Administración Empresarial y sus áreas. (Parte 1)

.

Administración empresarial explicada en detalle, paso a paso y con enfoque en la parte primera, administración estratégica, éste es el abstracto de este breve artículo.

La Administración Empresarial es más fácil de lo que parece. Cuando el médico te receta una pomada, te dice que la apliques en la piel o administración cutánea. En el caso que lo que te recete un médico sea un jarabe, la administración es vía oral, es decir, que lo apliques en la boca (lo bebas).

Entonces, la administración empresarial, ¿Qué es? Simplemente aplicar las buenas prácticas a cada una de las áreas.

En “Administración de empresas: Aprende Fácil (+Ejemplo)” te comentamos que la administración en sí, estaba en todas partes lo percibieras o no. Y con ejemplos muy domésticos te llevamos a ver de qué se trata. Sin duda es de mucha utilidad y sacarás de ese estudio mucho provecho.

Al final administrar es aplicar las prácticas por cada área dentro del ciclo de la mejora continua:

  • Planificar.
  • Hacer (lo planificado).
  • Verificar lo hecho.
  • Corregir lo detectado que estaba desviado.
Administración empresarial basado en la mejora continua

Administración Empresarial y sus áreas. (Parte 1)

Y así, de este modo trabajar buscando la mejora continua. ¿Parece fácil no?

Como me imaginé que ahora quieres saber más, voy a detallar un poco las categorías o sub-ramas donde hay administradores con especialidad en algo.

Áreas de la Administración Empresarial

Quiero resaltar que aunque los procesos son similares, cuando nos vamos muy a lo micro, no es igual hablar de la administración de un pequeño taller, que de una escuela de música o una fábrica de ropa internacional en China. Y justo esto es lo que quiero resaltar, cuando hablo de la administración empresarial: Que siempre, de aquí en adelante me referiré al mundo de los negocios, que igual es bastante amplio y un poco complejo.

No obstante, me pondré contigo hombro a hombro, a desenredar la maraña y te llevaré a unos finos hilos donde tendrás todo fríamente calculado.

Y para que todo sea dinámico y real, en algunos casos voy a ejemplificar con una pequeña empresa familiar de servicios llamada “Spa El Encanto“… Que no te engañe por su sencillez: A veces en estas estructuras hay un gran aprendizaje.

Si usáramos la estructura de una empresa con límites o zonas,  ¿Quién llevaría cada cosa? ¿Cómo sería el estilo de liderazgo y/o las áreas a tomar en cuenta? ¡Veamos!

1. Administración Estratégica

La administración estratégica consiste en “desarrollar los proyectos” para hacer realidad tu “visión”. Esta “visión” ha de estar basada en un “plan de negocio” o un “plan estratégico”. Este puede a su vez, estar desglosada en “áreas de actuación”.

Estas áreas de actuación, llamadas “directrices” pueden estar basadas en sentido común o intuición (en muchos casos). No obstante, siempre conviene hacer un mini “estudio de mercados”  para asegurarse que tenemos una oportunidad.

Pensarás… proyectos sobre plan, objetivo sobre directriz… y encima de esto basado en un estudio de mercados… ¿no es un poco difícil?

No es difícil, es metódico. ¿Acaso elaborar un postre es difícil, a pesar que pueda tener muchos pasos? En gestionar fácil te damos las recetas para que elabores tu iniciativa o desarrolles tu negocio en cada área. Sólo tienes que tener paciencia y administrar (aplicar) dichas recetas.

En el siguiente artículo hablaremos con mucho más detalle sobre la administración estratégica, sin embargo permíteme darte una frase resumen:

La Administración Estratégica es definir qué vamos a hacer en cada área, hacer seguimiento de lo que se hace y asegurarse que las distintas acciones están coordinadas y tienen el efecto deseado.

2. Administración Financiera

La administración financiera es el buen uso de la gasolina con la que contamos.

La administración estratégica definía qué hacer para lograr unos objetivos basados en una visión y basado en un mercado o industria.

Hagamos lo que hagamos, lo hacen o máquinas o seres humanos y éstos últimos tienen la sana costumbre de comer… ¡y 3 veces al día!

Esto parece una tontería, pero creerme, que he visto planes de negocio tan poco realistas, que a veces el emprendedor piensa que la gente ni come.

Necesitamos dinero para hacer realidad las acciones definidas en la estrategia de nuestro Plan de Empresa, es un hecho.

Ahora bien… ¿cuánto dinero? Pues depende.

Te sugiero que hagas una autocrítica: Si has llegado aquí buscando la respuesta fácil, no la vas a encontrar. Si fuera tan ridículamente básico y sencillo, todo el mundo sería millonario.

Entonces, ¿Es difícil? NO, NO Y NO. Es fácil si haces lo correcto. Lo correcto es aplicar con lógica y sentido común la “administración financiera” que es:

  • Definir en tu plan distintas opciones y necesidades de financiación. A lo mejor puedes hacer un piloto y luego pedir más financiación o autofinanciarte. Todo DEPENDE. Sin pensarlo bien no conseguirás nada.
  • Medir cómo se van realizando las cosas para evitar que te quedes sin dinero, algo muy habitual.
  • Evaluar otros métodos para lograr tus objetivos, menos ortodoxos pero originales.

¿Quieres saber más? Entra en este segundo artículo sobre ejecución de las tareas en administración empresarial

Gracias por vuestra atención.

Comentarios

Comentarios

Más de Gestión general

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR