Empresa 4.0: ¿En qué se diferencia de la empresa tradicional?

.

¿Conoces las diferencias entre una empresa 4.0 y una tradicional? El post de hoy está centrado en plantear algunas diferencias al respecto. Y es que la dinámica del mundo actual nos exige conocer y aprovechar lo que sea pertinente de las prácticas de la empresa 4.0.

Pero no se trata de estar a la moda. Se trata de tomar lo que aporte valor tangible o intangible, y aplicarlo en nuestra mipyme.

Y antes de hablar de diferencias entre una empresa 4.0 y una tradicional, una pregunta importante: ¿sabes qué es una empresa 4.0? – Ya sea que sí o que no, veamos una definición sencilla para luego hablar de las diferencias.

Al consultar algunas fuentes en la Web, encontramos que el término empresa 4.0 está estrechamente relacionado con la 4ta revolución industrial (4RI). Es decir, tiene que ver con la revolución de lo digital, que implica las formas en que la tecnología se integra en la sociedad.

Empresa 4.0: ¿En qué se diferencia de la empresa tradicional?

En tal sentido, las empresas 4.0 son aquellas que llevan a cabo la digitalización de sus procesos. Por ejemplo: la comunicación, la gestión de la cadena de valor (actividades primarias) y todas las áreas de apoyo. Es decir, son empresas que buscan la manera de aprovechar las tecnologías digitales para ser más eficientes. Por lo tanto, son más competitivas e innovadoras.

Empresa 4.0: diferencias principales

Parece obvio que en una sociedad cada vez más «digital», también el sector empresarial y la industria lo sea. Pero debemos saber que no todas las empresas mipymes están preparadas para dar el salto. Por lo que aún, en la actualidad, encontramos organizaciones reacias a dar un cambio hacia la transformación digital.

Cuando evaluamos a las empresas 4.0 frente a las empresas tradicionales, quizás una de las diferencias que destaca es el ritmo de hacer negocios. Es decir, las empresas que hacen uso intenso de los avances digitales tienen una organización que responde más rápido, con un lugar de trabajo flexible y distribuido.

Además de esta diferencia, existen 3 que consideramos esenciales. Nos referimos a la cultura y mentalidad, al modelo de la empresa y a la productividad. Veamos en qué consiste cada una de estas diferencias.

Empresa 4.0: ¿En qué se diferencia de la empresa tradicional?
Empresa 4.0: ¿En qué se diferencia de la empresa tradicional?

3 diferencias esenciales entre empresa 4.0 y la tradicional

(a) Cultura y mentalidad

Esta diferencia es quizás un punto central. Tiene que ver con la necesidad de cambios en la cultura organizacional. Lo que sin duda genera tensiones con los colaboradores que tienen una mentalidad “tradicional”, rutinaria y siempre en zona de confort.

En otras palabras, los obstáculos pueden comenzar en el nivel individual, de manera especial en las empresas en funcionamiento estable. Hay que entender que los colaboradores que han tenido éxito con una forma de trabajar, tienden a rechazar el cambio.

La resistencia puede inclusive ser férrea, aun cuando se les presenten mejores prácticas y la posibilidad de adquirir nuevas competencias.

(b) Modelo de la empresa

Una tercera diferencia tiene que ver con la estructura organizacional. En este sentido, es importante destacar que los “límites” de la empresa están cambiando. En el modelo de “periferia central” de Silicon Valley, una empresa depende de un grupo de colaboradores en los que invierte; mientras aprovecha de manera táctica, las redes de talento bajo demanda.

Un modelo como el indicado, supone una nueva perspectiva sobre cómo combinar a los colaboradores propios – a tiempo completo – con talentos tomados del mercado, según las necesidades de la empresa.

Empresa 4.0: ¿En qué se diferencia de la empresa tradicional?
Empresa 4.0: ¿En qué se diferencia de la empresa tradicional?

(c) Productividad

Por último, la cuarta diferencia que queremos resaltar tiene que ver con la productividad. En particular, con la mejora continua para lograr una productividad creciente. Ahora, es claro que si mejoramos continuamente, será más difícil alcanzar el siguiente nivel de eficiencia que hayamos definido.

Aunque siempre habrá espacio para mejorar, sobre todo cuando el equipo tiene una mentalidad de crecimiento y busca enfrentar retos para superarse cada día. Por tal motivo, debe ponerse el foco en el valor entregado y en la innovación, aprovechando las características y ventajas de la revolución de lo digital.

Desafíos de competir en un entorno digital

Uno de los desafíos al que se enfrentan las empresas al competir en un entorno digital es la falta de experimentación y pruebas. Es decir, cuando prevalece una cultura de miedo al fracaso, la necesidad de experimentar pasa a convertirse en un tema complicado. Las empresas “establecidas” que aborden la transformación tienen que enfrentar y eliminar el miedo al fracaso.

Por otro lado, un desafío importante tiene que ver con el cómo las empresas deben lidiar con el cambio constante. Las organizaciones serán más “fluidas” si logran establecer cierta ambigüedad y velocidad. Es decir, cierto grado de caos en su operación, que debe ser controlado.

En una empresa 4.0 con una estructura plana o en red, estarán presentes fuerzas y contrafuerzas, que generan caos. Pero esto no es malo, cuando el equipo de trabajo conoce el modelo y sabe para «dónde va».

Por lo tanto, una empresa 4.0 demanda líderes con competencias y habilidades blandas, capaces de organizar en cualquier momento equipos que atiendan un reto, en una cultura que no castigue el fracaso.

Empresa 4.0: ¿En qué se diferencia de la empresa tradicional?
Empresa 4.0: ¿En qué se diferencia de la empresa tradicional?

Y un último desafío que muchos empresarios dejan a un lado (no lo asumen como tal) es la compra e implementación de la tecnología correcta.

Debemos tener claro que el contexto y tipo de empresa determina la tecnología que podemos incorporar. No se trata de adquirir la última invención. La idea es tomar aquello que aporte valor real para mejorar en competitividad, mientras creamos un ambiente de trabajo de calidad.

Procesos y puntos de contacto

Son muchas las empresas que ya están avanzando en el mundo digital. Algunos estudios señalan que hay un conjunto de aspectos que debemos tener presentes en la fase de transformación digital. Dos fundamentales son:

1. Los procesos: en la empresa digital todas las actividades se realizan con base en una herramienta compartida en la nube que facilita la ejecución de los procesos. Por ejemplo, obtener información, relacionarse con clientes, ejecutar procesos internos, comunicarse.

2. Los puntos de contacto: los clientes de las empresas digitales pueden acceder a todos los productos y servicios a través de canales en Internet.

Lo que no ocurre en un negocio tradicional, en los que los puntos de contacto digitales son esporádicos; es decir, no están integrados a la empresa. Y son utilizados simplemente como un apoyo adicional.

Además, las empresas digitales no solo establecen y gestionan puntos de contacto con sus clientes y usuarios. También lo hacen con sus colaboradores, proveedores y otros involucrados.

Empresa 4.0: ¿En qué se diferencia de la empresa tradicional?
Empresa 4.0: ¿En qué se diferencia de la empresa tradicional?

De hecho, en la definición de la transformación digital la experiencia del cliente toma un rol fundamental.

Esto es así, porque la transformación digital implica la reorientación de toda la organización, hacia un modelo eficiente de relación digital, en cada uno de los puntos de contacto de la experiencia de cliente. Por supuesto, es una reorientación permanente.

@Transformación Digital

Es por ello que suele incluir un «representante» del cliente en la empresa, con el propósito de sensibilizar a toda la organización de la necesidad de ponerse en los zapatos del cliente, de tener empatía.

Organización, tecnología, información e innovación

Además de tener en cuenta los procesos y los puntos de contacto, hay 4 aspectos adicionales:

1. La organización: las empresas digitales tienden a organizarse buscando la agilidad y la innovación, tal como lo señalamos antes. Por lo tanto, se elimina o minimiza la jerarquía tradicional. En este caso, toma fuerza la organización plana y «en red». ¿Te imaginas a tu empresa como una red de nodos (áreas funcionales), donde no hay jefes? ¡Y que funcione bien, claro!

2. La tecnología: en una empresa tradicional la tecnología es un medio que busca impulsar el negocio. Mientras que en la empresa digital se desarrolla una gestión tecnológica para descubrir oportunidades de negocio. Es decir, se asume la gestión de la tecnología como una forma de acceder a otros productos, servicios e inclusive a nuevas empresas.

3. La información: ¿estarás de acuerdo que la información es el activo principal para las empresas digitales? Por ejemplo, a través de ella conocen mejor al cliente y son capaces de ofrecerle lo que busca, con precisión. No es el caso de las empresas tradicionales, en las que se utiliza la información de manera pasiva, centrada en datos cuantitativos más que cualitativos.

Empresa 4.0: ¿En qué se diferencia de la empresa tradicional?
Empresa 4.0: ¿En qué se diferencia de la empresa tradicional?

4. La innovación: en el entorno digital el ciclo de la innovación es dinámico. Existe un área responsable de impulsar o hacer partícipe a los colaboradores en las mejoras y cambios de la empresa.

Por ejemplo, a partir de la escucha activa de lo que señala el cliente, las opiniones son insumos para la innovación tanto en procesos como en productos y servicios. Participa el equipo de la empresa en la creación de valor e innovación; por lo que no es tarea exclusiva de unos «expertos» encerrados en un laboratorio.

¿Cuáles son los beneficios de la empresa 4.0?

En el entorno competitivo de hoy día, una empresa que hace uso de la tecnología digital de manera intensa logra beneficios diferenciadores. Algunos de estos beneficios son los siguientes:

  • Realizan una toma de decisiones más eficiente, basada en información en tiempo real.
  • Alcanzan una mayor productividad y mejoran la gestión de los recursos.
  • Pueden desarrollar procesos que elevan la capacidad de respuesta ante cambios no previstos.
  • Establecen una comunicación directa con los clientes y entes involucrados. Esto implica que podemos conocer lo que necesitan, adelantarnos y asegurar una relación de fidelidad.
  • En muchos casos, una empresa 4.0 reduce los tiempos de fabricación. De igual forma, puede reducir los tiempos en la realización del servicio.
  • Cuando es pertinente, reduce el porcentaje de fallos y la pérdida de recursos, pues es posible probar prototipos de forma virtual, antes de pasar a la realización del producto o servicio.
  • Cuentan con colaboradores dispuestos a tomar retos, experimentar y aprender. No existe o es mínimo el miedo al fracaso.
En el entorno digital el ciclo de la innovación es dinámico
En el entorno digital el ciclo de la innovación es dinámico

Conclusión

Es claro que cuando estamos frente a una empresa tradicional, el reto de evolucionar hacia una empresa 4.0 no es sencillo. En particular cuando hay que lidiar con colaboradores que tienen resistencia al cambio.

Por tal motivo, es necesario conocer la situación real de todos los colaboradores, antes de abordar un proceso de transformación para evolucionar hacia las prácticas de la empresa 4.0. Y según el caso, aplicar una fase de sensibilización antes de proceder.

Dentro de las competencias (skills) necesarias para transitar hacia una empresa 4.0, podemos citar las siguientes:

  • Conocimiento digital.
  • Gestión de la información.
  • Comunicación digital.
  • Trabajo y liderazgo en red.
  • Aprendizaje continuo.
  • Visión estratégica.
  • Orientación al cliente.

Por otra parte, la necesidad de transitar el camino antes o después, dependerá del sector y del tipo de competencia que enfrente. Porque, sin duda, la empresa que establezca puntos de contactos digitales con el cliente, tomará ventaja.

Recordemos que el cliente está cada vez más conectado a Internet. Y no hay que explicar qué pasa si una empresa no tiene presencia allí, cuando su producto o servicio tiene competencia directa e, inclusive, indirecta.

¡Muchas gracias por leernos!

También te puede interesar:

Más de Estrategias de mejora

Más de Gestión general

Google AdSense Matched Content Widget

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR