Plan de negocios y viabilidad proyecto de intervención en el Sector de Distribución

Un plan de viabilidad en el sector de la Distribución sea unido a o no a un plan de negocios es fundamental para iniciar o crecer el desarrollo. Incluye objetivos, estrategias, estructura organizacional, inversión necesaria y soluciones para problemas futuros.

También se analizan aspectos clave como el concepto del negocio, productos o servicios ofrecidos, público objetivo y competidores en el mercado. Para desarrollar un plan de negocios exitoso en el sector de distribución, es necesario tener en cuenta cinco puntos básicos: estructura ideológica, estructura del entorno, estructura mecánica, estructura financiera y recursos humanos.

En este artículo exploraremos en detalle cada una de estas estructuras y cómo pueden contribuir a la rentabilidad económica en el sector de distribución.

Desde la definición de la misión, visión y valores de la empresa, hasta el análisis del mercado, la planificación estratégica, la evaluación financiera y la gestión de los recursos humanos, descubriremos los recursos prácticos necesarios para lograr el éxito en este sector altamente competitivo.

Estructura Ideológica de un Plan de viabilidad en el Sector de Distribución

La estructura ideológica de un plan de negocios en el sector de distribución es de vital importancia para establecer los fundamentos y objetivos de la empresa. Esta sección del plan se centra en definir la misión, visión, valores y ventajas competitivas de la compañía.

La misión es la declaración que define el propósito y la razón de ser del negocio. Debe ser clara y concisa, destacando cómo la empresa busca servir a su público objetivo y satisfacer sus necesidades. Por otro lado, la visión crea una imagen del futuro deseado de la empresa, estableciendo metas a largo plazo y proporcionando dirección estratégica.

Los valores son los principios éticos, morales y culturales que guían las decisiones y acciones de la empresa. Estos valores deben ser coherentes con la identidad de la organización y reflejar su compromiso con la sociedad y el medio ambiente. Finalmente, las ventajas competitivas son los atributos o características únicas que diferencian a la empresa de sus competidores, generando un valor añadido para los clientes.

MisiónVisiónValoresVentajas Competitivas
Definir el propósito y público objetivo del negocio.Establecer una imagen del futuro deseado de la compañía.Guiar las prácticas de negocio y reflejar el compromiso con la sociedad y el medio ambiente.Diferenciar a la empresa de la competencia y generar valor añadido.

Estructura del Entorno en un Plan de Negocios en el Sector de Distribución

En el desarrollo de un plan de negocios en el sector de distribución, es fundamental tener en cuenta la estructura del entorno. Esta etapa implica analizar las fortalezas, debilidades, tendencias del mercado y competencia en el sector. A través de este análisis, se busca obtener información valiosa que permita comprender el panorama actual y futuro de la industria, y tomar decisiones informadas para el éxito del negocio.

Análisis de Fortalezas y Debilidades

El análisis de fortalezas y debilidades es crucial para identificar los puntos fuertes y débiles de nuestro proyecto en relación con el entorno. Se deben evaluar aspectos como la calidad del producto, la reputación de la marca, la ubicación, la capacidad de distribución y logística, entre otros.

Por otro lado, también se deben considerar las debilidades, como la falta de experiencia en el mercado, la dependencia de proveedores o la falta de una estrategia de marketing sólida.

Este análisis nos permitirá potenciar nuestras fortalezas y trabajar en la mejora de las debilidades para ser competitivos en el sector de distribución.

Análisis de Tendencias del Mercado y Competencia

El análisis de las tendencias del mercado y la competencia es esencial para comprender el panorama actual y futuras oportunidades del sector de distribución. Se deben investigar las tendencias de consumo, las preferencias del público objetivo, los cambios en los hábitos de compra y las demandas emergentes.

Además, se debe estudiar cuidadosamente a la competencia directa e indirecta, analizando su oferta, estrategias, precios y posicionamiento en el mercado.

Este análisis nos brindará información valiosa para desarrollar estrategias efectivas que nos permitan destacarnos y aprovechar las oportunidades existentes.

 FortalezasDebilidades
Empresa AAmplia red de distribuciónLimitada presencia en el mercado internacional
Empresa BProducto innovadorAltos costos de producción
Empresa CMarca reconocidaCanales de distribución limitados

En conclusión, la estructura del entorno en un plan de negocios en el sector de distribución nos permite obtener información valiosa sobre las fortalezas, debilidades, tendencias del mercado y competencia.

Este análisis nos ayudará a tomar decisiones informadas y desarrollar estrategias efectivas para el éxito de nuestro proyecto.

Es importante recordar que el entorno está en constante cambio, por lo que este análisis debe ser revisado y actualizado de forma regular para mantenernos competitivos en el sector de distribución.

Estructura Mecánica de un Plan de Negocios en el Sector de Distribución

La estructura mecánica de un plan de negocios en el sector de distribución es fundamental para garantizar el éxito de la empresa. Esta sección del plan se centra en las estrategias de distribución, ventas y mercadotecnia que se utilizarán para alcanzar los objetivos comerciales.

Además, se establecen las acciones específicas que se llevarán a cabo para implementar estas estrategias y lograr resultados tangibles.

En cuanto a las estrategias de distribución, es importante definir los canales a través de los cuales los productos o servicios llegarán a los clientes. Esto implica tomar decisiones sobre la distribución directa o indirecta, la selección de socios o intermediarios, así como los métodos de entrega y logística.

La elección de la estrategia de distribución adecuada puede marcar la diferencia en la eficiencia y alcance de la empresa en el mercado.

Por otro lado, las estrategias de ventas y mercadotecnia se enfocan en la promoción y comercialización de los productos o servicios.

Esto incluye la determinación de precios, la creación de mensajes de ventas persuasivos, la identificación de segmentos de mercado objetivo y la planificación de campañas publicitarias efectivas.

Las estrategias de ventas y mercadotecnia deben estar alineadas con los objetivos de la empresa y adaptarse a las necesidades y preferencias de los clientes.

 Estrategias de DistribuciónEstrategias de Ventas y Mercadotecnia
Definición de canales de distribución– Distribución directa o indirecta
– Selección de socios o intermediarios
– Determinación de precios
– Creación de mensajes de ventas
– Identificación de segmentos de mercado objetivo
– Planificación de campañas publicitarias
Entrega y logística– Métodos de entrega eficientes
– Gestión de inventario
– Desarrollo de relaciones con clientes
– Servicio al cliente de calidad
Expansión geográfica– Ampliación de la cobertura geográfica– Identificación de nuevos mercados
– Adaptación a las necesidades locales

En resumen, la estructura mecánica de un plan de negocios en el sector de distribución se enfoca en las estrategias de distribución, ventas y mercadotecnia. Estas estrategias son fundamentales para asegurar el crecimiento y éxito de la empresa en el mercado.

Al definir las acciones específicas y los métodos de implementación, se aumentan las posibilidades de alcanzar los objetivos comerciales y generar rentabilidad económica.

Estructura Financiera de un Plan de Negocios en el Sector de Distribución

La estructura financiera es un elemento clave en la elaboración de un plan de negocios en el sector de distribución. Esta sección del plan se centra en evaluar la rentabilidad económica del proyecto y en proyectar las finanzas a futuro.

El objetivo principal es determinar si la idea de negocio es financieramente viable y si generará beneficios económicos atractivos.

Para ello, se deben realizar proyecciones financieras que abarquen aspectos como los costos, ingresos, gastos y la inversión necesaria. Estas proyecciones permiten visualizar los posibles escenarios financieros y evaluar la rentabilidad del proyecto a largo plazo.

Análisis de Rentabilidad Económica

El análisis de rentabilidad económica es fundamental en la estructura financiera del plan de negocios. Se basa en calcular el margen de utilidad y la rentabilidad del proyecto, teniendo en cuenta los costos y los ingresos esperados.

Esto ayuda a determinar si el negocio será rentable y si generará los beneficios económicos deseados.

Además, es importante considerar otros indicadores financieros, como el punto de equilibrio, el ROI (Return on Investment) y el VAN (Valor Actual Neto).

Estos indicadores proporcionan información valiosa sobre la viabilidad económica del proyecto y ayudan a tomar decisiones financieras sólidas.

IndicadorDescripción
Punto de EquilibrioIndica el nivel de ventas necesario para cubrir los costos totales y alcanzar el punto de equilibrio.
ROI (Return on Investment)Calcula el retorno de la inversión y proporciona información sobre la eficiencia del proyecto.
VAN (Valor Actual Neto)Evalúa la rentabilidad del proyecto a través del valor presente de los flujos de efectivo futuros.

El análisis de rentabilidad económica y el uso de indicadores financieros permiten tomar decisiones informadas y asegurar la viabilidad financiera del proyecto en el sector de distribución.

Recursos Humanos en un Plan de Negocios en el Sector de Distribución

En un plan de negocios en el sector de distribución, los recursos humanos desempeñan un papel fundamental en el éxito del proyecto. La organización y desarrollo de la empresa dependen en gran medida de contar con un equipo competente y comprometido.

Los recursos humanos abarcan tanto la definición de los roles y responsabilidades de cada miembro del equipo como la estructura organizativa del negocio.

Es importante definir claramente los roles y responsabilidades de cada miembro del equipo, estableciendo las funciones y tareas específicas que corresponderán a cada puesto.

Esto permite una mayor eficiencia y coordinación en el trabajo, evitando superposiciones o confusiones. Además, se deben establecer los derechos y obligaciones de los empleados, así como los mecanismos de evaluación y retroalimentación para asegurar un desempeño óptimo.

La organización formal está basada en la división del trabajo, establecida y aprobada por el empresario y su equipo
La organización formal está basada en la división del trabajo, establecida y aprobada por el empresario y su equipo.

La estructura organizativa también es un aspecto clave en un plan de negocios en el sector de distribución. Esto implica definir los niveles jerárquicos, las áreas funcionales y las relaciones entre los diferentes departamentos de la empresa.

Una estructura organizativa sólida garantiza una mejor comunicación y coordinación interna, lo que facilita el logro de los objetivos y metas establecidos en el plan de negocios.

Beneficios de una buena estructura de recursos humanosDesafíos en la gestión de recursos humanos
– Mayor eficiencia y coordinación en el trabajo
– Mejor comunicación interna
– Desarrollo y retención del talento
– Adaptabilidad ante cambios y demandas del mercado
– Selección y contratación de personal adecuado
– Motivación y compromiso de los empleados
– Gestión del clima laboral y resolución de conflictos
– Capacitación y desarrollo profesional

En resumen, una adecuada gestión de los recursos humanos en un plan de negocios en el sector de distribución es esencial para garantizar un funcionamiento eficiente de la empresa.

Definir los roles y responsabilidades, establecer una estructura organizativa sólida y gestionar de manera efectiva el talento son aspectos clave para el éxito del proyecto. Al invertir en recursos humanos, se crea una base sólida para el desarrollo y crecimiento de la empresa en el competitivo sector de distribución.

Viabilidad de un Proyecto de Intervención en el Sector de Distribución

La viabilidad de un proyecto de intervención en el sector de distribución es de vital importancia para garantizar su éxito y su impacto económico. Es necesario realizar un análisis exhaustivo de factibilidad que evalúe diferentes aspectos clave del proyecto.

El análisis de factibilidad implica estudiar la viabilidad técnica, comercial, financiera, económica, de gestión, operativa, social, legal y ambiental del proyecto. Se busca determinar si el proyecto es viable en términos de recursos, tiempo y esfuerzo necesarios.

El análisis de factibilidad también permite identificar posibles obstáculos y riesgos que puedan surgir durante la implementación del proyecto. Esto brinda la oportunidad de anticiparse a los problemas y tomar las medidas necesarias para mitigarlos.

Además, el análisis de factibilidad ayuda a establecer las metas y objetivos realistas del proyecto, así como a definir el alcance y los recursos necesarios para llevarlo a cabo de manera exitosa.

En resumen, la viabilidad de un proyecto de intervención en el sector de distribución se determina a través de un análisis exhaustivo de factibilidad. Este análisis evalúa diferentes aspectos del proyecto y permite establecer si es viable y qué impacto económico puede generar en el sector.

El análisis de factibilidad es un paso fundamental en la planificación y ejecución de cualquier proyecto de intervención en el sector de distribución.

Análisis de Factibilidad en un Proyecto de Intervención

AspectoDescripción
Viabilidad TécnicaEvaluación de la tecnología y recursos necesarios para llevar a cabo el proyecto.
Viabilidad ComercialAnálisis del mercado y la demanda del producto o servicio ofrecido por el proyecto.
Viabilidad FinancieraEvaluación de los costos, inversiones y proyecciones financieras del proyecto.
Viabilidad EconómicaAnálisis de la rentabilidad y el impacto económico del proyecto en el sector de distribución.
Viabilidad de GestiónEvaluación de la capacidad de gestión y organización del equipo a cargo del proyecto.
Viabilidad OperativaAnálisis de los procesos y operaciones necesarios para la implementación del proyecto.
Viabilidad SocialEvaluación del impacto social y la aceptación del proyecto por parte de la comunidad.
Viabilidad Legal y AmbientalAnálisis de los requisitos legales y el impacto ambiental del proyecto.

Proceso de Elaboración de un Proyecto de Intervención en el Sector de Distribución

El proceso de elaboración de un proyecto de intervención en el sector de distribución consta de varias etapas fundamentales que permiten garantizar su éxito. Estas etapas incluyen el diagnóstico, diseño, desarrollo y evaluación del proyecto.

Cada una de estas etapas desempeña un papel crucial en la planificación y ejecución efectiva de la intervención.

Diagnóstico

El diagnóstico es la primera etapa del proceso de elaboración del proyecto de intervención en el sector de distribución. En esta fase, se realiza un análisis exhaustivo de la situación actual para identificar los problemas y necesidades prioritarias.

Se recopila información relevante sobre el mercado, la competencia, los clientes, los proveedores y otros factores que puedan afectar la implementación del proyecto.

Diseño

Una vez realizado el diagnóstico, se procede a la etapa de diseño del proyecto. En esta fase, se formulan las estrategias y acciones específicas que se llevarán a cabo para abordar los problemas identificados.

Se establecen los objetivos, metas y actividades del proyecto, así como los recursos necesarios para su implementación. También se define la estructura organizativa y los roles y responsabilidades de los miembros del equipo involucrados en la intervención.

Desarrollo y Evaluación

La etapa de desarrollo es donde se pone en práctica el proyecto de intervención en el sector de distribución. Se llevan a cabo las acciones y actividades planificadas, se implementan las estrategias y se gestionan los recursos de manera eficiente.

Durante esta fase, es fundamental realizar un seguimiento continuo y evaluar el progreso del proyecto. La evaluación permite identificar posibles desviaciones y realizar ajustes necesarios para garantizar el cumplimiento de los objetivos establecidos.

En resumen, el proceso de elaboración de un proyecto de intervención en el sector de distribución consta de las etapas de diagnóstico, diseño, desarrollo y evaluación.

Cada una de estas etapas desempeña un papel esencial en la planificación y ejecución efectiva del proyecto. Un enfoque sistémico y una gestión adecuada son fundamentales para lograr el éxito en el sector de distribución.

Situación Comunicativa en un Proyecto de Intervención en el Sector de Distribución

En el desarrollo de un proyecto de intervención en el sector de distribución, la situación comunicativa juega un papel crucial. La redacción adecuada del proyecto y la comunicación efectiva con los destinatarios son aspectos fundamentales para el éxito del proyecto. Además, se debe considerar la comunicación con los actores involucrados en la implementación del proyecto, como proveedores, socios y colaboradores.

La redacción del proyecto debe ser clara, concisa y coherente. La información presentada debe ser relevante y estar adaptada a las necesidades y demandas de los destinatarios. Esto implica utilizar un lenguaje accesible y evitar tecnicismos innecesarios. Asimismo, se recomienda presentar la información de manera ordenada y estructurada, utilizando encabezados y párrafos cortos para facilitar la comprensión.

La evaluación de la situación comunicativa también implica escuchar activamente a los destinatarios y responder a sus necesidades e inquietudes. Es importante establecer canales de retroalimentación y mantener una comunicación abierta y transparente a lo largo del proyecto. Esto fomenta la confianza y la colaboración, y ayuda a resolver cualquier problema o malentendido que pueda surgir.

Tabla comparativa de canales de comunicación

Canales de ComunicaciónVentajasDesventajas
Correo electrónico– Permite enviar información detallada de manera rápida y eficiente.
– Permite archivar y tener un registro de la comunicación.
– Puede ser menos personal y propenso a malentendidos.
– Puede haber retrasos en la respuesta debido a la sobrecarga de correos electrónicos.
Reuniones presenciales– Permite una interacción directa y personal.
– Permite aclarar dudas y resolver problemas de manera inmediata.
– Requiere tiempo y recursos para organizar y llevar a cabo.
– Puede ser difícil coordinar horarios y agendas de las partes involucradas.
Plataformas de colaboración en línea– Facilita la colaboración y el intercambio de información en tiempo real.
– Permite trabajar de manera remota y acceder a los documentos en cualquier momento.
– Puede haber dificultades técnicas y de acceso a las plataformas.
– Puede haber problemas de seguridad y privacidad de la información.

En conclusión, la situación comunicativa en un proyecto de intervención en el sector de distribución es fundamental para asegurar una comunicación efectiva y fluida. La redacción adecuada del proyecto, la comunicación con los destinatarios y la elección de los canales de comunicación más apropiados son elementos clave para el éxito del proyecto.

Una comunicación clara, concisa y coherente contribuye a la comprensión mutua, la colaboración y la resolución de problemas, asegurando así el logro de los objetivos del proyecto.

Organización de un Proyecto de Intervención en el Sector de Distribución

La organización es un aspecto fundamental en el desarrollo de un proyecto de intervención en el sector de distribución. Para lograr el éxito y proporcionar una solución efectiva a las demandas identificadas, es necesario establecer una estructura clara y coherente. La organización del proyecto se divide en diferentes partes o etapas, cada una de las cuales cumple un papel crucial en el proceso.

La primera etapa es el diagnóstico, en la cual se realiza un análisis exhaustivo de la situación actual. Se identifican los problemas y necesidades prioritarias, y se determina la base sobre la cual se construirá la intervención. Esta etapa proporciona la información necesaria para desarrollar un plan detallado y enfocado.

A continuación, se encuentra la etapa de diseño, donde se formula el plan de acciones para abordar los problemas identificados. En esta etapa, se establecen los objetivos, estrategias y metas del proyecto. Es importante que el diseño sea claro y coherente, de manera que pueda ser implementado por otros sin dificultad, en caso de ser aprobado.

Ejemplo de Organización de un Proyecto de Intervención:

Etapas del ProyectoActividades
DiagnósticoRealizar análisis de la situación actual, identificar problemas y necesidades prioritarias.
DiseñoFormular el plan de acciones, establecer objetivos, estrategias y metas del proyecto.
DesarrolloImplementar el plan de acciones, adaptándolo a la realidad emergente, y llevar a cabo la ejecución del proyecto.
EvaluaciónRealizar una evaluación continua para garantizar la eficacia y los resultados del proyecto.

La etapa de desarrollo implica la implementación del plan de acciones y la ejecución del proyecto. Aquí es donde se llevan a cabo las actividades necesarias para abordar los problemas identificados y lograr los objetivos establecidos. Es importante adaptar el plan a la realidad emergente y realizar ajustes según sea necesario.

Finalmente, la etapa de evaluación es un proceso permanente que se lleva a cabo durante todo el desarrollo del proyecto. Consiste en realizar una evaluación continua para garantizar la eficacia y los resultados del proyecto. Se recopilan datos relevantes y se realizan análisis para evaluar el impacto y la efectividad de las acciones implementadas.

En resumen, la organización de un proyecto de intervención en el sector de distribución es esencial para proporcionar una solución efectiva a las demandas identificadas.

Mediante el diagnóstico, diseño, desarrollo y evaluación, se establecen las bases necesarias para abordar los problemas y lograr los objetivos establecidos. Una organización adecuada garantiza que el proyecto se ejecute de manera eficiente y pueda generar un impacto positivo en el sector de distribución.

Importancia de la Viabilidad en un Proyecto de Intervención en el Sector de Distribución

La importancia de la viabilidad en un proyecto de intervención en el sector de distribución no puede subestimarse. Evaluar cuidadosamente la viabilidad del proyecto es fundamental para garantizar su éxito y rentabilidad a largo plazo. Al analizar la viabilidad, se estudian diferentes aspectos, como la factibilidad técnica, comercial, financiera y económica del proyecto, así como su impacto en el sector de distribución. Al asegurarnos de que el proyecto sea viable en todos estos aspectos, podemos minimizar los riesgos y aumentar las posibilidades de lograr los resultados deseados.

Una de las principales razones por las que la viabilidad es importante en un proyecto de intervención en el sector de distribución es que nos permite evaluar la solución propuesta. Al estudiar la viabilidad del proyecto, podemos determinar si la solución propuesta es práctica y alcanzable. Esto implica evaluar los recursos necesarios, la capacidad de implementación y los posibles obstáculos que podrían surgir en el camino. Al tener en cuenta estos factores, podemos ajustar y mejorar la solución antes de su implementación, lo que aumenta las posibilidades de éxito.

Otro aspecto clave de la viabilidad es la evaluación de costos y beneficios. Al analizar la viabilidad financiera y económica del proyecto, podemos determinar si los beneficios esperados son mayores que los costos y riesgos asociados. Esto nos ayuda a tomar decisiones informadas sobre la inversión necesaria y la posible rentabilidad económica del proyecto. Al comprender la relación entre los costos y beneficios, podemos tomar decisiones financieras sólidas y minimizar los riesgos financieros.

Importancia de la Viabilidad en un Proyecto de Intervención en el Sector de Distribución
Permite evaluar la solución propuesta y determinar su practicidad y alcanzabilidad.
Ayuda a ajustar y mejorar la solución antes de su implementación para aumentar las posibilidades de éxito.
Evalúa los costos y beneficios, permitiendo tomar decisiones informadas sobre la inversión y rentabilidad económica.

Conclusiones sobre Recursos Prácticos para un Plan de Viabilidad en el Sector de Distribución.

En conclusión, el desarrollo de un plan de negocios en el sector de distribución requiere la consideración de recursos prácticos que abarcan desde la estructura ideológica hasta la viabilidad financiera y los recursos humanos.

Es fundamental realizar un análisis exhaustivo del entorno, identificar las fortalezas y debilidades, así como las oportunidades y amenazas que puedan surgir.

El diseño de estrategias adecuadas y la elección de un nombre de empresa impactante son elementos clave para lograr el éxito en este sector competitivo.

Además, la estructura mecánica y financiera son fundamentales para ejecutar de manera efectiva el plan de negocios. Definir estrategias de distribución, establecer precios competitivos y utilizar canales de comunicación adecuados son acciones clave para alcanzar los objetivos de ventas y marketing.

Asimismo, evaluar la viabilidad económica y realizar proyecciones financieras brinda una visión clara de la rentabilidad del proyecto y ayuda a tomar decisiones sólidas y acertadas.

Por último, los recursos humanos desempeñan un papel crucial en el éxito de un plan de negocios en el sector de distribución. Establecer roles y responsabilidades, contar con una estructura organizativa clara y considerar el crecimiento futuro de la empresa son aspectos esenciales para garantizar el desarrollo adecuado del proyecto.

En resumen, la implementación de estos recursos prácticos contribuirá a la viabilidad y rentabilidad económica en el sector de distribución, permitiendo alcanzar los objetivos propuestos y asegurando el crecimiento sostenible de la empresa.

Enlaces de origen

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 46 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Instute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 12 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo Moya se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Creador de metodologías como Matriz estrella y experto en Jobs to be done y metodología Raíles. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar