Indicadores financieros para pymes

El propósito de esta entrega es darte información concreta de qué son los indicadores financieros, cuál es su importancia y, además, mostrar ejemplos para que conozcas cómo los puedes utilizar en tu empresa.

¿Por qué esto es importante?

Una empresa que busque mejorar de manera continua, necesita tener bajo control sus finanzas. Y esto es posible si aplica los indicadores financieros. Al menos, los más comunes.

Pero además, el conocimiento de la evolución de tales indicadores también da cuenta de la situación general de la pyme. Es una herramienta de diagnóstico.

Por tal motivo, en esta entrega nos centramos en qué son las métricas e indicadores financieros y por qué debemos medir.

Y mostramos ejemplos para que extiendas su aplicación, definiendo tus propias mediciones, según las necesidades particulares de tu empresa.

La medición es un medio para conocer cómo está la empresa y disponer de información para tomar decisiones.
La medición es un medio para conocer cómo está la empresa y disponer de información para tomar decisiones.

Y comenzamos con una definición de indicador financiero.

¿Qué es un indicador financiero?

Un indicador financiero es una relación entre dos o más valores que se extraen de los estados financieros (balance general, estado de resultados, flujo de caja, entre otros) o de cualquier otro informe interno (presupuesto, gestión de la calidad), para satisfacer una necesidad de información.

Por ejemplo, una necesidad de información puede estar relacionada con la morosidad de las cuentas por cobrar y su influencia en la liquidez de la pyme, además de su evolución en períodos consecutivos.

Con base en un modelo de análisis, el indicador nos da información sobre la situación de la empresa, según el propósito de la medición correspondiente. En los ejemplos te quedará claro esto.

¿Por qué es importante definir y aplicar indicadores financieros?

En un artículo que compartimos tiempo atrás, comentamos sobre la importancia de las finanzas para las pymes. En él indicamos que uno de los elementos clave en el área de finanzas es, precisamente, el cálculo de indicadores.

Estos nos dan información sobre la «salud financiera» de la empresa y brindan un «panorama histórico», en una línea de tiempo, facilitando proyecciones y la detección de tendencias.

El "deber ser" de las subáreas que identificamos para Contabilidad y Finanzas en una pyme.
El «deber ser» de las subáreas que identificamos para Contabilidad y Finanzas en una pyme.

Cuando una empresa está en funcionamiento estable, el cálculo de indicadores es esencial para tomar acciones en pro de los objetivos del corto, mediano y largo plazo. Constituyen una «brújula» para la gestión.

Distinción básica:

Pero antes de hablar de la importancia con más detenimiento y describir algunos ejemplos de indicadores financieros, te dejo una breve explicación que contrasta los conceptos de métrica e indicador.

  • El término métrica, en sentido amplio, puede referirse a 3 tipos: las métricas directas, las métricas indirectas y los indicadores. En nuestro caso, preferimos distinguir simplemente entre métricas e indicadores.
  • En el caso de métricas, se trata de una forma de medir (método de medición como contar o una función de cálculo) y una escala, definidas para realizar mediciones de uno o varios atributos.
  • Mientras que el indicador es una forma de medir que hace uso de un modelo de análisis. Esto es, utiliza métricas junto con criterios de decisión preestablecidos.

Esto lo verás más claro en los indicadores que veremos de inmediato. Por lo pronto, observe la definición de 3 métricas aplicables es una tienda:

  • Md1. Número de clientes atendidos por día (operación «contar»).
  • Md2. Número de ventas diarias no realizadas por fallas en inventario.
  • Md3. Número de clientes nuevos por período (día, semana, mes).
Indicadores financieros para pymes (ejemplos)
Contar es una forma de medir para obtener métricas (Indicadores financieros para pymes).

Importancia de los indicadores financieros

El análisis de los indicadores financieros es parte del estudio de la información contable.

Sin este análisis no es posible hacer un diagnóstico del estado actual de la empresa. Por tanto, será muy complicado decidir qué acciones tomar, de manera particular, cuando las cosas no marchen bien.

El análisis financiero se fundamenta en la utilización de una serie de indicadores y ratios financieros.

Existe un gran número de indicadores y «ratios» financieros con los que puedes realizar un análisis exhaustivo de tu empresa.

Los ratios son cocientes entre “masas patrimoniales” que tienen algún tipo de relación: activo, pasivo, patrimonio neto y otros de sus componentes.

Pero es clave tener presente que los ratios o indicadores financieros, considerados de manera aislada, no permiten conocer el estado real de una empresa.

Por eso es necesario diseñar y aplicar varios de ellos y relacionarlos con diferentes áreas. Así, podrás cubrir la mayor parte de los aspectos que reflejan la realidad financiera de la organización.

Comparación de indicadores:

También es importante comparar cada indicador con alguna referencia o estándar. Lo típico es comparar en dos formas:

  • Primero, con ratios similares de otras empresas del mismo sector. Como es lógico, los indicadores de una pyme, por ejemplo, no son comparables con los de una empresa grande. Por lo tanto, es importante comparar con los valores medios del sector o de pymes «óptimas» dentro del sector.
  • Segundo, con ratios de la misma empresa pero en distintos momentos del tiempo. Esto permitirá ver la evolución y conocer si los objetivos se están logrando.

El análisis financiero (métricas, indicadores) es el que permite que la contabilidad sea útil a la hora de tomar las decisiones, puesto que la contabilidad leída de manera «simple», dice poco o nada.

Por tanto, el análisis financiero es imprescindible para que el registro contable cumpla con el objetivo de servir de base para la toma de decisiones.

Recuerda que las empresas exitosas se caracterizan por tener indicadores de gestión que dan cuenta del éxito de las áreas funcionales y de la organización como un todo.

Ejemplo de indicadores financieros para pymes

A continuación te presentamos los principales indicadores que se utilizan, en particular, para el análisis del balance de una pyme.

Nos centraremos en indicadores de liquidez, endeudamiento y plazos de cobro y de pago.

Como se indicó arriba, un indicador es el cociente entre 2 o más cantidades. El cálculo de indicadores del balance es una forma de completar el diagnóstico de una empresa.

El cálculo de indicadores financieros para pymes es parte del diagnóstico de las empresas.
El cálculo de indicadores financieros para pymes es parte del diagnóstico de las empresas.

¿Cuántos indicadores hay que emplear?

Dado que existen cientos de indicadores, lo mejor es seleccionar unos pocos, según el tipo de empresa. Y luego, de acuerdo con la experiencia, adoptar los que realmente necesitemos.

No todas las empresas son iguales y, por lo tanto, los indicadores requeridos variarán en cada caso. Se irán incorporando nuevos indicadores, según la necesidad que se tenga, para mejorar la gestión.

Para efectos de diagnósticos de una pyme, se puede comparar los ratios de otras empresas del mismo sector económico, con una dimensión similar y de la misma zona o región.

La otra vía, más común, para interpretar los indicadores en una empresa, es analizar su evolución a lo largo de varios períodos similares. Se pueden establecer criterios de decisión con base en los valores “medios” de la data histórica conocida.

Indicadores comunes

1. Indicador de endeudamiento

El indicador de endeudamiento se calcula dividiendo el pasivo (todas las deudas), por el patrimonio neto más el pasivo:

  • Endeudamiento = ( Pasivo ) / ( Patrimonio neto + Pasivo )

El valor del indicador de endeudamiento no debe ser mayor de 0,6 (límite sugerido). De otra forma, se trataría de una empresa con exceso de deudas. Sin embargo, hay que conocer las características de la empresa, pues en algunos casos se puede funcionar sin problemas con un mayor volumen de deudas.

El criterio de análisis para el ratio de endeudamiento es:

  1. Mayor que 0,60, exceso de deudas. La empresa está perdiendo autonomía financiera frente a terceros.
  2. Entre 0,50 y 0,60, la situación es aceptable.
  3. Menor que 0,50; no hay exceso de deudas. Lo que indica que la empresa está capitalizada.

Ejemplo: el patrimonio neto más el pasivo de una empresa es de 140 000 euros; mientras que el pasivo es de 60 000. El indicador de endeudamiento será:

  • Indicador de endeudamiento = 60 000 / 140 000 = 0,43

Lo que indica que la empresa no tiene exceso de deudas y está capitalizada.

Indicadores financieros para pymes (ejemplos)
Indicadores financieros para pymes (¡cuidado con el endeudamiento!).

2. Indicador de calidad de la deuda

Así como el ratio anterior indica si la empresa tiene mucha deuda o no, el ratio de la calidad de la deuda estudia su composición. Se obtiene dividiendo el pasivo corriente por el pasivo total:

  • Calidad de la deuda = ( Pasivo corriente ) / ( Pasivo total )

Se interpreta como sigue: cuanto menor sea el valor de este indicador, mejor será la calidad de la deuda de la empresa. Esto es porque al pasivo corriente se le considera de poca calidad, ya que hay que devolverlo antes que el pasivo no corriente.

¿Qué pasa si el valor de este indicador es muy elevado?

Significa que la deuda que tiene la empresa es de baja calidad, pues predomina el pasivo corriente, que hay que pagar en el corto plazo. En este caso, debe analizarse con otros indicadores para concluir sobre la «gravedad» de la calidad de la deuda.

Ejemplo: el pasivo total de una empresa es de 80 000 y el pasivo corriente, de 60 000 euros. El indicador de calidad de la deuda de esta empresa será:

  • Indicador de calidad de la deuda = 60 000 / 80 000= 0,75

Esto indica que el 75 % de la deuda de la empresa es a corto plazo. Por lo tanto, tiene la mayor parte de la deuda de baja calidad.

3. Indicador de liquidez

El indicador de liquidez se calcula dividiendo el activo corriente por el pasivo corriente. Lo esperado es que el valor sea superior a uno (1); ya que, en caso contrario, la empresa podría tener problemas por falta de liquidez.

  • Liquidez = ( Total activo corriente / Total pasivo corriente )

El valor ideal en las pymes para este indicador suele fijarse entre 1 y 2. Si es posible, por encima de 1,5. Aunque muchas empresas funcionan perfectamente con valores entre 1,0 y 1,4.

Ejemplo: el activo corriente de una empresa es de 88 000 euros y el pasivo corriente, de 70 000. El indicador de liquidez será:

  • Indicador de liquidez = 88 000 / 70 000 = 1,3

Por lo tanto, esta empresa está dentro de los límites aceptables del indicador de liquidez. Esto significa que puede hacer frente a los pagos más inmediatos; sin embargo, podría disminuir el pasivo corriente para estar en una posición más holgada.

Es claro que según sea el tipo de empresa, el indicador podría estar más cerca de uno (1,0) sin implicar peligro alguno.

¡Ten siempre una liquidez razonable para asegurar el funcionamiento sin "sobresaltos"!
¡Ten siempre una liquidez razonable para asegurar el funcionamiento sin «sobresaltos»!

4. Indicador de plazo de cobro

Este indicador se calcula dividiendo el saldo de la cuenta de los clientes (en el balance), por la cifra de ventas anuales, multiplicando por 365 días:

  • Plazo de cobro = ( saldo de clientes ) / ( ventas-año ) × 365 días

Al saldo de clientes hay que añadir todos aquellos importes que están pendientes de pago por parte de los clientes, como los efectos por cobrar.

El valor del indicador señala el número de días que la empresa tarda en cobrar, en promedio, a sus clientes.

Cuanto menor sea el valor de este indicador, ¡mejor!

Ejemplo: una empresa tiene un saldo de clientes de 250 000 euros y las ventas totales han supuesto 3 000 000 de euros. El indicador de plazo de cobro será:

  • Indicador de plazo de cobro = (250 000 / 3 000 000) × 365 días = 30 días

Por lo tanto, el plazo medio de cobro será de 30 días. ¿Qué dirías de este valor para el indicador, si fuera en tu pyme?

5. Morosidad en la empresa

El indicador de plazo de cobro se puede complementar con un análisis de la morosidad en la empresa.

En muchos casos, resulta útil calcular el indicador de morosidad, que divide los saldos que han sido impagados por los clientes en un período determinado, por los saldos que vencían en dicho período:

  • Morosidad = ( saldos impagados ) / ( saldos que vencían en el período)

El valor esperado es el mínimo posible. Pues cuanto menor sea el valor del indicador, menos inconvenientes hay por los impagos de los clientes.

Indicadores financieros para pymes (ejemplos)
Los indicadores constituyen una «brújula» para la gestión.

6. Indicador de plazo de pago

Este se calcula dividiendo el saldo de la cuenta de proveedores por las compras anuales, multiplicando por 365:

  • Plazo de pago = ( saldo-proveedores ) / ( compras-anuales ) × 365

Su valor indica el número de días que, en promedio, la empresa tarda en pagar a los proveedores. En principio, cuanto mayor sea el plazo de pago, mejor. Pero siempre que la empresa atienda los compromisos de pago en la fecha convenida.

Ejemplo: las compras de una empresa ha sido de 900 000 euros; mientras que el saldo de proveedores, es de 250 000. El indicador de plazo de pago será:

  • Indicador de plazo de pago = (50 000 / 900 000) × 365 días = 20 días

Por lo tanto, el promedio de plazo de pago será de 20 días. Lo ideal sería tratar de llevar este valor a, al menos, 30 días.

Según sea el caso, 20 días puede ser un plazo de pago muy corto. Vale decir que sería ideal tener un valor pare el indicador de plazo de cobro pequeño; y un valor para el indicador de plazo de pago, alto.

 Los indicadores permiten realizar diagnósticos de la gestión de una empresa.
Los indicadores permiten realizar diagnósticos de la gestión de una empresa.

7. Indicador de rotación de activos

Los indicadores de rotación de activos sirven para evaluar si la empresa gestiona sus activos de manera adecuada.

Miden la eficiencia con que las empresas utilizan sus activos para generar ingresos. Para calcularlo se dividen las ventas por los activos; ya sean los activos totales, el activo no corriente o el activo corriente.

  • IR1. Rotación del activo = ( Ventas totales ) / ( Total activos )
  • IR2. Rotación del activo no corriente = Ventas / Activo no corriente
  • IR3. Rotación del activo corriente = Ventas / Activo corriente

Por ejemplo, si los ingresos anuales de ventas de una pyme fue de 545 000 euros y el total de activos fue igual a 145 000 euros, la empresa rotó sus activos 3,75 veces durante el año.

Los indicadores de rotación deben ser lo más elevados posibles; pues de esta manera, la empresa genera más ventas con el activo. Lo que es ideal para mipymes. Un valor que se acerque a 1, es considerado muy bajo.

Conclusión

Visto este contenido, debes tener claro que la importancia de aplicar métricas e indicadores radica en que la medición es un medio para conocer:

  • en primer lugar, cómo está la pyme en sus diversas áreas y disponer de información para tomar decisiones; y
  • en segundo lugar, para orientar los recursos en la aplicación de planes de acción para mejorar.

Dentro de tales áreas, una esencial que debemos medir es la de Contabilidad y Finanzas. ¡Sin duda, estarás de acuerdo en esto!

A manera de cierre para esta entrega, dejamos las siguientes consideraciones:

  • A partir de los informes financieros, puedes obtener información clave para evaluar tu pyme y tomar decisiones.
  • Lo recomendado es iniciar con un grupo de 5 a 7 indicadores máximo, mientras se capacita al equipo en 2 puntos. Uno, crear métricas (es decir, definir las mediciones, las fuentes de los datos y los atributos que sean necesarios); y dos, aprender a interpretar los resultados obtenidos.
  • Una empresa en la etapa de funcionamiento estable o incluso antes, que tenga una herramienta de gestión como Platzilla, podrá obtener los datos de sus métricas directas, de manera muy fácil.
  • La revisión e interpretación de los indicadores debe hacerlo el empresario o gestor, junto con sus colaboradores.
  • En esencial capacitarse en esta materia. Si tienes una pyme en funcionamiento estable, no dejes esta tarea solo a los colaboradores. ¡Será un error!

Para finalizar, recuerda que los indicadores financieros para pymes se utilizan para realizar dos tipos de comparación:

  1. Comparar a la empresa con sus propias cifras históricas y tomar decisiones a partir de los criterios que se definan para cada caso.
  2. Comparar a la empresa con otras del mismo sector, dimensión y zona geográfica, para conocer su nivel de competitividad.

¡Muchas gracias por leernos!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR