Pymes exitosas: ¿por qué unas sí otras no…?

. Feb 5, 2019.

Si lográramos entender por qué hay pymes exitosas, frente a otras muy similares que no lo son, ¿no sería extraordinario? Sin duda, conocer algunas de las razones nos ayudaría mucho:

  • ¿Puede que sea el diseño web?
  • ¿Será la vocación de fijarse en los detalles?
  • ¿Puede que sea una estrategia global?
  • ¿Puede que sea…?

Hoy abordaremos esto y mucho más. ¡Bienvenidos a una nueva entrega sobre mejora continua y gestión empresarial!

Ángel Herrera, fundador de Bubok, comenta que una de las claves en las pymes exitosas está en los detalles. En que distinguen detalles que les permiten marcar diferencias, aunque sean “mínimas”.

Usando una metáfora, la diferencia entre Usain Bolt y los atletas que llegaron en segundo lugar en todos sus títulos, ¿acaso no son mínimas? Sin embargo, ¿a quién recordamos más, siendo las diferencias de milisegundos? Recordamos más a Usain Bolt. Para lograr esa diferencia, Bolt cuida los detalles en su preparación.

Pero antes de adentrarnos en por qué los detalles son, en gran medida, la diferencia entre lograr el éxito o no, una pregunta es: ¿qué es el éxito?

El éxito es un tema relativo. Pero, en principio, podemos decir que tenemos éxito cuando alcanzamos las metas que nos hemos fijado. En el mundo empresarial, el éxito está ligado al logro de los objetivos estratégicos.

Según sea el fin último de una empresa, habrá o no éxito, aun cuando se mantenga operativa en el tiempo. De hecho, hay organizaciones que tienen objetivos declarados distintos a los que realmente logran. Cabe preguntarse entonces, ¿son exitosas?

Pymes exitosas: ¿por qué unas sí otras no…?

La palabra éxito tiene 4 acepciones

De acuerdo con el diccionario Larousse, la palabra éxito tiene 4 acepciones:

  • Resultado, en especial feliz, de una empresa o acción emprendida, o de un suceso.
  • Cosa que supone un éxito o resultado.
  • Aceptación de una persona o una cosa por parte de gran cantidad de gente.
  • Circunstancia de obtener lo que se desea en el ámbito profesional, social o económico.

Estaremos de acuerdo en que esta última es la acepción que más usamos para referirnos al éxito. Veamos ahora, qué papel juegan los “detalles” para que haya pymes más exitosas que otras, aun estando en “igualdad” de condiciones.

Pymes exitosas: ¿por qué unas sí otras no…?

En las empresas dedicadas a servicios de mensajería tienen claro que cualquier demora en la entrega de un producto tendrá impacto en la productividad de sus clientes. Por lo que no tener ninguna incidencia es la diferencia entre el éxito o el fracaso, en su operación diaria.

Para asegurar la entrega oportuna, cuidan todos los detalles de la logística. Para lograrlo involucran tecnologías de posicionamiento, conexión inalámbrica y de información. Cuidan los detalles.

Pymes exitosas: ¿por qué unas sí otras no…?

Si tuvieras el dato de la “incidencias por retrasos en la entrega” de 2 empresas de mensajería similares, ¿a cuál contratarías? Es probable que respondas con un “depende”, dado que hay diversas variables a la hora de decidir.

Pero en el mediano y largo plazo, ¿cuál de las empresas tendrá mayor facturación? Sin duda, la que tenga menos quejas; la que sea percibida como más confiable en la entrega oportuna.

El éxito demanda cuidar las “pequeñas cosas”

Es muchas de sus declaraciones, Usain Bolt comenta que para lograr la diferencia en la línea de meta, la clave es entrenar diariamente. Expresa: “cada día que dejo de entrenar son 2 días que pierdo. Uno, por el que yo no he entrenado; y el otro, por el que mis competidores sí”.

En tal sentido, no se trata solo de tener condiciones físicas excepcionales. Es el cuidado de los detalles lo que hace la diferencia entre lo bueno y lo excelente. ¿Qué hubiera pasado si Usain Bolt no hubiese cuidado los detalles en su entrenamiento?

Pues bien, algo similar puede pasar entre las empresas, respecto al logro de sus objetivos. Por ello, consideramos que debemos atender la mejora continua desde el primer día. Y hablamos de mejora continua, no según la acepción que le dan los modelos de calidad, sino más como una actitud, la de hacer las cosas bien. ¡Cuidar los detalles!

El éxito demanda cuidar las “pequeñas cosas”

En otras palabras, la diferencia entre las empresas que sobresalen y las demás, no siempre son por grandes ventajas entre ellas. O porque unas cuenten con mejor equipamiento o talento humano que otras. En muchos casos, son cosas muy pequeñas, que bien ejecutadas, acaban marcando la diferencia.

¿En qué fijarnos para marcar la diferencia?

Es probable que con lo comentado, ya estés pensando en cuáles son esas pequeñas cosas que puedes mejorar… para sacar diferencias, aunque sean “milimétricas”. Diferencias para ir por delante de tus competidores o, simplemente, para superarte cada día.

En este punto, un conocimiento que creemos importante tener, para mejorar nuestra capacidad de distinción de detalles a mejorar, es el siguiente:

1- En primer lugar, tener claridad sobre las áreas funcionales que hayamos desarrollado en la empresa. No importa si este desarrollo es deliberado o no. Si has visto otros artículos en nuestro blog, sabrás que distinguimos hasta 12 áreas.

Se trata de un modelo de áreas funcionales que pueden estar presentes en empresas, según su nivel de madurez:

Modelo de áreas funcionales

Un empresario, cuando transita por las primeras etapas de su empresa, debe saber en qué áreas enfocarse. Tener foco le permite distinguir “detalles” para marcar diferencias.

2- Aparte de distinguir las áreas funcionales, debemos saber en qué etapa está nuestra empresa. Es un conocimiento importante, pues nos dará más “capacidad de enfoque”.

Modelo de etapas por la que pasa una empresa…

Las áreas funcionales se van conformando, en principio, de manera espontánea. Ocurre en la mayoría de los casos, con el peligro del caos que esto puede representar al crecer.

Solo en casos excepcionales, una mipyme inicia operaciones con una estructura organizacional bien definida.

3- Finalmente, consideramos importante aplicar prácticas para mejorar la eficiencia empresarial. En Gestionar Fácil recomendamos atender 4 aspectos: foco, control, colaboración y mejora continua. A estos 4 aspectos los reunimos en lo que denominamos el índice IDEAL.

Recomendaciones para mejorar en pequeñas cosas

Con el propósito de ayudarte a distinguir sobre las pequeñas cosas que podrías mejorar, compartimos las siguientes recomendaciones:

1- Con respecto a la entrega de tu producto o servicio. ¿Qué podrías añadir en esa entrega para que sea un un poco mejor? Fíjate en los detalles del proceso de entrega, así como en características del producto o servicio.

Esto te ayudará a distinguir que podrías añadir. Por supuesto, con un coste mínimo. Por ejemplo, un embalaje atractivo y que genere expectativa, ¿te serviría?

Pymes exitosas: ¿por qué unas sí otras no…?

2- Sorprender a tu cliente o usuario. La clave es identificar qué detalle agregar para sorprender al cliente con algo que tenga bajo coste. Si tu empresa vende chocolates, puedes agregar un detalle, de manera eventual, tipo “sorpresa del día”.

3- Haz que tu cliente se sienta en casa. Nos referimos a cómo mejorar la atención de tu cliente de forma sencilla. Si tienes un segmento de clientes frecuentes, por qué no recibir su pedido con un “bienvenido Pedro” o “bienvenida María”. ¿Acaso no te sientes bien cuando no eres un “desconocido” o un cliente más, al llegar a tu tienda favorita?

4- Crea “interfaces” con tus clientes. Para descubrir esas “pequeñas cosas” que nos ayuden a marcar diferencias, también podemos crear “interfaces” con nuestros clientes. Por ejemplo, a través del Marketing online, que nos permite apoyarnos en Internet para promocionar la venta de productos y servicios.

El marketing online, que nos permite apoyarnos en Internet para promocionar la venta

Una buena estrategia de marketing online será fuente de datos e información para descubrir dónde mejorar, aunque sea solo un poco cada vez.

Busca en toda la empresa…

Es importante entender que no solo se trata de encontrar detalles de cara al cliente. Es preciso determinar aquellos aspectos, en el producto o servicio, que se puedan mejorar de manera fácil.

Además, es muy importante aplicar pequeñas mejoras en los procesos internos, para que nuestros propios colaboradores estén más cómodos y contentos.

¿Cómo descubrir la pequeña cosas para cruzar la meta en primer lugar, todos los días? Una opción es aplicar métodos del tipo “lluvia de ideas” , con tu equipo de trabajo. Y si puedes involucrar a tus clientes, ¿por qué no? Te sorprenderás de las ideas que surgen en estos procesos; eso sí, siempre que sean bien aplicados.

Analiza con tu equipo la empresa de extremo a extremo. Encontrarás muchas pequeñas cosas en las que puedes mejorar un poco, día a día. Lo necesario para mantenerte unos “milisegundos” delante de tus competidores, como lo hace Usain Bolt.

¿En qué herramientas te puedes apoyar?

Descubrir dónde mejorar cada día demanda tener información. Cuando estamos comenzando y tenemos unos pocos colaboradores, es probable que dispongamos de casi toda la información que “pasa por” o se produce en la empresa. Como empresarios, estamos al tanto de todo o casi todo.

Pero, ¿qué ocurre cuando la empresa crece? Al aumentar las ventas, al crecer la base de datos de clientes, tener más colaboradores… ya no estaremos al tanto de todo, ¿cierto?

Esto nos sugiere incorporar herramientas para gestionar la información y la comunicación. Para una pyme, lo ideal es una herramienta bajo el modelo SaaS que implica costes bajos. Además de facilitar la puesta en marcha, pues muchas de ellas solo nos piden crear una cuenta para comenzar a trabajar.

Un ejemplo de este tipo de herramienta es el software de gestión Platzilla. Un software con una fortaleza clave: es fácil adaptar a prácticamente cualquier tipo de empresa “mipyme”.

Las pymes exitosas se apoyan en software de gestión

De hecho, Platzilla nos permite gestionar la relación con prospectos y clientes de una manera ágil. Facilita una gestión que va mucho más allá del solo control de clientes.

Por otro lado, aparte de gestionar la información, debemos crear “interfaces” con nuestros clientes, tal como lo mencionamos.

No olvidemos que hoy día, los clientes se informan de manera permanente. Es por esta razón, que nuestra presencia en Internet es clave para “cruzar la meta primero”. A partir de allí, también podemos identificar “pequeñas cosas” a mejorar día a día.

Ejemplo de empresas que nos pueden apoyar en este sentido son las que se especializan en Diseño Web y marketing online. Nuestra recomendación es tener presencia en la Web desde el primer día, ¡o antes si es posible!

Para finalizar, te recomendamos dedicar esfuerzo a reconocer los detalles que pueden marcar la diferencia. Porque es claro que los detalles sí juegan un papel importante en la pymes exitosas.

Una opción, en tal sentido, es descubrir por cada área funcional, esas pequeñas cosas que puedes mejorar un poco cada día. Y con esto, haces parte de la cultura empresarial, a la mejora continua.

¡Éxitos… y que cruces la meta en primer lugar!

Más de Gestión general

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR