definir”, después están “localizar”, “preparar”, “confirmar”, “ejecutar”, “monitorear”, “modificar” y la última fase es “concluir”.

Lo anterior, te lo ejemplifiqué con los siguientes casos:

  • Pintar una pared, un ejemplo muy sencillo porque seguramente tú has pintado una pared o has visto a alguien hacer este trabajo. ¿Cierto?
  • También te hable del Nespresso, cuyo trabajo es hacerte un buen anfitrión y cumple con todas las fases muy bien. ¿Estás de acuerdo?
  • Finalmente, te mencioné el caso del mortero de cocina que, ¡está genial!

En definitiva, la clave es que identifiques en qué trabajo puede servir tu producto o tu servicio y haz que estas fases tengan excelentes resultados, para que el trabajo en general sea mucho mejor que el de tus competidores.

Como te diste cuenta, ejecutar es una fase del trabajo.

Pero el trabajo tiene muchas más cosas.

Por lo tanto, aplícalo a tu día a día y te darás cuenta que hay productos que ejecutan peor, pero que el trabajo lo hacen mejor y, por el contrario, que existen otros productos que ejecutan mejor y el trabajo lo hacen peor.

Para el desarrollo de nuevos productos, no debes perder de vista ninguna de las fases.

Esto te permitirá crear productos innovadores y posicionarte en el mercado como el número uno.

¡Te lo aseguro!

   Así que, no pierdas tiempo y aplica las fases del trabajo para desarrollar productos vencedores.


Como complemento de lo que aprendiste en este post, te recomiendo el artículo: Diseñar productos vencedores ¡Aquí te enseño cómo hacerlo! Allí te explico cómo diseñar productos innovadores aplicando el jobs to be done. ¡Te gustará!

Muchas gracias por leernos.

¡Hasta la próxima!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.