¿Qué es la transformación digital? Consejos para avanzar

.

La transformación digital es, sin duda, una de las prioridades empresariales en la actualidad. Es un tema sobre el cual se escribe en forma constante. Basta con hacer una búsqueda en la web, por ejemplo con Google, para corroborar esta afirmación. Pero ¿qué es la transformación digital?

De esto hablaremos en este artículo, además de comentar parte de los consejos sugeridos por Andrés Silva Arancibia, fundador de Flumarketing, a la hora de diseñar estrategias para la transformación digital ¡Bienvenidos(as)!

Y comenzamos por responder a la pregunta: ¿qué es la transformación digital? En forma sencilla, podemos señalar que es la integración de tecnología digital en todas las áreas de una empresa. Esto conlleva en muchas organizaciones a cambiar la forma en que opera, brindando más valor a sus clientes.

Cuando se asume como objetivo estratégico, supone un cambio cultural que requiere que las organizaciones desafíen el “status quo”, prueben, experimenten y no tengan miedo al fracaso. De hecho, del fracaso se logran los mejores aprendizajes.

¿Qué es la transformación digital? Consejos para avanzar
¿Qué es la transformación digital? Consejos para avanzar

Un punto importante es que la transformación digital suele implicar cambios sustanciales en la realización de los procesos, al incorporar la tecnología digital.

Lo común es que requiera una especie de reinvención de todas las áreas funcionales, de la cadena de suministro y del flujo de trabajo. Lo que demanda, además, nuevas habilidades de sus colaboradores.

Por otro lado, la transformación digital ayuda a las pymes a seguir el ritmo de las demandas de los clientes, cada vez más “digitalizados”. Además, es un punto de apoyo para que las organizaciones compitan con más capacidades en un entorno que cambia en la medida que la tecnología evoluciona.

¿Qué es la transformación digital? Importancia

Otra forma de responder a qué es la transformación digital es la siguiente: es la aplicación de capacidades digitales a procesos, productos y activos para optimizar y mejorar la competitividad, y ofrecer un nuevo valor añadido a los clientes, además de descubrir nuevas oportunidades de generación de ingresos.

Ahora bien, tal vez te preguntes por qué hay tanto interés por la transformación digital. Una respuesta es que las organizaciones, en su mayoría, saben que el 50 % o más de sus ingresos se verán condicionados en poco tiempo, por la tecnología y el comportamiento de clientes y usuarios en la red.

¿Qué tan complejo es llevar adelante la transformación digital en una empresa?
¿Qué es la transformación digital? Importancia

¿Qué tan complejo es llevar adelante el proceso de transformación digital en una empresa? Esta pregunta que con frecuencia hacen empresarios «mipyme», no tiene una respuesta sencilla. Por un lado, cada empresa es única y el nivel de “organización” de sus procesos es una variable esencial.

No es lo mismo plantear la transformación digital de una pyme con procesos claros, definidos y gestionados, que una pyme con un nivel “caótico” importante en su organización.

Gestionar Fácil.

Además, es casi imposible que existan 2 proyectos de transformación digital exactamente iguales, precisamente por las particularidades de cada empresa. Piensa, por ejemplo, en la variable “competencias digitales” de los colaboradores.

Por otra parte, tal como lo señala Andrés Silva (de Flumarketing), estamos empezando a comprender que la tecnología es solo la base de la transformación, porque la transformación completa va mucho más allá. Esta incluye la estrategia empresarial, el modelo de negocio, el talento humano, las operaciones empresariales y comerciales, y la relación con el cliente.

Diseño de estrategias para la transformación digital

Partiendo del escenario de que la transformación debe ser completa, veamos los consejos que nos comparte Andrés Silva para el diseño de estrategias de transformación digital competitivas.

1. ¿En qué debemos enfocarnos?:

En primer lugar, acepta que la transformación digital es mucho más que comprar, instalar y desplegar tecnología. ¡Es mucho más! En tal sentido, es necesario adoptar soluciones sencillas, fáciles y simples de instalar. Siempre debemos tener en cuenta que tanto la empresa como las soluciones escogidas requerirán de ajustes para obtener el mejor resultado posible.

El inicio de un proyecto de esta naturaleza demanda crear una visión común en la empresa. En tal sentido, es necesario conducir el proceso de transformación digital bajo una declaración precisa de la visión. El proyecto de transformación debe formar parte de un plan más amplio, que apunte a transformar la cultura de la organización.

Es probable que un problema con el que tendrás que lidiar es el de la resistencia al cambio, según sea el talento humano con que cuentas.

Enfócate en conocer tu negocio y escuchar a tus colaboradores. ¡Escucharlos de verdad! Si no conoces con detalle tu empresa y no cuentas con competencias duras y blandas en tu equipo, será difícil diseñar un proceso efectivo de transformación digital.

2. No pierdas tiempo buscando súper talentos…

Un consejo clave que nos refiere Andrés Silva es no perder tiempo buscando súper talentos digitales. Este se basa en el hecho de que cuando una empresa está ejecutando un proyecto de transformación digital, aumenta la preocupación por reclutar talentos digitales.

Sin embargo, quizás en lugar de dedicar tiempo y recursos a la contratación de expertos, es mejor empoderar en habilidades digitales al equipo propio.

No pierdas tiempo buscando súper talentos…
No pierdas tiempo buscando súper talentos…

Una condición para el éxito del proyecto de transformación, es involucrar a cada área funcional en el proceso y que sea asumido como un compromiso.

Por su naturaleza, la transformación digital será una experiencia compleja, aun en microempresas. Es claro que un proyecto de este tipo tendrá efectos en toda la organización, por lo que cada área debe estar efectivamente involucrada en el proceso.

3. Simplifica con la computación en la nube:

Para simplificar y reducir costes, debes considerar la computación en la nube. Sin duda, es un factor importante en la simplificación de procesos. Eliminar la complejidad operativa es esencial, además, favorece la optimización de la experiencia para el usuario y para el cliente.

Como sabes, la nube, los datos y el análisis han permitido la flexibilidad y la oportunidad para ofrecer nuevos modelos de negocios. Modelos que garantizan una personalización masiva en el mercado objetivo de la empresa.

4. Crea una experiencia de usuario superior:

Andrés Silva nos sugiere tener presente que las expectativas de la experiencia del usuario exigen nuevas interfaces. En el pasado, la movilidad con el tacto definió la última era en el diseño de la experiencia del usuario.

Sin embargo, la tecnología de hoy día permite el desarrollo de otro ámbito de experiencias, ofreciendo interfaces de voz y de conversación, superposiciones digitales con realidad aumentada y experiencias inmersivas con realidad virtual.

Crea una experiencia de usuario que sea superior en cuanto a funcionalidad, facilidad de uso y captación. La empresa tiene que desarrollar la capacidad de hacer de la experiencia de usuario un medio efectivo para enfrentar a la competencia. Tus usuarios y clientes deben vivir experiencias únicas, memorables, que capten la atención.

5. Administra los datos:

La transformación digital implica administrar los datos de la cadena de suministro para mejorar la experiencia de la relación con el cliente. Es claro que las empresas de hoy día pueden disponer de datos para ofrecer una experiencia superior al cliente. Además de tener una mejor comprensión de los problemas que surgen desde la cadena de suministro.

Es común que los colaboradores que tienen contacto con el cliente, posean una visibilidad limitada de los problemas que emergen de la cadena de suministro y que afectan al cliente. Por ejemplo, sobre la disponibilidad de productos y los plazos de entrega.

En tal sentido, la transformación debe dar lugar a la conexión entre la cadena de suministro y el sistema de atención al cliente. O mejor, a la conexión de todas las áreas funcionales de la organización.

Con ello, los colaboradores podrán entregar al cliente más información sobre el producto o servicio, sobre las causas de un inconveniente, facilitando de esta manera una comunicación clara y minimizando los efectos negativos en el caso de incidencias.

La transformación digital implica administrar los datos...
La transformación digital implica administrar los datos…

Un consejo importante es utilizar los datos desde una perspectiva estratégica, y no solo para acciones reactivas. Las áreas deben hacer un uso efectivo de los datos, recopilándolos e interpretándolos para luego diseñar o rediseñar estrategias.

Los datos son clave para entender a los clientes. Los datos estructurados, como los que provienen de sistemas CRM, generan información sobre los clientes en función de sus transacciones históricas. Pero las organizaciones también pueden recopilar datos desestructurados desde las redes sociales y escuchar lo que quieren a través de sus comentarios…

[www.powerdata.es]

6. Mejora la agilidad de la empresa:

Es necesario aplicar “inteligencia” a todo lo que hacemos en la empresa. Las organizaciones que desean avanzar y tener éxito en un mercado hiperconectado, deben ser más ágiles todos los días. Deben ser flexibles apoyándose siempre en la mejora continua. Vale decir, entonces, que la transformación digital efectiva es también un proceso que mejora continua.

Comentario para finalizar

En fin, encontramos en la teoría muchas razones válidas que podemos exponer para argumentar por qué las pymes apuestan o deberían apostar por su transformación digital. Por ejemplo: la modernización, el incremento de la eficiencia y productividad, la disposición de aplicaciones sencillas de adoptar, etc.

Sin embargo, en la práctica, encontramos razones que suelen ser mucho más realistas. Podemos hacer referencia a motivos que surgen de al menos dos puntos:

  • Primero, por la presión externa, incluida la que ejercen los propios usuarios, clientes, proveedores, además de la propia competencia.
  • Y segundo, por la propia presión interna, que se ejerce desde adentro de la organización, cuando el equipo de trabajo es proactivo, está comprometido con la mejora continua y fomenta el cambio.

Por lo tanto, la transformación digital no es sólo un reto tecnológico, sino también un reto de cambio cultural, en el que los colaboradores de la organización deben ser el eje de dicha transformación.

¡Muchas gracias por leernos!

Más de Gestión general

Google AdSense Matched Content Widget

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR