Trabajo en equipo en una empresa. Evaluación fácil y efectiva

. Nov 26, 2019.

El propósito de este artículo es presentar un modelo sencillo y fácil de aplicar, para evaluar el trabajo en equipo en una empresa. Aplica a todo tipo de empresas en la que se busque evaluar para mejorar la eficiencia de los equipos de trabajo y de las personas que los conforman.

Trabajo en equipo en una empresa. ¡Haga su evaluación fácil!
Trabajo en equipo en una empresa. ¡Haga su evaluación fácil!

¿Conoces empresas que evalúan a sus empleados? ¿Son más productivas que las empresas que no lo hacen?

Pero antes de adentrarnos en el tema, queremos precisar los beneficios que lograrás con esta lectura. Aparte de aprender nuevos conceptos, conocerás un modelo basado en 6 características, que te dará información sobre cómo evaluar a tu equipo de trabajo. Además, tendrás respuesta para estas preguntas:

  • ¿Qué es el trabajo en equipo en las empresas?
  • ¿Qué implica el trabajo en equipo en las empresas?
  • ¿Cómo fomentar un trabajo en equipo de calidad?

Esto puede llegar a ser la base para un programa de capacitación de competencias técnicas y sociales. Por cierto, ¿sabías que en la actualidad, las competencias blandas o sociales en las personas, están siendo valoradas como igual o más importantes que las técnicas? Los resultados de varios estudios así lo confirman.

Aquí hablaremos del Modelo 3P y 3C. Para saber en qué consiste, vamos a revisar sus elementos centrales de inmediato.

Modelo para evaluar el trabajo en equipo en una empresa

El Modelo 3P y 3C considera los 6 factores claves que determinan la productividad y el desempeño de un equipo de trabajo. Estos factores son los siguientes:

  1. El propósito
  2. El proceso
  3. La participación
  4. La confianza
  5. La comunicación
  6. El compromiso

3P: Propósito, Proceso y Participación

P1. ¿Qué implica el propósito?

El propósito implica tener definidas con suficiente claridad las metas y los objetivos. Es un factor fundamental para la operación efectiva de un equipo de trabajo y para los empleados o miembros de una empresa.

El propósito le brinda al equipo identidad. Le permite diferenciarse de otros; favorece y define la pertenencia. También proporciona orientación, pues le permite conocer hacia dónde se dirige y lo mantiene enfocado (punto esencial) en ciertas metas críticas, evitando que se desvíe de su curso.

Sin un propósito claro el equipo prácticamente no existe. La capacidad del mismo no se mide por la agrupación de personas, sino por la sinergia que logra, que se traduce en resultados más favorables.

Por consiguiente, al formar un equipo o cuando busquemos fomentar la productividad de uno existente, es fundamental tener bien definido el propósito o determinar si este es claro, antes de considerar cualquier otro factor y estrategia.

Trabajo en equipo en una empresa. ¡Haga su evaluación fácil!

P2. ¿Qué implica el proceso?

El proceso significa tener procedimientos definidos para tomar decisiones, resolver problemas y cumplir con las tareas asignadas. Implica organización.

Con un proceso definido de forma clara, no será difícil para el equipo cumplir sus metas, tomar decisiones acertadas, planificar y organizar el trabajo y resolver sistemáticamente los obstáculos. Un proceso claro brinda orden, consistencia y facilita la colaboración.

Al observar un equipo o al formar uno nuevo, es clave prestar atención a los procesos de trabajo. Que esté definido qué entra, qué actividades se realizan y qué sale del proceso. Es decir, no sólo se requiere tener bien definidas las metas y los objetivos sino también tener claro la forma de lograrlas (el cómo realizar las tareas y actividades).

Descubre en el siguiente artículo qué es un proceso y cómo se desarrolla su capacidad y rendimiento: Gestión por proceso. Elementos para organizar a las pymes.

P3. ¿Qué implica la participación en el modelo?

La participación permite utilizar las habilidades y capacidades individuales para ayudar al equipo a tener éxito. Es clave que la organización desarrolle una cultura en que se entienda la colaboración como un pilar para el éxito. No siempre esto es sencillo, cuando existe una competencia poco sana con relaciones conflictivas.

Mediante la participación, el equipo se beneficia de los talentos y habilidades de todos sus colaboradores. Se valoran las diferencias individuales apreciando la forma en que cada uno, de acuerdo con sus preferencias, puede contribuir al logro de los objetivos; se alienta la contribución de cada uno para lograr el propósito.

Debemos tener en cuenta que cada persona opera en un «mundo» diferente al de los demás y que la contribución de cada uno es valiosa en cada momento.

Y es por ellos que en las organizaciones exitosas, evitan – y hasta prohíben – el monopolio de la participación. Es decir, evitan que aquellos que no tienen alto grado de extroversión, no puedan participar y realizar sus aportes valiosos. El estilo de liderazgo es un punto a tener en cuenta.

Es necesario observar la operación de un equipo y determinar qué tan bien se comportan sus líderes en la promoción y motivación de la mejor participación de las personas que lo conforman.

En las organizaciones exitosas, evitan el monopolio de la participación.

3C: Confianza, Comunicación y Compromiso

C1. ¿Qué implica la confianza en el modelo?

La confianza nos permite contar con seguridad respecto a los demás, en el cumplimiento de sus responsabilidades individuales. Implica conocer las habilidades y destrezas de cada uno para poderlas utilizar al máximo en el momento oportuno. Así, el funcionamiento del equipo irá más allá del aporte personal, logrando un alcance mayor.

Un alto nivel de confianza permite que un equipo pueda asumir riesgos, pueda animarse a probar ideas. Esto genera ventajas, pues fomenta una mayor iniciativa en la ejecución del conjunto de actividades que se requieren para llevar a feliz término el propósito.

Este es un factor importante que debe observarse con detenimiento. Debemos verificar si se cumple en el equipo o si debemos desarrollarlo, para alcanzar la efectividad y un alto desempeño.

C2. ¿Qué implica la comunicación en el equipo?

El trabajo en equipo en una empresa demanda de todos, capacidad de escuchar y dar feedback. Es decir, demanda comunicación efectiva.

En términos básicos, la comunicación es la facilidad con que los empleados pueden expresarse clara y honestamente con los demás, sin temor por agendas ocultas. Y sin pensar que lo que digan puede utilizarse en su contra. Por lo que esto, a su vez, requiere de un clima laboral de calidad.

La comunicación estimula en los trabajadores la cooperación mutua; promueve la mejora permanente en la empresa y ayuda a prevenir y a resolver conflictos. Al evaluar, debe observarse qué tan adecuada es la comunicación en cada equipo dentro de la empresa para tomar las medidas con el fin de mejorarla. Aplicar técnicas del coaching es una opción eficaz.

C3. ¿Qué implica el compromiso en el modelo?

Con respecto al compromiso, podemos señalar que es el deseo de aceptar responsabilidades y de llevarlas a cabo en forma oportuna. Mediante el compromiso se desarrolla la credibilidad en el equipo y en sus metas; ayuda a estimular el sentimiento de que el equipo es el dueño de una situación, solución o sistema y contribuye a su sentido de identidad.

Fomentar el compromiso demandará acciones relacionadas con diversas áreas funcionales. Pero es claro que con buenas políticas hacia el personal, se podrá incrementar el nivel de compromiso en cada colaborador.

El compromiso se debe observar en los miembros de un equipo dado, determinar si su nivel es adecuado y tomar las medidas para elevarlo, en el caso en que sea necesario.

Trabajo en equipo en una empresa. ¡Haga su evaluación fácil!

Evaluar el trabajo en equipo en una empresa

Con base en el Modelo 3P y 3C, podemos elaborar una lista de ítems que nos permita obtener información de los equipos, para buscar brechas entre la realidad de lo que ocurre en el día a día y lo esperado en un equipo de alto rendimiento.

Por otro lado, una evaluación de este tipo no tiene que ser cuantitativa. Es mucho más efectivo valorar al equipo en términos cualitativos. Para luego aportar insumos a los programas de formación y al propio equipo.

Además, según sea la madurez de los trabajadores, debemos saber elegir entre la observación de un externo o la autoevaluación. Aunque podemos aplicar, sin problema, ambas estrategias a la hora de evaluar el trabajo en equipo en una empresa.

En un próximo artículo compartiremos un cuestionario que puede ser útil para aplicar en tu empresa. ¡Pronto lo tendrás!

Conclusiones

La evaluación de personas y de equipos de trabajo no es un tema simple. Sin embargo, tomada como herramienta para mejorar, podemos emplear enfoques sencillos para desarrollar destrezas y realizar, cada vez, mejores evaluaciones al interior de la organización.

La evaluación de personas y de equipos de trabajo no es un tema simple.

Por otra parte, evaluar para mejorar no puede dar lugar a «castigos». La idea es observar por algún tiempo la operación de un equipo y luego tomar medidas pertinentes para mejorar su desempeño. Además, es necesario tener en cuenta que existen muchos modelos cuando se trata de conformar equipos de alto rendimiento, o cuando se requiere mejorar el desempeño de los existentes.

En fin, ¿cómo evalúas a tus colaboradores y equipos en tu empresa? Aunque no apliques ningún método, ¿realizas algún tipo de evaluación?

De hecho, si lo piensas bien, todos los días evaluamos y nos evalúan de alguna forma. Pero lo ideal y lo esperado es aprender a hacerlo de manera consciente y deliberada. ¿Te animas a aplicar estrategias y algún modelo de evaluación, como el Modelo 3P y 3C?

¡Muchas gracias por la atención! Hasta la próxima.

Más de Gestión del desempeño

Google AdSense Matched Content Widget

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR