¿Cuáles son los 6 ratios financieros claves en pymes?

Cuando pensamos en ratios financieros, también conocidos como indicadores financieros, un punto importante es decidir cuáles aplicar.

En tal sentido, el propósito de esta entrega es describir seis (6) ratios financieros clave, aplicables en pymes.

El beneficio de conocer estos 6 indicadores es que dan cuenta de cómo está la «salud financiera» de la empresa, en cuanto a sus “valores” claves.

Por otra parte, no es recomendable, salvo que se tenga mucha experiencia, definir un número grande de ratios. Sobre todo, cuando aún no tenemos una empresa en funcionamiento óptimo.

Para lograr el propósito de este artículo, describimos los 6 indicadores siguientes:

  1. Ratio de endeudamiento.
  2. Ratio de liquidez.
  3. Prueba ácida o ratio de tesorería.
  4. Ratio de solvencia.
  5. Indicador de apalancamiento financiero.
  6. Indicador fondo de maniobra.
¿Cuáles son los 6 ratios financieros claves en pymes?
Seis ratios financieros a aplicar en tu pyme. ¡Comience a medir…!

Ratios financieros que debes aplicar en tu pyme

Una ratio financiero, matemáticamente hablando, es una razón o cociente que relaciona a dos variables.

En las pymes, los ratios se utilizan para analizar un balance de situación. Al relacionar dos variables del balance o de la cuenta de resultados, nos da información sobre la situación financiera de la empresa.

Es información clave que pone de manifiesto, entre otras cosas, si hay una buena o mala gestión.

Al balance de situación lo podemos definir como un documento que muestra los activos, los pasivos y el patrimonio neto de la empresa, en un momento específico.

Un punto importante que debes tener presente: «la comparación entre ratios financieros de períodos distintos, nos permite detectar tendencias».

Es un análisis que contribuye a anticipar problemas y permite diseñar, en muchos casos, soluciones con tiempo.

Debemos tener presente que hace algunas décadas, los estudiosos de la gestión empresarial marcaron una serie de indicadores o ratios financieros, que ayudaron a dirigir las empresas.

Se trata de ratios que debemos conocer. Es clave entender su significado y saber aplicarlos, porque ayuda a gestionar con éxito una mipyme.

Como ya señalamos, todo parte del balance de situación de la empresa y de distintos conceptos financieros, a partir de los que se pueden calcular diferentes indicadores.

Veamos, entonces, los principales índices o razones financieras que debemos aplicar en nuestra pyme.

La comparación entre ratios financieros de períodos distintos, nos permite, además, detectar tendencias.
La comparación entre ratios financieros de períodos distintos, nos permite, además, detectar tendencias.

Ratios financieros:

1. Ratio de endeudamiento

Un primero indicador que debemos analizar es el denominado “ratio de endeudamiento”.

Este nos indica la relación entre el importe total de las deudas y el valor del patrimonio neto, para un momento dado.

Recordemos que una empresa tiene dos vías de capitalizarse. Una es la propia, a través de los socios; y la otra es ajena, con créditos u otros mecanismos que generan deuda.

El cálculo es como sigue: Pasivo  total / Patrimonio neto.

Esta razón financiera es importante, dado que nos informa si existe un equilibrio entre los recursos propios y lo que debe la empresa.

Nos indica cuántos euros de financiación ajena tiene la empresa, por cada euro de financiación propia. ¿Interesante, no?

En general, el modelo de análisis inicial para este indicador es el siguiente: una empresa estará en situación de equilibrio si el ratio de endeudamiento se encuentra en torno al 0,40 o 0,60.

Es decir, en este caso, se suele considerar que entre el 40 % y el 60 % es un rango óptimo para el endeudamiento.

Pero debes tener en cuenta el sector en que opera tu empresa. No es lo mismo una fábrica que una empresa de servicios profesionales.

2. Ratio de liquidez

El ratio de liquidez nos señala la capacidad que tiene la pyme para hacer frente al pago de sus deudas a corto plazo.

Este plazo suele referirse a un periodo inferior a un año. Sin embargo, hay casos en que se trata de 6 meses o menos.

Para calcularlo, se comparan los bienes y derechos líquidos y/o liquidables, con las deudas a pagar en el período seleccionado. No es más que tomar el activo y pasivo circulante:

El cálculo es como sigue: Activo Corriente / Pasivo Corriente.

El capital “líquido” en la cuenta corriente de la empresa forma parte del activo corriente, mientras que la venta futura de un inmueble de baja demanda, lo coloca fuera de esa liquidez.

En general, el modelo de análisis inicial para este indicador es el siguiente: una empresa debe estar en torno a 1 o 100 %.

Es decir, debe poder hacer frente a cada euro de deuda con un euro propio. Explicado de otro modo, que no tengamos que ampliar deuda para pagar deuda.

3. Ratio de tesorería (prueba ácida)

Otra métrica interesante es el ratio de tesorería. Nos permite conocer la solvencia del día a día de la empresa que deja a un lado las existencias. Por ello el término “prueba ácida”.

En la expresión siguiente, el disponible hace referencia al dinero líquido y el realizable a los bienes que pueden convertirse en líquido de manera rápida:

El cálculo es como sigue: 

Ratio de Liquidez =  (Disponible + Realizable) / Pasivo Corriente.

El valor (Disponible + Realizable inmediato) también puede sustituirse por (Activo Corriente – Inventario).

En este caso, el ratio tiene mucha relación con el ratio de liquidez, pero va un paso más allá en la inmediatez. Es más conservador.

Este valor debería estar un par de puntos por encima del 100 %, para asegurar cierto “superávit” u holgura económica.

¿Cuáles son los 6 ratios financieros claves en pymes?

4. Ratio de solvencia

El ratio de solvencia nos muestra la capacidad de la empresa para hacer frente a las deudas y obligaciones, en el caso en que necesite responder con sus activos.

Por ejemplo, el caso de estar frente a una deuda agresiva y necesite contar con patrimonio en forma de inmuebles.

El cálculo es como sigue: Ratio de solvencia = Activo / Pasivo.

Esta razón nos indica cuántos euros tiene la empresa por cada euro de deuda. Muestra, en cierto modo, la capacidad financiera de una pyme ante un imprevisto.

En general, el modelo de análisis inicial para este indicador es el siguiente: un valor por debajo de 1,5 indica una solvencia baja y conviene o bien disponer de un activo mayor, o bien reducir pasivo. 

5. Indicador de apalancamiento financiero

Este indicador financiero nos da información sobre cuándo nos interesa acudir al apalancamiento financiero, a la hora de aumentar el importe de una inversión determinada.

Aunque suena algo complejo, el apalancamiento financiero es tan simple como hacer uso de fondos externos para realizar una inversión.

El cálculo es como sigue:

Indicador de apalancamiento = (Activo / Fondos Propios)  x  (BaI/BaII).

La fórmula es ligeramente más compleja que las anteriores, pero no mucho más. Implica 2 ratios multiplicándose, tal como se muestra en la forma del cálculo:

  • El apalancamiento (Activo / Fondos Propios).
  • El resultado económico (BaI / BaII).

El BaI es el beneficio antes de impuestos y el BaII antes de intereses e impuestos.

En general, el modelo de análisis inicial para este indicador es el siguiente: si es mayor que 100 %, es rentable recurrir a financiación ajena.

Pero es importante destacar que el ratio de apalancamiento financiero no nos “habla” del riesgo. Esta situación implica un riesgo doble: una inversión y un endeudamiento.

6. Indicador fondo de maniobra

El fondo de maniobra no es un ratio en forma de división, como los vistos hasta ahora. En este caso, se trata de una resta y, por tanto, no puede expresarse como un porcentaje.

¿Qué nos indica el fondo de maniobra?

Nos indica el grado de solvencia de la pyme. Es la capacidad que tiene de liquidar sus deudas a corto plazo. Puede calcularse de 2 formas:

  • Fondo de maniobra = Activo corriente – Pasivo corriente.
  • Fondo de maniobra = Patrimonio Neto + Pasivo no corriente – Activo no corriente.

Este cálculo es muy importante porque nos indica dos cosas:

  • si tenemos capacidad para pagar todas nuestras deudas a corto plazo usando recursos a nuestro alcance (si es positivo);
  • y cuánto nos sobra del activo “líquido” para destinar a otros proyectos.
¿Cuáles son los 6 ratios financieros claves en pymes? 3
¿Cuáles son los 6 ratios financieros claves en pymes?

Conclusión sobre la aplicación de ratios financieros

Para contar con una mipyme sólida y saludable a nivel financiero, lo primero que necesitamos es un balance de situación y/o estados financieros, actualizados y “sanos”, construidos a partir de un registro contable de calidad y confiable.

Solo así podemos calcular los ratios señalados y obtener información sobre la realidad de la pyme en un momento dado.

Por supuesto, lo ideal es que este conjunto de ratios o indicadores sea acompañados con otros de áreas diferentes, como Marketing y Ventas, Producción y Operaciones, por señalar algunas.

Si tu empresa está transitando las primeras etapas, un conjunto reducido de indicadores seleccionados deliberadamente, te brindará información valiosa para tomar decisiones. 

Ahora, si tu empresa está en funcionamiento óptimo, lo esperado es que cuentes con un sistema de indicadores para toda la organización. Sobre esto hablaremos en otra ocasión.

¿Quieres conocer más sobre indicadores financieros? Es un elemento clave para el desarrollo del área “contabilidad y finanzas”.

En este artículo – indicadores financieros para pymes – te brindamos definiciones, hablamos de su importancia y mostramos algunos ejemplos.

En fin, aplica los principales ratios financieros utilizados en pymes y comience a tomar decisiones para crecer con buen pie. ¡Éxitos!

¡Muchas gracias por leernos!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.