¿Por qué empoderar a tu equipo de trabajo?

La palabra empoderamiento viene del término inglés empowerment que significa “conceder poder”. Pero no es un término con una acepción única. La acción empoderar podemos verla como un proceso. Y este es justo el propósito de este artículo. Brindarte las claves del por qué empoderar a tus colaboradores.

Empoderar equipos de trabajo debe ser enfocado como un proceso. ¡Empodera a tus colaboradores!
Empoderar equipos de trabajo debe ser enfocado como un proceso. ¡Empodera a tus colaboradores!

Poner atención a esta lectura te será de gran utilidad, ya sea que tengas o no una mipyme en marcha. El proceso empoderar implica analizar y detectar las necesidades de personas y grupos, con el fin de dotarlos de herramientas para que consigan autonomía y nuevas capacidades. Por supuesto, esto aplica a diversos ámbitos, y uno de ellos es el empresarial.

El empoderamiento organizacional se refiere al otorgamiento de poder a los empleados de la empresa, para así obtener una mayor eficiencia empresarial. Forma parte de la mejora continua.

Esta tendencia surgió de prácticas en organizaciones, que lograron el éxito dando mayor libertad de propuesta a su personal. Esto es, permitiendo que los colaboradores “liberaran” el poder y la creatividad que tienen por sus conocimientos y experiencias.

Lo ideal es que este cambio de enfoque comience desde el propio empresario o gestor, y que sea impulsado sobre la base de los valores. Es un cambio que implica aprendizaje. Al implementarlo, se les pide a los empleados que acepten algo que no conocen o en lo que no tienen experiencia. Es por ello que debemos gestionarlo como un proceso.

El empoderamiento de personas, más que buscar igualdad, de lo que trata es de equidad. Se trata de un concepto que debemos aplicar en todos los ámbitos. En la empresa, en la academia, en la sociedad…

Empoderar a los colaboradores…

Para empoderar a los colaboradores debemos tener presentes ciertos aspectos que nos ayudarán a lograr avances significativos, y un mayor rendimiento de las prácticas que se apliquen. Aspectos como los siguientes:

  • El negocio debe estar orientado a los clientes (estrategia tipo CRM).
  • Debe ser eficiente en términos de costes. Además, tener flexibilidad y agilidad.
  • La mejora debe ser continua y constante. Es decir, empoderar a las personas no es aplicar una formación puntual o esporádica, sino generar una cultura de aprendizaje.

En forma general, el empoderamiento busca que las personas auto gestionen sus necesidades. Y que a través de sus propias capacidades, impulsen cambios positivos sobre las situaciones que viven.

Según este enfoque, el individuo debe asumir un rol activo empleando sus propias capacidades. Un rol que le permita actuar en cualquier programa de capacitación, gracias a una actitud crítica. Esta noción rompe con la idea de que el individuo es un ser pasivo de la cooperación. Implica modelos mentales para impulsar su propio desarrollo.

Así como ejercitamos los músculos, debemos ejercitar nuestras neuronas -aprendizaje- para desarrollar competencias.
Así como ejercitamos los músculos, debemos ejercitar nuestras neuronas – para el aprendizaje- y desarrollar competencias. Empoderar es clave.

Es importante aclarar que “programa de capacitación” involucra no solo participación en cursos tradicionales, sino en iniciativas tipo proyecto de microaprendizaje. Para todo empresario, empoderar es un reto. En empresas “maduras”, es responsabilidad del área talento humano.

En fin, ¿qué es empoderar a alguien? Podemos decir que, en general, es ayudar a una persona a ser “más fuerte” y a tener más poder, a través de mejores competencias duras y blandas. El mensaje es que todos podemos ser mejores, con esfuerzo y pasión.

Aunque en la actualidad el concepto suele utilizarse en el marco de la lucha por la igualdad de género, se trata de un término aplicable sin distinción. Por ejemplo, ¿una escuela no debería ocuparse de empoderar a los niños? Es su función central.

¿Por qué empoderar a tu equipo de trabajo?

Empoderar a los colaboradores es la clave para obtener excelentes resultados, estables y duraderos. Puede verse como una “herramienta” para ayudar y, sobre todo, mantener el éxito empresarial.

En la actualidad, una mipyme rígida (con una estructura tradicional) tendrá más dificultades que una ágil, con personal empoderado, para crecer y mantenerse. Para ser sustentable. Por lo tanto, debemos incorporar el concepto en el lenguaje de la organización.

Un negocio sustentable es una organización que participa en actividades amigables con el ambiente para asegurar que todos los procesos consideren los retos ambientales; mientras produce, al mismo tiempo, un beneficio económico.

El empoderamiento es clave para obtener excelentes resultados, estables y duraderos.
El empoderamiento es clave para obtener excelentes resultados, estables y duraderos. ¡Así que empodera a tu equipo!

Preguntas claves:

Para lograr un negocio sustentable y exitoso, hay que dar respuesta a preguntas clave. En efecto, un conjunto de estas preguntas es el siguiente:

  • p1: ¿Cómo gestionar un equipo de forma efectiva?
  • p2: ¿Cómo retener el talento de mujeres y hombres?
  • p3: ¿Cómo mantener al equipo unido?
  • p4: ¿Cómo optimizar los procesos y la comunicación?
  • p5: ¿De qué modo aumentar la satisfacción de todos los involucrados?

Muchos empresarios y gestores, por su experiencia y conocimiento (basándose en su intuición y talento), pueden explicar parte de sus éxitos y el posicionamiento logrado. Sin embargo, son conscientes de que facturar más no los hace, “por sí mismo”, mejores.

Los que buscan ir más allá y permanecen fuera de su zona de confort, en cambio, saben que ser mejores sí los haría “facturar” más. Por lo que buscan hacer esa transformación. Y una forma de lograr ese objetivo es a través del empoderamiento.

La transformación comienza por comprender que las organizaciones las construyen las personas. Estas son el eje en torno al cual se crea y mantiene la empresa. Y empoderar es un verbo – con nuevo significado en Español – que debe formar parte del lenguaje de los integrantes de la organización.

Con independencia del producto o servicio que ofrezcamos, la transformación estará presente en la “marca” del equipo. Y esa huella deja su impronta y establece un vínculo con el cliente. El éxito viene de que ese vínculo genere fidelidad.

Sacar al equipo de su zona de confort es una meta importante.
Sacar al equipo de su zona de confort es una meta importante.

Invertir en los colaboradores

Invertir en los empleados es un reto no solo para la dirección de la empresa, sino también para el equipo. Como empresario, debes activar una visión que quiebre viejos paradigmas. Esto es, para muchos, salir de la zona de confort.

Es necesario transformar la idea cultural que tenemos del trabajo y de las relaciones. Claro está, depende del tipo de colaboradores que tengas, lo que es algo “sustantivo”. Pues, si son millennials, todo será más fácil, ya que están preparados para el cambio.

En cualquier caso, para promover un liderazgo transformacional, debes darle nuevos espacios a tu equipo. Desde la dirección de la empresa, debes apostar por el liderazgo de cada persona, es decir, por el liderazgo del “cliente interno”. Cada líder aportará mayores beneficios tangibles e intangibles, dando origen a una serie de cambios en pro de la organización.

¿Qué implica esto en términos de empoderamiento?

Entre otras cosas, inversión en formación, herramientas y capital. Pero también, y quizás lo más importante, en recursos intangibles como la seguridad, la confianza, la iniciativa y el carácter, que hagan emerger el talento.

Empoderar es forjar el carácter, entre otras cosas… factor clave en el mundo empresarial.
Empoderar es forjar el carácter, entre otras cosas… factor clave en el mundo empresarial.

Para el equipo supone salir de la zona de confort. Lo que demanda romper hábitos y asumir nuevos retos; con una actitud proactiva que les convierta en agentes activos que construyan, en colaboración, la mejor organización posible.

Empoderar es desarrollar por igual las aptitudes y las actitudes. Las aptitudes o habilidades “duras”, las destrezas y las competencias técnicas necesarias para la realización del producto o servicio. Las actitudes o habilidades “blandas” (soft skills); la automotivación, la autoeficacia y el liderazgo, para crear valor y hacer rentable el talento.

Proceso de empoderamiento

Lo que busca un proceso de empoderamiento es fomentar el liderazgo, la transformación personal, grupal y social. Aplica, por supuesto, en todos los ámbitos, no solo en el organizacional. ¿Te imaginas a una pyme de servicios con un equipo de trabajo en el que el “verbo empoderar” esté siempre vigente?

Empoderar es un proceso que trasciende el cambio básico, para lograr una cultura donde la persona es el eje central de la productividad, que despliega talentos como:

  • la creatividad y el pensamiento crítico;
  • la actitud resolutiva de problemas;
  • el trabajo colaborativo basado en el feedback de calidad;
  • la autonomía en la toma de las mejores decisiones; y
  • la motivación intrínseca (desplazando la queja, la sensación de incompetencia).
Las organizaciones deben dejar de ser un... “seguir y dar instrucciones”
Las organizaciones deben dejar de ser un… “seguir y dar instrucciones”

Una organización en la que la actividad está centrada en “solo” seguir y dar instrucciones, no responde a los infinitos desafíos del día a día. Estará en clara desigualdad respecto a la competencia. La realidad actual es dinámica, compleja, de rápidos cambios.

Un líder asesora. El futuro demanda empoderamiento y capacidad de adaptación. El “mensaje” del mundo actual así lo indica. La falta de empoderamiento se paga caro en el sector empresarial.

¿Qué debes esperar como empresario, si aplicas un proceso de empoderamiento?:

  • Una mayor capacidad de respuesta en los procesos.
  • Equipos más involucrados e integrados.
  • Repunte de la eficiencia en todas o en la mayoría de las áreas.
  • Disposición a asumir retos, como proyectos propios.
  • Una motivación medida por la satisfacción personal.
  • Mayor efectividad, calidad del servicio y rentabilidad de la empresa.

En términos de nuestro índice IDEAL, un proceso de empoderamiento debe reflejar una mejora en sus 4 componentes: foco, control, colaboración y mejora continua.

¿Por qué empoderar a tu equipo de trabajo? ¡Clave del éxito!
Ejemplo del valor del índice para una pyme en funcionamiento regular.

Un aspecto clave que debe acompañar un proceso de empoderamiento es el desarrollo de competencias para dar feedback de calidad. Implica desarrollar destrezas propias de los coach, porque todo colaborador debe conocer un poco de coaching. De hecho, es un elemento que consideramos necesario en todo empresario, gestor y líder de equipo.

Al respecto te recomiendo esta lectura que aborda un tema interesante: 4 claves de las empresas de éxito. ¿Las aplicas?

Conclusiones

¿Por qué empoderar al equipo es clave en el mundo empresarial? ¿En qué se traduce?, ¿en qué ayuda y cómo contribuye al éxito de la organización?

Para convertir a nuestra pyme en una empresa ágil es necesario realizar transformaciones. La experiencia nos dice que debemos comenzar por el pilar esencial, que no es otro que el equipo de trabajo. Empoderar a los colaboradores es el secreto del éxito. Empresas con presencia mundial, como Google, lo hacen.

El enfoque será diferente en cada tipo de empresa. Pero en definitiva, la agilidad implica un proceso de empoderamiento. En otras palabras: la agilidad demanda empoderar a los colaboradores para que pasen de un rol que “recibe instrucciones” a un rol que “gestiona siguiendo un plan”, con disposición a enfrentar retos y superarlos.

¿Por qué empoderar a tu equipo de trabajo?

¡Esto no quiere decir que cada quien hace lo que mejor le parece! Se trata de que, dados unos objetivos estratégicos por área funcional y ciertos objetivos globales, el colaborador lidera el logro de los mismos. Y para ello, despliega habilidades (duras y blandas), con el propósito de hacerlo con eficiencia.

Dicho todo lo anterior, debes tener claro que al decidir sobre los programas de capacitación, no puedes perder de vista que el objetivo es empoderar. Esto nos permite obtener un retorno mayor de la inversión que hagamos en formación. Y por supuesto, una mejor relación “ganar-ganar” con el trabajo colaborativo.

Nota: las palabras empoderar empoderamiento son traducciones del verbo to empower y del sustantivo correspondiente, empowerment. Diccionario Fundeu.ES.

Con esta lectura y las recomendadas, ya puedes dar una respuesta clara a las preguntas: ¿qué quiere decir la palabra empoderar, ¿qué es empoderar a alguien? y ¿por qué empoderar a tu equipo de trabajo?

Lectura complementaria para saber más sobre cómo empoderar: Trabajo en equipo: ¿cómo mejorar la productividad?

¡Muchas gracias por leernos!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

es_ESSpanish