Plan contable: normas básicas e importancia

En este post te invitamos a conocer del plan contable, su definición, importancia, utilidad y su estructura, dependiendo del tipo de empresa para la cual se diseñe.

Un punto de apoyo para toda empresa, es contar con un plan contable que le permita reflejar sus operaciones de manera organizada.

Y sobre todo, con uniformidad en los criterios adoptados, que permita su comparabilidad entre diferentes periodos o con otras empresas del mismo ramo.

ANUNCIO

¿Quieres conocer más sobre el plan contable?

Fíjate, a continuación te brindamos la oportunidad de conocer los aspectos más importantes relacionados con el plan contable:

  • Definición del plan contable.
  • Generalidades del plan contable.
  • Estructura del plan contable.
    • Marco Conceptual.
    • Normas de registro y valoración.
    • Cuentas anuales.
    • Cuadro de cuentas.
    • Definiciones y relaciones contables.
  • Importancia del plan para el diagnóstico financiero.
  • Comentarios para cerrar.

Establecer, por medio del plan contable, la organización y el control de las transacciones, va a contribuir al logro de un rendimiento óptimo en la organización.

Y su calidad nos permitirá el análisis de la información contable a través de indicadores financieros, los cuales determinarán qué tan óptimo son los resultados en la empresa y cómo evoluciona es este aspecto.

Un buen plan contable y un registro correcto de los hechos que afectan el patrimonio, son la base para un diagnóstico financiero confiable.

Definición del plan contable

La definición de plan contable se asocia con la de Plan General de Contabilidad (PGC), un concepto frecuentemente referido a España por su clásico esquema de regulación de la contabilidad en las empresas.

Es decir, el plan contable es un conjunto de normas que establecen los procedimientos y métodos necesarios para el registro de la actividad económica de una empresa.

En otras palabras, es el instrumento donde se recogen los aspectos generales que van a dirimir y regular las transacciones económicas y contables en una organización.

Por lo tanto, en función de lo indicado, se puede concluir que las empresas son un «sistema» de operaciones y hechos económicos, las cuales ameritan su registro, organización e interpretación.

La contabilidad, en tal sentido, es la ciencia que se encarga de ello, y el plan contable es el instrumento para hacerlo.

Plan contable: normas básicas que rigen la empresa.
Plan contable: normas básicas que rigen la empresa.

Generalidades del plan contable

A propósito de los registros, y de la organización e interpretación de las operaciones económicas y contables, existen organismos nacionales e internacionales que han establecido normas y lineamientos para lograr consistencia y unificación en la información contable y financiera.

Es por ello que a nivel internacional se han armonizado con estas normativas, emanadas de organismos oficiales, buscando la «comparabilidad» de los resultados de las transacciones económicas, financieras y contables de las empresas.

En el caso de España, se aprobó el plan general contable, el cual ha tenido sus reformas y adaptabilidad a los lineamientos y exigencias de los organismos nacionales e internacionales.

En otras palabras, el Plan General de Contabilidad vigente en España, cumple con las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC) y con las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) consensuadas.

Asimismo, en España, la aplicación del plan contable es un aspecto obligatorio y tiene repercusión nacional e internacional.

Es decir, que rige a las compañías españolas tanto en sus actividades de mercado interno como en sus funciones en mercados exteriores.

Lo señalado para España, con la «distancia del caso», aplica para los países latinoamericanos, en sus aspectos fundamentales.

Aplica, tanto en la estructura del plan de cuentas contables como en la normativa y la obligatoriedad de su aplicación, en empresas de todo tipo.

Plan general contable, un instrumento para la organización de la información contable.
Plan general contable, un instrumento para la organización de la información contable.

Estructura del plan contable

En relación con la estructura del plan contable, aprobado para aplicar en las empresas españolas, este refleja en sus diferentes versiones los lineamientos a aplicar para grandes empresas, pymes y microempresas.

Además, esta estructura busca resolver los conflictos en las empresas que se plantean en relación a la adaptación de la normativa vigente en materia contable, así como las obligaciones formales correspondientes.

Cabe decir, que el Plan General Contable tiene cinco partes, las tres primeras de ellas, son de obligado cumplimiento, y las otras dos de obligación facultativa, es decir, son de aplicación voluntaria:

  1. Marco conceptual.
  2. Normas de registro y valoración.
  3. Cuentas anuales.
  4. El cuadro de cuentas.
  5. Definiciones y relaciones contables.

Marco conceptual

En este punto, se engloban los requisitos de la información contable, los principios contables y los elementos de las cuentas anuales con sus criterios de registro y valoración. Estos son los principios a los cuales deben suscribirse las empresas:

  • Empresa en funcionamiento.
  • Devengo.
  • Uniformidad.
  • Prudencia.
  • No compensación.
  • Importancia relativa.

Además, en esta parte se explican los elementos de las cuentas anuales, es decir, aquellos que se registran en el balance, tales como: activos, pasivos y patrimonio neto.

Así como aquellos que se registran en la cuenta de pérdidas y ganancias: ingresos y gastos.

Por último, se exponen los criterios de valoración y definiciones relacionadas a saber: coste histórico o coste, valor razonable, valor actual, costes de ventas, valor según libros, entre otros.

Normas de registro y valoración

Por su parte, en este punto se incluyen los criterios y las normas aplicables a las distintas operaciones financieras. Además, se expone como contabilizar o como valorar los diferentes bienes, digamos que amplía el marco conceptual.

Cuentas anuales

Ahora bien, las cuentas contables se corresponden con una serie de documentos contables, los cuales forman una unidad, cuya finalidad es mostrar la imagen fiel del patrimonio de la situación financiera, así como de los resultados de la empresa. Las cuentas anuales comprenden:

  • Balance general: refleja los activos, las deudas y el capital de una compañía en un período contable determinado.
  • Cuenta de pérdidas y ganancias: se resumen todos los ingresos y gastos de la empresa.
  • Estado de cambios en el patrimonio neto: contiene el estado de ingresos, los gastos reconocidos y el estado total de cambios en el patrimonio neto.
  • Estado de flujo de efectivo: hace referencia a las variaciones y movimientos de efectivo en un tiempo específico.
  • Memoria contable: se detallan logros, resultados, hechos y objetivos de interés para los accionistas de una empresa.

Cuadro de cuentas

En relación a este punto, se reflejan las cuentas propuestas para realizar los registros contables, las cuales están ordenadas en grupos, subgrupos, cuentas y subcuentas debidamente codificadas.

A continuación, se refleja la relación de las cuentas propuestas para registrar las operaciones de una empresa:

  • Cuentas del Balance:
    • Financiación básica.
    • Activo no corriente.
    • Existencias.
    • Acreedores y deudores por operaciones comerciales.
    • Cuentas financieras.
  • Cuentas de pérdidas y ganancias:
    • Compras y gastos.
    • Ventas e ingresos.
  • No incluidos en el plan contable para pymes:
    • Gastos imputados al patrimonio neto.
    • Ingresos imputados al patrimonio neto.

Definiciones y relaciones contables

En referencia a este punto, se explican las descripciones de las cuentas, las reglas para su registro y clasificación, así como la correspondiente codificación, categorías, la naturaleza contable de las cuentas.

Es decir, si son de saldo acreedor o deudor, y por último, aquellas transacciones que causan en las cuentas un cargo o un abono.

Con relación a estas dos últimas partes el plan contable, no son obligatorias para todas las empresas.

Cualquier empresa puede acogerse al cuadro de cuentas propuesto por el plan general contable; o bien, puede tener un cuadro de cuentas propio, más adaptado a sus necesidades.

¿Conoces cuál es el plan de cuentas que debe aplicar tu empresa?
¿Conoces cuál es el plan de cuentas que debe aplicar tu empresa? ¿Cuál es su importancia? ¿Para qué sirve?

Importancia del plan de cuentas en el diagnóstico financiero

No es necesario insistir en que un plan de cuentas debe cumplir con un conjunto de criterios de calidad para que ofrezca información confiable sobre la situación de una empresa en un momento determinado.

Y uno de los puntos claves es que constituye el insumo de un área de diagnóstico esencial: el diagnóstico financiero.

¿Qué es un diagnóstico financiero?

Es la evaluación financiera que se hace a una empresa, con el fin de determinar su «estado» real en materia financiera.

Con esta información se puede establecer su «tiempo de vida» y las posibilidades de inversión y/o financiación a las que puede acceder.

También se puede definir el diagnóstico financiero, como el análisis que se hace de la información que proporciona la contabilidad, para determinar la situación financiera de la empresa y conocer sus niveles de endeudamiento.

Pero debes saber que no solo hay un tipo de plan contable que nos permite realizar diagnósticos en las empresas.

Así que una pregunta importante es: ¿Qué tipos de planes contables existen?

En principio, te dejo una clasificación básica de los tipos de contabilidad que pueden estar presentes en una empresa. Y con ello, ya sabrás qué tipos de planes pueden existir:

  • C1. Contabilidad financiera.
  • C2. Contabilidad administrativa.
  • C3. Contabilidad fiscal.
  • C4. Contabilidad de costes.
  • C5. Contabilidad de gestión.

Sobre este punto, en un próximo artículo hablaremos con detalle.

Lista con consejos que debes considerar al crear un plan de cuentas:

Respeta la integridad de los datos: durante el proceso de planeación, siempre debes incluir todos los movimientos de las cuentas reales. Esto te permitirá registrar cada hecho contable sin exclusión de ningún detalle.

Establece una clasificación flexible: es importante que la estructura de tu plan permita agregar o eliminar cuentas de manera sencilla.

Un plan bien diseñado facilitará adaptarse con naturalidad a las diversas solicitudes de los entes económicos. O a las necesidades propias de la empresa.

Define un sistema de organización: para lograr una buena estructura, tu plan debe seguir un orden preestablecido. Debe clasificar de forma sistemática todas las cuentas según su naturaleza. Con esto tendrás una mejor organización y transparencia a la hora de obtener los datos.

Actualiza tu plan: luego de establecer un plan de cuentas para tu empresa, debes revisarlo y actualizarlo de forma periódica.

Según el caso y el «contexto país», podría ser clave adaptarlo con más o menos frecuencia, por las nuevas normativas fiscales u otros aspectos relacionados.

Y por último, sé precavido eliminando tus cuentas. Pregunte, antes de eliminar una cuentas del plan, qué impacto tiene, qué informes administrativos afectará… Pues su eliminación podría perjudicar el proceso de toma de decisiones.

Conclusiones

Para resumir, el plan contable es el documento que recoge las normas básicas de la contabilidad de una compañía; el mismo se estructura dependiendo del tipo de empresa a que se refiere.

Con la intención de darle uniformidad a la información contable y financiera, así como y facilitar las comparaciones entre empresas de un mismo ramo o industria; son de obligatorio cumplimiento para todas las empresas:

  • el marco conceptual;
  • las normas de registro y valoración;
  • igualmente de las cuentas anuales.

No obstante, las empresas pueden tomar como referente el cuadro de cuentas, así como sus definiciones y relaciones contables, propuestas en el plan general contable.

No tendrás dudas, después de esta lectura, de la importancia de la uniformidad del plan de contable, pues ello permite evaluar a la empresa tanto en lo interno, como comparando sus resultados por medio de indicadores con empresas del mismo ramo.

¿El plan contable de tu empresa está acorde a los requerimientos normativos exigidos?

¡Muchas gracias por seguirnos!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


ANUNCIO

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.