¿Qué harías con estos 5 problemas de las pymes? ¡Existen!

.

En esta entrega no abordaremos problemas complejos de difícil solución. La dedicaremos a comentar sobre 5 problemas de las pymes, que si bien son aparentemente sencillos, terminan siendo obstáculos importantes para su desarrollo. Nos referimos a casos como no captar a los empleados adecuados, ahogarse en pagos y tareas administrativas o terminar cada día agotados sin avanzar. ¡Bienvenidos(as)!

Muchos empresarios, frente a los obstáculos o problemas en su empresa como los señalados, tienden a abandonar al sentirse agobiados y sin «poder» de reacción. Pero las personas que realmente quieren que su proyecto empresarial siga adelante buscan – y encuentran – formas de cambiar lo que no les gusta, lo que constituye obstáculos… y los convierten en oportunidades de éxito.

Es muy probable que haya tenido experiencia en la que frente a un obstáculo o una dificultad importante, utilizas un enfoque diferente y logras ver oportunidades de mejora. Lo que luego termina convirtiéndose en soluciones exitosas para la organización. Aquí veremos algunos casos básicos de los problemas de las pymes y cómo podemos convertirlos en oportunidades de éxito.

¿Qué harías con estos 5 problemas de las pymes? ¡Existen!
¿Qué harías con estos 5 problemas de las pymes? ¡Existen!

¿Qué harías con estos 5 problemas de las pymes?

Hay 5 problemas típicos que vale la pena revisar:

  • primero, el público no responde de la manera que esperabas;
  • segundo, te has dado cuenta de que no sabes dirigir;
  • tercero, estás agotado por el trabajo diario, sin resultados claros;
  • cuarto, no encuentras empleados adecuados para desarrollar las tareas administrativas y de gestión; y,
  • quinto, te ahoga el papeleo, las facturas, las tareas administrativas.

Veamos brevemente cada uno de estos problemas y cómo podemos enfrentarlos para lograr, en primer lugar, mejores competencias como empresarios; y en segundo lugar, nuevas capacidades de respuesta de la organización.

Si como empresarios damos el ejemplo de cómo enfrentar estos problemas y convertirlos en oportunidades estaremos, además, mostrando una forma de trabajo a nuestros colaboradores. Una forma de trabajo que incluye, por ejemplo, el concepto de mejorar paso a paso todos los días.

1. El público no responde de la manera que esperabas

Has abierto tu nueva empresa; con gran esfuerzo superaste la etapa de la puesta en marcha. Estás listo para vender pero… no está dando los resultados que esperabas. Por supuesto, antes evaluaste la idea y todo indicaba viento en popa.

Pues bien, lo primero es tener paciencia. Los potenciales clientes no van a ir instintivamente a comprar tu producto o a utilizar los servicios de la pyme. Aprende a encontrar en esta situación una oportunidad de utilizar nuevas herramientas (como por ejemplo, el marketing digital) para que la gente conozca tu negocio.

¿Qué harías con estos 5 problemas de las pymes? ¡Existen!
¡ Los clientes no llegan !

En la actualidad se puede tomar como “muy” verdadera la afirmación: «lo que no está en Internet, no existe». Los clientes tienen en su mano la posibilidad de buscar un producto o servicio en segundos, haciendo unos pocos clics.

Además del poder casi inmediato que tienen para realizar comparaciones y elegir con relativa rapidez, la opción que más les convenga. Recomendación: estudie los canales idóneos para llegar a tu público objetivo.

2. Te has dado cuenta de que… ¡no sabes dirigir!

Te has embarcado en una empresa soñada y… ¡sorpresa!, no sabes dirigir al equipo. Te resulta un lío ordenar las actividades y las tareas diarias para conseguir el propósito de producir y vender. Tienes las competencias técnicas qué te demanda el negocio, pero te has dado cuenta de algo clave: no tienes las competencias blandas para la gestión. En este punto, como empresario, tienes oportunidades extraordinarias para mejorar.

Así que tranquilo, no todo el mundo nace con dotes de liderazgo o de dirección. De hecho, ser un buen líder es algo complicado que se aprende con tiempo y experiencia. Con el error o la equivocación.

Muestra tu mejor cara ante tus empleados, pero sin perder nunca tu “posición” de jefe. Acota las tareas y responsabilidades de cada uno de manera clara y concisa para tener tu negocio perfectamente organizado. Recomendación: desarrolle habilidades o competencias blandas y aprende a delegar.

3. Estás agotado y nada parece funcionar bien

Tu empresa lleva tiempo metida en un bache del que no logra salir. Quizás estás intentando solucionar muchas cosas a la vez, pero no tienes forma de abarcarlas todas. Lo que sí logras es quedar sumamente agotado día a día. Esto sugiere que no has superado la etapa del hombre orquesta. Es decir, la del empresario que debe atender todas las tareas para mantener a flote la organización.

Tal vez tenga un equipo pequeño y aún la cantidad de tareas sea agobiante. Al principio tendrás energía para realizarlas, pero en algún momento se presentará el agotamiento.

En este caso, la recomendación es detenerse un «instante» y proceder a pensar en cómo están organizadas las tareas y actividades a lo interno de la empresa. Luego proceder a plantearse un método para ordenar las áreas funcionales mínimas necesarias, para ejecutar las funciones de manera ordenada y eficiente.

Identifica uno por uno los problemas, de la forma más concreta posible. Una vez identificados, puedes apuntarlos en una lista e ir solucionándolos uno por uno. Ahorrarás energía y te sentirás motivado cuando veas que los problemas se van resolviendo como lo esperabas.

Empresario a fin de mes… sobreviviendo
Empresario a fin de mes… sobreviviendo (típicos problemas de las pymes)

4. No encuentras colaboradores adecuados

La gestión del talento humano es quizás una de las áreas más importantes en las etapas tempranas de toda empresa. Sin embargo, es un hecho que este punto es descuidado por empresarios sin experiencia, al no reconocer su importancia para la organización. ¿Qué pasaría con tu empresa si comienzas con un equipo pequeño, pero con las competencias para ejercer sus funciones?

Si tienes problemas continuamente con los empleados de tu empresa, quizás es que no estás eligiendo bien. Si aún eres tú el que los estás seleccionando, deberías plantearte delegar esa tarea en otra persona. Una que tenga las capacidades idóneas en la materia.

También puedes optar por subcontratar esta actividad a través de firmas especializadas. Porque si bien puede implicar un mayor coste inicial, a la larga será la mejor opción. Por otro lado, ten en cuenta que siempre es mejor pagar más y tener mejores empleados.

5. Te ahogan las facturas, el papeleo…

Hoy día es uno de los problemas más comunes de las mipymes. Si el caso es que tienes más facturas de las que puedes pagar, intenta recortar todo lo posible los gastos innecesarios. Probablemente hay muchas más cosas que obviar de tu negocio de las que imaginas. Analiza detalladamente y omite todo aquello que no vaya a suponer un gran cambio a peor en tu empresa. Deja como última medida, el despido de empleados.

En este caso puedes apoyarte, por ejemplo, en la formulación de presupuestos mensuales, para tener un control de los gastos e, inclusive, de las inversiones. Esto te permitirá llevar orden en el manejo del flujo de dinero y priorizar según el caso.

Gestionar Fácil

Por otro lado, es importante que cuentes con una herramienta de gestión que facilite el manejo de los datos y de la información de las áreas funcionales. Por ejemplo, con un software de gestión en la nube puedes tener visibilidad de toda la información clave de la empresa. Esto es fundamental tanto para el empresario como para todo el equipo de apoyo.

Para empresas mipymes, existen soluciones que representan una inversión mínima, de fácil adaptación y de puesta en marcha en minutos. Por lo que son alternativas totalmente viables para todo tipo de empresa, sin depender de técnicos o sin implicar altos costes. Te comparto el caso del software de gestión Platzilla, que puedes probar sin restricciones:

Un software de gestión aporta soluciones a los problemas de las pymes
Un software de gestión aporta soluciones a los problemas de las pymes (https://app.platzilla.com/)

Comentarios finales sobre los problemas de las pymes

En las organizaciones empresariales surgen problemas básicos que, de no ser atendidos, pueden crear importantes obstáculos para el desarrollo y el avance de la empresa. Tales problemas los podemos transformar en oportunidades de mejora; lo que puede implicar 2 cosas:

  • La mejora de las competencias del empresario y de su equipo (del talento humano).
  • La creación de nuevas y mejores capacidades en los procesos y áreas funcionales de la organización.

Por otro lado, en muchos casos el aprovechamiento de estas oportunidades de mejora no demanda inversiones. Lo que sí demanda siempre es la disposición y la actitud de la gente a realizar el cambio y a querer mejorar. ¿Con cuáles de estos problemas te has encontrado en tu empresa?

¡Muchas gracias por leernos!

Más de Estrategias de mejora

Más de Gestión general

Google AdSense Matched Content Widget

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR