¿Cómo hacer un prototipo de un producto o servicio?

¿Tienes una idea de negocio pero no sabes cómo hacer un prototipo de tu producto o servicio?

Pues, ¡no te angusties!

Porque aquí te voy a ENSEÑAR 12 pasos que debes seguir para desarrollarlo.

De esta forma, podrás asegurarte que tu producto cumple con el trabajo que están tratando de hacer las personas. 

¡Y no solo eso!

Además, conseguirás la preferencia de tus clientes por lo que tu negocio se convertirá en todo un éxito. 

Así que, comienza a formarte con nosotros y, ¡presta atención!, a las píldoras de conocimiento que te presento a continuación:

  • ¿En qué consiste el prototipado?
  • Fases para hacer el prototipado.
  • ¿Cuáles son los requisitos?
  • Las métricas.

¿Estás listo?

¡Comencemos!

¿En qué consiste el prototipado?

A través del prototipado puedes empezar a validar, si tu producto le va a gustar al cliente.

Está basado en la estrategia del Océano Azul y la metodología Jobs to be done.

Antes de continuar, quiero invitarte a consultar el siguiente vídeo en el que te explico con detalles el contenido de este post. ¡Está fenomenal!

¿Cómo hacer un PROTOTIPO de un PRODUCTO o SERVICIO perfecto? 👉 Guía de 12 pasos

¡Continuemos!

¿Sabes qué es el jobs to be done?

Se refiere al trabajo que están tratando de hacer los clientes, cuando compran tu producto o servicio.

En tal sentido, con el prototipado puedes ir ajustando tu producto para que cumpla con ese trabajo.

¿Cómo lo puedes hacer?

Seguidamente te lo explico…

Fases para hacer el prototipado

Para realizar el prototipo de tu producto o servicio, debes aplicar las 12 fases que te señalo a continuación:

12 pasos para hacer el prototipo de un producto o servicio.
12 fases para hacer el prototipo de un producto o servicio.

¿Observaste las fases?

A continuación, te las voy a detallar…

¡Presta atención!

1) Definición inicial y distribución de responsabilidades

Aquí tienes que plantearte las siguientes preguntas…

¿Qué es lo que vas a hacer?

¿Qué ángulos vas a tocar?

Y

¿Cuáles serán las personas responsables?

Después, continuas con la segunda fase…

2) Definición de objetivos por cada área, según los resultados esperados

En este punto, debes partir de la base del jobs to be done.

Por lo tanto, tienes que considerar que los clientes hacen “trabajos” que tienen 8 fases distintas.

Obsérvalas en la siguiente imagen…

Las 8 fases del trabajo.
Las 8 fases del trabajo.

¿Te fijaste en cada una de las fases?

Bueno, tienes que pensar qué le gustaría hacer al cliente en cada una.

Por ejemplo, el cliente puede esperar que la fase de “ejecutar” sea rápida, precisa o, que sea muy transversal.

Mientras que, si estamos hablando del uso de un artilugio de cocina, en la fase de “concluir” el cliente puede querer que sea muy fácil de limpiar.

Por eso, en esta fase fallan mucho los robots de cocina, porque son más difíciles de limpiar que un mortero de cocina, que simplemente se coloca debajo del grifo y listo.

Entonces, definiendo los objetivos por cada una de las áreas puedes determinar…

¿Qué características tienes que prototipar?

¿Qué debes hacer?

Imagínate lo que te gustaría a ti recibir en cada fase o, cómo te gustaría que ese producto o servicio cumpliera con tu objetivo en esa fase.

De esta forma, identificas los resultados esperados.

Y en función de ello, haces el prototipado por cada fase.

¿Quedó claro?

Entonces, una vez que hayas definido los objetivos por cada área de trabajo, lo puedes dividir entre distintos equipos.

En este caso, defines las responsabilidades e identificas el perfil de la persona que va a asumir la responsabilidad.

Por ejemplo, si estás desarrollando un vaso, tú puedes tener un área donde se trabaje con el material que estás usando para innovar y el responsable puede ser un ingeniero especialista en esa área.

Y otra persona puede tener la responsabilidad de diseñar y, a su vez, de observar los posibles resultados esperados en el diseño del vaso.

¿Quién podría ser?

Un diseñador gráfico.

Ahora bien, estas áreas que te acabo de mencionar tienes que dividirlas entre distintos responsables.

Porque si tú empiezas a prototipar y asignas a una misma persona distintas responsabilidades, no va a poder pensar de una manera focalizada.

¿No lo crees?

¡Continuemos!

3) Estudio de alternativas por áreas y aceptación de uso de resultados esperados

Como te expliqué anteriormente, debes definir en cada una de las fases, los distintos resultados esperados.

¿Cómo lo puedes hacer?

Con el brainstorming de lo que piensas que sería una solución ideal por cada área y, luego por cada solución que plantees estableces las distintas alternativas.

Para ilustrártelo, continuaré con el ejemplo de desarrollar un vaso que tenga las siguientes características:

  • Que cambie de color.
  • Con decoraciones.
  • Y que el material sea más agradable al tacto.

En relación con esta última característica podrías plantearte, por ejemplo, que el vaso incluya un material que mantenga la temperatura, es decir, que no se caliente ni se enfríe.

De esta forma, puedes evitar a los clientes el problema de quemarse los labios cuando tomen café.

¿Te lo imaginas?

Bueno, las alternativas que podrías obtener para los resultados esperados de este vaso que quieres desarrollar, pueden ser las siguientes…

En el caso de mantener la temperatura, podrías incluir una especie de forro.

O una capa de un material en la parte interna del vaso, que mantenga la temperatura y que sea transparente.

Ahora bien, cuando empiezas a pensar en los resultados esperados de cada una de las fases, específicamente en la fase de “ejecución”, que describe lo que estás tratando de hacer, podrías pensar en los siguientes aspectos:

  • En el tacto del vaso.
  • También, en el peso.
  • En el tamaño.
  • Y en la facilidad de agarrarlo.

Entonces, empiezan a salir diferentes resultados esperados.

Además, puedes plantearte distintos trabajos que pudiera hacer el producto.

¿Cómo cuáles?

Podrían ser los siguientes:

  • Consumir líquidos con el menor número de recipientes, porque no tienes que estar cambiando de vaso al tomar bebidas calientes.
  • Consumir líquidos de una manera más rápida y eficaz.
  • Que el consumo de los líquidos pueda ser una acción divertida, ya que el vaso cambia de color.

Y de ahí establecer los resultados esperados.

¿Cómo vas hasta aquí?

Avancemos con el siguiente paso…

4) Establecimiento de un calendario

Una vez que hayas definido los resultados esperados, estableces un calendario de desarrollo del prototipado en el que debes plantear:

¿Cuánto tiempo vas a tardar en desarrollarlo?

Seguidamente determinas…

5) Las validaciones conceptuales de jobs to be done

Es decir, que estos resultados esperados que has definido por cada una de las áreas conceptualmente, estén alineados a lo que estás tratando de hacer con el producto.

6) Fase Beta

Luego, empiezas en la primera fase beta a evaluar el producto.

7) Pregunta 1

Aquí preguntas a los clientes, sobre las percepciones que tienen del producto.

8) Ajuste 1

En función de estas percepciones, haces un primer ajuste.

9) Pregunta 2

Después realizas otras preguntas, para asegurarte que el primer ajuste dio resultado.

10) Ajuste 2

Haces un segundo ajuste de ser necesario.

11) Métricas

Estableces unas métricas para saber si tu producto ha cumplido con la misión o, con el trabajo que está tratando hacer.

12) Lanzamiento

Y al final, haces el lanzamiento.

Como pudiste observar, en los últimos pasos debes hacer las iteraciones con el cliente.

¿Con qué objetivo?

Para que evalúes si le gusta o no le gusta, la forma como se están ejecutando los resultados esperados.

En nuestro ejemplo, podemos preguntar lo siguiente:

¿Qué te parece que el vaso cambie de color justo cuando la bebida está muy caliente o muy fría?

En relación con este punto, puede haber trabajos que tengas que descubrir, para lo cual los productos o los servicios actuales no estén funcionando.

Y, esto lo identificas con las iteraciones con los clientes.

Ahora, te explicaré…

¿Cuáles son los requisitos?

A continuación, te los presento:

Requisitos para hacer un prototipo de un producto o servicio.
Requisitos para hacer un prototipo de un producto o servicio.

¿Observaste los requisitos?

Enseguida te los explico…

  1. Empezar la fase con las validaciones a hacer preparadas

¿Qué debes validar en la fase del test?

Si los resultados esperados que has seleccionado, les pueden gustar a tus clientes.

¡Eso es lo que tienes que medir!

2. Usar un grupo heterogéneo para medir el trabajo y no una tarea

Citando nuevamente el ejemplo del vaso, puedes probar el prototipo con niños, con personas mayores, con personas más jóvenes, con determinada capacidad económica, con educación o sin educación.

Es decir, tienes que mezclar.

Si tienes poco presupuesto, lo puedes hacer con amigos, con conocidos o con tu familia.

¿Está claro?

3. Validar las validaciones entre grupos diferentes, preguntar las mismas cosas de distintas formas

Por ejemplo, le puedes preguntar a una persona, ¿te gusta la temperatura que tiene el vaso?, y a otra, ¿te agrada que el vaso esté caliente o esté frío?

Tienes que preguntar de formas distintas, para determinar si coinciden las respuestas de las diferentes preguntas con las que buscas medir una misma característica o un mismo aspecto.

Y, si además coinciden en los distintos grupos.

Es decir, no dejes nada al azar para validar los resultados esperados.

¡Tómalo en cuenta!

4. Hacer los ajustes de la iteración 1 y volver a lanzar las validaciones

Aquí haces los ajustes que sean necesarios y lanzas de nuevo las validaciones.

5. Tras realizar la iteración número 2, dejar que se exprese el grupo e intentar identificar puntos que no se hayan tenido en cuenta

Para eso tienes que diseñar algunas preguntas, que orienten a las personas.

Por ejemplo, podrías preguntar lo siguiente:

  • ¿Qué te gusta del vaso?
  • ¿Te parece cómodo?
  • ¿Te gusta el diseño? 

Avancemos con el último requisito…

6. Realizar el segundo ajuste para tener la beta V3

Realizas el segundo ajuste, para tener la beta para la versión número 3, que es la beta que “si” vas a hacer con los primeros clientes.

Entonces, estos requisitos son muy importantes para el prototipaje de iteraciones, porque tomas en consideración muchos aspectos previo a lanzar una beta.

Pero antes del lanzamiento, como te expliqué en la sección de las 12 fases, tienes que desarrollar las métricas y a continuación te las amplío…

Las métricas

¿Qué puedes medir?

  • La satisfacción del cliente con el producto antes y después.
  • Respuestas a ciertas preguntas sobre las características del producto.
  • La rentabilidad del producto de una versión versus la rentabilidad de otra versión.
  • Y la repetición de compra del cliente.

Después, haces el lanzamiento.

Bien, ya tienes los conocimientos para hacer el prototipo de tu producto o servicio.

¿Qué esperas para desarrollarlo? 

Conclusión

Realizar el prototipo te permitirá visualizar las características que debes incluir en tu producto o servicio, para que se conviertan en todo un éxito. 

Y en este post aprendiste cómo hacerlo paso a paso, con un ejemplo muy sencillo.

¿Recuerdas los pasos? 

Enseguida te los menciono:

  • Primero, haces la “definición inicial y distribución de responsabilidades”.
  • Después, “defines los objetivos por cada área, según los resultados esperados”.
  • A continuación, “estudias las alternativas por áreas y aceptación de uso de resultados esperados”.
  • Una vez realizado el paso anterior, “estableces un calendario para desarrollarlo”.
  • Luego, haces “las validaciones conceptuales de jobs to be done”.
  • Posteriormente, desarrollas la “fase beta”.
  • Defines la “pregunta 1” y haces el “ajuste 1”.
  • Seguidamente, formulas la “pregunta 2” y realizas el “segundo ajuste”.
  • “Estableces las métricas”.
  • Y finalmente, haces el “lanzamiento”.

¿Cómo te parecieron?

Pues ya tienes la guía.

Así que, anímate a desarrollar el prototipo de tu producto o servicio y ajústalo al trabajo que están tratando de hacer las personas.

¡Esa es la clave!

Para cerrar, te invito a consultar el siguiente artículo: ¿Qué es innovar? ¡Te lo explico con ejemplos!, en el que aprenderás a desarrollar productos innovadores, basado en la metodología del jobs to be done. ¡Te encantará!

Muchas gracias por leernos.

¡Hasta la próxima!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.

Cerrar