Internacionalización de la empresa. ¿Cuándo y por qué abordarlo?

La internacionalización de la empresa es uno de los objetivos que se persiguen con frecuencia. Quizás sea por inercia de mercado, quizás sea porque la expansión es la única salida ante una situación de competencia. En cualquiera de los casos es una decisión que debe tomarse con precaución.

Sin embargo, cuando se aborda correctamente, ésta supone un gran empuje para la empresa. Es cierto que, según que mercados e industrias no es siempre necesario dicha internacionalización. En este artículo abordaremos dichas cuestiones

Los aspectos a tener en cuenta cuando se plantea una internacionalización de la empresa son:

  • ¿Qué motivos puede haber para abordad la internacionalización de la empresa?
  • ¿Está la empresa preparada para abordar dicha etapa?
  • ¿Cómo busco socios, formato para establecerme en otro país y de quién puedo fiarme?
  • ¿Qué impacto pueda tener en la sociedad matriz la internacionalización de la empresa?
  • ¿Qué puedo considerar a la hora de adaptar al equipo?

Así que, sin más dilación, ¡empecemos!

Internacionalización de empresas: ¿Qué motivos pueden haber?

En gestionar fácil hemos visto situaciones de todo tipo. Empresas con un potencial desaprovechado y empresas con un riesgo elevado por estar demasiado dispersas. Las situaciones más comunes que nos encontramos en dicha internacionalización son:

Llevar la producción a otro país para reducir costos

Esta es una práctica bastante extendida, sin embargo no siempre es exitosa. Muchas gerentes se plantean la internacionalización de la empresa, cegados por las expectativas de un beneficio mucho mayor.

Es importante reducir costos en la producción, sin embargo, no siempre es necesario crear toda una estructura y superar una curva de aprendizaje. Como ocurre en muchas empresas de producción, no pasa nada por subcontratar parte de la producción en el país objetivo y verificar qué ocurre.

En uno de mis viajes de empresa, en este caso para ayudar a una empresa a producir en china, me encontré que ya existían centros de control de calidad. Estas empresas, simplemente controlaban la producción por el empresario. Ya no era necesario tener que ejecutar una internacionalización de a empresa para tener control, sino que, siempre que se tenga un control de calidad por parte del productor, es suficiente. Esta empresa de control de calidad hacía dicha función.

Internacionalización de la empresa

Llevar la producción de modo escalonado

Muchas empresas optan como hemos visto por la opción de probar la producción en uno o varios países.

Tras ello, se procede a evaluar los resultados y mejorar la gestión general para tener producción mixta (contratada interna y contratada externa) .

Este cambio de paradigma puede generar «turbulencias» y suponer un coste de oportunidad elevado. Analizar los tiempos de gestión y el asincronismo que puede derivarse de tener dos fuentes de insumos de producto es necesario.

Una vez superada la curva de aprendizaje, la empresa puede estar preparada para decidir adentrarse en otro desafío y dar de alta una sucursal de producción en el país que hasta ahora, subcontrataba.

Llevar una delegación comercial o administrativa a otro país

Cada día es más frecuente observar como ciertos países Europeos son más atractivos que otros y en particular hay algunos que lo son a nivel mundial.

Para autónomos, Estonia ofrece la opción de crear una sociedad a partir de una ciudadanía digital atraen la atención de muchísimos autónomos alrededor del mundo.

Para empresas, Suiza es una alternativa cada día más atractiva. Más allá de los estereotipos y las ventajas que ofrece Suiza a nivel de banca, como sede de empresas ofrece seguridad, seriedad, caché y buenas comunicaciones.

Además de ello, gracias a empresas como Swiss Financial Company & Trust, que se dedican no sólo como representante fiscal en Suiza, sino también la creación de la sociedad, contabilidad, recursos humanos, contabilidad e impuestos.

Así, si unimos la reputación del país, así como que los servicios de implementación de la sociedad y gestión de la misma hay empresas «que nos llevan de la mano», Suiza es una opción para quienes:

  • Quieren llevar la sociedad a un lugar donde tenga seguridad en estos tiempos turbulentos
  • Empresas que quieren operar en Europa, en particular en centro europa y quieren un centro administrativo cercano.
  • Empresas que generan gran cantidad de tesorería y quieren estar ubicados en un centro financiero.

Internacionalización de una empresa de servicios

Las empresas de servicios pueden tocar techo. Y lo hacen. Sea por un modelo de franquicias o sea or un modelo de implantación total, es muy recomendable pensarse mucho dar el paso.

Recomendamos cuando se tiene la intención de abordar cualquier proceso intenso de cambio, que se ramifique en proyectos las acciones que se desean hacer. Así, usando la metodología Hoshin Kanri es mucho más sencillo ver los detalles, pasos y prioridades que se han de abordad. A continuación puedes ver un vídeo explicativo:

Hoshin Kanri.

Puntos críticos que tenemos que tener en cuenta al plantear una internacionalización de la empresa de servicios:

  • ¿Tenemos los procesos bien documentados? ¿Son extrapolables a otros entornos?
  • ¿Hemos creado un sistema de control de calidad? ¿Medimos lo que está bien y lo que está mal en la empresa? Te facilitamos un vídeo para entender mejor su importancia y en qué consiste:
Medición.

En otro orden de cosas, hay que considerar que:

  • ¿Cómo puede afectar a la cultura de la empresa este cambio tan impactante?
  • ¿Está tu equipo y más concretamente tu equipo directivo preparado para cambiar el paradigma de lo que sois? Este punto es muy delicado. No todas las empresas están listas para ser «internacionales».
  • A nivel fiscal…, ¿están las sociedades separadas y no supone un riesgo operativo esta nueva aventura?

Conclusiones

La internacionalización de la empresa no es algo trivial. Esperamos que con este breve artículo puedas ser consciente que, más allá de «aumentar ingresos» y «reducir gastos» es importante:

  • Planificar.
  • Asesorarse.
  • Disponer de redes de seguridad.

Si como empresario tienes todo previsto, te doy mi enhorabuena, no todos los equipo y empresarios planifican todo lo necesario. Sin embargo, si te encuentras en fase de meditar esta alternativa, no tengas prisa en tomar una decisión de dicha importancia.

Más allá de nuestro asesoramiento y agentes que ayudan a la internacionalización hay agencias y organismos como el ICEX en España así como organizaciones parecidas en otros países de latinoamérica que pueden asistir.

¡Muchas gracias por leernos!

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR