¿Sabes qué es la intuición? ¡El gestor exitoso lo sabe!

Todos tenemos una idea clara sobre qué es la intuición. Sin embargo, por ser una cualidad que deben desarrollar los empresarios, dedicaremos esta entrega a hablar de la intuición en las empresas.

Y tal vez te estés preguntando qué tan importante es este tema. Al respecto, debes saber que los empresarios exitosos se apoyan en la intuición para inclinar la balanza a su favor, en muchas situaciones.

¿Sabes qué es la intuición? ¡El gestor exitoso lo sabe!
¿Sabes qué es la intuición? ¡El empresario exitoso lo sabe!

Porque, como todos sabemos, no todo es totalmente racional. En muchas actividades, el éxito de los gestores se apoya en la intuición.

Para Albert Einstein, lo único verdaderamente importante era la intuición. No se trata de magia. Se trata de esa capacidad, “poco perceptible”, que nos hace inclinar la balanza hacia un lado, y que no sabemos explicar con claridad.

En el lenguaje coloquial, el término intuición se utiliza como sinónimo de presentimiento. Un presentimiento es una “sensación” de que algo va a ocurrir. También, intuición es predecir un evento o adelantarse a su ocurrencia.

Expresiones comunes, producto de la intuición o el presentimiento son las siguientes:

  • “Mejor vayámonos de aquí; mi intuición me dice que hay algo que no está bien”.
  • “¿Por qué decidí elegir esa opción? No lo sé, fue por intuición. La intuición me llevó a tomar esa decisión justo un minuto antes…”.
  • “El triángulo del éxito: una idea, bastante olfato y mucho coraje”. Joaquín Lorente.

La intuición es un punto de apoyo clave en los procesos de toma de decisiones empresariales.

¿Qué es la intuición y por qué es clave para el empresario?

Para la psicología, la intuición es un conocimiento al que se llega por un camino que no es racional. Y es por ello que no lo podemos explicar.

A nivel filosófico y epistemológico, la intuición está relacionada al conocimiento inmediato, directo y autoevidente. Por lo tanto, no requiere de ningún tipo de deducción.

Y como sabemos, la intuición está vinculada a reacciones repentinas o a sensaciones, más que a pensamientos elaborados y abstractos. En este punto, debemos señalar que la ciencia no admite que se asocie la intuición con la experiencia paranormal.

Por lo tanto, una postura aceptada por la ciencia, cuando uno se adelanta a un hecho o evento, es que el cerebro reacciona ante el “análisis” de información que proviene del entorno.

En muchos casos, una explicación racional es que alguno de los sentidos de la persona percibió de manera “inconsciente” una serie de datos que, luego de ser procesados por su cerebro, dieron como resultado el evento en cuestión.

En la actualidad, el adjetivo intuitivo es utilizado para caracterizar las interfaces de programas de computación. Una buena interfaz debe ser muy fácil de entender por los usuarios, cuando la vean por primera vez.

Por ejemplo, la configuración de la interfaz de un videojuego es intuitiva, si permite que la persona utilice la aplicación de manera natural, sin recurrir a un tutorial. Es decir, si la interfaz lo guía y la persona hace un uso correcto de la aplicación, desde el primer momento.

¿Qué pasa con la intuición en los negocios?

Podemos comenzar esta parte señalando otra forma de responder a qué es la intuición: “habilidad para conocer, comprender o percibir algo de manera clara e inmediata, sin la intervención de la razón”.

¿Sabes qué es la intuición? ¡El gestor exitoso lo sabe!
¿Sabes qué es la intuición? ¡El empresario exitoso lo sabe!

En muchas situaciones, el empresario debe tomar decisiones en un breve periodo; y en la mayoría de los casos, con escasez de datos e información. John C. Maxwell, en su libro Las 21 Leyes Irrefutables del Liderazgo, describe la ley de la intuición como la número 8.

En resumen dice: “La intuición es una cualidad difícil de definir. La intuición se desarrolla con el tiempo y a través de la experiencia… Algunas personas nacen con gran intuición. Otras necesitan trabajar en desarrollarla. Al final necesitas controlar, comprender y trabajar con los factores intangibles para alcanzar las metas”.

Ahora bien, la pregunta es: ¿Realmente se puede desarrollar la intuición? ¿Qué podemos hacer para mejorarla y aprovecharla en la gestión empresarial?

¡No tenemos una respuesta para estas preguntas! Pero sí podemos señalar una serie de claves que pueden ayudarte a tener mejor intuición. Estas claves son las siguientes:

1. Obsérvate con detenimiento:

Debes tener en cuenta que la educación, la cultura y las costumbres a las que hemos estado expuestos, condicionan nuestra manera de percibir la realidad.

Son muchos los aspectos (filtros) que nos llevan a “tamizar” la información que recibimos; lo que puede, a su vez, llevarnos a conclusiones erróneas, que impactan nuestras decisiones.

Por ejemplo, la última decisión que tomaste, ¿lo hiciste con base en una emoción, a lo que más le conviene a tu empresa, o a los prejuicios que tienes sobre tu interlocutor?

El hecho de observarte, conocer tus limitaciones y replantearte nuevas formas de pensar y de actuar, puede serte útil para no decidir únicamente en base a tu percepción de la realidad.

2. Experimenta sin miedo

¿Cómo se puede adquirir conocimientos? Con la experiencia, experimentando sin miedo. ¡Claro, dentro de unos límites razonables!

En la medida en que más experiencia logres, en un ámbito concreto, más acertadas podrían ser tus decisiones. Las vivencias nos permiten predecir posibles consecuencias y además nos dan una perspectiva más amplia.

¿Cómo se puede adquirir conocimientos? Con la experiencia, experimentando sin miedo.
¿Cómo se puede adquirir conocimientos? Experimentando sin miedo.

3. Abraza el error

Una contradicción en muchas culturas es que “admira” la innovación, pero se castiga el error. Es decir, se quiere que haya cambios y nuevos productos y servicios (innovadores), pero sin equivocarse. ¡Y esto es imposible!

Ningún empresario exitoso logra siempre que su idea de negocio funcione. Son miles los casos de productos y servicios que parecían novedosos, y que luego simplemente no fueron aceptados. No lograron tener compradores.

Así que en cuanto entiendas – aunque muy probablemente no sea tu caso – que el error es una pieza clave del aprendizaje, saldrás de tu zona de confort y comenzarás a experimentar. Al experimentar nuevas situaciones, se adquieren nuevas habilidades y se gana confianza en uno mismo y en la capacidad de tomar mejores decisiones.

4. Anticípate, en lo posible, a los problemas

Quizás una forma es imaginar escenarios con lo que podría ocurrir y, a partir de allí, trazar planes para mitigar problemas. Esto evitará que el miedo te deje bloqueado o que dejes de tomar decisiones que podrían haber funcionado.

Por supuesto, siempre habrá un riesgo. Para ello puede resultar útil ponerte en escenario pesimista y valorar hasta qué punto merece la pena tomar una decisión en función de aquello que podríamos perder.

5. Aprende a “gestionarte”

Cuando estamos muy estresados se tiende a perder activación de los lóbulos frontales del cerebro, que son los que nos ayudan a mostrarnos creativos en la resolución de problemas y en la toma de decisiones.

Por ello es esencial aprender a gestionar la intensidad de la emociones. Realizar prácticas como el deporte o el yoga puede ayudar a reducir los niveles de estrés y a mantener la atención de manera más eficiente.

Aprender a gestionar las emociones, favorece la creatividad...
Aprender a gestionar las emociones, favorece la creatividad…

6. Mejora tu empatía

Para dirigir equipos en la empresa, es esencial saber “leer” intenciones, conocer posibles formas de actuar y adquirir herramientas que nos permitan gestionar la situación.

Cuando tratamos con mucha gente, tendemos a desarrollar habilidades sociales, esenciales para trabajar con socios, proveedores, clientes y colaboradores. Y tener empatía es clave en todos los casos, dado que es una competencia social fundamental.

Tratar con otras personas siempre nos ayudará a ampliar nuestra “visión del mundo”, y a conocer enfoques diferentes sobre una misma situación o problema.

7. Concreta y ejecuta

Realizar un análisis previo de los riesgos que supone una decisión es imprescindible, pero no puedes dejar que te paralice. Los empresarios exitosos se apoyan en la intuición (cuando la tienen) para concretar y ejecutar.

La única forma de saber si una iniciativa va a dar buenos resultados es llevándola a cabo. Podrás especular mucho, pero si no ejecutas, no podrás tener información y aprendizaje.

Por ejemplo, en el caso de lanzar un nuevo producto, lo puedes poner a prueba con una estrategia tipo “producto mínimo viable”, en un corto plazo.

Esto te ayudará a comprobar la intención de compra de tus clientes o la aceptación. Luego, podrás ir introduciendo mejoras que aumenten el valor hasta alcanzar lo deseado.

8. ¡No olvides descansar!

La intuición mejora cuando descansas.

Es decir, luego de estar por cierto tiempo analizando datos, sopesando posibles consecuencias de una decisión, explorando oportunidades, etc., es esencial hacer otra actividad. Porque todo esto requiere de concentración y esfuerzo, desde el punto de vista cognitivo.

 La intuición mejora cuando descansa. ¡El empresario lo sabe!
La intuición mejora cuando descansa. ¡El empresario lo sabe!

Tomarse descansos intermitentes que te permitan desconectar es clave. Además, durante esos momentos de descanso, la mente relaciona conocimientos que se están consolidando. Por eso es común que después de un día de descanso real o de un sueño reparador, encuentres la respuesta a un problema importante.

Al tener la mente “despejada”, es más fácil decidir. Y puede “llegar” la intuición.

Conclusión

Si llegaste a este punto, ya tendrás más precisión sobre cómo la intuición es una cualidad en empresarios exitosos. Es claro que se trata de un tema extenso. Y tal como pudiste ver, en esta entrega no se hace una presentación académica.

Sin embargo, las claves comentadas pueden ayudarte a tener una “mejor” intuición. Recuerda que cada uno de nosotros tiene un sesgo cognitivo, creado por el entorno en el que hemos estado. Así que para evitar los problemas que puede traernos esa falta de “objetividad”, es recomendable tomar en cuenta y pedir el punto de vista de otras personas.

Considerar otros puntos de vista nos ayudará a ampliar la información y a ganar perspectiva. Ingrediente este que creemos necesario, para tener esa capacidad, “poco perceptible”, que nos hace inclinar la balanza hacia el éxito.

La intuición tiene vital relevancia cuando nos falta información o cuando el uso de la razón nos resulta insuficiente. Es innegable que poder manejar esos “factores intangibles” marca una diferencia en el logro de los objetivos.

Por otro lado, recuerda que así como el mejor atleta logra romper récords con base en un duro entrenamiento, para dirigir equipos y gestionar empresas también es esencial la práctica. La repetición deliberada nos ayuda a adquirir habilidades, y la posterior reflexión y verificación de los resultados, nos permite potenciarlas.

“Una intuición afortunada nunca es tan sólo cuestión de suerte. Siempre hay algo de talento en ello”.

Jane Austen.

¡Muchas gracias por leernos!

Autor
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR