Dirección de una empresa. ¡Conceptos para el éxito!

. Nov 19, 2019.

Para hablar de conceptos clave, necesarios en la dirección de una empresa, tomaremos como guía el modelo de las áreas funcionales presentes en empresas con alto nivel de madurez. Una diferencia entre un empresario exitoso y uno que no lo es, es el dominio del lenguaje. Dominar conceptos nos ayuda a gestionar fácil. ¡Bienvenidos(as)!

En la parte final de este artículo encontrarás lecturas adicionales que nos ayudan a responder a la pregunta, ¿cuál es la función de la dirección de una empresa?

Te preguntarás qué es gestionar fácil. Con gestionar fácil, no nos referimos a… ¡una administración sin esfuerzo o algo parecido! Con tal expresión hacemos referencia a la actividad de llevar adelante empresas de la mejor manera posible. Es decir, tomando las mejores decisiones cada vez y con un liderazgo ágil, según la etapa en que se encuentre la empresa.

Dirección de una empresa. ¡Conceptos para el éxito!
El empresario es un «director de orquesta». Aplica también en la empresa familiar.
¡Su lenguaje debe ser entendido por todos en la empresa!

De hecho, el modelo de las etapas por las que pasa una empresa también es clave al hablar de una dirección y gestión fácil de empresas. Tal vez ya tengas claro que en nuestro blog no hablamos con una perspectiva académica estricta, aprendida en la universidad tipo «Business School».

Haga clic en el enlace para que veas un entretenido vídeo al respecto, en el que nuestro CEO David Polo las describe con detalle: etapas de una empresa.

Dirección de una empresa. Conceptos para gestionar fácil

Para tomar las mejores decisiones en la gestión empresas (micro, pequeña o mediana), el gestor o empresario debe tener una serie de competencias tanto técnicas o duras, como sociales o blandas, para la realización de actividades.

Pero además, debe tener claridad sobre algunos conceptos que, en muchos casos, los damos por entendidos y cuya comprensión es esencial. Es decir, debe tener formación, aunque no necesariamente universitaria.

Entonces, en esta entrega nos centraremos en algunos conceptos y en la importancia de tener un lenguaje claro en la empresa. Porque si no utilizamos el lenguaje bien, ¿cómo podremos comunicarnos? ¿Cómo podríamos coordinar y ejercer nuestras funciones?

Hablando de precisión en el uso de palabras claves para la gestión, queremos destacar que otra forma de explicar qué es gestionar fácil, lo podemos hacer refiriéndonos a la necesidad de tener el conocimiento necesario para que el oficio de ser empresario o gestor lo podamos ejercer bien y con agilidad.

Gestionar Fácil.

En una de las lecturas que recomendamos al final, señalamos que gestionar fácil es aplicar buenas prácticas para lograr el foco, el control y la colaboración en la empresa. En la misma hablamos de desarrollar y aplicar, por lo menos, 10 claves relacionadas con 3 dimensiones:

  1. Control y administración de la información.
  2. Definición e implantación de procesos medulares (focalización).
  3. Aplicación del concepto mejora continua, que debe ser un pilar de la cultura en la empresa.

Así que al finalizar este artículo sobre dirección de empresas, te recomendamos abordar la lectura referida: ¿Qué es gestionar fácil? ¡10 claves que puedes aplicar!

Dirección de una empresa. ¡Conceptos para el éxito! 1
Dirección de una empresa. ¡Conceptos para el éxito en las organizaciones!

La dirección de una empresa es una labor continua en el tiempo, que consiste en administrar los recursos de la organización para alcanzar las metas fijadas con la mayor eficiencia posible, pensando siempre en los clientes.

Gestionar Fácil.

Dos conceptos principales para la dirección de una empresa: organización y caos

Lo primero que debemos distinguir es que una organización es un sistema social, que se crea deliberadamente con el propósito de alcanzar un fin u objetivo en común. Es el caso de las empresas. Y como todo sistema, consta de subsistemas internos que tienen tareas específicas, con sus propios objetivos, en un entorno que lo afecta.

La palabra deriva del griego, “órganon”. Consta de un grupo de personas enfocadas – es el deber ser – en un objetivo común que desean lograr. Esta sólo puede funcionar si, entre las personas que la conforman, existe comunicación, coordinación e intención. Es decir, si existe la forma y el acuerdo de actuar de manera coordinada para lograr los objetivos planteados, conformando equipos de trabajo.

Y para ello se crean y aceptan normas, que son adoptadas para alcanzar su misión. Por otro lado, la dirección de una empresa es un elemento esencial porque, entre muchas otras razones, pone orden al caos que se genera en ella. Lo cual es inevitable, y hasta necesario, en alguna medida.

La organización es un sistema caótico en cuanto tienen un conjunto de fuerzas y contrafuerzas en juego.

Thiétart y Forgues.

Caos en las empresas:

Como señalamos, cierto grado de caos en las empresas es inevitable. Por tal motivo, lo “inteligente” para una dirección exitosa, es hacer lo necesario para gestionarlo. Tal vez tengas claro que las empresas emergentes o startup, por su naturaleza, lidian con el caos de manera intensa. Pero de igual forma, el caos lo encontramos en empresas de todo tipo.

Ahora, ¿qué entendemos por caos? Caos es, según el diccionario de la Real Academia Española, lo siguiente:

  • Estado amorfo e indefinido que se supone anterior a la ordenación del cosmos.
  • Confusión, desorden.
  • Fís. y Mat. Comportamiento aparentemente errático e impredecible de algunos sistemas…

Quizás en el lenguaje común de la dirección de empresas, caos es entendido principalmente como confusión y desorden. ¿Acaso nunca has percibido que en una empresa hay desorden? Cuando las cosas están sin control, muchos empresarios lanzan expresiones como, «¡esta empresa es un caos!».

Sin embargo, es importante tener claro que desde otros puntos de vista, el caos no necesariamente es desorden. De allí la importancia del tema. Al final dejaremos, para tu reflexión, un artículo denominado: ¿Cómo organizar una empresa caótica y no morir en el intento? En él encontrarás un enfoque sobre el caos y cómo gestionarlo desde la dirección de la empresa.

Entonces, dos conceptos necesarios para realizar bien el oficio de empresario (que incluye la dirección de una empresa), es comprender los conceptos de organización y caos.

Dirección de una empresa. ¡Conceptos para el éxito!
Conceptos para el éxito en la administración y gestión de empresas.

Otros conceptos importantes para gestionar fácil:

En nuestros artículos utilizamos una definición simplificada para dos verbos esenciales: administrar y gestionar. Son conceptos para orientar, en un principio, a quienes inician un emprendimiento y no tienen mayor experiencia. Y esto lo consideramos conveniente, porque evitamos estresar a un empresario novel que necesita foco y control en la dirección durante las primeras etapas.

De hecho, un empresario que esté en la etapa de funcionamiento regular, explicada en el vídeo que compartimos, debe ocuparse de 3 aspectos: comprar – gestionar operaciones – vender. Son las 3 prioridades de un empresario novel.

En términos académicos, la administración de empresas es una ciencia social, económica y de carácter técnico que tiene como objetivo principal, lograr el máximo beneficio posible para una empresa en los fines perseguidos; mediante la planificación, dirección y control de los recursos a su disposición (humanos, económicos, tecnológicos, etc.).

Pero para las primeras etapas de una empresa, podemos señalar que administrar es ejecutar las tareas necesarias para que la empresa se mantenga a flote. Es decir, para que logre las 3 prioridades: comprar – gestionar operaciones – vender.

Dirección de una empresa. ¡Conceptos para el éxito! 3
Dirección de una empresa. Conceptos para la dirección empresarial.

Mientras que a gestionar lo asociamos con la toma de decisiones, que es una de las “tareas” clave de todo responsable de la dirección de una empresa. Tomar decisiones demanda clasificar los problemas y retos que suelen surgir.

Y según el caso, el proceso de decidir puede seguir un camino u otro. Es decir, hay decisiones fáciles y las hay difíciles en las empresas, en un espacio continuo de posibilidades.

Glosario básico para la dirección de una empresa:

Antes de señalar algunos términos importantes, haremos una referencia sobre la creación de conocimiento en las organizaciones. Esta creación se entiende como un proceso que, por un lado, amplifica el conocimiento creado por los individuos y, por otro, lo consolida como parte de la red de capital intelectual de la empresa.

Muchos expertos afirman que toda empresa crea conocimientos a través de la conversión e interacción entre 2 clases de conocimientos previos:

  • El tácito, que es el bagaje de experiencias, aprendizajes y hábitos aprendidos a lo largo de la vida. Es personal, difícil de formalizar y comunicar, porque involucra factores intangibles como las creencias, el instinto y los valores personales.
  • El explícito, que tiene estructura y es sistemático, puede ser comunicado de manera sencilla. Es decir, puede expresarse en lenguaje formal (con palabras y números) y transmitirse de manera fácil, con datos, procedimientos o principios universales.

Comprender la relación entre las 2 clases de conocimiento es clave para entender el proceso de creación de nuevos conceptos. La conversión de conocimiento tácito y explícito es un proceso social; no se limita a una única persona. En el artículo “tipos de conocimiento en las pymes… ¡para una gestión fácil!”, encuentras detalles que valen la pena conocer.

Algunos conceptos clave:

Misión:

  • Carácter, identidad y razón fundamental de existir de una organización. Respuesta a la pregunta: ¿Con qué intención hemos creado esta empresa?
  • Razón por la cual existe la empresa, institución o dependencia.

Visión:

La visión de una empresa es una declaración o manifestación que indica hacia dónde se dirige una empresa o qué es aquello en lo que pretende convertirse en el largo plazo. Responde a la pregunta: ¿Qué queremos llegar a ser?

Liderazgo:

  • Grupo de habilidades gerenciales o directivas que un individuo tiene para influir en la forma de ser o actuar de las personas o en un grupo de trabajo determinado, haciendo que este equipo trabaje con entusiasmo hacia el logro de sus metas y objetivos.​
  • También se entiende como la capacidad de delegar, tomar la iniciativa, gestionar, convocar, promover, incentivar, motivar y evaluar un proyecto, de forma eficaz y eficiente, sea éste personal, gerencial o institucional.

Delegar:

  • Consiste en otorgar a otra persona una responsabilidad determinada.
  • Dar la jurisdicción que tiene por su dignidad u oficio a otra, para que haga sus veces o para conferir su representación.

Eficiencia:

  • Capacidad de disponer de alguien o de algo para conseguir un efecto determinado.
  • Es la correcta utilización de recursos disponibles para la obtención de resultados o lograr los objetivos planteados.

Estrategia:

  • Son las acciones que se implementan en un contexto determinado con el objetivo de lograr el fin propuesto.
  • Serie de acciones planificadas que ayudan a tomar decisiones y a conseguir los mejores resultados posibles.
Como te imaginarás, la cantidad de conceptos que necesitamos es grande. Y si bien siempre tendremos una “idea” de qué significado tiene cada uno, lo que queremos decirte es que debemos ocuparnos de comprender cada término clave, de la mejor manera posible. Una manera fácil de tener una referencia es mediante aplicaciones en tu móvil, que te permitan precisar definiciones comunes.

Al revisar artículos en este blog conocerás las áreas funcionales que pueden estar presentes – en mayor o menor desarrollo – en una organización empresarial. En tales artículos solemos señalar definiciones de términos clave para asegurar una comunicación efectiva o sin ambigüedades. Sin duda, este es un elemento esencial para todo gestor o empresario y, por supuesto, para todo su equipo de colaboradores.

12 áreas funcionales que pueden desarrollarse en una empresa
Modelo de 12 áreas funcionales que pueden desarrollarse en una empresa.

Lecturas referidas en este artículo:

Conclusiones

En toda empresa se produce una interacción entre sus miembros que va creando un lenguaje propio. En este proceso es necesario asegurar que todos utilicen los términos con la comprensión de lo que, en esa organización social, significan.

Habrá términos comunes, como los pocos señalados a manera de ejemplo en esta entrega, y habrá los que son creados a lo interno de la organización. En empresas maduras y exitosas, muchos de estos términos aparecen documentados en diversos medios.

En cualquier caso, lo importante es que para el grupo de trabajadores, el significado siempre sea el mismo. Esto es, sin duda, clave para lograr la comunicación efectiva en la empresa, elemento central para el avance hacia el logro de los objetivos planteados.

¡Muchas gracias por leernos!

Más de Gestión general

Google AdSense Matched Content Widget

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR