¿Es tu pyme como el juego Tetris? Si hay tareas sin atender

. Nov 8, 2018.

¡Hola! Bienvenidos a un nuevo artículo sobre mejora continua y gestión empresarial. Si conoces el juego Tetris, habrás estado en la situación de ver caer bloques a gran velocidad, sin tiempo para ubicarlos. Lo que te ha llevado a perder el juego, ¿cierto? ¡A todos nos pasa!

La “caída” de bloques en el juego Tetris nos sirve de metáfora para ilustrar lo que pasa en las pymes cuando crecen. El número de tareas aumenta. A veces, “llueven”.

Es claro que no es lo mismo producir 100 donas al día, que 3 000. O no es lo mismo atender 1 proyecto que 10, al mismo tiempo. Esto nos lleva a reconocer que la organización para seguir creciendo tiende a ser más compleja cada vez.

La complejidad implica, entre otras cosas, más tareas que atender, como los bloques del juego Tetris, que hay que ubicar sin demora para que desaparezcan del tablero.

En el artículo cómo organizar la empresa mientras avanzas, comentamos que un empresario en la etapa funcionamiento regular, tiene una lista de pendientes, que se parece a un juego de Tetris.

Los bloques “caen y caen” y no se detienen. Y en algunos momentos, no hay tiempo de acomodarlos. Es algo así como las tareas que se nos van quedando, sin la debida atención.

¿Es tu pyme como el juego Tetris? Si hay tareas sin atender, ¡sí!

¿Es tu pyme como el juego Tetris? Si hay tareas acumuladas, como estos bloques, ¡sí!

¿Es tu pyme como el juego Tetris?

En este punto vale la pena preguntarse lo siguiente: ¿qué habilidades debe tener el empresario para ganar el juego Tetris, todos los días?

Un estudio de The Harvard Business Review encontró que el éxito de una empresa se encuentra, en gran medida, en la capacidad de colaboración de sus equipos.

Pero esto pasa primero, por las competencias del empresario o líder de la organización. En una pyme, el empresario es un modelo a seguir. Y en tal sentido, debe tener y mostrar habilidades duras (saber hacer) y habilidades blandas (saber ser).

¿Es tu pyme como el juego tetris? Si hay tareas sin atender, ¡sí!

¿Qué habilidades debe tener el empresario (¡o empresaria!) para ganar al Tetris, todos los días?

Antes de comentar sobre las competencias del empresario para ganar el juego Tetris, te presento, en dos líneas, una definición de empresa:

Las empresas son experimentos sociales, compuestos por individuos con diferentes habilidades, competencias, visiones y personalidades.

Competencias para ganar el juego…

Veamos de manera breve qué competencias son las sugeridas para todo empresario pyme.

1. Delegar tareas

Uno de las principales dificultades de los empresarios pyme se encuentra en la delegación de tareas. Para algunos, delegar es un sinónimo de perder el control.

Los problemas derivados por no saber delegar son muchos:

  • desmotivación en el equipo por la falta de confianza,
  • la falta de tiempo que sufre el empresario para atender las que sí son sus tareas,
  • la pérdida o la poca eficiencia por el constante cambio entre tipos de tareas; y así, muchas otras.

¿Quieres aprender a delegar? Te invito a revisar el artículo:

Delegar tareas: haz un plan y pasa a funcionamiento estable

2. Coordinar y fomentar la colaboración

La coordinación y la colaboración te ayudan a que no se produzca solapamiento de tareas. Es decir, a que los esfuerzos se alineen y puedas identificar los problemas con rapidez, lo que conlleva a una gestión más eficiente.

Para motivar la coordinación y colaboración, debes establecer herramientas que faciliten, al equipo, la realización de su funciones de manera coordinada.

Es clave ofrecer herramientas que fomenten la colaboración en la ejecución de tareas y en la gestión de la información.

3. Comunicar en forma clara

Sin una buena capacidad comunicativa es difícil desarrollar el resto de habilidades. Si lo piensas bien, los grandes líderes se diferencian por tener competencias en comunicación, que implica algo esencial: el saber escuchar.

Prestar atención, ser preciso y tener buen control del lenguaje no verbal, son pare de las claves para mejorar nuestras habilidades comunicativas.

¿Habrá forma de ser líder sin capacidad de comunicarse bien?

¿Es tu pyme como el juego tetris? Si hay tareas sin atender, ¡sí!

Sin una buena capacidad comunicativa es difícil desarrollar el resto de habilidades

4. Ser empático

La empatía es la capacidad de ponerse en el lugar de otras personas (psicológicamente hablando). Un empresario debe ser una persona empática. Con ello podrá adaptar su discurso según la persona o las personas con las que se está comunicando.

Si somos capaces de ponernos en la “piel” de los clientes o prospectos, por ejemplo, será más fácil que entendamos su situación. Además, seremos capaces de desarrollar una buena comunicación con ellos, para lograr los objetivos.

5. Planificar de forma estratégica

La planificación estratégica es la habilidad de conocer el estado actual de la empresa, el equipo y los recursos disponibles, para elaborar – o revisar – una “ruta” que permita alcanzar los objetivos.

Planificar de forma estratégica demanda habilidades como la intuición, la creatividad y, por supuesto, la estrategia.

Si como empresarios, estás inmerso solo en tareas (que caen como los bloques del Tetris, sin parar), es posible que pierda la visión general de la empresa. Te puedes estancar en solo administrar y dejas de gestionar, por lo que no puedes planificar. Es por ello que saber delegar es clave.

Como empresario líder de la organización, debes dedicar tiempo a contemplar la situación a “vista de pájaro”. Desde arriba.

¿Es tu pyme como el juego tetris? Si hay tareas sin atender, ¡sí!

Como empresario, debes dedicar tiempo a contemplar la situación a “vista de pájaro”

6. Tomar decisiones

Un líder demuestra “valor” cuando toma decisiones difíciles, asumiendo las responsabilidades de sus errores y los de su equipo. Tomar decisiones suele implicar para el empresario, salir de su zona de confort.

En este punto, es clave que como empresario fomentes en tu empresa los retos. Y mantengas a tu equipo fuera de la zona de confort, tomando decisiones para avanzar.

Demostrar valor no implica que tengas que tomar las decisiones a la ligera. Pero lo que nunca puede pasarte, es quedar bloqueado ante una decisión importante.

En el día a día nos pasa como con los bloques del Tetris, hay que decidir de manera ágil su ubicación. Así pasa con muchas situaciones en la vida empresarial.

7. Estar comprometido

Te parecerá extraño que hablemos de compromiso, pues el empresario siempre lo está con su empresa.

Pero el compromiso se manifiesta de diversas maneras:

  • Compromiso para no abandonar en las malas épocas.
  • Compromiso con el equipo para liderarlo de manera eficaz.
  • También, compromiso con los clientes para ofrecer el mejor producto o servicio.
  • Compromiso consigo mismo, para seguir mejorando de manera continua.

¿Estás comprometido con tu empresa y con tu equipo? ¿Y con tus clientes?

8. Resolver problemas de forma ágil

Un empresario debe ser una persona resolutiva. Una persona con recursos y conocimientos para desatascar “nudos” y resolver problemas.

Hay “bloqueos” que sólo tú puedes resolver. Es ahí donde entra la capacidad de resolución de problemas, que permita al equipo seguir avanzando.

9. Ser resiliente

Por último, aunque comentamos sobre la capacidad de resolver problemas, es inevitable que surjan obstáculos o situaciones que no se pueden resolver.

La resiliencia es precisamente la capacidad para sobreponerse a situaciones adversas y recuperarse rápidamente de ellas.

Un empresario no puede permitir que los problemas y adversidades le impidan seguir adelante. Ante situaciones difíciles debe sobreponerse y continuar trabajando, sin perder el foco.

Para mejorar el nivel en el juego Tetris, debemos intentarlo una y otra vez, ¿cierto?

¿Es tu pyme como el juego tetris? Si hay tareas sin atender, ¡sí!

Ser resiliente es clave para lograr las metas. Es propio de empresarios exitosos

Para finalizar…

Como empresario debes mantener a tu equipo motivado. Y no sólo para que alcance un rendimiento superior, sino también para que sea más feliz. Esto tiene impacto en todas las áreas y dimensiones de la  organización.

Recuerda que uno de los objetivos de un buen líder, es motivar a su equipo y suponer una inspiración lo suficientemente importante como para que todos sigan su ejemplo. Un empresario que no sea capaz de transmitir inspiración, no podrá ser un buen líder.

Y sobre la pregunta, ¿es tu pyme como el juego Tetris, qué nos comentas? ¿Cuántas tareas están sin atender en tu pyme al día de hoy?

¡Hasta la próxima entrega!

Sobre habilidades blandas

Habilidades blandas. ¿Conoces su importancia?

Comentarios

Comentarios

Más de Gestión general

Más de Liderazgo y gestión del equipo

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR