Misión, Visión y Valores parte 2: la base para el crecimiento y la transformación

.

Misión, visión y valores, las bases para crecer.

Bienvenidos emprendedores y gestores,

Este artículo es la segunda parte de la transcripción del vídeo formativo de David Polo sobre misión, visión y valores, mitos y realidades. El vídeo lo tenéis en este enlace:

Podéis consultar la primera parte: La misión empresarial en el siguiente artículo:

Misión, visión y valores – Mitos y realidades. Parte 1: la misión empresarial

Continuemos con la transcripción del video y abordemos la visión y los valores:

¿Qué es visión?

Misión, Visión y Valores parte 2: la base para el crecimiento y la transformación

Misión, Visión y Valores parte 2: la base para el crecimiento y la transformación

Visión es: ¿Qué quiero ser? y ¿A dónde vamos?

La visión, el futuro, el cual se hace normalmente entre 5 y 10 años.

OJO:

No hay que confundirla con la misión. Tiene que ser futurista, ambiciosa si eres grande y alcanzable si eres pequeño.

Aquí el problema es que a veces se confunde con la misión en las empresas grandes.

Toyota

Porque imaginaros Toyota.

¿Cuál es la visión de Toyota? La visión de Toyota podría ser: ser el líder mundial en venta de vehículos. Si ya lo es…

La misión ¿Cuál es? ¿Hacer vehículos o mantener el liderazgo mundial de los vehículos?

Y la visión, mantener el liderazgo mundial. Muchas veces se confunde. Y hay muchas compañías que confunden unas cosas y otras.

En el caso de Toyota, ya para aclarar, la misión es hacer los vehículos y la visión es mantener el liderazgo, ser pioneros en las nuevas tecnologías en vehículos y cosas del presente y futuro. En el caso de Toyota puede que no se hable de números concretos de ventas a futuro, porque ya son líderes. Por tanto una visión más apropiada es mantener liderazgo en ventas e innovación.

Cuando entras a internet a consultar la misión y visión de algunas empresas, puedes constatar la confusión constante entre misión y visión.

La visión es como tú ves que vas a ser dentro de un tiempo.

Lo que pasa es que cuando hay misiones que afectan al mundo entero la visión puede ser parecida. Como es el caso del ejemplo que les he dicho de la Toyota, pero la visión es donde quieres estar tú. Y si eres pequeño tiene que ser algo alcanzable.

Si tú vendes en la costa oeste de un país, tu visión podría ser, en cinco años conseguir tener una cuota de mercado X, o alcanzar tantas ventas (un valor concreto), o mantener mis ventas pero conseguir que mis empleados sean mucho más felices.

La visión no siempre tiene que ser exclusivamente de resultados monetarios, rentabilidades o cuotas de mercado. Hay otros ejemplos más filosóficos y de principios como puede ser el del país: BUTAN.

Visión de Bután:

Bután es un país de los Himalayas, de religión budista, muy peculiar. Ellos tratan de ser un lugar “puro” y con poca influencia del capitalismo. Se basan en pensar que la vida va más allá que las posesiones materiales y están más enfocados en la espiritualidad y la familia que en lo económico. Por ello, lo que guía sus acciones es su objetivo final, es su visión : “ser el país más feliz del mundo”.

Otro ejemplo:

Visión de Telmex

Telmex que es una empresa de telecomunicaciones de México. Su misión podría ser: “consolidación en el mercado “xxx”, expandiendo su penetración para ser el líder con una cuota del 60% en el mercado de “x” e “y”. Esta visión es concreta y específica que sirve para organizar las tareas, proyectos y actividades dentro de las directrices para lograrlo. Si queréis saber más información sobre cómo proyectar la empresa para lograr la visión, os dejo un vídeo explicativo:

¿Qué son los valores?

Misión, Visión y Valores parte 2: la base para el crecimiento y la transformación

Misión, Visión y Valores parte 2: la base para el crecimiento y la transformación

Los valores son conceptos como: ¿En qué creemos? ¿Cómo lo hago? Y aquí, no tienen que ser muy comunes. No hay que ser “cutre” sino:

-Originales.
-En contexto.
-Alineado con nuestra oferta e inspirador.

Muchas empresas, tienen valores como: Trabajo constante, innovación, esfuerzo, trabajo en equipo. Y luego entras a la oficina y ves ahí al director de marketing con aspecto poco motivador. Entonces vas y le dices:

Tu: ¡Pepe!

Pepe contesta: ¿Queeé? con un tono de aburrimiento …

Pepe es Gris. Una persona muy gris. Tú estás en tus valores diciendo que el equipo tiene cultura innovadora, trabajo constante, y sin embargo, Pepe pareciera como que está medio muerto.

Hombre, no pongas eso. Pon algo que sea más afín, y cambia al director de marketing, por favor.

Veamos ejemplos donde los valores que se indican se ven reflejados en la realidad:

Zappos

Un ejemplo de plasma los valores de manera eficaz es la empresa Zappos. La empresa Zappos vende zapatillas online. Zapatos, calzado. Y dice sus valores: Hagan un servicio que provoque un ¡Wow! (sorprendido).

¿Un ¡Wow! (sorprendido)? o sea, la persona que está ahí, metiendo los zapatos en envoltorios para ser enviados tiene que saberlo, tiene que hacerlo bien para que el cliente vea un ¡Wow! (sorprendido).

El que vende online también; los de atención al cliente también; el que mete en la cajita, a lo mejor, un papel de agradecimiento, también.

¿No es algo maravilloso? Sencillo, eficaz, alineado con la estrategia de calidad y además fácil de entender e implementar por todo el equipo.

PcComponentes

PcComponentes es un ejemplo parecido a Zappos de provocar sonrisas en los clientes. Cuando compras algo, un PcComponente, te llega en la cajita una bolsa de gominolas. Oye pues, está muy bien. No les cuesta nada, y te quedas como: ¡Wow! (sorprendido), una bolsita de gominolas. Excelente.

Y luego dice también Zappos: Sean aventureros y apuesten por la creatividad y por la curiosidad.

¡Toma ya! ¡Toma ya!¡Claro que sí!

¿Por qué hay que pedir permiso al jefe para ser aventureros? ¡Lo hacen directamente!

¿Tú no eres la que estás encargada de hacer las cajas de los zapatos? Pues, has una cosa original de vez en cuando. No sólo por San Valentín o en Navidad. ¡Sorprende! ¡Aventúrate!

Y si te equivocas… No pasa nada, que la siguiente vez lo harás mejor.

Creatividad y curiosidad, acción. Fantástico ejemplo.

Vamos a poner un ejemplo…

Imaginemos que tú tienes una empresa que hace sillas y tienes una empresa gris. Tú eres gris, tu vida es gris, tus empleados son grises y en tus sillas el color predominante es: gris.

Pero tú le quieres dar una vuelta, a lo mejor estás viendo este video, y entonces ves que tienes que tener todo esto (misión, visión, valores). Y dices: bueno pero voy a hacer esto, a ver si así le puedo dar una vuelta a la compañía.

¿La misión?

Piensas ahí, te rascas la cabeza, das una vuelta. Llamas a Pepe el de marketing.

Tu: ¡Pepeee! Oye, ¿Qué misión le ponemos a la empresa?
Pepe: Pues, ¿Qué misión le vamos a poner? Hacer sillas.

Mal vamos.

Contratan a alguien que les eche una mano y se redacta lo siguiente:

El Experto: Mira la misión es; hacer sillas de diseño, especiales, para gente exigente como tú.

Bueno… es una mezcla entre una misión y un slogan. Pero oye, si esa es mi misión me tengo que poner las pilas.

 Tu: ¡Pepeeee! Que tienes que ser elegante ese diseño, espabila. Y sobre los anuncios… los anuncios de publicidad, no me pongas más anuncios en las páginas amarillas. Vamos a aparecer en internet, en youtube, en redes sociales, es decir, vamos a innovar. 

Bien…

¿La visión? ¿Qué queremos ser en cinco años?

El experto, propone a la empresa de sillas:

“Pues queremos estar dentro del grupo de referentes en innovación pero manteniendo la tradición de nuestros productos porque llevamos 30 años en el mercado.”

Tu: -Oye, es un reto Pepe ¿Verdad?
Pepe:- Si
Tú:- Antonio y el resto, vengan, nos ponemos adelante.

(Todos ellos ya personas de edad)

Vengan, vamos para allá. Vamos a darnos una vida nueva. Venga, vamos para adelante.

¿Valores?

No me pongas lo de innovación, no me pongas lo de trabajo duro. No… Piensa un poco. ¿Qué es lo que tienes bueno? Tienes que tener algo bueno, tienes 25 años en el mercado, ¡por algo será!

Pepe ahora hasta parece un muerto viviente, pero, pero algo tendrá bueno. Que tiene experiencia, criterio, seguro que sabe más cosas.

A lo mejor Pepe está hecho polvo ahí. Pero luego sabe si ve una silla en cualquier parte sabe perfectamente que esa silla es mala o buena, cómo está hecha, coste de producción etcétera, luego sabrá del negocio. Será una cuestión de re-orientar a Pepe para sacar su máximo potencial. Para ello, no hay nada como volver a definir la misión, visión y valores de la empresa.

Mis padres han tenido toda la vida un negocio textil y cuando ven una ropa en cualquier lado saben si es buena o es mala. Porque llevan toda la vida con ella. Aunque ya están jubilados.

Entonces, ¿En el caso de Pepe que podemos hacer, no? ¿Qué valores podemos poner?

Pues podemos afirmar como valores: “Innovación, respetando siempre nuestra tradición, respetando siempre que las cosas bien hechas, bien parecen y la calidad por encima de todo.”

Oye pues está bien, no les está diciendo que trabajas todos los días y te dejas los cuernos. No les estás diciendo esto. Pero si le estás motivando a la persona diciendo:

Nosotros tenemos esta experiencia y profesionalidad, y esto es lo que hay explotar. Lo que tenemos que hacer es adaptarnos, tenemos que hacer un restyling (cambios), no tenemos que hacer la compañía de cero. Tenemos treinta años en el mercado, sabemos mucho más que estos nuevos que están apareciendo por aquí.

Lo que tenemos que hacer es a lo mejor agarrar algún profesional más joven para que nos den un poquito de sacudida y nos modernicemos un poco.

Importancia de la misión, visión y valores

Bueno, pues eso es lo que podrían hacer para mejorar (entre otras cosas). ¿Y por qué esto es importante? ¿Para qué? ¿Para qué Pepe se espabile?

No.

No se trata de “espabilar” ni de hacer un estudio del mercado o un análisis de la industria, o algo parecido.

Si tú no sabes ¿Quién eres?, ¿Qué haces?, ¿Cuáles son tus valores?…

¿Como vas a saber dónde compites, cómo negociar con tus distribuidores?

Necesitas saber dónde estás tú para ver dónde encajas en el mundo.

Sin embargo, muchas empresas aún no tienen la misión, visión y valores ¿Por qué? Bueno, quizás será que son empresas más antiguas o empresas que han estado vendiendo, que han estado funcionando y cuando las cosas caminan pues tira sí.

Pero se hará distinto, ahora hay que reinventarse, ahora hay que quitarse lo gris y volver a brillar, volver a tener color.

¿Y las empresas nuevas? ¿Cómo saben lo que quieren ser (visión) su razón de existir (misión) y en qué se sustenta el trabajo (valores)?

Pues hombre, esto no lo pueden saber siempre al inicio. Normalmente, es una cuestión de ir formándose y adaptándose a partir de una base inicial. Según vas trabajando pues vas descubriendo cosas nuevas hasta que al final ya empiezas a tener tu propia identidad y lo pones por escrito para que todo el mundo lo sepa.

Al final se trata de un ejercicio continuo de ajustar la misión, visión y valores hasta que las bases de la empresa son lo suficientemente sólidas para crecer.

Bien, este es el enfoque clásico. Ahora vamos al enfoque más moderno en el siguiente artículo, el enfoque de las creencias que mueven el resto de la maquinaria.

¿Quieres conocerlo?

Comentarios

Comentarios

Más de Gestión general

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR