Diagnóstico del área Dirección Estratégica en una pyme

El área dirección estratégica tiene un propósito formular las estrategias para el desarrollo de la pyme.

Hoy te explicaré cómo realizar un diagnóstico de la “dirección estratégica” en tu pyme, para que mejores y avances con buen pie.

Este tipo de estudio te permitirá definir el rumbo de la empresa. Estableciendo los criterios generales para la definición de los objetivos y el desarrollo del trabajo en la organización.

ANUNCIO

Y para lograr el objetivo de este artículo, nos centraremos en los siguientes puntos:

  • ¿Qué es el área Dirección Estratégica en una pyme?
  • Diagnóstico del área Dirección Estratégica.
    • Misión y visión.
    • Historia de la empresa.
    • Objetivos estratégicos.
  • Comentarios finales.

Este artículo forma parte, además, de una serie dedicada a las áreas en una “empresa ideal”. Con esto buscamos responder a la pregunta, ¿cuáles son las áreas funcionales que permiten alcanzar y mantener el éxito?

Es un tema importante tanto para emprendedores como para empresarios mipymes. Así que para arrancar con esta entrega quiero mostrarte las áreas clave de una empresa ideal. Observa:

Áreas Clave de una empresa ideal

Ahora bien, si es cierto que no es necesario abordar los artículos previos para realizar esta lectura, te sugerimos dar un vistazo a los mismos más tarde:

¿Qué es el área dirección estratégica en una pyme?

Antes de responder a esta pregunta, recordemos cuáles son las áreas en una «empresa ideal». De acuerdo con nuestra experiencia, hay 6 áreas que deben desarrollarse en una fase temprana.

Nos referimos a una pyme que quiere mantener su ritmo de crecimiento y competitividad. 

Y que, además, necesita tener capacidad de respuesta frente a los retos del entorno. Estas áreas funcionales son:

  • Nivel estratégico: Dirección Estratégica.
  • Nivel de procesos: Ventas y marketing, Producción y Operaciones.
  • Nivel de apoyo: Administración, Facturación y Tesorería, Talento humano.

Está claro que este artículo se centra en el área Dirección Estratégica. Una de las funciones clave en toda organización empresarial.

Grosso modo, Dirección Estratégica debe atender al menos los 3 siguientes aspectos:

  1. La misión y visión de la empresa.
  2. Documentar su historia y fases.
  3. Definir los objetivos estratégicos.

Definición de Dirección Estratégica:

Según Chandler (pionero en el área), dirección estratégica es:

«la definición de las metas y objetivos a largo plazo de una empresa y la adopción de acciones y asignación de recursos que resultan necesarios para conseguir estos objetivos».

El propósito principal de la dirección estratégica es que tu empresa pueda alcanzar sus metas.

Te da respuestas para que puedas adaptarte a los cambios de tu entorno, el cual cada vez es más complejo y hasta hostil. 

Entonces, desde la dirección estratégica te encargarás de fijar objetivos y plantear una estrategia para alcanzarlos.

Y para ello, debes tener en cuenta los escenarios futuros, por lo que deberás corregir las desviaciones que se produzcan.

Por cierto, un punto importante que debemos distinguir es que los objetivos son el qué y las estrategias son el cómo.

dirección estratégica

Diagnóstico del área dirección estratégica

Desarrollar el área dirección estratégica implica unos cuantos elementos. Algunos de estos son:

  • Establecer o definir la misión de la empresa. 
  • Asegurar la socialización de la misión y visión en todo el equipo de trabajo. 
  • Tener clara la razón de ser de la organización.
  • Especificar los objetivos estratégicos y asignar la responsabilidad de lograrlos.
  • Evaluar la consistencia entre los objetivos y la ejecución de actividades.

En términos más «teóricos», el proceso de dirección estratégica comprende 5 actividades:

  1. Definir un concepto de negocio y crear una visión de hacia dónde se quiere dirigir a la organización.
  2. Transformar a la misión en objetivos específicos.
  3. Elaborar estrategias que logren el resultado planeado.
  4. Implantar y poner en práctica las estrategias de manera eficiente y eficaz.
  5. Evaluar resultados, revisar e iniciar ajustes correctivos.

Sin embargo, en el enfoque que le damos en este artículo, nos centramos en los 3 aspectos ya señalados: la misión y visión, la historia y los objetivos estratégicos. 

Partimos del hecho de que ya existen y queremos evaluarlos o realizarles un diagnóstico. Y lo haremos con base en tres puntos:

  • Lo esperado en una pyme.
  • Preguntas sugeridas de diagnóstico.
  • Lo que suele ocurrir en las mipymes.

1. Misión y Visión

Con respecto a la misión y visión… ¿Qué se espera del empresario y su equipo en una mipyme “ideal”?

Se espera que las siguientes declaraciones sean verdaderas:

  1. El empresario es capaz de declarar su negocio considerando, al menos, los siguientes aspectos: producto, cliente, valor agregado y cobertura geográfica.
  2. Todo el personal de la empresa conoce y comprende la misión y visión, y están comprometidos con ellas.
  3. El empresario es capaz de plantear qué quiere lograr en el futuro y desarrolla acciones consistentes con su visión.

Con respecto a estas 3 declaraciones, ¿cómo evaluarías a tu equipo y a ti mismo, como empresario?

Diagnóstico empresarial

Para un diagnóstico rápido puedes responder al siguiente grupo de preguntas:

  • ¿Cuál es el negocio de la empresa?
  • ¿Cuál es la contribución principal de la empresa a los clientes?
  • ¿Qué cobertura geográfica tiene la empresa? 
  • ¿Qué valores son importantes para el equipo?
  • ¿Cómo definiría la misión de tu empresa? 
  • ¿Cómo se transmite la misión a los colaboradores? 
  • ¿A qué nivel de la empresa se ha socializado la misión? 
  • ¿Todas las personas en la pyme comparten esta misión?
  • ¿Qué acciones está realizando para alcanzar la visión? 
  • ¿Cuáles son las ventajas que diferencian a tu empresa en el mercado? 
  • ¿Por qué debiera ser conocida la empresa dentro de cinco años? 
  • ¿Cuál es el sueño para la empresa en tres más?

La realidad en muchas mipymes:

La realidad en muchas mipymes es que el empresario y su equipo no tienen claras la misión y la visión. ¡Existen empresas en que es una «asignatura» pendiente, sin «evaluación»!

¿Qué ocurre, por ejemplo, cuando no se ha socializado la misión de la empresa?

Entonces, responder a esta lista de preguntas nos puede ayudar a tomar decisiones para mejorar. 

Observe además, que este conjunto de preguntas debemos hacerlas cada cierto tiempo. Por ejemplo, cada semestre o en el periodo que se establezca para tal fin. 

Porque la misión puede cambiar, por lo que es estratégico su análisis cada cierto tiempo o al cierre de cada año. 

2. Historia de la empresa

Con respecto a la historia de la empresa… ¿Qué se espera del empresario y su equipo en una mipyme “ideal”? 

Se espera que las siguientes declaraciones sean verdaderas:

  1. El empresario y su equipo tienen clara la razón de ser de la empresa y el aporte que ella entrega a sus clientes.
  2. El empresario y su equipo tienen claro los principales hitos positivos y negativos que han influenciado el desarrollo de la empresa. Y ha podido superar las crisis que se han presentado.
  3. La asignación de responsabilidades se basa en las competencias técnicas y sociales del personal, sin influencia de familiares. Existe un sistema de promoción conocido por todos, con criterios para la toma de decisiones. 

Con respecto a estas 3 declaraciones, ¿cómo evaluarías a tu equipo y a ti mismo, como empresario?

dirección estratégica

Para un diagnóstico rápido puedes responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Quién la fundó y por qué motivo?
  • ¿Por qué fue fundada? ¿Cómo surgió la idea de negocio
  • ¿Por qué existe en la actualidad la empresa?
  • ¿Cuáles han sido las principales etapas en la historia de la empresa? 
  • ¿Cuáles han sido los principales problemas que ha enfrentado?       
  • ¿En qué fase o etapa se encuentra hoy día?
  • ¿Qué influencia ha tenido tu familia u otros grupos? ¿Ejercen algún control?
  • ¿Qué influencia tienen los entes gubernamentales, terceros u otras organizaciones?

La realidad en muchas mipymes:

La realidad en muchas mipymes es que, por ejemplo, el equipo no conoce la historia de la empresa y no puede declarar su propósito; en qué etapa está o qué influencia tiene el entorno.

¿Qué importancia supone conocer la historia y los hitos de la empresa?

Pues no es sencilla la respuesta, pero sin duda es importante. 

Si el equipo conoce los principales problemas que ha enfrentado, por ejemplo, es muy probable que su compromiso aumente y se identifique con sus valores. Sabrá detectarlos si aparecen nuevas situaciones por las mismas causas.

Socializar todos estos aspectos, darlos a conocer al nuevo personal, entre otra información que se pueda compartir, será un elemento diferenciador.

Un colaborador informado y motivado hace a la empresa más competitiva.

3. Objetivos estratégicos

Con respecto a los objetivos estratégicos… ¿Qué se espera en una mipyme “ideal”? 

Se espera que las siguientes declaraciones sean verdaderas:

  1. El empresario declara objetivos para las diferentes áreas de la empresa y estos están formalizados.
  2. El empresario muestra convicción y claridad por las metas futuras; y existe consistencia entre el accionar de la empresa y los objetivos estratégicos planteados.
  3. Existe consistencia entre los objetivos y la estructura de la empresa, evidenciándose cambios en aquellas áreas definidas como críticas o estratégicas.

Con respecto a estas 3 declaraciones, ¿cómo evaluarías a tu empresa?

Claves para el diagnóstico de dirección estratégica

Para un diagnóstico rápido puedes responder a la siguiente lista de preguntas:

  • ¿Quién define los objetivos y para qué? 
  • ¿Cuáles son los objetivos y metas estratégicas hoy día? 
  • ¿Hay objetivos de corto y largo plazo con respecto a productos y servicios, mercados, políticas de personal, etc.? 
  • ¿Cuáles son los planes de acción prioritarios para el logro de los objetivos? 
  • ¿Cuáles son los principales problemas para el logro de los objetivos?
  • ¿Se dispone de un presupuesto de inversiones para la implantación de mejoras?
  • ¿Cuáles son las principales debilidades para cumplir los objetivos?
  • ¿Cómo prioriza las actividades para el logro de cada meta? 
  • ¿Qué actividades faltan para alcanzar los objetivos? 
  • ¿De qué forma ha cambiado la empresa con relación a los grandes objetivos?

La realidad en muchas mipymes:

La realidad es que muchos empresarios y sus equipos no tienen a la vista o no declaran los objetivos estratégicos. ¡Tampoco conocen su finalidad! 

Es probable que en el inicio de las operaciones, los haya considerado. Pero la dinámica del día a día no le permite reflexionar al respecto, y menos discutirlos con el equipo. 

Rectificar esto es obligación del empresario. Su conocimiento abre perspectivas, tanto personales como colectivas. Digamos que cambia la mentalidad, haciendo crecer las expectativas. 

Además, la experiencia nos dice que en muchos casos los objetivos están en la mente del empresario, pero este no los comparte.

Esta situación conlleva a errores, falta de calidad y eficiencia en las tareas, y de compromiso. Ejemplos de empresarios así, conocerás muchos.

En tal sentido, una tarea clave del empresario es aprender a socializar no solo la misión y visión, sino los objetivos generales que apuntan al logro del propósito de la empresa. 

Pero, ¡cuidado!, no es comunicar tales elementos o datos en una sola dirección. Esto no tendrá efecto alguno ni creará compromiso. No generará beneficios.

Se trata de discutir, retroalimentar y hacer parte de los mismos, a todo el equipo de trabajo. Al incluir al personal, suma confianza y mejora el cumplimiento de metas.

Es una actividad que, además, debemos hacerla de manera periódica. Debe estar en la planeación general, porque su reformulación será necesaria.

dirección estratégica

Y antes de finalizar, dos notas necesarias:

El diseño de las estrategias en toda empresa es, comúnmente, una función de la dirección. Así lo señala la cultura empresarial.

Tiene como propósito clave, determinar cómo se van a conseguir los resultados establecidos, durante el proceso de planeación, ponderando los factores involucrados.

Pero no por ello, debe excluirse al equipo. De hecho, es un error que la directiva de muchas pymes cometen. 

La estrategia de una empresa se compone de dos enfoques:

  • Un enfoque proactivo, que implica la anticipación a los hechos futuros. Para ello establece los cursos de acción prácticos, aún antes de que surjan las situaciones específicas en las que se aplicarán.
  • Un enfoque reactivo, que responde a oportunidades y amenazas del entorno. También, a las experiencias que se viven en la empresa, en el momento en que se está llevando a cabo la estrategia.

La estrategia no sólo señala el camino que seguirá la empresa, sino que ayudará a establecer cómo lo hará. Por ello es que la dirección estratégica tiene mucha importancia para los líderes empresariales.

En segundo lugar, queremos destacar que una empresa ideal no es, eminentemente, una empresa perfecta. 

Nos referimos a una empresa ideal como aquella en la que el empresario y su equipo buscan hacer las cosas bien, con base en un modelo que sirve de guía de cambio.

La empresa ideal utiliza herramientas idóneas…

Puede basarse en pasos pequeños para implementar cambios, pero lo hace de forma deliberada, haciendo de cada uno, una nueva ventaja real.

Aplica métricas cuantitativas y cualitativas para evaluar el avance de la mejora continua y de todo lo realizado en lo estratégico.

Y para ello, buscan referencias o estándares de lo que se espera que ocurra en las áreas. Tal como las declaraciones para Dirección Estratégica que compartimos.

Comentarios finales sobre la dirección estratégica

Lo primero que debes tener claro es que la dirección estratégica es la parte más importante de la dirección empresarial.

Podemos afirmar que ayuda a la empresa a ser “fuerte”, porque su objetivo central es aportar valor.

Por lo tanto, la dirección estratégica es fuente de éxito en toda empresa, con relación al logro de sus metas y propósitos.

Es decir, la dirección estratégica apoya la adaptación al entorno y facilita la transformación de los obstáculos en oportunidades.

Pero si estás iniciando tu empresa, o apenas has recorrido algunas etapas, no debes fijarte «grandes» objetivos y estrategias.

Sin importar si te basas en una metodología, debes pensar en la consecución de metas concretas.

Empezar con objetivos medibles y realistas es mejor, es lo correcto; acompañados de estrategias sencillas, que puedas controlar y evaluar, según las necesidades reales en cada etapa.

Así que piensa en objetivos con impacto en la actividad diaria. Evita la complejidad, pues te hará perder esfuerzos que puedes dedicar a otros sectores del negocio.

Un paso a la vez; con ello cubrirás grandes distancias. Es una decisión con la que podemos obtener buenos resultados. 

¡Quizás la clave sea identificar qué paso dar cada vez!

Para cerrar, las preguntas que te dejamos son «guías» que pueden darte “luz” sobre cómo anda tu empresa, con respecto a la dirección estratégica.

En otras palabras, te dan la opción de aprender a diagnosticar, lo que implica un conocimiento valioso para mejorar la gestión, en todo tipo de negocios.

Con la práctica, en el contexto de tu empresa, obtendrá un beneficio en el mediano plazo. Fundamental para la gestión exitosa.

Y no olvide el registro de las experiencias logradas. Siempre habrá quien esté interesado en los «apuntes» para aprender de logros y proyectos anteriores.

Recuerda que cada micro, pequeña y mediana empresa es un “experimento social” particular.

Y el diagnóstico siempre será único, no solo para cada empresa, sino incluso para cada etapa que viva la organización. 

Entonces, ¿cuándo empiezas el diagnóstico de la dirección estratégica en tu pyme?

Haz un plan, diseña una estrategia, crea un grupo de trabajo… Te podemos apoyar. 

¡Muchas gracias por leernos!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


ANUNCIO

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.