Qué es una empresa exitosa. Lo que nos dice la experiencia.

.

¿Sabes qué es una empresa exitosa? Para nosotros, es una empresa que, después de pasar por la travesía del desierto, alcanza la etapa de funcionamiento óptimo. Para ello, aplica la mejora continua y la innovación, con lo que se renueva constantemente. Una empresa exitosa descubre nuevos mercados u océanos azules. Gestiona la innovación.

¡Bienvenidos a una nueva entrega sobre mejora continua y gestión empresarial! En esta oportunidad continuaremos hablando sobre qué es una empresa exitosa y cuáles son sus características. También daremos algunas sugerencias para alcanzar la etapa de funcionamiento óptimo y para mantenerse competitivos.

En el artículo: Qué es una empresa exitosa. Experiencias y ejemplos, comentamos sobre la diferencia entre negocio y empresa, definimos qué es una empresa y caracterizamos a las que consideramos exitosas.

Sabemos que, estrictamente hablando, el negocio (del latín negotium, o “lo que no es ocio“) es una transacción para obtener un beneficio. Cuando la transacción se realiza de manera continua y formal, se convierte en empresa.

Como definición de empresa, tomamos la siguiente:

La empresa es una organización de personas, junto con un arreglo de actividades, que comparten unos objetivos con el fin de obtener beneficios.

Por supuesto, esta definición quita muchos elementos de una definición formal, pero resume bien lo que es una empresa.

En el artículo también hicimos referencia a 9 características presentes en empresas exitosas. En particular, una empresa exitosa:

Qué es una empresa exitosa. Lo que nos dice la experiencia.

9 características presentes en empresas exitosas.

¿ Qué es una empresa exitosa ? Lo que nos dice la experiencia.

Por supuesto, decir que una empresa es exitosa o no es una cuestión relativa. Dependerá de los criterios que se apliquen.

Para algunos empresarios, ser exitoso no es más que tener una rentabilidad determinada. Para otros, es lograr objetivos más allá de la rentabilidad, incluyendo incluso aspectos intangibles.

Lo que sí es claro es que una empresa exitosa es sostenible. Es decir, crea valor económico, medioambiental y social a corto, mediano y largo plazo. Contribuye al aumento del bienestar o calidad de vida y al auténtico progreso de la sociedad (Tomado de http://www.eoi.es/).

Recomendaciones para lograr una empresa exitosa

Es imposible hacer una lista exhaustiva de recomendaciones para tener una empresa exitosa. Son muchas las variables que participan. Y buena parte de ellas están atadas al contexto y al sector al que pertenece la empresa.

Por ello, en muchas ocasiones hemos afirmado que no hay recetas mágicas para el éxito. Cada empresa es única, tiene un contexto particular. Además, el “éxito” depende en buena medida de la pasión por la idea y de las competencias del emprendedor.

Sin embargo, sí hay elementos comunes que pueden ser extraídos de empresas exitosas, aparte de las características señaladas arriba. Algunos de estos elementos los comentaremos enseguida.

Aquí vale la pena recordar la frase de Colin Powell: “no hay secretos para el éxito. Este se alcanza preparándose, trabajando arduamente y aprendiendo del fracaso”.

R1. Enfocarse según la etapa en que esté la empresa

Como ya sabes, 6 son las etapas que identificamos y por las que pasa toda empresa. Estas son:

Durante las primeras etapas, es común que el empresario no tenga claridad sobre los pasos a seguir, más allá de lo inmediato y urgente.

En funcionamiento óptimo las empresas utilizan herramientas de gestión

Etapas por las que pasa toda empresa…

Una vez que la idea de negocio está clara; o al menos, relativamente clara (¡o algo clara!), el emprendedor procede a poner en marcha su emprendimiento. Es evidente que en estas etapas hay entusiasmo y  expectativas…

Al buscar apoyo, es probable que “expertos” lo orienten para desarrollar, por ejemplo, un plan de negocio, estudios de mercado, una estructura organizacional.

La pregunta clave aquí es: ¿realmente es ese el apoyo que necesita? ¿Tendrá sentido dedicar esfuerzo (dinero + tiempo) a realizar un estudio de mercado, por ejemplo?

En muchos tipos de emprendimiento, lo que aplica es probar pronto el producto, hacer ajustes y evaluar la aceptación. ¡Es mejor fracasar temprano!

Por ejemplo, en el caso de la empresa JM Sports, Juan Méndez supo desde el principio que la idea tendría éxito. A partir de una sesión de fotos de su amiga Carolina, el diseño de la franela que exhibió, hecha por Juan, tuvo tanta aceptación, que de inmediato tuvo demanda.

La idea de negocio se perfiló de manera rápida. Juan pasó por las primeras etapas con mucha seguridad, en cuanto al éxito de su producto.

En empresas innovadoras, no hay ideas malas.

En empresas innovadoras, no hay ideas malas.

Por tal motivo, en los artículos referidos para las etapas, se comenta lo que consideramos es la clave en cada una, para que el empresario no pierda el foco de lo importante.

R2. Desarrollar las áreas funcionales en función de las necesidades de la empresa

En diversos artículos hemos señalado que las áreas funcionales de una empresa se conciben para agrupar tareas y actividades por tipo, dando lugar a ciertas “especializaciones” o conjunto de tareas en la organización.

Las áreas funcionales se desarrollan en las etapas, según su contexto. El nivel de madurez cambia

Las áreas funcionales se desarrollan en las etapas, según su contexto. El nivel de madurez cambia

Como no hay dos empresas iguales, cada caso demandará el desarrollo de actividades según su naturaleza. Este es un punto clave para responder a la pregunta qué es una empresa exitosa.

Un ejemplo es Donas Redoma que desarrolló más temprano algunas áreas funcionales que JM Sports o que la fábrica V&C, por el tipo de actividad y de producto que ofertaba.

Por otro lado, las áreas funcionales se desarrollan de manera incremental mientras la empresa pasa por las etapas.

Por ejemplo, en la puesta en marcha, JM Sports aplicó parte de las actividades de mercadeo y venta.

Desarrollo de áreas por etapas

Desarrollo de áreas por etapas. Se muestra el cambio de la etapa puesta en marcha a funcionamiento regular

Cuando alcanzó el funcionamiento regular, desarrolló aún más las prácticas de mercadeo y venta. Tenía más recursos para tal fin junto a la necesidad de elevar la calidad del producto y del servicio.

¿Qué áreas desarrollar primero y hasta dónde?

Todo depende del tipo de empresa. En el caso de la fábrica V&C, el área de producción se desarrolló en buena parte, estando en la etapa “puesta en marcha”.

Esto era necesario, pues para facturar había que producir prendas de vestir en cantidades relativamente altas.

Áreas en V&C, estando en funcionamiento regular

Áreas en V&C, estando en funcionamiento regular

Por lo tanto, el montaje de la fábrica y la contratación de personal fue un paso previo a la etapa de funcionamiento regular.

R3. Aplicar el ciclo PDCA o espiral de mejora continua

(PDCA: del inglés plan-do-check-act, esto es, planificar-hacer-verificar-actuar) Aplicar el ciclo PDCA también es clave en la respuesta a la pregunta qué es una empresa exitosa.

Lo ideal es que el empresario aplique el ciclo PDCA a partir de la etapa de funcionamiento estable. Cuando ha dejado parte o toda la administración en manos de otra persona.

A partir de allí, el empresario tiene más tiempo para la gestión. Y es común que sea en este escenario, cuando comience a inquietarse por la marcha de la empresa. Quiere saber lo que se hace bien y lo que no.

Esta preocupación es natural. Con seguridad el empresario o gestor ya la tenía, antes de alcanzar el funcionamiento estable. Depende en gran medida de su formación y experiencia.

Por ejemplo, Juan Méndez, dueño de JM Sports, sabe que cada franela que salga con defectos (por no tener control de calidad) dará mala imagen a la marca. Representará un reclamo, y en algunos casos, pérdida de clientes.

Gestión empresarial. ¿Cómo crecer hasta el funcionamiento óptimo?

Estrategia para implementar la mejora continua

Es por esta razón que recomendamos implementar de manera progresiva la mejora continua. Como su incorporación es un proceso, se puede partir del cambio de la actitud de la gente por hacer las cosas bien. Porque, además, la mejora continua se puede aplicar en la vida personal.

Como sabemos, las 12 áreas funcionales se desarrollan en función de las necesidades de cada empresa. Lo esperado es que unas reciban más atención que otras, y por lo tanto, tengan más capacidad o nivel de desarrollo. Por esto, tener una cultura de mejora continua es clave.

Una empresa en el sector tecnológico probablemente busque innovar en la etapa de funcionamiento regular o estable, mientras que otra en el sector alimentos, podría atender la gestión de la innovación en la etapa de funcionamiento óptimo.

R4. Aprender continuamente, sin parar

Un empresario o gestor debe estar aprendiendo siempre. Todo aprendizaje puede ser aplicado en algún momento, tal como lo demostró Steve Jobs con su experiencia “uniendo puntos”.

Y no solo debe leer sobre el sector de su empresa. Debe ser curioso, ver otras experiencias, aprender de otras actividades que puedan servir para trasladar y crear ideas; y aplicarlas en la empresa. Además, debe practicar la lectura innovadora.

Existen fuentes muy variadas a las que se puede acceder para conseguir información de interés, con alertas o mecanismos similares.

Un ejemplo es el sitio “Observatorio Virtual de Transferencia de Tecnología (OVTT)”, proyecto institucional desarrollado por la Universidad de Alicante (UA) para impulsar la transferencia de conocimiento y tecnología, la innovación y el emprendimiento en Iberoamérica.

Pero por lo pronto, sin ir tan lejos, en este blog puedes leer algunas entregas que intentan dar luz sobre cómo avanzar en el camino al éxito, para afianzar más lo comentado en este artículo:

R5. Utilizar herramientas de gestión, como una aplicación CRM

Una empresa en funcionamiento óptimo utiliza herramientas de gestión. Estas le permiten aprovechar la información y establecer indicadores de gestión para evaluar el funcionamiento de las áreas y de la empresa como un todo.

Por tanto, otro punto clave en la respuesta a la pregunta qué es una empresa exitosa, está en función de las herramientas de gestión.

Sobre este punto hablaremos en detalle en los próximos artículos. En particular, sobre cómo aprovechar un CRM para desarrollar las áreas funcionales y fortalecer la relación con los clientes.

Resumen

En resumen, a la pregunta qué es una empresa exitosa, puedes responder de muchas formas, según el criterio que consideres pertinente o que te guste más. Pero sus características son relativamente comunes. Y una clave, es la sostenibilidad.

Por otro lado, las principales recomendaciones que sugerimos son:

  • R1. Enfocarse según la etapa en que esté la empresa
  • R2. Desarrollar las áreas funcionales en función de las necesidades de la empresa
  • R3. Aplicar el ciclo PDCA o espiral de mejora continua
  • R4. Aprender continuamente, sin parar
  • R5. Utilizar herramientas de gestión, como un CRM

Para finalizar esta entrega sobre qué es una empresa exitosa, quiero recalcar que el éxito se logra preparándose, trabajando de manera ardua y aprendiendo del fracaso.

Y como en otros artículos… recuerda que no hay recetas. Cada empresa es única, según su contexto particular. El avance por las etapas depende mucho de la pasión del empresario y de sus competencias. Por tal razón, no hay recetas mágicas. De lo que sí podemos aprender, es de las experiencias.

Y no dejes de compartir nuestros artículos, porque compartir es parte de la fórmula del éxito.

¡Hasta pronto!

Comentarios

Comentarios

Más de Gestión general

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR