Teletrabajo: una opción inteligente para pymes

El teletrabajo viene aplicándose desde hace algún tiempo en muchos tipos de empresas. Es una solución interesante frente a la opción tradicional, del trabajo presencial.

Sin embargo, aún existen muchas dudas en las pymes al momento de adoptarlo. Por ejemplo, ¿siempre es una opción conveniente?

En tal sentido, nos proponemos mostrar de manera sencilla, el por qué en muchos casos el teletrabajo representa ventajas para todos. Por supuesto, aplica más en algunas pymes que en otras, lo que veremos en breve.

Pero, sin duda, el teletrabajo es un tema importante en la actualidad. ¡Muy importante, de hecho!

¿Qué leerás en este artículo? 

  • ¿Qué es el teletrabajo o trabajo a distancia?
  • Ventajas del teletrabajo para el empleado.
  • Ventajas del teletrabajo para las pymes.
  • Aspectos claves en el trabajo a distancia.
  • Conclusiones.

Empecemos conociendo algunas formas efectivas de gestionar el teletrabajo. Observa:

Teletrabajo
Teletrabajo, una modalidad con la que es posible hacer frente a la pandemia del Coronavirus, desde el punto de vista laboral

Modalidad del teletrabajo o trabajo a distancia

Todos tenemos muy claro que la sociedad actual se encuentra inmersa en procesos de cambio. Las TIC o Tecnologías de la Información y la Comunicación han provocado cambios en las formas y las relaciones entre las personas.

Y estas transformaciones de prácticas sociales también han llegado hasta los centros de trabajo. 

Los gestores de pymes, compañías y organizaciones, ya entienden que muchas de las funciones pueden llevarse a cabo sin que el colaborador permanezca en las instalaciones de la empresa.

Ahora bien, la posibilidad del teletrabajo ocasiona nuevos retos para las empresas, porque debe aplicar mecanismos para asegurar su éxito.   

¿Qué es el teletrabajo?

El Diccionario de la Lengua Española recoge dos términos al respecto, teletrabajo y teletrabajador, con los siguientes significados:

  • Teletrabajo: trabajo que se realiza desde un lugar fuera de la empresa, comúnmente desde casa, utilizando las redes de telecomunicación para cumplir con las cargas laborales asignadas (trabajo a distancia).
  • Teletrabajador: persona que realiza su labor en régimen de teletrabajo.

El concepto de «teletrabajo» surgió en los años setenta. Fue una solución propuesta por el economista Jack Nilles, para afrontar la crisis del petróleo.

El propósito fue ahorrar combustible, al evitar que miles de trabajadores necesitaran trasladarse a sus centros de trabajo.

Desde entonces, el término ha evolucionado y hoy existen diversos nombres para referirse al trabajo remoto: telecommuting o teleworking, por ejemplo.

Teletrabajo

Estos términos describen la situación en la que el trabajador realiza sus labores fuera del lugar de trabajo (oficina), ayudados por tecnologías basadas en Internet.

¿Es el teletrabajo aplicable en todos los tipos de empresas?

¡La respuesta es no!

El teletrabajo no es apto para todo tipo de labores. Solo es posible en aquellos tipos de tareas «teletrabajables»; es decir, aquellas tareas que pueden realizarse a distancia, a través de medios tecnológicos.

En fin, «teletrabajar» es trabajar. Y por ello, es una modalidad que se basa en normas respecto al cómo llevar a cabo la prestación por parte del colaborador.

Además del respeto a la normativa en materia de seguridad y de salud. Tal como si la prestación se realizara en el centro de trabajo. 

Ventajas del trabajo a distancia para el empleado 

Podríamos citar un número grande de ventajas del teletrabajo para el colaborador. Pero, para no hacer esta lectura muy larga, nos centramos en las que consideramos más importantes:

teletrabajo

1. Permite una mejor conciliación de la vida laboral, familiar y personal:

Cuando se aplican prácticas idóneas, la armonización de la vida laboral con la familiar puede verse favorecida por la modalidad del teletrabajo. 

Por ejemplo, se reduce el tiempo y la distancia que el colaborador debe recorrer para trasladarse al centro de labores.

Este solo hecho tiene impacto en muchas familias, pues el empleado podrá atender tareas que antes simplemente no podía. 

Por otro lado, el trabajo bajo esta modalidad, le permitirá aprovechar más el tiempo en actividades de la familia, el ocio y el cuidado personal.

2. Incrementa la flexibilidad de tiempo para el trabajador: 

El teletrabajo le permite al colaborador organizarse de acuerdo con su conveniencia. Según el caso, podrá programar la jornada según su disponibilidad. 

En muchos casos, los colaboradores tendrán control sobre las condiciones de trabajo y los horarios. 

Al respecto, lo que recomendamos para ejecutar con éxito el trabajo a distancia, es que se establezcan planes de trabajo, calendarios y plazos de cumplimiento de las entregas.

Un elemento esencial para aplicar con éxito la modalidad del teletrabajo es la comunicación.

En tal sentido, deben proveerse las herramientas idóneas para asegurar la comunicación vertical y horizontal, sin contratiempos de ningún tipo.

3. Reduce los tiempos de desplazamiento: 

El teletrabajo genera un ahorro en dinero y en tiempo para el colaborador.

A la vez, minimiza la congestión de vehículos en las zonas céntricas de las ciudades, donde suelen estar ubicadas la mayoría de oficinas y empresas.

Ventajas de la modalidad para la pyme

Así como existen muchas ventajas para el colaborador, también las hay para la empresa. Veamos los siguientes ejemplos:

1. Mayor compromiso organizacional: 

Esto plantea un reto para las empresas.

Es decir, la autonomía que le da la modalidad al trabajador, con mejor equilibrio entre los factores, familiar y laboral, demanda mayor compromiso con la empresa. 

Por lo que hace necesario examinar y supervisar, con regularidad, las políticas que motiven al trabajador a permanecer en la empresa y a mantener el foco en su éxito.

Enfrentar este reto es, a la larga, una ventaja para la pyme.

2. Aumenta la productividad de los trabajadores: 

El teletrabajo proporciona motivación a los empleados, por las ventajas comentadas, entre muchos otros elementos que le favorecen. 

Una mayor eficiencia y productividad será un hecho si la empresa asegura, al menos, lo siguiente:

  • La capacitación apropiada en el saber-hacer y en la comunicación eficaz.
  • Define con claridad las políticas y los procedimientos que rigen la relación laboral.
  • Acuerda las metas que debe cumplir y la forma de la evaluación de los logros alcanzados.

3. Reduce los costes y el impacto ambiental:

Para la empresa, el teletrabajo supone la disminución de costes en electricidad, en espacio de oficina y, sobre todo, favorece el ambiente.

El ahorro en tiempos de traslado y la eliminación de los viajes desde casa a los centros de trabajo, tienen impacto en la disminución en la emisión de gases. 

Por ejemplo, en Estados Unidos el ahorro de combustibles asociado al teletrabajo supuso, ya para el 2007, una reducción de 50.000 toneladas de emisiones de CO2.

teletrabajo

Aspectos claves que debemos considerar

Es claro que implantar la modalidad de trabajo a distancia, después de lo comentado, implica compromisos importantes tanto del colaborador como de la organización empresarial.

Veamos algunos aspectos: 

En primer lugar, para la empresa supone beneficios siempre y cuando el trabajador cumpla con los objetivos pautados. 

Una mala práctica que suele surgir con el teletrabajo, es que la persona termina atendiendo tareas domésticas, a la vez que desarrolla su actividad laboral.

En tales situaciones, la productividad se ve afectada y se reduce respecto a la que tuviese estando en la oficina.

En segundo lugar, no todo puesto de trabajo permite el teletrabajo.

Hay puestos con objetivos claros, que involucra entregas en plazos específicos y que dan autonomía para su realización. 

En tales casos, las herramientas tecnológicas juegan un papel fundamental, haciendo posible la aplicación de este modelo a distancia. 

Pero esto no siempre es así.

Hay puestos de trabajo que requieren presencia física del trabajador. Por ejemplo, el comercio minorista, servicios de restaurante, de entretenimiento, distribución, etc. 

En tercer lugar, debemos tener en cuenta que el teletrabajo puede convertirse en un arma de «doble filo» para la empresa.

Esto ocurre cuando no está regulado con transparencia. 

Por otro lado, un modelo de teletrabajo al 100 %, nos aleja de entornos colaborativos de carácter físico. Puede dar lugar a una deshumanización del trabajo.

Y en cuarto lugar, el teletrabajo no debe ser un elemento de conexión permanente empresa-colaborador.

Es esencial la desconexión oportuna. Y esto aplica tanto para el trabajo en oficina como para el teletrabajo. 

Conclusiones

El teletrabajo es una opción válida en muchos tipos de pymes. Supone beneficios para las partes (colaborador, empresa y sociedad), con impacto en la eficiencia y productividad.

Sin embargo, todavía existe resistencia para adoptar la modalidad del teletrabajo o trabajo a distancia.

En particular, por la falta de información y conocimientos sobre cómo desarrollar proyectos bajo las nuevas condiciones que implica.

En resumen, algunas ventajas que tienen los empleados al desempeñarse como teletrabajador son las siguientes: 

  • Ahorro en gastos relacionados con transporte y movilización.
  • Reducción en tiempos de desplazamiento. 
  • Mayor autonomía en el trabajo.
  • Más tiempo para compartir en familia y realizar actividades de ocio.
  • Mayor comodidad y, en general, menos costes. 

Con relación a las ventajas que tienen las empresas al implementar el teletrabajo, podemos señalar las siguientes:

  • Reducción en la inversión para el espacio de trabajo. 
  • Impacto favorable en el ambiente.
  • Reducción en gastos generales y de servicios.
  • Mayor nivel de compromiso de los empleados. 
  • Mejores resultados por la mayor productividad y el cumplimiento de las metas.

Una pyme puede abrirse a nuevas posibilidad en otros países y contar con personal competente mediante el trabajo distancia.

Esto es básico en empresas de base tecnológica que se apoyan, en forma intensa, en el conocimiento. 

Y por último, ante situaciones de crisis sanitaria como la que viene ocurriendo en este 2020, el teletrabajo es una respuesta para mantener la operatividad, minimizando el impacto económico empresarial y laboral. 

En cualquier caso, aplicar esta modalidad es una decisión inteligente cuando los puestos de trabajo lo permiten.

En fin, el teletrabajo bien diseñado y desarrollado es un modelo de productividad conveniente para todos.

¡Muchas gracias por leernos!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR