Conoce las principales claves de las pymes innovadoras

Algunos emprendedores o empresarios creen que para innovar es necesario recurrir a la tecnología «más reciente». Si tú tienes esta inquietud, en este post te daremos algunas respuestas claves sobre qué caracteriza a las pymes innovadoras.

Y es que ser innovador no es sinónimo exclusivamente de tener tecnología novedosa. Una pyme puede innovar en muchas formas…

Así que para lograr el propósito de este artículo…

  • ¿Qué son las pymes innovadoras?
  • Pymes innovadoras: posicionamiento, cultura, tecnología…
  • 5 claves básicas para pensar en innovación.
  • Comentarios de cierre.

Pero antes de entrar en materia debo señalar que existe un denominador común en las pymes exitosas e innovadoras.

Me refiero al posicionamiento que logran en la mente del usuario, consumidor o cliente. Posicionamiento de la marca, del producto y/o servicio.

Y un pilar que emplean para ello es el marketing de influencia.

¿Tienes claro qué es el marketing de influencia?

Se trata de una estrategia que consiste en lograr una serie de vínculos de colaboración entre empresas y personas. Estas últimas, con una gran visibilidad y protagonismo en internet, a las que se conocen como «influencers».

Y para ello, las pymes exitosas e innovadoras buscan proveedores con una plataforma para el marketing de influencia que les permita potenciar estos vínculos con su público objetivo o segmento de clientes.

Por ejemplo, un caso interesante es SeedingUp, que brinda un servicio eficaz y fiable para la difusión de contenido profesional en blogs, páginas web, YouTube y redes sociales (Facebook, Instagram y Twitter).

Así que… Ten presente que el marketing de influencia es un denominador común en las pymes exitosas e innovadoras, para llegar al cliente y mantener la preferencia en su marca.

¿Qué son las pymes innovadoras?

Antes de precisar qué son las pymes innovadoras, vamos a repasar algunos puntos.

Quiero que prestes atención a la siguiente infografía en la que resaltamos las ventajas de las pymes:

Ventajas de las pymes

A las pymes las catalogamos como una de las organizaciones más importantes para la economía, en general.

Y esto se debe a varias razones. Algunas son las siguientes:

  • su potencial para generar empleo y ampliar la base del sector privado;
  • su contribución a reducir la concentración de poder económico en pocas “manos”, y
  • el aporte al producto nacional – PIB – en todos los países que las fomentan.

Es por tales razones, entre otras, que las pymes son objeto de atención por parte de entes interesados en el desarrollo sustentable.

Para algunos expertos, las pymes son en la actualidad, además, fuente importante de conocimiento.

Los expertos se refieren al conocimiento que tienen y que desarrollan las pymes sobre el entorno, las formas de consumir y de producir, las formas de relacionarse con proveedores y competidores, entre otras variables.

Y todo esto involucra o demanda innovación, tanto en el producto o servicio, como en todos los procesos involucrados.

De hecho, un punto clave en las pymes es que han aprendido a gestionar el conocimiento.

¡Y esto no es una variable más!

Es, cuanto menos, una forma de desarrollar la ventaja competitiva más importante en la actualidad: la innovación.

Entonces, las pymes innovadoras son aquellas que valoran y gestionan el conocimiento, sin perder de vista su posicionamiento en la mente del cliente.

La innovación aplica en toda la organización y en todo tipo de empresa.
Debes saber, además, que en las pymes innovadoras existe una cultura en la que el error es fuente de aprendizaje.

Pymes innovadoras: ¿Cuestión de cultura o de tecnología?

El acto de innovar en el seno de cualquier organización, y más aún, en el caso de la pyme, depende principalmente de su cultura empresarial.

Es decir, depende más de la cultura y no tanto de la tecnología de la que disponga.

Explican los expertos que la realidad es que implementar una tecnología u otra, es relativamente sencillo.

Y más en la actualidad, en que son alcanzables casi por cualquier organización. Microempresas, pequeñas y medianas pueden acceder a tecnología, que antes solo era para grandes empresas.

Por otra parte, desarrollar las capacidades para utilizar y aprovechar el potencial de esas “aplicaciones” tecnológicas es factible.

Pues, cada vez más, las pymes acceden a personal con altas competencias duras y blandas (o también, técnicas y sociales), lo que en décadas pasadas no era así.

Es en los principios de la organización, en sus valores y en el compromiso del equipo, donde debe reflejarse la apuesta por la innovación.

Por supuesto, la tecnología bien adquirida y aplicada es un factor que optimiza el funcionamiento de una pyme. O al menos mejora su eficiencia.

Pero, para implementar cualquier tecnología idónea y buscar modelos que apunten a la mejora, debe existir en la organización una “cierta” cultura.

Nos referimos a una cultura que busque, de forma permanente, nuevas formas de desarrollo, de aprendizaje, de gestión, de comercialización, etc.

Es lo primero que debe existir, además del convencimiento de que es el camino correcto.

Es decir, que las empresas deben poner en valor la innovación, que no es otra cosa que la búsqueda de la mejora continua, a la hora de definir cuáles serán los principios sobre los que edificarán su cultura.

En este punto, un artículo que te recomiendo para saber más es, Ejemplos de habilidades (¡De las más buscadas en mipymes!).

Innovar debe estar en el ADN de las pymes:

La innovación la debemos entender como un proceso. No nace de manera espontánea, ¡salvo que surja como una serendipia! Lo que suele ocurrir en el ámbito de empresas industriales.

Por su parte, el conocimiento es el contenido que fluye y es transformado por el proceso.

Mientras que la tecnología la podemos ver, a su vez, como el conjunto de mecanismos (duros o blandos) que soportan el proceso.

En este caso, “duros” se refiere a los sistemas y equipos; “blandos”, respecto a las prácticas de gestión.

Una pyme basada en una cultura que no reconozca la importancia de la innovación, no irá bien. Existen empresarios que creen que se trata de la implantación de la digitalización.

Más aún, al no entender la necesidad de orientar sus esfuerzos a mejorar la satisfacción del cliente, encontrará obstáculos para responder a las fluctuaciones de un mercado cambiante, como lo es el actual.

Por lo tanto, al no reconocer la importancia de la innovación, no estará en capacidad de impulsar el cambio. Aun cuando invierta recursos tecnológicos, humanos y materiales para implementar nuevas técnicas o procesos.

En tal sentido, la acción “innovar” debe estar en el ADN de todas las mipymes (micro, pequeña y mediana empresa).

Si no se ha tenido una actitud visionaria sobre la importancia de la innovación, ¡no se debe dejar pasar un minuto más!

Porque las empresas que no apuesten por la innovación, en un sentido amplio del término, estarán condenadas al fracaso.

Tarde o temprano ocurrirá la situación tal que lo haga evidente, y que traiga como consecuencia su declinación.

En las pymes, las “cosas” están cambiando:

Isabel Pomar, CEO de Datisa, asegura que en el entorno de las pymes se está viendo un cambio de mentalidad interesante.

Afirma que en estas se aceptan cada vez más las nuevas reglas del juego, relacionada con la innovación. Tal vez con mejor disposición que en las grandes empresas.

Por lo tanto, las pymes han empezado a incorporar en su cultura el compromiso con la innovación, con el cliente y los colaboradores.

Y dentro de ese cambio, la mayoría trabaja conforme a principios basados de colaboración y aprendizaje permanente.

La innovación aplica en toda la organización y en todo tipo de empresa.

Por su parte, las pymes que han logrado estar más años en el mercado, han tenido que aprender, de una u otra forma, a implementar iniciativas innovadoras.

En particular, por la amenaza del entorno cuando han perdido capacidad frente a la competencia.

Por ejemplo, implantar un software de gestión ha pasado de ser un proyecto tecnológico a ser un proyecto de innovación.

Porque el enfoque es de un alcance mayor que busca mejorar en varias dimensiones, entre las que destacan las siguientes:

  • en la eficiencia de los procesos, brindándoles más capacidad;
  • en la mejora de la gestión de las áreas funcionales (mercadeo, finanzas, producción, talento humano, etc.); y
  • en última instancia, en la rentabilidad o cuenta de resultados.

Y este giro es parte de la nueva cultura en las pymes, que empiezan a incorporar buenas prácticas para dar pasos en dirección a la innovación. Este reconocimiento es esencial.

5 claves que aplican las pymes innovadoras

Con el propósito de compartir algunas claves propias de las empresas que innovan, comentado todo lo anterior, haremos referencia al consultor Javier González Sabater.

En su libro “5 claves para innovar”, Javier recoge una serie de recomendaciones para empresarios que buscan consolidar pymes exitosas e innovadoras.

Para tal fin, en el libro recomienda fortalecer la cultura de la innovación a partir de los elementos que señalamos a continuación:

1. Entender lo que pasa en el mercado

La primera recomendación que nos da, va destinada a reflexionar sobre el entorno actual en el que las empresas deben competir. Entorno, en muchos casos, marcado por la globalización y la conectividad (Internet).

Esta globalización y el uso intensivo de la red Internet, hace que todo vaya a una velocidad vertiginosa.

pymes innovadoras

La adaptación de las pymes, en tal sentido, ha de “ser rápida” si quieren tener posibilidades de competir y mantenerse en este contexto. Está demostrado que el concepto «ágil» toma fuerza.

2. Adaptar el modelo de negocio al cliente (clave en pymes innovadoras)

En el segundo aspecto, el consultor analiza cómo las empresas pueden innovar para orientarse al mercado y al cliente.

En su presentación sugiere analizar el negocio desde 4 perspectivas:

  • Lo que se ofrece al mercado.
  • A quién se le ofrece.
  • Cómo se organizan las operaciones.
  • Cómo se llega al cliente.

Con esto, el mensaje es que de alguna forma “hay que posicionarse” para tener éxito en la innovación.

En este punto, vale la pena revisar y cuestionar con frecuencia nuestro modelo de negocio, mediante el Canvas de Alexander Osterwalder. Esta práctica debe ser parte del crecimiento de la gestión en la empresa.

Recordemos que el Canvas de Osterwalder nos lleva a revisar aspectos como la propuesta de valor, la relación con el cliente, la especificación de los recursos y actividades clave, entre otros aspectos. 

En el blog “Emprender Fácil”, consigues lecturas sobre el Canvas. Allí se resume de manera excelente lo que hay en la web al respecto y comparte ejemplos concretos.

3. Incorporar nuevas ideas para los productos o servicios

La sugerencia número tres tiene que ver con las fuentes de ideas que la empresa tiene a su alcance para crear innovaciones.

Las diversas áreas funcionales pueden – y deben – aportar para innovar en los productos y servicios. Y también en los procesos. Esto apunta, además, a la calidad.

¡Ojo!, un elemento esencial es la comunicación eficaz. Para tal fin, los trabajadores tendrán que contar con dos cosas: herramientas y habilidades.

De manera particular, las áreas que “hablan y escuchan” al cliente o consumidor final, tienen un rol protagónico en este sentido.

El registro de sus inquietudes y la comprensión real de lo que necesitan, es insumo clave.

Además, están las prácticas de la vigilancia tecnológica y del entorno, que son fuentes clave en algunos sectores. Por ejemplo, en empresas de base tecnológica.

Artículo que te recomiendo, para saber más: Vigilancia tecnológica: ¿qué aporta a las pymes?

pymes innovadoras

4. Trabajar por proyectos

La cuarta clave propone organizar la práctica de la innovación a través de proyectos.

Porque de esta forma podemos disponer de una “sistemática de trabajo”, que incluya todas las fases (ideación, planificación, ejecución y seguimiento, explotación).

La aplicación de prácticas en forma disciplinada ayuda a crear innovaciones de éxito. De hecho, las empresas deben enfocarse en tener una metodología propia.

Por otra parte, trabajar por proyectos permitirá tener claros los costes asociados, sobre todo cuando se planteen presupuestos para su ejecución. Y nos permitirá medir para mejorar en todos los casos.

En fin, al respecto puede ser útil poner en marcha un sistema o una plataforma que facilite al interesado en la pyme, acceder a información sobre el estado de la innovación en la organización.

En nuestra experiencia, esta práctica constituye un medio para dar impulso, crear sinergia y motivar a quienes aún no participen en el proceso.

5. Impulsar el cambio en tu empresa

Y para finalizar, la recomendación número cinco se refiere a asegurar una actitud innovadora que perdure.

Es decir, que esté realmente basada en las personas, el liderazgo, la transformación y la organización. En fin, lo que se quiere es “asegurar la innovación” manteniendo un espíritu competitivo.

Al respecto, una alternativa que no debe perderse de vista es la de participar en un programa o en convocatorias de organismos locales y regionales.

Existen los que apoyan proyectos de innovación, con financiación y formación para el equipo de trabajo.

Además, atender a una convocatoria de un ente oficial puede darnos la posibilidad de obtener certificaciones o acceder a una bonificación en euros; además de darnos a conocer en eventos empresariales. 

Un empresario innovador aumenta día a día su capital relacional. Busca para su empresa el sello o la certificación de pyme innovadora.

pymes innovadoras

6. Una cosa más. Aplica métricas o algún ratio para medir la innovación:

El cambio tecnológico – y el proceso de innovación – debe ser medido por los propios empleados. Manejar un informe periódico debe ser parte de un plan para motivar.  

Cuando un equipo de trabajo ve resultados tangibles, aumenta su entusiasmo por la mejora continua. Pone más empeño en el ejercicio de sus funciones y logra una “ejecución superior”, porque ha sido parte del cambio.

Para saber más, no te pierdas esta lectura: Indicadores de innovación básicos para pymes.

En ella nos dejan claro que, “hablar de innovación puertas adentro tiene muchas ventajas”.

Al respecto, ¿estamos de acuerdo? Espero que sí, en mucho.

En el mismo encuentras información útil sobre los tipos de indicadores de innovación, que suelen ser diferenciados en 4 tipos:

  • I1. Indicadores económicos.
  • I2. Indicadores de eficacia.
  • I3. Indicadores de cultura.
  • I4. Indicadores de intensidad.

El registro, la evaluación y el análisis periódico de indicadores de innovación nos pueden ayudar a tomar mejores decisiones. A tener mejor proyección. Esto hace a una empresa, en cualquier caso, sostenible.

Comentarios de cierre

Para cerrar esta entrega, insistimos en que el carácter de una pyme innovadora implica, entre otras cosas, la gestión del conocimiento de manera sistemática, para experimentar cambios y desarrollar capacidades de adaptación. 

Y para ello, la pyme debería apoyarse en un modelo centrado en el cliente. De tal forma que toda iniciativa de sus empleados, solución técnica o cambio, no pierda de vista la satisfacción del mismo.

Una pyme innovadora consulta al cliente de manera constante, asegurando que los datos que aporte y, en general, su opinión sea vinculante en la toma de decisiones. 

No solo las grandes empresas o compañías se pueden beneficiar del proceso de innovación. Actualmente, también una microempresa lo puede hacer. Es un factor clave de desarrollo, crecimiento y competitividad. 

Quizás sea el momento, una vez reconocidas las ventajas de las pymes innovadoras, de considerar la innovación como aliada clave. ¡Es hora de hacerlo, es una decisión inteligente!

“La innovación es lo que distingue a las empresas líderes del resto”. Steve Jobs.

Con esta cita a Steve Jobs que te dejamos, espero que todo lo comentado sea de utilidad para reflexionar sobre la innovación en tu mipyme. Se trata, actualmente, de un pilar de la sostenibilidad empresarial.

Si necesita o busca apoyo para convertir a tu empresa en una pyme innovadora, no dejes de comentarnos. Nosotros, el equipo de Gestionar Fácil, podemos ayudarte.

¡Muchas gracias por leernos!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.

Cerrar