Aprende a compartir los valores de la empresa

Si quieres mejorar en tu negocio, aprende a compartir los valores de la empresa.

Porque que los valores marcan el cómo hacer las cosas, en todos los ámbitos.

Y te aseguramos que no todos se toman el tiempo para pensar en la importancia compartirlos y practicarlos en el día a día.

Entonces, si la ruta fijada toma un rumbo inesperado, ahí están los valores de la empresa, para ayudar a retomar el camino.

¿Ves la importancia compartirlos?

Sigue con nosotros, ya que hoy:

  • Despejarás dudas sobre lo qué son los valores de la empresa, su importancia y significado.
  • Y después, aprende a compartir los valores de la empresa, de cuatro maneras muy prácticas.

Ahora sí, empecemos por despejar dudas…

¿Qué son los valores de la empresa?

Vamos directo: Los valores de la empresa son las razones que, sin ser percibidas, determinan el “cómo hacer las cosas” dentro de cada organización.

Así, podemos afirmar que son elementos que guían y marcan toda actuación, siendo fundamentales en la toma de decisiones organizacionales.

Y son de validez para todos quienes forman parte del negocio, ya sea a nivel de propietarios, colaboradores, proveedores y hasta los mismos clientes.

Por eso es acertado decir que los valores de la empresa, son como una ley, y además, son la expresión de la misión y la visión, percibidos por los clientes y reflejados en el entorno.

No pases por alto este vídeo que lo explica muy bien.

Notarás que los valores combinan elementos tangibles, emocionales y lógicos, para crear experiencias satisfactorias, dentro y fuera de tu negocio.

Al mismo tiempo, los valores de la empresa incluyen lo ético, lo moral y lo empresarial.

¿Lo ves?

En suma, constituyen un sistema de control, de tracción, que debe ser compartido y cumplido por todos.

Entonces…

Aprende a compartir los valores de la empresa

Partamos de un hecho: todas las empresas, se mueven apoyadas en sus valores, estén o no expresados.

Es así, porque desde el instante mismo en que el negocio surge como idea, quienes lo están creando, le imprimen identidad, en la forma en que se harán las cosas, vale decir, en la toma de decisiones.

Si indagamos en el origen de los valores de la empresa, veremos primero, que nacen a partir de lo individual, de lo personal, a partir de las vivencias y creencias de quienes crean el emprendimiento.

Es decir, la manera de cómo ser y hacer, se proyecta después en la empresa.

En otras palabras… los valores de la empresa están ligados, sin duda, a las personas, y estas comparten sus valores dando el ejemplo.

Por otra parte, el entorno influye, y la empresa misma, con el paso del tiempo, descubre valores propios a partir de la experiencia.

Vamos a verlo en detalle:

1. Explica y da a conocer los valores:

Dedica tiempo para dar a conocer cuáles son los valores de la empresa, para que todos puedan entenderlos y practicarlos.

Recuerda que contienen una carga emocional, que combina lo ético, lo moral, y son válidos a lo largo de la vida organizacional.

Así que puedes realizar actividades de formación y actualización para todo el personal, o por áreas de trabajo, como charlas, dinámicas de grupo… ¿cuáles otras se te ocurren?

La idea es que des a entender los valores de la empresa, para que cada integrante del equipo lo comprenda y asuma, desde la óptica individual.

Muchos de estos valores organizacionales, están en la esencia de las personas.

Aquí entran valores como la honestidad, la transparencia y el respeto a las normas establecidas.

Porque en muchos casos, es desde el hogar, desde el entorno familiar, de donde vienen los valores.

Pero en suma, los valores surgen de las vivencias, de las creencias individuales, originadas en el entorno familiar, así como también en el aprendizaje formal o en la trayectoria laboral.

Se evidencian en la responsabilidad, la puntualidad y el profesionalismo, por nombrar solo algunos.

Y al ser compartidos en la empresa, contribuyen a sostener la confianza entre socios, en los proveedores, colaboradores y clientes.

Cuando se tienen valores afines, es fácil compartirlos dentro del quehacer de un negocio.

Ahora, te dejamos un artículo nuestro en el que encontrarás, los Valores de un emprendedor. Tres que no pueden faltar.

Sigamos con otras formas de compartir los valores de la empresa…

2. Saca ventaja de la tecnología para compartir los valores:

Toma ventaja del uso de las plataformas digitales, para dar a conocer los valores de la empresa.

¿Cómo?  Con la ejemplificación de los valores en pequeñas cápsulas informativas, a través del correo electrónico, la mensajería interna, pantallas digitales…

Así, se podrían compartir valores como la constancia, para persistir hasta conseguir los objetivos, siempre en el marco de lo que es correcto.

También se podría compartir el cómo actuar con justicia, al tomar decisiones razonadas y orientadas al bien común.

Sigamos con las opciones para compartir los valores de la empresa…

3. Haz públicos los valores organizacionales:

Sí.

Compártelos de forma directa.

Aquí, vamos más allá de los canales de comunicación interna, y apuntamos a dejarlos expresos, al alcance de todos.

Muéstralos en una lista que sirva de recordatorio, destácalos en frases inspiradoras a la vista de todos, o resáltalos en el eslogan, para que todos lo pueden evidenciar en la práctica.

Eso sí, debe haber perfecta coherencia entre lo dicho y el resultado del trabajo, logrado con la mejor manera de actuar, por parte de cada individuo.

Para cerrar este punto, te damos la opción más importante…

4. Comparte con el ejemplo, al tomar decisiones:

Por último, pero fundamental, los valores de la empresa se comparten con el ejemplo, y nada mejor que al momento de tomar decisiones ante diferentes situaciones.

Claro, porque al ser como la ley de la empresa, esos valores permiten enfrentar problemas.

Pongamos por caso que, en una distribuidora de equipos de telefonía móvil, hay dificultad para vender cierto modelo, debido al poco tiempo de garantía ofrecido por el fabricante.

Y un vendedor propone ofrecer un tiempo mayor de garantía, solo para asegurar las ventas.

Reunidos, el personal de ventas y quienes están al frente de la toma de decisiones en el negocio, se debe ratificar la garantía ofrecida, siguiendo la establecida por el fabricante.

¿Dejarán de vender?

Es probable.

Pero es un momento en el que prevalece la honestidad, como valor de la empresa.

Aunque el negocio tenga el objetivo vender, se impone el tomar la decisión de orientar correctamente a los clientes.

Así, cada uno podrá decidir la compra de equipos con menor o mayor garantía, de acuerdo con sus necesidades y presupuesto disponible.

No por vender más, se va a ofrecer algo que, al final, no podrán cumplir.

Al tomar ese tipo de decisiones, se está compartiendo valores con el ejemplo.

Para terminar…

Ya pudiste aprender las opciones que tienes para compartir los valores de la empresa.

Sabes que están presentes desde el momento mismo en que se tiene la idea de crearla, y se van descubriendo durante su existencia, en la relación con sus integrantes, así como con el entorno que la rodea.

Vale decir que las vivencias personales, el entorno y la misma empresa, intervienen de manera natural en este compartir de valores, reflejados en la cultura organizacional.

Si ya tienes tu empresa, fíjate en los valores iniciales y los formados a lo largo del tiempo, de este modo notarás de qué manera han sido compartidos.

Notarás que los elementos tangibles, los lógicos y las emociones, están presentes en los valores que se viven dentro de la empresa, relejados en lo ético, lo moral y lo empresarial.

Antes de terminar, te invitamos a conocer más sobre los valores de la empresa leyendo:

Gracias por leernos.

Hasta la próxima.

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Su privacidad es importante para nosotros. Con su acuerdo, nosotros utilizamos cookies o tecnologías similares para alamacenar, acceder y procesar datos personales, como su visita en nuestro sitio web. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento, haciendo clic en Política de cookies. Nosotros hacemos el siguiente tratamiento de datos: Almacenar o acceder a información en un dispositivo. Anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido, información sobre el público y desarrollo de productos, datos de localización geográfica precisa e identificación mediante las características del dispositivo.

Cerrar