Indicadores de innovación básicos para pymes

Hoy te enseñaré cuáles son los indicadores de innovación básicos que necesitas aplicar para impulsar tu pyme.

Con esto podrás conocer cómo se encuentran tus productos, servicios, procesos e incluso, la organización, en materia de innovación. Y tendrás, además, una base para tomar acciones rápidas que te permitan mejorar la propuesta de valor para tus clientes.

Te adelanto lo que veremos en esta entrega:
– Veremos los Indicadores de innovación básicos para pymes
– Tipos de innovaciones que debemos identificar
– Te diré qué indicadores son los mejores para cada pyme


Para comenzar quiero mostrarte los beneficios reales que tiene una pyme cuando ofrece una solución innovadora. Observa:

Soluciones innovadoras

Insisto:

Hablar de innovación puertas adentro tiene muchas ventajas.

No solo por las innovaciones que puedas hacer en productos, servicios y procesos, sino también por el clima laboral y la cultura que fomentas.

Según sea tu empresa, fomentar una cultura de innovación puede ser más o menos “urgente”.

Tal vez tengas una tienda de ropa o una empresa de servicios profesionales y no veas cómo te puedes beneficiar con la innovación.

Pues la buena noticia es que sí puedes hacer innovación en cualquier caso.

En tal sentido, en esta entrega nos dedicamos a describir indicadores de innovación que puedes aplicar en las diversas etapas de la empresa:

Etapas de las Empresas

Pero antes, te invito a leer un artículo previo: Innovación en las empresas: ¿Qué es y cómo fomentarla?

¡No es obligatorio!, por supuesto. Pero dicho artículo brinda conceptos e ideas interesantes sobre la innovación en pymes.

Indicadores de innovación básicos para pymes

Con la utilización de indicadores para el área de la innovación, podemos medir la capacidad innovadora de una organización.

Recuerda que todo lo que no se puede medir, no se puede gestionar, ni se puede mejorar.

De hecho, la innovación debería ser otro proceso más dentro de la empresa. Y de ser un proceso, gestionarlo y mejorarlo demandará indicadores.

Además de la gestión y mejora, pueden existir otros objetivos, que también podemos conseguir teniendo indicadores de innovación.

Por ejemplo, para compararnos con otras empresas del sector. Y también para comparar dos áreas dentro de la propia empresa.

En pymes maduras y con recursos para tal fin, los indicadores pueden dar lugar a incentivos, basados en la innovación. Esto podría ser parte de las políticas para el personal.

Etapas de las Empresas

Tipos de innovaciones que debemos identificar

a. Innovación de producto o servicio:

Es la introducción al mercado de productos o servicios en los siguientes casos:

  • Un nuevo producto o servicio, cuyas especificaciones técnicas o características funcionales difieren de los anteriores.
  • Un producto o servicio mejorado de manera significativa, con un desempeño perfeccionado, que satisface necesidades no atendidas previamente.

b. Innovación de proceso:

Implica recrear o modificar el proceso de elaboración de productos o la prestación de servicios.

Esto puede hacerse al utilizar nuevos equipos, nuevos insumos, nuevas soluciones tecnológicas o nuevo software.

Incluye, además, modificaciones en la logística de insumos o de productos terminados.

Puede tener como objetivo producir o entregar productos tecnológicamente nuevos o mejorados, que no puedan producirse ni entregarse utilizando los métodos de producción existentes.

c. Innovación en organización:

Es la introducción de cambios o novedades en las formas de organización de la producción o en la gestión de la pyme.

Puede ser producto de la incorporación de estructuras organizativas novedosas o de la implementación de orientaciones estratégicas nuevas o modificadas de manera importante.

Incluye la modificación de la estructura de gestión o la integración de distintas áreas y buenas prácticas.

Además de la introducción de cambios nuevos y significativos en sus relaciones con otras empresas. Por ejemplo, mediante alianzas, asociaciones o subcontrataciones.

d. Innovación en comercialización:

Es la introducción en la empresa de nuevos métodos – o mejorados de manera significativa – para las acciones de mercadeo y venta o distribución, con propósitos como los siguientes:

  • Mejorar la satisfacción del cliente.
  • Aumentar el nivel de ventas.
  • Incursionar en nuevos mercados.

Los métodos pueden incluir, por ejemplo, cambios en el embalaje y empaquetado del producto, en su promoción o colocación (venta por Internet, franquicias o ventas directas).

Además, pueden incluir cambios en las políticas de fijación de los precios de bienes y servicios.

Indicadores de innovación

Tipos de indicadores de innovación

Como sabes, los indicadores pueden ser clasificados por diversos criterios. En el caso de los indicadores de innovación, suelen ser diferenciados en 4 tipos:

  • I1. Indicadores económicos.
  • I2. Indicadores de eficacia.
  • I3. Indicadores de cultura.
  • I4. Indicadores de intensidad.

En todo caso, esto no debes tomarlo como algo literal. Tampoco los ejemplos que enumeramos a continuación, para cada tipo.

Indicadores económicos:

Estos buscan medir los resultados positivos o negativos de la innovación, a partir de las variables de los balances y estados financieros de la empresa.

Son ejemplos de indicadores económicos los siguientes:

  • Ahorros de costes por la innovación en procesos o en el “saber-hacer”.
  • Beneficios que provienen del lanzamiento de nuevos productos o servicios.
  • Ventas que provienen de una innovación en productos o servicios.
  • Retorno (ROI) de la totalidad de inversión en innovación.

Observe que la innovación puede darse en el saber-hacer. Cuando se hace referencia al saber-hacer, debemos recordar el término competencia.

La competencia se define como la capacidad, habilidad y destreza que desarrolla una persona en cuanto a cómo aplicar en el contexto, los conocimientos adquiridos.

Con ello podrá resolver situaciones y generar cambios para minimizar costes.

Según la etapa en que se encuentre la empresa, esta podrá invertir recursos o no. Pero si existe la “lectura innovadora”, el equipo siempre tendrá la posibilidad de innovar.

Por lectura innovadora entendemos la capacidad de “leer” la existencia de una necesidad o un resultado deseado, no satisfecho.

Indicadores de eficacia:

Estos miden la obtención de beneficios con relación a la utilización de recursos dispuestos para la innovación.

Son ejemplos de indicadores de eficacia los siguientes:

  • Time to market o plazo de lanzamiento (tiempo que se tarda en comercializar una innovación).
  • Ratio de éxito en nuevos productos o servicios.
  • Inversión media por proyecto de innovación.
  • Gasto promedio en ideas y proyectos rechazados.

Estos indicadores serán aplicables en el caso de empresas que hayan desarrollado un área para gestionar la innovación. Lo común es que sea en la etapa de funcionamiento óptimo.

Cuando una empresa apuesta por la innovación con un equipo para tal fin, asigna recursos para las actividades que fomenten la innovación. Estos indicadores se complementan con los económicos.

Gestión de innovación

Indicadores de cultura:

Estos indicadores se utilizan para medir qué tan extendida está la innovación y los procesos creativos en la empresa.

Al respecto, en el artículo que te dejamos sobre innovación empresarial, puedes consultar cómo fomentar la cultura de la innovación.

Son ejemplos de indicadores de cultura los siguientes:

  • Tasa de ideas presentadas y evaluadas por empleado.
  • Porcentaje del tiempo dedicado a la innovación, por equipos de trabajo.
  • Número de áreas que presentan ideas para innovar.

Recordemos en este punto, que la definición del indicador debe cumplir con ciertas características según el caso.

Por ejemplo, el período a ser medido. En este grupo de indicadores, el período podría ser semestral o anual.

Pero como siempre señalamos, todo depende del tipo de empresa y de su contexto. Habrá pymes para las que el período anual sea el indicado.

Por otro lado, los indicadores de innovación en el aspecto cultural podrán definirse, una vez que la organización se haya adentrado en el tema de la mejora continua y de la innovación.

Indicadores de intensidad:

Como su nombre lo indica, estos tienen el propósito de medir la “cantidad de innovación”, sin tener en cuenta los resultados de la mismas.

Son ejemplos de indicadores de «intensidad» los siguientes:

  • Número de inventivas en:
    • Productos
    • Servicios
    • experiencias del cliente
    • modelos de negocio
  • Número de ideas generadas y evaluadas como factibles.
  • Número de proyectos de innovación en cartera.
  • Total de proyectos de innovación en marcha.
  • Total de la inversión en I+D+i (investigación, desarrollo tecnológico e innovación).

Este grupo de indicadores solo aplica cuando la empresa ya tiene un proceso formal de innovación, con recursos para tal fin.

Es claro que en tal caso, la cultura de la innovación estará presente en la organización empresarial.

¿Qué indicadores son los mejores para cada pyme?

No hay una receta para seleccionar indicadores.

Es necesario conocer el contexto, tipo de empresa, sector, competencia, entre otros elementos, para decidir qué indicadores de innovación aplicar.

Pero podemos orientar la elección de los indicadores a partir de dos aspectos:

  • La complementariedad entre los mismos.
  • El sector o tipo de industria en que opere la empresa.

1. Complementariedad entre indicadores:

Los indicadores deben complementarse para evaluar de manera apropiada y tomar decisiones según el comportamiento deseado en la organización.

Veamos un ejemplo:

Si el empresario decide pagar incentivos según las “ventas por el lanzamiento de nuevos productos o servicios”, debería medir también la “tasa de éxito de los nuevos productos o servicios”.

Es claro que estos indicadores deben ser definidos para que la medición en períodos o momentos diferentes pueda hacerse de manera similar.

Por ejemplo, habría que saber cómo se determina si un nuevo producto fue exitoso o no.

2. Sector o tipo de industria:

En este caso, habrá indicadores “naturales” para el sector o tipo de industria en que opere la empresa.

Por ejemplo, una empresa de servicios profesionales implica tener indicadores diferentes a una fábrica o pyme de manufactura.

Pero en cualquier caso, medir la innovación en una u otra empresa, implica el uso de indicadores de innovación diferentes.

Al respecto, algunos ejemplos de sectores son:

  • Sector gran consumo. Aplican indicadores de número de lanzamientos, de resultados y efectividad.
  • Sector industrial. Aplican indicadores relacionados con innovación distintas a lanzamientos y de ahorros de costes por innovación.

Conclusiones

Para llegar a medir la capacidad de innovación de la empresa, es necesario fomentar la cultura de la innovación en todas las áreas organizativas.

Por tal motivo, lo primero que deberíamos estar midiendo son los indicadores de ese tipo. Es decir, los indicadores de cultura de innovación.

Por ejemplo, medir el número de áreas que presentan ideas para innovar. Para lo que debe haber un proceso sencillo y claro.

Si bien muchas de las ideas propuestas serán rechazadas, lo importante es que haya propuestas, sin temor de ningún tipo.

En tal sentido, insistimos en que fomentar la cultura de la innovación es un paso obligatorio. Y para ello, debes considerar lo siguiente:

  • Primero, crear un lenguaje claro. Proporcionar un marco común y un lenguaje claro en torno al tema de la innovación.
  • Segundo, dar seguridad. La innovación acepta el fracaso y se alimenta de él para aprender.
  • Tercero, motivar y fomentar el diálogo. El feedback es un pilar esencial en una cultura de innovación.
  • Cuarto, desafiar las suposiciones. La innovación es cambio y las suposiciones pueden frenarla.
  • Y finalmente, abrazar el desafío y asumir retos. La innovación invita a asumir retos.

En fin, tal vez sea la hora de dar el paso hacia la innovación en tu empresa. Comienza por hablar sobre ella.

¡Muchas gracias por leernos!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR