Organización, figura jurídica, producto y marca. ¿Diferencias estos términos?

.

Ya sea que apenas estés iniciando una empresa o que ya la estés gestionando, es esencial tener clara la diferencia de los términos organización, figura jurídica, producto y marca. Así que en este artículo daremos algunas pistas para hacer un correcto uso de los mismos, y así comunicarnos mejor. Una buena gestión demanda una muy buena comunicación.

Cuando nos explican cómo organizarnos, si como sociedad anónima, ONG o cooperativa, por ejemplo, es común que no nos hagan la aclaratoria de la diferencia entre organización y figura jurídica. Y también es común no distinguir entre los términos producto y marca.

Organización, figura jurídica, producto y marca

Cada uno de estos términos son de uso cotidiano, pero ocurre que muchos emprendedores y gestores no los distinguen claramente. A continuación hablaremos de cada uno para reconocer sus diferencias.

Organización

Cuando las personas se relacionan para perseguir fines comunes, crean una organización a través de la cual comparten uno o más propósitos que los guía en su accionar.

Cuando la organización se crea en forma deliberada, hay un sentido de misión y colaboración. La suma de los esfuerzos individuales produce sinergia en pro de esa misión.

Una organización tiene un sentido de misión

Un emprendedor acompañado por una o dos personas, establece una relación relativamente sencilla de llevar y controlar. Hay acuerdos, se reparten responsabilidades, y se va evaluando la marcha  y los resultados casi al instante, porque son pocos.

Cuando el emprendimiento toma forma y supera las primeras etapas por las que pasa toda empresa, el equipo de colaboradores crece, y con esto, las relaciones e interacciones. Esto es, la organización crece, es más compleja; por lo que surge la necesidad de establecer normas que guíen su hacer en colectivo.

Sobre las etapas por las que pasa una empresa, te invito a leer – en algún momento – el siguiente artículo:

Las normas pueden ser comunicadas por diversos medios. Lo común es que sean a través de conversaciones o de conductas implícitas.

En una empresa en funcionamiento óptimo, con alto nivel de madurez, gran parte de esta interacción está plasmada en documentos para facilitar la acción de las personas. De manera particular, para la administración y operación de la empresa.

Al crecer la organización, la interacción debe basarse en normas

Al crecer la organización, la interacción debe basarse en normas

Por otra parte, las relaciones en las organizaciones pueden ser verticales o jerárquicas y horizontales o planas. En la realidad, ocurren ambos tipos. Y pueden estar basadas en muchas o en pocas vías de comunicación, con más o menos formalidad. Todo esto define el tipo de organización que tiene la empresa.

Veamos ahora qué es figura jurídica para contrastar con organización.

Figura jurídica

Una figura jurídica es una entidad que se registra de manera legal ante las instancias de un país. Al formalizarse, la figura jurídica contrae compromisos, deberes y derechos a nivel local, nacional y, según el caso, internacional.

La figura jurídica se materializa a través de un documento

La figura jurídica se materializa a través de un documento

Una figura jurídica puede ser una sociedad anónima, una sociedad de responsabilidad limitada, una cooperativa, u otro tipo de entidad aceptada por la legislación correspondiente.

Cuando se trata de un nuevo emprendimiento, la creación de una figura jurídica puede evitar que la responsabilidad derivada de sus acciones empresariales o profesionales afecte su patrimonio personal o familiar. Por ello, la elección de qué figura jurídica adoptar es un punto importante al momento de formalizar la entidad.

Cuando se crea, se define si será o no con ánimo de lucro. En el documento de constitución se establece su razón de ser, su razón social. El tipo de figura jurídica determina las leyes y normas que regirán a la entidad creada; sus limitaciones, sus obligaciones legales, tributarias, ambientales, entre otras.

Organización y figura jurídica

Una organización puede crear una o varias figuras jurídicas. Esta es una distinción importante.

Cuando las organizaciones crecen, aún sin llegar a un funcionamiento óptimo, puede ocurrir que se diversifique, creando varias figuras jurídicas para atender diversos propósitos, como parte de una estrategia del o los empresarios.

Entonces, una organización puede, en su desarrollo, crear nuevas figuras jurídicas y también eliminar figuras existentes. Porque estas no son más que instrumentos para ciertos fines.

Por ejemplo, una organización puede crear una empresa de tipo sociedad anónima, como un instrumento para la prestación de servicios técnicos, locales, nacionales e internacionales. Y puede crear otra figura jurídica para comercializar productos de manera local o regional.

Producto

Las organizaciones crean productos. Estos pueden ser bienes o servicios.

Los productos marcan la huella de la actividad de la organización, que se expresa a través de una figura jurídica.

Los productos marcan la huella de la actividad de la organización

Los productos marcan la huella de la actividad de la organización

Una organización puede hacer uno o varios productos con una figura jurídica y otros con otra figura jurídica.

Por otra lado, todo producto tiene un ciclo de vida: se crea, se desarrolla, se fortalece o modifica y puede desaparecer o ser retirado en algún momento.

Una figura jurídica podría crearse para desarrollar un único producto, apoyada en una organización que puede estar desarrollando otros productos.

Una organización madura, entonces, con seguridad trascenderá a los productos que desarrolla. Por tal razón, el ciclo de vida de una organización no está sujeto al ciclo de vida del o los productos que desarrolla.

Marca

Cuando los productos son exitosos, crean una imagen que tiende a grabarse en la mente de los que los usan.

Una marca es un recuerdo vivo que se aloja en nosotros, asociado a atributos de calidad, de satisfacción o al trabajo que realiza.

Una marca es un recuerdo vivo

Una marca es un recuerdo vivo

Si bien las marcas se crean y desarrollan por medio de productos, las marcas trascienden a los productos con los que nacen, a las figuras jurídicas y a las propias organizaciones que crean unas y otros.

Es decir, las marcas suelen ser más longevas y valiosas que los productos y pueden vivir con independencia de las organizaciones que están detrás.

Esto no significa que no pueda de manera planificada desarrollarse en forma conjunta o bajo la misma denominación, la organización y la marca, o el producto y la marca, o que la separación sea condición necesaria para el éxito.

Pero la distinción conceptual es clave. Al independizar a la organización y a la marca se genera más flexibilidad para promover la marca y para desarrollar tanto a la organización como a sus productos.

Por otro lado, desde el punto de vista legal, el registro de una figura jurídica es independiente del registro de una marca.

Así que como puedes ver, hay diferencias importantes entre organización, figura jurídica, producto y marca. ¿Te parecen interesante estas distinciones?

Dos términos más: joint venture y franquicia

Para finalizar esta breve discusión sobre organización, figura jurídica, producto y marca, te dejo un artículo en el que se discute sobre joint venture y la franquicia, dos términos que también debemos conocer:

Ya sea que estés emprendiendo o que hayas consolidado una empresa, dominar los conceptos aquí presentados es importante para lograr una mejor comunicación.

¡Hasta una próxima oportunidad!

Comentarios

Comentarios

Más de Gestión general

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR