▷ Hábitos de empresarios exitosos que puedes aplicar

Sobre el tema de los hábitos de empresarios de éxito encontramos cantidades enormes de documentos (textos, audios, videos, infografías) en la Web.

Pero no siempre nos hablan de los buenos hábitos de los empresarios, que son parte clave en la gestión empresarial. No todo es posible y no todos somos supermanes.

Al menos yo no… ¿y tú?

Pues bien, esta entrega la dedicamos a conocer cuáles son algunos de esos hábitos de empresarios exitosos POSIBLES, para aprender de ellos y mejorar nuestra capacidad de gestión. ¡Bienvenidos(as)!

Y vale la pena comenzar con esta cita: “Nosotros no decidimos nuestro futuro, nosotros decidimos nuestros hábitos y nuestros hábitos deciden nuestro futuro”.

F. M. Alexander.

Todos sabemos qué es un hábito, ¡por supuesto! El diccionario de la RAE nos dice que es un modo especial de proceder, adquirido por repetición de actos iguales u originados por tendencias instintivas. En Wikipedia, por su parte, nos señalan que el hábito – en el contexto de las ciencias del comportamiento – se refiere a cualquier conducta repetida regularmente, que es aprendida más que innata.

Hábitos de empresarios exitosos. ¿Los aplicas en tu día a día?
Hábitos de empresarios exitosos. ¿Los aplicas en tu día a día?

Pero antes de hablar de los hábitos del empresario exitoso, señalaremos uno que es fundamental: un empresario exitoso siempre está abierto a nuevas ideas. Y para ello, suele participar en discusiones que le permiten ir tras nuevas pistas e ideas. Al discutir con socios, amigos, profesionales y hasta desconocidos… logra procesar los pensamientos en los que está atascado. Y con ello abre la opción de crear soluciones novedosas para su gestión.

Hábitos de empresarios exitosos: ¿Los aplicas en tu día a día?

Un punto importante al hablar de buenos hábitos es cómo lograrlos. Cuando indagamos sobre métodos para crear hábitos que nos lleven al éxito, encontramos el denominado método de Seinfeld. Este fue creado por Jerry Seinfeld, uno de los comediantes más exitosos de todos los tiempos, considerado por Comedy Central dentro del “top 100 comediantes de la historia”.

Se trata de un método sencillo que partió de su deseo de escribir algo, aunque fuera un “mal chiste”, todos los días. Para ello, utilizó un calendario físico. En él colocaba una “x” roja cada día en el que se sentaba escribir; así llevaba la cuenta de los días seguidos en que había logrado su propósito.

A este control diario lo llamó “una cadena”, y cada vez que rompía la cadena, tenía que volver a empezar. La frase ¡no rompas la cadena!, se volvió su mantra. Este ejercicio termina siendo un reto con quien lo realiza. Y en parte, la razón es que al avanzar con una cadena, se vuelve cada vez más “fácil” mantenerla sin interrupciones.

Como ves, de una manera sencilla se puede mantener el foco. En el caso de Seinfeld, con un simple calendario a la vista, logró crear su método para asegurar un hábito clave en su carrera.

Hábitos de empresarios exitosos. ¿Los aplicas en tu día a día?
¡Mantén el foco en el hábito que quieres lograr y no rompas la cadena!

Hábitos de empresarios exitosos que vale la pena conocer

Volviendo al tema que nos ocupa, hay otro punto importante que debemos destacar de los empresarios exitosos: tienen metas claras. ¿Por qué esto es importante? Conocer las metas nos permitirá seguir adelante cuando las cosas se pongan difíciles. Además, nos dará un punto de enfoque – lo que es importante en muchos casos – cuando no estemos seguros de qué hacer.

En tal sentido, debemos tener metas de corto, mediano y largo plazo. Esto nos facilitará organizar los días y las semanas, así como saber con certeza a qué le estamos dirigiendo el esfuerzo cada día. Pero vamos a centrarnos ahora en 8 hábitos básicos, que nos permitan evaluarnos respecto a los empresarios exitosos.

1. Levantarse temprano:

¡Sí, para algunos empresarios este es un hábito algo difícil! Pero es típico en empresarios hacer una importante cantidad de trabajo, que demanda concentración, en horas tempranas. Por ejemplo, desde las 5 a.m. hasta las 7 a.m. Puede ser tareas sobre la gestión del día a día. También puede ser para meditar o realizar la planificación de un proyecto…

En fin, son tareas que deben realizarse sin la “tormenta del día” y que no requieren un trabajo en equipo, al menos en principio. Si tienes hijos, tal vez valores hacer algunas cosas antes de que se levanten. ¡Quizás sea el único lapso tranquilo – o sin interrupciones – que tengas durante todo el día!

2. Enfocarse primero en lo importante:

En la actualidad es probable que existan muchos “distractores” importantes, que según el caso, pueden ser necesarios. Por ejemplo, es muy difícil enfocarse si las redes sociales o el correo electrónico son “medios” de uso diario. En otras palabras, debes tener claro que los empresarios exitosos ignoran las distracciones. Se concentran primero en el trabajo que más genera valor.

En tal sentido, enfocarse en lo importante puede ser una “victoria” sobre la lista de pendientes. Habrás sentido que te quitas un «peso» cuando logras las cosas más difíciles que tenías que hacer ese día y aún no son las 10 de la mañana. En los días en que hacemos esto, conseguimos realizar muchas más cosas y con más éxito.

En otras palabras, después de cumplir con lo difícil e importante, lo que sigue son tareas menos complejas y tal vez más agradables. Así evitamos postergar tareas menos importantes pero que necesitan, igualmente, atención.

Enfocarse en lo importante puede ser una “victoria” sobre la lista de pendientes.
Enfocarse en lo importante puede ser una “victoria” sobre la lista de pendientes.

3. Obsesionarse con el valor que se entrega al cliente:

Hay una distinción importante que debes hacer en este punto. No hablamos de lo que mucha gente predica sobre “obsesionarse por el cliente”. En este caso hablamos de que el verdadero éxito proviene de obsesionarse por el valor que se entrega al cliente. Valor en productos y servicios, procesos, seguimiento, contenido y conexiones con él.

Si nos obsesionamos por entregar, medir e incrementar el valor en todo lo que hacemos, tomando al cliente como centro de la estrategia, empezamos a percibir que todo importa. Es decir, que no hay acciones pequeñas cuando de entregar valor se trata. Esta distinción tal vez es sutil, pero la mejor forma de servir a nuestros clientes es obsesionarse por el valor que le entregamos.

Para descubrir lo que agrega valor al cliente, necesitas que tu equipo también trabaje el hábito de “leer” las necesidades del cliente. Y esto nos lleva a otros hábitos de empresarios exitosos, como por ejemplo el que abordamos a continuación…

4. Reducen las brechas con las expectativas del cliente:

¿Te preguntas con frecuencia, respecto a tu cliente, qué está faltando? Si lo haces, es un hábito propio de empresarios exitosos. Siempre están preguntando qué falta para reducir las brechas de expectativas y, por lo tanto, para mejorar la calidad.

Claro, debemos tener cuidado de que no sea una distracción. Por ello debemos conocer de cerca al cliente. Solo así es posible reconocer brechas en lo que se ofrece, la forma como se está comunicando y qué es lo que quieren realmente los clientes.

Estarás de acuerdo en que satisfacer necesidades, incluso no expresadas, es la mejor forma de tener éxito en los negocios. Y mejor aun cuando esa necesidad existe en clientes que ya confían en tu producto o servicio. La clave es entender al cliente más allá de lo que expresa y conseguir la información, los productos y servicios que están buscando.

▷ Hábitos de empresarios exitosos que puedes aplicar 3
Hábitos de empresarios exitosos: reducir brechas con las expectativas del cliente.

5. Disfrutan enseñando y asesorando al cliente:

Crear el hábito de enseñar o facilitar el aprendizaje de otros, incluyendo la acción de asesorar al cliente, es importante. Y esto aplica mucho para el equipo de mercadeo y ventas. Por supuesto, enseñar y asesorar demanda competencias claves, porque a veces no es fácil. Por ejemplo, debemos saber comunicarnos, más allá de hablar con otros.

Comunicarse bien se aprende a través de la práctica, así que aplica el método de Seinfeld con alguna variante. Hay que practicar todos los días, con nuestros empleados, con clientes, con nuestros hijos…

Gestionar Fácil.

Así que… fomente la cultura de la enseñanza-aprendizaje y de la comunicación de calidad, para que todo fluya sin “ruido” en la actividad de las áreas funcionales en tu empresa. Y si tienes colaboradores que no sienten pasión por enseñar y aprender, debes considerar cambiarlos o reubicarlos de puesto de trabajo.

6. Impulsan al equipo para que construyan una cultura de aprendizaje:

Los empresarios exitosos trabajan para que los equipos, entre otros hábitos, construyan una cultura de aprendizaje. Se trata de un propósito permanente. Al respecto, compartimos un artículo interesante que te será muy útil, si aún no lo has leído.

Desarrollar una cultura de aprendizaje es apostar por el activo más importante de la empresa: el potencial de sus colaboradores. Crea una cultura de aprendizaje… ¡y avanza con buen pie!

7. Los empresarios exitosos se cuidan a sí mismos:

Si ya pasaste la etapa de la idea y lograste poner en marcha tu negocio, sabrás que físicamente se trata de un esfuerzo estresante. Claro, ese esfuerzo brinda frutos, ¡es un viaje interesante! Sin embargo, para soportar el ritmo de trabajo de las primeras etapas por las que pasa una empresa, debes cuidarte. Hay días largos y en muchos casos, son de un gran desgaste.

Por lo tanto, debemos tomar tiempo y habituarnos a recargar la energía realizando actividades como el ejercicio, comer de forma saludable y, por supuesto, descansar. Una vez que ha hecho esto por un lapso, empezará a darse cuenta de que el tiempo que inviertes en cuidarse genera dividendos en términos de productividad.

Hábitos de empresarios exitosos. ¿Los aplicas en tu día a día?
Los empresarios exitosos se cuidan a sí mismos.

8. Salen de la oficina para ver el mundo y conocer otras visiones:

Salir de la oficina y ver otros “mundos” es necesario por muchas razones. Los empresarios exitosos nos dicen que si queremos crecer, aprender y entender… debemos salir de la oficina. Actividades claves son, por ejemplo:

  • ir a una conferencia, que no tiene que ser en el sector en que esté nuestra empresa;
  • tomar un café con un proveedor o cliente importante, simplemente para cultivar una excelente relación;
  • mezclarse con extraños; ir al teatro o lugares en que puedas conocer otras perspectivas. ¡Tal vez encuentres socios o aliados estratégicos!;
  • buscar nuevas formas de ver el mundo y oportunidades de aprender y crecer como persona y como empresario.

Conclusiones

Son muchos los hábitos que podemos señalar, propios de empresarios exitosos. De hecho, tomar el tiempo necesario para conocer a tu equipo de colaboradores también es un hábito que debes cultivar. ¿Por qué conocer a tu equipo es importante? Entre otras muchas razones, conocer a los colaboradores te permitirá saber cómo puedes motivarlos para que aprendan y se inspiren para crecer.

Por supuesto, un empresario exitoso no es quien lo sabe todo. Pero sí es honesto consigo mismo y tiene en cuenta sus fortalezas y debilidades, a la hora de tomar decisiones. Y por saber que no conoce todas las respuestas, nunca deja de aprender.

Así que cuando comprendas la importancia de lograr un buen hábito, no dejes de aplicar algún método sencillo que te permita adquirirlo. Compártelo con tu equipo de trabajo, amigos, familiares… pues ellos serán los mejores “monitores” de cómo va o de si abandonaste la práctica.

Gestionar Fácil.

De los más de 8 hábitos comentados, ¿cuáles tienes y cuáles necesitas? Te recordamos la lista de los hábitos comentados aquí:

  • Siempre estar abierto a nuevas ideas.
  • Procurar tener las metas claras (para el corto, mediano y largo plazo).
  • Levantarse temprano para realizar tareas sin interrupciones.
  • Enfocarse en lo importante al inicio del día.
  • Siempre estar obsesionados con el valor que se entrega al cliente.
  • Reducir las brechas con las expectativas del cliente para mejorar la calidad.
  • Disfrutar enseñando y asesorando al cliente y a quienes lo rodean.
  • Impulsar al equipo para que construyan una cultura de aprendizaje.
  • Cuidar de sí mismo para mantenerse en forma.
  • Salir de la oficina para ver el mundo (otras perspectivas, otras experiencias). Es necesario observar el mundo (en alemán: Weltanschauung).
  • Conocer al equipo de colaboradores para aprender a motivarlos.
  • Tener en cuenta las fortalezas y debilidades, a la hora de tomar decisiones.

¡Muchas gracias por leernos!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR