¿Cómo aplicar las neuroventas en tu empresa? ¡Descúbrelo!

¿Deseas aumentar tus ventas y no sabes cómo hacerlo?

Pues, ¡estás de suerte!

Porque en este post te ENSEÑARÉ cómo aplicar las neuroventas en tu negocio.

Con esta técnica podrás llegar a la mente de tus clientes, para captar su interés e impulsar la venta de una forma precisa y exitosa.

¿Cuál será el resultado?

Sin duda alguna, que tus ingresos se incrementarán porque tus ventas se van a disparar.

Entonces, si quieres vender como todo un crack quédate conmigo y aprende a hacerlo con el siguiente contenido, que he preparado para ti:

  • Para comenzar, te hablaré de las neuroventas.
  • Después, te explicaré cuáles son los tres cerebros:
    • Reptiliano.
    • Límbico.
    • Córtex.

¿Estás listo para iniciar con esta maravillosa lectura que te ayudará a convertirte en un crack de las ventas?

Entonces, ¡comencemos!

¿Qué son las neuroventas?

Se refieren a las ventas que se realizan usando como base, los conocimientos sobre el cerebro humano.

Por lo tanto, a través de las neuroventas llegas a la mente de tus clientes con el fin de impulsarlos, para que tomen la decisión de comprar tu producto o servicio. 

Para ello, debes conocer cómo funciona el cerebro humano, que específicamente se divide en tres.

¿Quieres que te cuente a que se refieren los tres cerebros?

Es un descubrimiento hecho por el doctor Paul D. MacLean, quién expuso que desde que éramos monos (hace millones de años), hasta que somos seres humanos, hemos desarrollado tres tipos de cerebros.

A continuación, te los explicaré…

Pero antes de seguir, te invito a consultar el siguiente vídeo en el que te presento de forma detallada el contenido de este post y te doy varios ejemplos, que te serán de mucho provecho para complementar tus conocimientos. ¡Está fenomenal!

NEUROVENTAS 🧠 HABILIDADES y TÉCNICAS de VENTAS

¡Continuemos!

Cerebro reptiliano: aplicando las neuroventas

Este cerebro es el más antiguo, tiene 500 millones de años, ¡son un montón de años!

¿No lo crees?

Bueno, este cerebro lo teníamos cuando éramos monos.

¿Qué pasaba en ese entonces?

Pues que estábamos en el bosque, en la cueva, teníamos que protegernos y dar de comer a la familia, porque en definitiva había que mantener la especie.

Por eso, este cerebro es autómata, es el encargado de la supervivencia y tiene una conducta programada.

¿Te has dado cuenta de que los niños nacen con ciertas conductas programadas?

La razón es que venimos al mundo con ciertas conductas aprendidas y programadas, dentro de nuestro cerebro reptiliano.

Y si consigues activar esas conductas en tus clientes, te aseguro que vas a concretar la venta, porque podrás influir en su decisión de compra.

Observa en la siguiente imagen, donde se ubica el cerebro reptiliano:

Neuroventas: Cerebro reptiliano.
Neuroventas: Cerebro reptiliano.

¡Avancemos!

Cerebro límbico: aplicando las neuroventas

Este es el segundo cerebro que desarrollamos en la evolución, contiene las emociones y el aprendizaje.

Para ese momento no éramos cien por ciento monos, ya estábamos más desarrollados.

Según fuimos evolucionando, nos adaptamos al entorno y aprendimos con base en las emociones.

Por ese motivo es que cuando escuchas una canción, te recuerda alguna situación que viviste.

¿Te ha sucedido?

También, puedes tener miedo de que te ocurra algo, porque lo has experimentado anteriormente.

Y esa es la manera que tiene nuestro cuerpo, para aprender a través de las emociones.

En tal sentido, hay una conexión entre las emociones y el aprendizaje.

Te daré un ejemplo…

Si eres un buen vendedor, harás lo que hace Jordan Belfort, que fue el lobo de Wall Street y apareció en la película de DiCaprio.

Él hace este planteamiento:

¿Cómo venderías un bolígrafo?

Pues la clave de esto, es que le preguntes a tu cliente:

¿Qué bolígrafo te gustaría?, ¿cuándo lo utilizas?, ¿escribes mucho?

Entonces, tienes que escuchar al cliente, entender lo que te quiere decir y luego vas al foco de su necesidad.

Por ejemplo, tu cliente puede querer un bolígrafo que sea azul y de un grosor determinado que le sea más cómodo para escribir.

Así, sabiendo cuál es su necesidad, puedes amplificar su solución.

Pero, te preguntarás…

¿Cómo la puedes amplificar?

Haciendo que el cerebro límbico de tu cliente, entienda y escuche algo que le va a hacer llevar al aprendizaje que ya tiene.

Y esto lo haces a través de las emociones.

¿Quieres un ejemplo?

Si quieres vender un coche monovolumen, puedes decirle a tu cliente lo siguiente…

Este es un coche monovolumen y es excelente, porque fíjate que hubo un cliente que se llevó uno hace tres días y está encantado, ya que lleva a sus niños de paseo muy cómodos.

Siempre están sonriendo, cantan durante el viaje, juegan y se sienten felices en el nuevo coche.

A veces su esposa se sienta entre los dos asientos de atrás con los niños, porque es lo suficientemente amplio para que jueguen los tres mientras van de paseo.

Y cuando llegan al sitio del camping, abren el maletero y como es muy grande, los niños empiezan a jugar y a sacar los trastos.

Ellos sonríen, están tranquilos, se sienten seguros porque el coche es muy grande y tienen mucho confort.

Por lo tanto, yo estoy muy feliz, ya que este cliente vino al concesionario al día siguiente y me enseñó las fotos del paseo donde la pasaron fenomenal.

Oye, te recomiendo que te vayas a este camping porque está fantástico y muchas gracias por la compra del coche.

¿Qué es lo que ha hecho este vendedor?

Pues a la persona que ha ido a comprar este coche monovolumen, a través de la historia de las emociones de un tercero, le ha hecho llegar a la parte del aprendizaje.

¿Por qué?

Pues evidentemente tú has aprendido que si un coche es grande y tiene asientos amplios, es mejor que un coche pequeño y más aún si tienes una familia.

¿Cierto?

Además, con esa historia se le han quitado los miedos al cliente, de que en el coche no entre toda la familia y de que el maletero sea muy pequeño.

En fin, le debes vender emociones a tus clientes, es decir, lo que está en el cerebro límbico.

¿Cuál es el secreto?

Que el cliente te cuente y cuando identifiques la necesidad la amplificas, le cuentas una historia, una batalla para que esas emociones le lleven a su parte de aprendizaje y además le quiten los miedos.

Y esta conexión que se genera hará que te diga:

¡Eso es lo que yo estoy buscando!

¿Comprendes?

Observa el cerebro límbico en la siguiente imagen:

Neuroventas: Cerebro límbico.
Neuroventas: Cerebro límbico.

¡Continuemos!

Cerebro córtex: aplicando las neuroventas

Este es el cerebro más joven, tiene tres millones de años.

Y se encarga del razonamiento, de la lógica y del cálculo.

Este es el cerebro que habla cuando compramos algún producto.

Por ejemplo, si compras un computador lo haces razonando que tenga un conjunto de especificidades que necesitas, como una memoria RAM grande.

Por otra parte, también puede suceder lo siguiente…

Hay muchas personas que compran el MacBook Pro, entre ellos yo, y no han obedecido a una cuestión plenamente de razonamiento lógico, muchas veces se inclinan a la parte límbica.

En relación con este ejemplo, Apple tiene la manzanita que hace que a todos nos enganche, entonces, yo hice la compra basándome un poco en el límbico.

Mientras que otras personas, pueden comprar un computador de Windows o un computador marca blanca basándose en la zona del córtex, la más creativa, de razonamiento, de cálculo, en fin, no es una parte emocional.

Aprecia en la imagen el cerebro córtex:

Neuroventas: Cerebro Córtex.
Neuroventas: Cerebro córtex.

¿Cómo vas hasta aquí?

Estos son los tres cerebros que tenemos.

Y tienes que estar consciente que cuando vendes, en algunas ocasiones tendrás que ir a la parte reptil, otras a las emociones y otras a la parte del córtex.

En resumen, como vendedor tendrás que adaptar un lenguaje de córtex, límbico o inclusive el lenguaje reptiliano en función de lo que estés vendiendo.

¿Entendiste como funcionan los tres cerebros?

Conclusión

La neuroventa es una técnica muy eficaz a la hora de impulsar la decisión de compra, a través de los mensajes que envías a la mente de tus clientes. 

Pero para lograrlo, debes conocer cómo funcionan los tres cerebros.

¿Cuáles son?

Enseguida te los menciono:

  • En primer lugar, se encuentra el cerebro reptilianoque es el más antiguo, se encarga de la supervivencia y tiene una conducta programada. 
  • Después, está el cerebro límbicoque contiene las emociones y el aprendizaje. 
  • Y el último, es el cerebro córtexque se encarga del razonamiento, de la lógica y del cálculo.

Aquí aprendiste que basándose en los tres cerebros, puedes motivar a tus clientes para que realizacen la compra.

Y, te lo ilustré con la venta de un coche monovolumen. ¡Ese ejemplo está fenomenal!  

Del mismo modo, debes hacerlo tú con tu producto o servicio, ¡no esperes más!

¡Aplica las neuroventas!

 Y

¡Dispara tus ventas!

Antes de despedirme, quiero invitarte a consultar un caso de análisis aplicado al contenido que te expuse en este post: ¿Cómo mejorar las ventas en tu negocio? ¡Te doy las claves! ¡Te va a gustar!

Muchas gracias por leernos.

¡Hasta la próxima!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Su privacidad es importante para nosotros. Con su acuerdo, nosotros utilizamos cookies o tecnologías similares para alamacenar, acceder y procesar datos personales, como su visita en nuestro sitio web. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento, haciendo clic en Política de cookies. Nosotros hacemos el siguiente tratamiento de datos: Almacenar o acceder a información en un dispositivo. Anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido, información sobre el público y desarrollo de productos, datos de localización geográfica precisa e identificación mediante las características del dispositivo.

Cerrar