¿Qué es la logística de distribución? Importancia en pymes.

. Oct 30, 2019.

Cuando un consumidor compra un producto o servicio, en casi todos los casos no es consciente de la cantidad de procesos ejecutados, para que el mismo llegue a sus manos. Dentro de los múltiples procesos hay uno clave: la logística de distribución; el cual involucra tareas importantes, tanto en pymes como en grandes empresas. De este tema hablaremos hoy. ¡Bienvenidos(as)!

Según sea el tipo de pyme, tener en cuenta todas las fases y la complejidad del proceso de la logística de distribución es clave, dado que este tiene impacto en la calidad y en el precio. En nuestro modelo de áreas funcionales, la distribución del producto, para las pymes en que aplica, es parte del área que denominamos “mercadeo y ventas”.

Importancia de la logística de distribución.
Importancia de la logística de distribución.

En el caso de empresas especializadas, la logística de distribución está centrada en abastecerse de proveedores, gestionar y realizar tareas de almacenaje, así como administrar los envíos a los clientes. Y los subprocesos que implica todo esto, están apoyados en tecnologías avanzadas.

Por ejemplo, los canales de la logística de distribución cuentan ahora con visibilidad de los envíos y con un mejor control de las operaciones; lo que ha logrado, entre otros beneficios, la reducción de costes. Y esto, sin dejar de alcanzar los estándares de calidad exigidos.

Dentro de la ejecución de este proceso, un elemento clave es el transporte físico. Una actividad que involucra tanto la carga y descarga, como el plan de ruta que deberá realizarse durante su traslado, para lo cual demanda vehículos idóneos. De hecho, las empresas especializadas en transporte y distribución buscan opciones para que sus vehículos estén bien equipados, al menor coste posible.

Por ejemplo, una medida en tal sentido, es la búsqueda de partes esenciales en los vehículos, como son los neumáticos, para lo que una opción interesante es Norauto (ver neumáticos baratos Norauto).
Una flota en excelente estado es necesaria para el transporte físico.

¿Qué es la logística de distribución?

Cuando hablamos de logística de distribución estamos refiriéndonos a una parte de la logística. Y cuando hablamos de logística en general, nos estamos refiriendo al conjunto de medios y de métodos, necesarios para llevar a cabo la organización, ya sea de una empresa productora de bienes o de un servicio.

En términos sencillos, la logística de distribución es el proceso encargado de hacer llegar los productos o servicios a manos del cliente final. Por lo tanto, a través de las tareas que desarrolla, logra que ese cliente obtenga el producto o servicio que demanda. En particular, que lo obtenga en el lugar, de la forma, en el tiempo y en la cantidad requerida.

Gestionar Fácil.

En otras palabras, una definición básica de logística de distribución sería la de referirse a ésta como el proceso que siguen los productos y servicios, desde que inicia su producción o realización, hasta que llegan a manos del cliente, según sus exigencias, para ser consumidos.

La primera etapa de la logística de distribución, es el momento en que la pyme dispone del producto. Según el caso, el producto es inspeccionado, transportado, almacenado y, cuando el cliente lo demande, entregado. Este puede que lo adquiera en una tienda o punto de distribución, o que solicite que le sea entregado en casa, lo que es cada vez más común por el crecimiento de las tiendas online.

¿Cuáles son la funciones de la logística de distribución?

El propósito principal, tal como fue señalado, pasa porque el cliente reciba en excelente estado el producto o servicio que haya demandado (que lo reciba en el lugar, forma, tiempo y cantidad requerida). En tal sentido, podemos indicar que las funciones generales de la logística de distribución son:

  • Procesar pedidos. Esto implica tramitar las órdenes de compra en el orden y tiempo adecuados, con el propósito de asegurar un servicio de entrega óptima y sin errores.
  • Gestionar el almacenaje. Es indispensable tener un control estricto de las entradas y salidas de los diferentes productos del inventario en almacén. Si hay caos, el proceso de logística de distribución se verá afectado, porque se ralentizará los tiempos de entrega.
  • Embalar productos. Es claro que debemos proteger los productos de manera adecuada. Existen situaciones, como en el caso de un producto frágil, que puede averiarse fácilmente, en los que será necesario cuidar detalles en el embalaje. Por ejemplo, indicarlo en la caja para que la empresa de distribución lo manejen con cuidado, garantizando su entrega en perfecto estado.
  • Transportar el producto. Es clave tener un mapa con todas las rutas establecidas, para los diferentes medios de transporte, asegurando el traslado y la entrega de la forma lo más ágil posible. Estas rutas deben obedecer a criterios que garanticen la máxima seguridad al menor coste, especialmente cuando se trate de distancias largas.
  • Y finalmente, poner a disposición del cliente, en forma eficaz, el producto o servicio solicitado, según sus expectativas de entrega.
¿Qué es la logística de distribución? Importancia en pymes.
Transportar el producto es parte de las funciones de la logística de distribución.

¿Qué importancia tiene el proceso de distribución?

El proceso de logística de distribución es una pieza fundamental en el comercio, pues sus actividades funcionan como puente de conexión entre la producción y los mercados, que suelen estar separados entre sí desde una perspectiva de tiempo y espacio.

En general, la logística de una empresa debe abarcar tanto la gestión como la planificación de las actividades, lo que incluirá desde las unidades de compra y producción, hasta los departamentos encargados del transporte, del almacenaje, de la manutención y de la distribución.

Para que todas las actividades involucradas – desde el proceso productivo hasta la entrega del producto al consumidor final – estén alineadas, debemos contar con un “sistema” de logística de distribución. Lo que implica tener bajo control y engranado, la estimación de la demanda, el procesamiento de pedidos, la gestión de almacén, el embalaje y el transporte seguro del producto.

Contar con un “sistema” de logística de distribución es esencial para el éxito.

Además, aunque puede pertenecer a otra área funcional, es clave que el sistema contemple la gestión de cobros. Es decir, que los colaboradores en atención al cliente deberán gestionar y contabilizar la realización de los cobros de los productos entregados. En algunos casos, esta gestión la realiza el equipo de finanzas.

Un buen “sistema” de logística de distribución es importante porque, mediante la aplicación de buenas prácticas en el control de los productos, garantiza la calidad del servicio de entrega, logrando clientes satisfechos y fieles; con las mejores condiciones de servicio en relación a coste y calidad.

La logística de distribución y el marketing mix

Para efectos del mercadeo, la pyme deberá escoger una estrategia de distribución del producto, según aplique en su caso. En este aspecto, puede considerar algunas como las siguientes:

  • Estrategia intensiva, en la que establece el mayor número de puntos de venta posible.
  • Estrategia selectiva, en la que selecciona a intermediarios. En este caso los puntos de venta no son tantos como en la estrategia extensiva.
  • Estrategia exclusiva, en la que se busca la diferenciación del producto.

Este punto es tan importante como los restantes, pues de nada sirve tener un buen producto, con excelente diseño y precio, promocionado de manera óptima, si la empresa no consigue que llegue a su público de manera oportuna y confiable.

a) Clasificación de los canales de distribución:

La distribución de un producto puede ser directa. En este caso, la empresa que fabrica o produce el bien, se encarga de distribuir directamente a los consumidores finales. Ejemplos básicos son las panaderías o restaurantes. Es claro que en este caso, el sistema de logística de distribución es más sencillo, salvo en el caso en que la fábrica y los puntos de venta estén distantes.

Por otro lado, la distribución puede ser indirecta, a través de intermediarios. Esta es, quizás, la forma de distribución más común. Es el caso en que intervienen mayoristas, que no venden al consumidor final sino a pymes con ventas al por menor o retail.

La distribución de un producto puede ser directa o indirecta.
La distribución de un producto puede ser directa o indirecta.

Otra forma de clasificar a los canales de distribución es según la participación y el número de intermediarios. Un modelo es el llamado “canal corto”, con un solo intermediario entre el productor y el cliente final. El caso típico es la pyme que compra directamente la mercancía que comercializa (del productor o fabricante a los clientes con un solo intermediario).

También existe el “canal largo”, igualmente habitual. Involucra varios tipos de intermediarios. Por ejemplo: mayoristas, almacenistas, distribuidores y minoristas. En resumen, es el caso del canal que implica desde el productor o fabricante a los mayoristas, de éstos a los detallistas, y de éstos a los clientes.

En cualquier caso, habrá otras clasificaciones de los canales de distribución según el tipo de producto o servicio involucrado. El área de mercadeo y ventas debe asegurar el uso del canal o canales óptimos para la pyme… ¿Qué canales utilizarías para productos industriales o de negocio a negocio?

Gestionar Fácil.

b) Logística de distribución y la cadena de suministro:

La logística de distribución es una parte imprescindible de la cadena de suministro de un servicio o producto, desde que se planifica hasta que se consume.

Un elemento importante, en tal sentido, es que para trabajar en el ámbito de la logística y la distribución se requiere una formación que permita aplicar buenas prácticas en todo el proceso, hasta la entrega de los productos, según las condiciones acordadas con el cliente (tiempo, cantidad, precio, calidad y localización). Por lo que la capacitación es necesaria para alcanzar estándares propios de la gestión empresarial exitosa.

En resumen…

Para cerrar esta entrega, podemos indicar que la logística de distribución se relaciona con la función que permite el traslado de los productos y servicios, para ponerlos a la disposición del cliente o consumidor final. El canal de distribución es el que posibilita que el cliente obtenga el producto en el lugar, tiempo y cantidades adecuadas.

Para que la logística de distribución cumpla su propósito principal (traslado físico del producto hasta el consumidor final) tiene que poner en práctica las funciones ya señaladas:

  • Estimación de la demanda.
  • Procesamiento de pedidos.
  • Gestión de almacenes.
  • Embalaje y protección de productos.
  • Transporte y entrega del producto.
  • Gestión de la cobranza.

La eficiencia de estas funciones demanda aplicar prácticas que deriven en los menores costes posibles en cada una de las fases, por lo que toda pyme debe diseñar y/o actualizar su sistema de logística de distribución, involucrando todas las áreas funcionales de la empresa.

¡Hasta pronto y gracias por leernos!

Más de Marketing Mix

Más de Producción y logística

Google AdSense Matched Content Widget

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR