¿Por qué incorporar YA una tienda virtual? Te lo contamos

En este artículo comentamos sobre un punto interesante: ¿valdrá la pena incorporar a una empresa tradicional, con tiendas físicas, una tienda virtual?

Incorpora a tu empresa tradicional una tienda virtual. ¡Vale la pena!
Incorpora a tu empresa tradicional una tienda virtual. ¡Vale la pena!

Si eres de esos empresarios que tienen décadas al frente de una empresa tradicional – sobreviviente de embates y crisis – seguramente te preguntarás si vale la pena cambiar tu modo de trabajar. Nos referimos al salto hacia una empresa con una tienda virtual.

Lo primeros que debes saber es que al incorporar a tu forma de trabajo las nuevas tecnologías de la comunicación y la información, no implica que debas convertir a tu organización en una empresa con presencia en línea, dedicada al comercio electrónico. Y que por lo tanto, debas abandonar a tus clientes tradicionales, atendidos en tus tiendas de siempre.

Por lo tanto, un beneficio puntual de esta lectura es aclarar que hay varias maneras de incorporarse al uso de las tecnologías actuales (TIC) y de incursionar en el comercio electrónico.

Y recuerda: incursionar en el mundo del comercio electrónico no significa que debas pasar a una empresa totalmente en línea.

De tienda tradicional a tienda virtual

Antes de hablar del por qué vale la pena tener presencia en línea, vamos a precisar qué es comercio electrónico.

En general, llamamos comercio electrónico a las transacciones comerciales en las que parte o todo el proceso de compra-venta involucra una relación no directa ni presencial entre vendedor y comprador (en una tienda virtual). Y en la que elementos como las computadoras, teléfonos inteligentes, Apps e Internet, son medios de enlace.

Así, en el comercio electrónico, los distintos pasos del proceso de compra, desde la búsqueda de información, evaluación de opciones y decisión de compra, se pueden hacer a través de las TIC. Por supuesto, con excepción de la entrega si se trata de un producto físico.

Observe que habrá casos en que la entrega también es a través de medios electrónicos, como el caso de un producto o servicio software, por ejemplo.

Ventajas y desventajas del comercio electrónico

Tanto para el cliente como para el vendedor, la opción de la tienda virtual y del comercio electrónico proporciona múltiples ventajas respecto a la empresa tradicional. Aunque, como todo, también presenta inconvenientes.

Desde el punto de vista del comerciante, una de las mayores ventajas consiste en que llega a un público “más amplio”, más allá de su propia plaza. Y como sabes, lo puede hacer sin una inversión cuantiosa. Porque al entrar en el mundo de la Internet a través de la web, no tienes que abrir sucursales para llegar a otros lugares.

Tienda tradicional a tienda virtual. ¡Vale la pena!
Incorpora a tu empresa tradicional una tienda virtual. ¡Vale la pena!

De hecho, una empresa en Chile o Argentina puede vender a consumidores en China, y viceversa.

Al respecto, es importante que visualices que una empresa con presencia en la Web (páginas, blogs, aplicaciones, redes sociales) puede vender a otras empresas (B2B). No solo a consumidores finales (B2C).

Asimismo, en el caso de una empresa con una tienda en línea, los costes fijos relacionados con espacios físicos y el pago de servicios, serán menores. Y también suele serlo con el caso del personal o de los colaboradores contratados.

Por otra parte, una de las desventajas notorias para el comercio en línea, es la sobreabundancia de información y la competencia. Porque así como tu empresa tendrá más visibilidad, también lo tendrán otras. Es decir, la competencia.

Esto obliga a la empresa con presencia en línea a invertir en manejo de redes sociales, páginas webs, blogs, entre otros medios; para tener más visibilidad que la competencia.

Punto de vista del cliente:

Pasando ahora al caso del cliente o consumidor final, las ventajas de las tiendas virtuales y del comercio electrónico son también diversas:

  • Mayor facilidad para comparar opciones sin dedicar mucho tiempo o esfuerzo.
  • Acceso a información de empresas casi en cualquier parte del mundo, para encontrar lo que busca al mejor precio.

Por su parte, las desventajas del comercio electrónico para el cliente, comprador o consumidor final, son al menos las siguientes:

  • Primero, la despersonalización. Recuerda que hay personas a las que les gusta ser atendidos por alguien de “carne y hueso”, no por una “máquina”.
  • Segundo, no poder probar el producto. Por ejemplo, si se trata de un calzado o una prenda de vestir.
  • Tercero, la demora en poder disfrutar de lo comprado. Esta demora puede ir desde horas hasta semanas.
  • Y una última desventaja está en las dificultades para realizar reclamos, cuando el producto no es el solicitado o están en mal estado.
Ventaja de pasar de empresa tradicional a tienda en línea: facilidad al cliente comparar opciones sin dedicar mucho tiempo o esfuerzo.
Ventaja de incorpora a tu empresa tradicional una tienda virtual: facilidad al cliente comparar opciones sin dedicar mucho tiempo o esfuerzo.

Alternativas para tener una tienda virtual

Como dijimos, el hecho de incursionar en el mundo del comercio electrónico no significa que debas ser una empresa totalmente en línea.

Sin embargo, en los actuales momentos, es muy difícil para una organización desligarse de las nuevas tecnologías.

¿Sabes por qué?

La inmensa mayoría de las personas en la actualidad, lo primero que hace cuando requiere un producto o servicio, es ingresar en un motor de búsqueda (Google, Yahoo, Bing…).

Primer nivel: básico

Para comenzar, debes tener tu propia página web; si no la has creado, ¡te recomendamos hacerlo ya!

¿Por qué te lo decimos? 

Porque incluso los clientes que acuden a tu empresa de manera presencial, podrán encontrar en línea tus datos, dirección, teléfonos, correo electrónico, novedades, entre otras informaciones. ¿Es esto importante? Sí, no tenga dudas.

En segundo lugar, busca alternativas para anunciarte en algún directorio de empresas en línea. Indaga cuál es el mejor, el más serio y conocido en tu sector. Los clientes y prospectos suelen encontrar el nombre de una empresa, buscando por rama de actividad, producto o servicio.

¡Aunque es válido, pocas empresas están en este nivel en la actualidad!

Segundo nivel: intermedio

En un segundo nivel de contacto con las nuevas tecnologías, tienes que crear tus cuentas de redes sociales, si no las tienes; y si las tienes, activarlas y mantener un plan de contenidos. Es necesario publicar con frecuencia, sin detenerse.

Cuando vemos que una empresa que tiene redes, no publica, podemos pensar es que está inactiva, que ya no existe o que cerró. Puede dar mala impresión. Debes saber que hay formas sencillas de avanzar en la presencia en línea. Por ejemplo: puedes crear un blog e incluso campañas a través de correo electrónico.

En todo caso, para esto te recomendamos acudir a profesionales. Según el tipo de empresa, puedes contratar personal fijo o que trabajen al estilo “outsourcing”.

¡Pero nunca dejes este tema solo en las manos de terceros! Debes participar en el diseño de la presencia en línea de tu empresa. Aún en el caso de un simple blog o una red social.

Tercer nivel: avanzado

En un tercer nivel, puedes incursionar con alguna línea de productos o servicios, comercializándolos a través de una tienda en línea. Es decir, a través de una web dedicada a servicios de comercio electrónico.

Tienda tradicional a tienda virtual. ¡Vale la pena!
Incorpora a tu empresa tradicional una tienda virtual. ¡Vale la pena!

Con ello podrás probar cómo te va, siendo “parcialmente” empresa en línea. Y según la experiencia, a partir de allí decidir qué rumbo seguir.

Una tienda en línea (tienda online, tienda virtual o tienda electrónica) se refiere a un tipo de comercio que usa como medio principal para realizar sus transacciones, un sitio web o una aplicación en Internet. Esto es, comercio electrónico.

Es claro que en este nivel ya la empresa hará transacciones en línea que demandan seguridad para todos: clientes y empresa. Por lo que su implantación requiere conocimientos técnicos que debes tener o contratar, a través de expertos en la materia.

Sin duda, el comercio electrónico ha sido muy ventajoso para muchas micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), dado que pueden tener una tienda abierta a todo el mundo. Y esto, con un coste inferior comparado con la inversión que debería realizar para llegar a más lugares con sucursales.

Y hablando de niveles, ¡vienen más!

Zoila Arroyo, profesora del master en Supply Chain & Technology Operations Management confía en que la realidad aumentada despegará con fuerza en este 2020 y se hará extensible para la venta en la mayoría de las plataformas.

¿Qué tan «en línea» quieres ser?

Si estás pensando en pasar de nivel, debes reflexionar sobre esta pregunta. Dependiendo de qué tanto quieras estar como empresa en línea, es bueno monitorear el asunto.

¿Cómo monitorizar o cómo saber “qué tanto estar en línea”?

¡Fácil! Consulta con tus clientes. Esto lo puedes hacer a través de distintos medios (encuestas presenciales o vía correo electrónico). Si ya estás en línea, puedes preguntar cómo te contactaron y conocer cómo fue su experiencia con tu página o tus redes. Puedes indagar qué tan satisfechos están.

Debes tener estadísticas para luego, con una muestra representativa, definir tu estrategia respecto a los medios y redes:

  • ¿Cuáles debes fortalecer más según los intereses y características de tus clientes?
  • ¿Vale la pena seguir ofertando a través de medios electrónicos y crecer por ese lado?
  • ¿Es necesario reorientar algún medio de los utilizados?
  • ¿Debes abandonar y dedicarte al trabajo con tu empresa tradicional?
La verdad es que la última opción un poco probable. Es decir, el comercio electrónico está en auge, por lo que sería raro que tus clientes te llevaran a esa conclusión.

De hecho, cada año son más personas las que toman la opción de comprar sus productos a través de portales como Amazon, eBay y similares.

Del mismo modo, muchas empresas están incrementando sus volúmenes de ventas a través de la modalidad electrónica. Esto ya representa entre el 4 y 6 % del PIB en algunos países de Europa.

Por supuesto, no estamos tratando de convencerte de que debes ir a la tienda online en su totalidad. No tienes que «serlo» totalmente, pero bien vale la pena “ser un poco web”.

Conclusiones

A manera de conclusión, queremos dejar estas consideraciones:

  • El e-Commerce no deja de escalar posiciones. Se ha convertido en el método de compra preferido por los consumidores, especialmente para las generaciones más jóvenes. Es decir, habrá generaciones que no contacten con empresas tradicionales básicas.
  • Cada vez son más las personas que acceden a las tiendas online a través de un Smartphone. Y por lo tanto, cada vez se realizan más transacciones a través del móvil.
  • Las aplicaciones móviles van cobrando más importancia con el tiempo. Los usuarios encuentran más productos en las Apps que en el navegador.
  • Y como se prevé que a lo largo del 2020 las redes 5G ya estén disponibles, las Apps ampliarán las posibilidades del e-Commerce. Las posibilidades en cuanto a contenido audiovisual y de realidad aumentada alcanzarán niveles nunca vistos.

Con estas consideraciones, sin mencionar unas cuantas más, no hay duda de que tener presencia en la web es clave. Al menos, para algunos tipos y segmentos de mercado.

¡Muchas gracias por leernos!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR