Aprende a negociar el pago del alquiler de un inmueble…

Aprender a negociar el arriendo de un inmueble, ya sea como vivienda o para tu negocio, ¡es clave! Existen variables que debes manejar para lograr mejores condiciones y asegurar que el pago del alquiler sea conveniente para las partes. 

En esta corta lectura te comento los puntos que debes tener en mente a la hora de buscar un local para tu negocio o una vivienda en arrendamiento. 

Y aun cuando existen condiciones diferentes en cada país y ciudad, determinadas por regulaciones y controles locales, hay variables que debemos considerar en el proceso de arrendamiento. 

Contenido:

  • Arrendamiento, arrendador, arrendatario…
  • Consejos para negociar el pago del alquiler 
  • Aspectos formales que no puedes pasar por alto
  • Comentarios para cerrar

Si nunca has arrendado una vivienda o un local para tu negocio, debes tener en mente algunos detalles claves. 

Debes dominar términos como arrendador, arrendatario, garantías, contratos, condiciones, variables del mercado… Antes de enfrentarte al reto de lograr la mejor opción para ti. 

Aprende a negociar el pago del alquiler de un inmueble

¿Listo para aprender? 

¡Comenzamos!

Arrendamiento, arrendador, arrendatario…

No tengo dudas de que conoces estos tres términos: arrendamiento, arrendador, arrendatario. 

Pero…

Este artículo también tiene una intención formativa, por lo que vamos a precisar los tres conceptos, en pocas líneas, antes de hablar de los consejos para negociar el pago del alquiler. 

El arrendamiento se da cuando el propietario de un bien cede temporalmente su uso y disfrute a otra persona, a cambio del pago de una renta. Es muy común que se hable del pago del alquiler y no de la renta. Este acto lo formalizamos con un contrato.

Por otra parte, llamamos arrendador al propietario que cede la posesión del bien, mientras que el arrendatario es quien la adquiere, a cambio del pago del alquiler o renta.

¡Muy fácil, ¿no?!

Ahora bien, dos detalles que debes tener presente son los siguientes:

  • Por medio del arrendamiento, un propietario cede la posesión de su bien (mueble o inmueble) lo que limitará su derecho de propiedad. Y aunque sigue siendo el titular del bien arrendado, será el arrendatario quien use el mismo.
  • En ocasiones, el arrendador podría no ser el propietario del bien alquilado, sino un gestor. Además, existe la posibilidad de arrendar servicios u obras, no solo bienes muebles o inmuebles.

Un punto importante al momento de buscar un local para tu negocio o una vivienda en arrendamiento, es estar preparado para negociar el pago de un arriendo barato. Es decir, una renta más baja de lo exigido por el arrendador. 

Tal vez estés pensando que esto es muy difícil, ¿cierto? 

Pues, realmente, puede ser más fácil de lo que te imaginas. Es cuestión de aprender a «gestionar las variables» para saber cómo hacerlo de una manera segura. 

Un arrendatario puede presentar argumentos que hagan que el propietario considere la opción de aceptar un pago menor. 

Consejos para negociar el pago del alquiler 

Hay un punto importante que debes tener presente al buscar un local o una vivienda en condición de arrendatario.

Con independencia de las razones por las que necesites negociar un alquiler más económico, ¡la reducción de la renta también puede beneficiar al arrendador! Así como lo lees.

Y es que la situación de los últimos tiempos ha dejado claro que esto es posible en muchas ciudades y centros poblados de todo el mundo. Sobre todo cuando aparecen variables en el mercado y normas legales que favorecen más a unos que a otros.

Observa que en muchas ocasiones, el propietario necesita pagar facturas y solventar compromisos económicos, por lo que asegurar una renta conveniente es una de sus prioridades.

Ahora bien…

La tarea de conseguir apartamentos en arriendo y locales comerciales a precios accesibles puede resultar difícil… Pero no es imposible. 

Por ejemplo, ¿has pensado en el poder de una comunicación escrita muy bien elaborada? 

Sí, una carta u oficio es una forma de acercarse a una «negociación» para obtener un alquiler más económico. 

Puedes hacerlo presentando argumentos bien sustentados que muestren la razón o las razones por la que presentas la solicitud de reducción del pago.

En ello debes exponer no solo razones propias. También, aquellas variables del mercado local que condicionan la oferta y la demanda.

¡Pero no solo se trata de obtener beneficios para ti!

Ofrece algo más allá del pago del alquiler

Como arrendatario debes ofrecer ventajas y garantías al arrendador, para que este ponga en una balanza tus planteamientos y así pueda tomar la decisión «ideal» para todos.

Ten en cuenta que la comunicación escrita debe contemplar datos y un nivel de formalidad que dé cuenta de la seriedad de tus intenciones. 

Incluye nombres completos, dirección actual donde resides, referencias, nombre del propietario o de la empresa encargada del inmueble, ciudad, estado y código postal, etc. 

En la exposición de motivos, presenta datos que den confianza al arrendador, incluyendo, de ser el caso, la situación financiera y la garantía del cumplimiento de las condiciones que se fijen en el contrato de arrendamiento. 

¡Es claro que debes contar con información comprobable!

Algunos consejos claves que puedes aplicar al negociar la renta.
Algunos consejos claves que puedes aplicar al negociar montos el pago del alquiler.

Aspectos formales que no puedes pasar por alto

Como señalamos, las partes en el contrato de arrendamiento son el arrendador y el arrendatario. Sin entrar en detalles, estas dos figuras se identifican con quien cede la posesión de su bien y quien accede a la misma a cambio de la renta, respectivamente.

Para formalizar un arrendamiento basta con que exista un contrato. 

Esto es necesario tanto para el caso de un local comercial como para una vivienda común. Ten en cuenta que el arrendador también puede ser una figura jurídica (empresa) y no necesariamente una persona natural.

Ahora bien, es claro que el contrato debe tener una forma escrita. Los términos y condiciones para su redacción deben cumplir con los requisitos que establezcan las leyes, normas y reglamentos que apliquen. 

La elaboración del contrato no puede ser tomada a la ligera. Las cláusulas del mismo determinarán el devenir de la operación. El contrato funciona como garantía de satisfacción para las partes.

Ahora bien, en cualquier caso, el contrato de arrendamiento debe ser:

  • Consensual, porque se basa en el consentimiento de las partes, aunque siempre dentro del marco de la ley que regula el arrendamiento de bienes muebles.
  • Bilateral, porque interviene la parte que transmite la posesión y la que la recibe. Aunque una de las partes o ambas pueden estar representada por varias personas. Si el local o la vivienda es propiedad de un matrimonio, ambos cónyuges podrían intervenir en calidad de arrendadores. En el caso de una empresa, sus representantes legales.
  • Oneroso, porque el arrendador paga una renta por el bien alquilado. El monto debe quedar establecido, incluyendo los criterios de sus posibles modificaciones.
  • Temporal, porque el uso y disfrute debe indicar el período correspondiente.
  • Seguro, a través de las garantías de arrendamiento que se acuerden.

Otros detalles más…

Según sean las normas en la localidad, un contrato de arrendamiento puede tener otras cualidades.

Estas son aplicables, principalmente, en el caso de locales para negocios, fábricas u otro tipo de actividad comercial.

Por ejemplo, el contrato puede ser transmisible si incluye cláusulas que permitan el subarriendo. No es común, pero existe la posibilidad a conveniencia del arrendador. 

Además, el contrato puede ir vinculado con otro tipo de operaciones como, por ejemplo, un seguro de alquiler o una opción de compra del bien.

En muchos casos, incluye una cláusula de arras o anticipo, a modo de reserva del pago del alquiler.

Comentarios para cerrar

Abordar la tarea de negociar un arriendo y el pago del alquiler de un bien inmueble, ya sea para tu negocio o como vivienda, no es una cuestión compleja.

Sin embargo, estudiar la situación propia y el contexto es necesario para lograr el mejor contrato posible por el inmueble más apropiado, en función de la capacidad que se tenga para el pago del alquiler o renta.

Dominar las variables involucradas, la oferta y la demanda, las normas legales, entre otros aspectos, será un aliado en la consecución de la mejor opción posible.

Tener claro de antemano, por ejemplo, las garantías del arrendamiento que podemos ofrecer es importante. 

Una fianza, un aval personal o bancario o un seguro de arrendamiento, son opciones para brindar más confianza al arrendador. De hecho, las garantías deben estar en el contrato.

En este proceso podemos recurrir a asesores y empresas especializadas para gestionar con más seguridad y obtener el máximo beneficio para todas las partes.

Muchas gracias por leernos. 

Y antes del «hasta pronto», aprovecho para dejarte una lectura que te interesará: ¿Tienes mentalidad empresarial? ¡Averígualo aquí! 

Ahora sí, ¡hasta pronto!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Su privacidad es importante para nosotros. Con su acuerdo, nosotros utilizamos cookies o tecnologías similares para alamacenar, acceder y procesar datos personales, como su visita en nuestro sitio web. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento, haciendo clic en Política de cookies. Nosotros hacemos el siguiente tratamiento de datos: Almacenar o acceder a información en un dispositivo. Anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido, información sobre el público y desarrollo de productos, datos de localización geográfica precisa e identificación mediante las características del dispositivo.

Cerrar