Contratación de personal: errores de los empresarios

.

¡Bienvenidos a una nueva entrega sobre gestión empresarial y mejora continua! El propósito de este artículo es comentar sobre los errores comunes que los empresarios o gestores suelen cometer en la contratación de personal.

¿Por qué esto es un punto importante? – Cuando una empresa supera la etapa de funcionamiento regular y alcanza cierta estabilidad, el empresario delega parte de las actividades. En particular, las de tipo administrativo. Contratar el personal idóneo es clave para seguir avanzando.

Una empresa en funcionamiento estable se caracteriza por tener capacidad para contratar personal en áreas básicas para la operación. El empresario tiene así, más tiempo para la gestión.

Contratación de personal: errores de los empresarios

En funcionamiento estable, la empresa contrata personal en áreas básicas…

Hemos comentado que una condición para que una empresa esté en esa etapa, es que el empresario pueda delegar tareas. Es decir, que pueda entregar a personal contratado, tareas de áreas funcionales de apoyo. Por ejemplo, tareas de finanzas, de operaciones, e inclusive, de ventas.

Con seguridad sabes que, muchas veces, los empresarios buscan llenar un puesto vacante de manera rápida. Sobre todo cuando están en las primeras etapas y el personal no es un “recurso” abundante.

La urgencia lleva a que la contratación se realice sin considerar con detenimiento las habilidades de la persona que está contratando. O en las competencias que necesita para hacerlo bien.

Errores comunes en la contratación de personal

Una empresa en funcionamiento estable tiene limitaciones o poco margen en los ingresos. El empresario, por otra parte, está muy ocupado, atendiendo áreas claves como el mercadeo, las ventas y las finanzas.

Debido a estas limitantes en los recursos económicos o en el tiempo disponible para la contratación, el empresario termina creando más problemas al captar a una persona que no es apta para el cargo disponible.

Luego, desmejora la eficiencia que haya alcanzado e incorpora más ruido al sistema de actividades.

Contratación de personal: errores de los empresarios

Si contratas mal, afectarás la eficiencia empresarial alcanzada. Aumenta la confusión

¿Cuáles son los errores comunes en la contratación de personal?

Minesh Baxi, experto en el área, señala que las personas que se encuentran a cargo del reclutamiento y selección en las empresas, cometen 5 errores comunes.

Dicho lo anterior, si los responsables de reclutamiento y selección en empresas consolidadas se equivocan, ¿qué pasará con el empresario que, además, está atendiendo decenas de tareas?

Por ello, en este blog hemos comentado que un área funcional clave para el éxito empresarial es el talento humano. Sobre esta área puedes consultar el artículo que te dejo a continuación:

Talento humano, área clave en empresas exitosas

Error número 1: ¡necesitas una persona ya!

Según sea el tipo de empresa y el puesto vacante o que necesita apoyo, la urgencia de contar con una o más personas puede ser grande. ¡Se necesita ya!

Debido a las presiones del área que necesita cubrir un puesto, muchas veces el empresario contrata casi que a la primera persona que se presenta a solicitar el empleo. Y si tiene alguna referencia de un conocido, ni lo piensa: contrata y punto.

Contratación de personal: errores de los empresarios

¡Necesitas una persona ya! Listo, contratado…

Lo hace sin reparar cuidadosamente en su perfil. Sin verificar que realmente tenga, más allá de su presentación, el conocimiento y las habilidades para tomar control de un puesto o de un área en la empresa.

¿Qué puede ocurrir en este caso?

Cuando las personas no tienen las habilidades para desempeñar un puesto de trabajo, lo común es que se vayan al poco tiempo. Esto implica que dejan nuevamente sin apoyo al área correspondiente.

No solo se habrá perdido tiempo y recursos, sino que continúas con la necesidad de atender el caso. Implica destinar más recursos para volver a contratar.

Error número 2: contratas familiares, amigos… sin evaluación previa

Cuando se desconoce si las personas tienen las capacidades necesarias para desempeñar un puesto, se pone en peligro la eficiencia que la empresa haya alcanzado.

Es típico en empresas familiares, encontrar colaboradores o personal en puestos de trabajo, para lo que no están capacitados o que no desempeñan bien. A esto se suman los problemas propios al delegar.

Contratar amigos o familiares, sin verificar sus competencias, no sólo te costará dinero, sino que la situación puede dar lugar a la ruptura con personas con las que tienes un vínculo afectivo.

Contratación de personal: errores de los empresarios

Contratar amigos o familiares puede dar lugar a la ruptura de vínculos afectivos

Sin importar si tienes una microempresa, una pyme o una gran empresa, no contrate amigos o familiares si no están capacitados para el cargo. A menos de que tengas recursos y tiempo para darles la formación requerida.

Error número 3: no hay un proceso de selección de candidatos

Si tu empresa está dando los primeros pasos en funcionamiento estable, lo más probable (en el 99,99 % de los casos), es que no tengas un proceso de selección de personal. ¡Es lo esperado!

Sin embargo, no significa que no puedas ser disciplinado para decidir por un candidato idóneo. No es un proceso que no puedas hacer bien, solo porque no tienes un máster en recursos humanos.

Contratación de personal: errores de los empresarios

Contratación de personal: errores de los empresarios

Entonces, cuando la selección depende directamente de los empresarios, lo más probable es que no se cuente con un proceso formal o algo parecido. Tienen poco tiempo, así que la selección debe ser rápida; por ello reparan poco en la personalidad y competencias de los candidatos.

Error número 4: contratas un candidato sólo porque te cae bien

La empatía es un recurso fundamental en toda relación. Es común generar un lazo empático cuando una persona te recuerda a ti, por ejemplo, cuando eras joven. O porque te recuerda a un ser querido.

Si bien es importante que haya empatía, dejarte llevar sólo por ello puede provocar que no veas debilidades importantes.

La tendencia es a minimizar la exigencia particular del cargo, lo que traerá consecuencias negativas. Por ejemplo, necesitas una persona que hable 100 % inglés, porque tus clientes son de habla inglesa. Pero por la empatía, pasas por alto que el dominio sea el necesario para desempeñar las funciones.

Error número 5: no sabes cuáles son las funciones

En las primeras etapas de una empresa, los puestos de trabajo aún no están bien definidos. En algunos casos, van surgiendo de manera casi natural. La propia dinámica va creando necesidades específicas que dan lugar a puestos de trabajo.

Claro está que muchos puestos de trabajo son comunes en toda empresa. Por ejemplo, los de finanzas: llevar la contabilidad, controlar el pago de impuestos, manejar la tesorería. Como sabes, estos los ejerce al principio una sola persona: el empresario o un socio.

Cuando la empresa crece, hay más ventas y se necesita más control; resulta difícil que no se delegue en personas con competencias para tal fin. Hay que contratar personal.

En este punto, un pilar clave para que la empresa continúe creciendo con base firme, es saber delegar; no solo contratar el personal idóneo.

Contratación de personal: errores de los empresarios

Saber delegar es tan importante como elegir bien el candidato

En muchas ocasiones, el empresario contrata a una persona sin comprender muy bien cuáles serán sus funciones. ¿Cómo le explicará que es lo que necesita, si no entiendes bien para qué y cómo se realiza el trabajo?

Lo ideal es delegar una tarea que se entiende bien o que se domina. Con esto evitas generar resultados insatisfactorios, tanto para ti como para la persona que la realiza.

Para finalizar: ¿qué errores has cometido al contratar personal para tu equipo?

En realidad, más que enumerar los errores cometidos, la idea es reflexionar sobre cómo contratar personal la próxima vez. Aclarar qué pasos o acciones seguir para incorporar personal idóneo al equipo de trabajo.

Para ordenar las ideas, estos pasos pueden ser útiles a la hora de contratar personal para tu equipo:

  1. Definir el puesto a cubrir y las competencias técnicas y sociales requeridas.
  2. Buscar candidatos con el perfil idóneo.
  3. Preseleccionar los candidatos.
  4. Entrevistar y evaluar competencias.
  5. Tomar la decisión (si tienes dudas, busque opiniones).
  6. Contratar y explicar en detalle lo que hará (capacitar, delegar).
  7. Hacer seguimiento para corregir, mejorar o adoptar cambios (dar feedback de calidad).

Cada uno de estos pasos puede ser tan complejo como se quiera. Lo ideal es permanecer en un terreno práctico, sin descuidar el fin: contratar al mejor para tu empresa.

Lecturas recomendadas

Comentarios

Comentarios

Más de Gestión general

Más de Reclutamiento

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR