25 Consejos para hablar en público como un experto

.

25 Consejos comprobados para tomar el control de la situación cuando te toque hablar en público, sobre todo si estás encargados de las relaciones públicas.

25 Consejos para hablar en público como un experto

Imagen de la colección de Everett en Shutterstock y Fast Company

25 Consejos para hablar en público como un profesional

Toma nota, respira profundo… ¡Empecemos!

  1. ¿Responde por qué debes hablar en público? – Define las razones por las cuales vas a hablar en público. A veces nos ayuda imaginarnos luego de haber hablado en público y qué pasa si no lo haces. Te ayudará a enfocarte desde el principio.
  2. Conoce tu tema – Para hablar en público es necesario que sepas muy bien de lo vas a hablar.

Si sabes de lo que vas a hablar, haz borradores y esquematiza la información. No te preocupes si te sale algo muy largo, después puedes ir resumiendo. Si no conoces el tema, investiga (la información debe ser de fuentes confiables y estar actualizada).

  1. Organízate – Organiza tus ideas y tu tiempo para que puedas practicar varias veces antes de la presentación.
  2. Haz una lista de lo que dirás primero – Aprovecha para hacer borradores y anotar las palabras clave. A medida que practiques más, te surgirán más ideas y eliminaras de tu discurso alguna información innecesaria.
  3. Ten en cuenta tu límite de tiempo – Asegúrate bien de conocer el límite de tiempo y sé respetuoso. Pon el cronómetro de tu teléfono inteligente y practica frente al espejo.
  4. Enmarca tu historia – Cuenta la introducción, haz que la audiencia escoja un lado, presenta el problema, cómo se solucionó y para qué sirve.
  5. Incluye una anécdota que esté relacionada con el tema – Esto hace que la audiencia se sienta relacionada contigo y da más veracidad a lo que dices.
  6. Grábate en audio y vídeo – La mejor forma de hablar en público como un profesional es ver cómo reaccionas al hablar y después mejoras todos los puntos débiles y sacas provecho de tus virtudes.
  7. Piensa a qué le tienes miedo – ¿De caerte? ¿De qué se te olvide algo? ¿Que se burlen de ti? Una vez que detectes tus miedos puedes trabajar para afrontarlos. Si tienes miedo de que se te olvide algo, debes saberte el tema al derecho y al revés. Si tienes miedo de caerte, practica en tu casa sin moverte mucho, etc.
  8. Vístete cómodo, pero acorde a la ocasión – Si sientes que tienes puesto algo que no va contigo, difícilmente puedas hablar en público con fluidez. Ponte ropa cómoda (colores en los que se pueda ocultar el sudor por si te invaden los nervios).
  9. Llega a tiempo – Esto no influye necesariamente en cómo vas a hablar en público, pero es la primera impresión que tu audiencia tendrá de ti.
  10. Gánate a la audiencia con una buena introducción – Es fácil decirlo; hacerlo otra muy distinta. Para esto puedes inspirarte en Internet sobre discursos de emprendedores, de grandes empresarios y de comediantes. Te ayudará a manejar un poco la situación.

Te recomiendo ver las charas TED en español e inglés.

  1. Sé breve – Para hablar en público existe una regla: entre más hablas, más aburrida estará tu audiencia. Es así, a las personas les gusta que sean concretas. Aprovecha esto para tu ventaja (además, mientras más hablas más probabilidades tienes de equivocarte).
  2. Ten ánimos y ganas – A nadie le gusta ver a un orador que está desganado, con un tono de voz bajo, que bosteza, ni nada de eso. Tómate una ducha fría, algo de café y manos a la obra. Puedes estirarte un poco antes de hablar en público para agitar la circulación.
  3. Usa el humor a tu favor  – Para romper el hielo no hay nada mejor que un chiste o un comentario que genere risas. Por favor, no evoques chistes que hieran a algún grupo determinado. Trata de ser lo más neutro posible.
  4. No vayas tan rápido, tómalo con calma – Tómate tu tiempo para hablar, escuchar y dejar que las personas retengan la información. Si hablas muy rápido, las personas pueden perderse.
  5. Haz contacto visual con varios miembros de la audiencia – Mira a los ojos (frente o nariz) de las personas y así te prestarán atención y sentirán que de verdad estás hablando con ellos.
  6. Invita la participación de la audiencia – Para hacer una charla más amena puedes invitar a la audiencia a completar tus frases, a participar en las actividades, a contar sus historias, etc. Así despejas un poco la presión de ti y la compartes con quienes te escuchan.
  7. Ponte al mismo nivel que tu audiencia – Baja de la tarima, camina cerca de las personas, pásales por un lado. La idea aquí es que ellos vean que tú estás a su nivel también y que eres como cualquiera de ellos.
  8. Busca apoyo visual – Si la historia es muy interesante puedes omitirlo, sin embargo, si se trata de negocios lo mejor es tener un respaldo visual con que ilustres lo que estés diciendo o para dar información extra a tu audiencia.
  9. No tengas miedo a los silencios – No tiene nada de malo que la gente digiera lo que dices y que tú tomes un descanso. Por ejemplo mientras te desplazas, abres una herramienta o escribes algo. El único requisito es que no pases más de 1 minuto en silencio, porque tendrás que atraer la atención de tu audiencia desde cero.
  10. Muévete un poco, gesticula, mueve las manos – (pero no demasiado) Recuerda que el lenguaje corporal dice mucho más de ti de lo que crees. Practica en el espejo cómo mueves las manos, dónde las debes poner, qué postura tienes al sentarte y de pie.

Un consejo para controlar esto es verte al espejo y controlar la respiración. Si tienes una respiración constante y lenta, te sentirás más confiado. Te recomiendo leer El lenguaje corporal tiene la última palabra

  1. No leas ni memorices – Por lo que más quieras, no memorices nada ni leas de tu presentación. En el mundo del emprendedor estos son fallas que deben ser superadas. Puedes apoyarte de un dato muy complicado, pero ya no está bien visto que leas al dar una charla, porque da la impresión de que no sabes lo que dices.
  2. Agradece y sonríe – Para hablar en público debes tomar en cuenta la participación de quienes te escuchan. Agradece por su tiempo, por la paciencia y desea lo mejor para ellos con una sonrisa. Recuerda que con la sonrisa puedes combatir los momentos incómodos.
  3. Pide perdón, solo cuando cometas un error – Si la audiencia no se da cuenta del error, no tienes por qué hacerlo notar. Sin embargo, habrá siempre al menos una persona que se dé cuenta y si es muy grave si debes remendarlo.

Creo que tienes todo para hablar bien en público. Si quieres saber más sobre el tema te recomiendo leer:

Comentarios

Comentarios

Más de Liderazgo y gestión del equipo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR