Competitividad de las empresas. ¿Cómo la gestionas? (2/2)

.

La competitividad de las empresas es la capacidad de desarrollar y vender productos y servicios con una eficiencia superior a la de los competidores. Este es el tema del que hablamos en esta oportunidad, complementando a su vez, el artículo previo: Evalúa la competitividad empresarial de tu mipyme.

Cuando preguntamos qué es la competitividad de las empresas, una respuesta frecuente es la siguiente: la capacidad de generar la mayor satisfacción a los consumidores fijando un precio. O también, la capacidad de ofrecer un menor precio, asegurando una cierta calidad.

Pero existen otras formas de abordar la competitividad. Una que nos sugiere la experiencia, es gestionando la organización con base en buenas prácticas. Haciendo las cosas de tal forma que superemos a la competencia con relación a la preferencia del cliente.

Si hacemos las cosas bien, con entusiasmo y calidad, ¿no aseguramos la preferencia del cliente? ¡Claro que sí! Por ejemplo, aplicar buenas prácticas para mejorar en aspectos como:

  • Organización
  • Capacitación
  • Talento humano
  • Innovación
  • Tecnología
Competitividad de las empresas. ¿Cómo la gestionas?
Competitividad de las empresas. ¿Cómo la gestionas?

Es por ello que en el artículo señalado tomamos como punto de partida la cadena de valor para mejorar la competitividad de las empresas. Es decir, las actividades primarias que una empresa común ejecuta para satisfacer a sus clientes.

Pero no solo es importante evaluar y asegurar la calidad de las actividades primarias. También es esencial atender y aplicar buenas prácticas en la realización de las actividades de apoyo.

Gestionar Fácil

Competitividad de las empresas

Tal como señalamos en el artículo previo, los estudiosos de la competitividad de las empresas abordan la disyuntiva: ¿dónde radican las fuentes de ventaja competitiva empresarial?

Al respecto, comentamos que parte de la discusión está centrada en 2 enfoques:

  • Uno, el defendido por Porter, quien postula que las fuentes radican en las actividades de la cadena de valor.
  • El otro, es el defendido por Wernerfelt  y Prahalad, quienes afirman que las fuentes de ventaja competitiva radican en los recursos disponibles en la empresa.

Pero ambos son claves, por lo que creemos que los 2 enfoques son complementarios. Si bien la fuente de la ventaja competitiva radica en los recursos, estos se deben aprovechar con un nivel de capacidad alto. Es decir, con un buen desempeño tanto de las actividades primarias como de las actividades de apoyo.

En consecuencia, lo indicado nos lleva a analizar la cadena de valor y las actividades de apoyo de las mipymes. Es decir, a fijarnos en todas las actividades de la organización, ya sea que produzca bienes o servicios.

Niveles de competitividad de las empresas

Toda evaluación demanda criterios para contrastar y decidir si algo cumple con un estándar o un valor esperado. En este caso, definimos 4 niveles con los que se puede evaluar el cumplimiento de las actividades primarias y de apoyo.

Por ejemplo, para el “control de entrada” (actividad de la logística de entrada en la cadena de valor), un empresario podrá indicar 4 estados posibles:

  • Nivel-1: empresa no competitiva.
  • Nivel-2: uso ineficiente de recursos.
  • Nivel-3: procesos eficientes.
  • Nivel-4: fuente de diferenciación.

La descripción de estos niveles la encuentras en el artículo señalado: Evalúa la competitividad empresarial de tu mipyme.

Gestionar Fácil

Actividades primarias en una mipyme

Como ya sabes, las actividades primarias las clasificamos en 5 grupos: logística de entrada, operaciones, logística de salida, mercadeo y ventas, y actividades de servicio.

Estas actividades de la cadena de valor relacionan los recursos y las capacidades de la empresa con los resultados que produce. Y esto lo hace a partir tanto de actividades primarias como de apoyo.

Entonces, veamos cuáles son las actividades de apoyo típicas y qué aspectos consideran para lograr la competitividad empresarial.

Evalúa la competitividad empresarial de tu mipyme
Evalúa la competitividad empresarial de tu mipyme

Actividades de apoyo en una mipyme

Lo primero que debemos dejar claro es que las actividades de apoyo sustentan a las primarias. Son las que brindan el soporte que permite el desarrollo de la cadena de valor. Se agrupan en:

  • Talento humano.
  • Compras o abastecimiento.
  • Infraestructura.
  • Desarrollo tecnológico.

1. Talento humano

En este grupo se incluyen las actividades necesarias para captar, contratar, capacitar, desarrollar y remunerar a los colaboradores.

Para estas actividades de apoyo, analizamos los 6 aspectos siguientes:

  • Técnicas de reclutamiento y selección: analiza si están definidos los criterios para selección de colaboradores y cuáles son los aspectos más valorados.
  • Puestos de trabajo: analiza si están definidas las funciones y responsabilidades, además de la forma de retribución aplicada.
  • Capacitación: analiza si existe y se asegura un plan de formación permanente para los colaboradores y en qué temáticas se capacita.
  • Motivación: valora el grado de compromiso y participación que los colaboradores tienen en la toma de decisiones, según sus puestos de trabajo. También, evalúa el nivel de satisfacción del cliente interno.
  • Trabajo en equipo: analiza el grado en que se fomenta e implementa el trabajo en equipo y la colaboración.
  • Comunicación: analiza el nivel y los medios de comunicación disponibles para asegurar la colaboración entre el empresario o gestor y los colaboradores.
La gestión del talento humano es una de las principales actividades de apoyo en toda organización
La gestión del talento humano es una de las principales actividades de apoyo en toda organización

2. Compras o abastecimiento

Como el nombre lo indica, este grupo involucra las actividades de adquisición de insumos y materias primas, necesarios para fabricar los productos o para realizar la prestación del servicio.

Pero además, involucra todos los suministros y activos fijos como maquinaria, equipo de oficina y plantas. En este grupo de actividades se evalúan 3 aspectos:

  • Relación con proveedores: analiza el tipo de contacto con los proveedores y su frecuencia.
  • Disponibilidad de materia prima: evalúa la información sobre la disponibilidad de materia prima en el mercado. También, las acciones emprendidas cuando hay problemas con los proveedores.
  • Gestión de compras: evalúa la definición de una política de compras, su gestión y el uso de herramientas para asegurar la calidad del proceso.

3. Infraestructura

Este grupo de actividades de apoyo se enfoca en la administración general. Implica aspectos de la dirección, la planeación, las finanzas, la contabilidad; entre otras tareas necesarias para apoyar a la cadena de valor.

Para este grupo de actividades se evalúan 7 aspectos organizativos:

  • Estructura: analiza el tipo de organización funcional existente en la empresa.
  • Objetivos: analizan las características de los objetivos planteados, su temporalidad y su interacción.
  • Gestión de la calidad: analiza la aplicación de requisitos, adopción de normas y la evolución de la calidad en la realización del producto o servicio.
  • Gestión ambiental: analiza el conocimiento del equipo respecto al impacto ambiental de la empresa y su forma de actuar.
  • Inversiones: indaga sobre la existencia de planes de inversiones y la calidad de su ejecución.
  • Gestión de la seguridad e higiene: analiza el estado de la empresa respecto a la implementación de medidas de seguridad, higiene y protección de los colaboradores.
Competitividad de las empresas. ¿Cómo la gestionas?
Competitividad de las empresas. ¿Cómo la gestionas?

4. Desarrollo tecnológico

El grupo 4 de actividades de apoyo incluye las relacionadas con la innovación en el producto y en los procesos aplicados para la fabricación de bienes o prestación de servicios.

Es un área de apoyo presente en empresas maduras, principalmente. Pero que debemos impulsar de forma disciplinada desde las primeras etapas. Se refiere a los niveles de investigación y desarrollo de la tecnología que la empresa es capaz de emplear. En este grupo se analizan 2 aspectos:

  • La innovación, que revisa la realización de inversiones en innovaciones en los procesos y/o productos. Además, se indaga la interacción de la empresa con centros tecnológicos, de investigación y desarrollo.
  • La tecnología de información y comunicación, que analiza el grado de utilización de herramientas TIC y de gestión.

Conclusión

Para finalizar este artículo sobre las actividades de apoyo, hacemos hincapié en que la clave de la competitividad de las empresas está en la calidad de la realización de tareas y actividades.

Es decir, si bien es importante tener un modelo para guiar la conformación de áreas y la definición de procesos, lo que da valor a la organización es qué tan bien hacemos las cosas.

En otras palabras, toda tarea que aporte valor debe obedecer a ciertos criterios de calidad. En consecuencia, debe realizarse según tales criterios, e inclusive mejorándola día a día.

Por lo tanto, con independencia del tipo de empresa y de la complejidad de la realización del producto/servicio, el éxito radica en el empeño en hacer las cosas bien. ¡Al menos, en buena parte!

Y esto pasa por varios niveles. Por ejemplo:

  • el del colaborador, convencido de la importancia de la calidad;
  • el del empresario, comprometido con dar el ejemplo y facilitar las herramientas para hacer las cosas bien;
  • y el de la cultura organizacional, que fomenta la creación de valor intangible y la calidad.

¡Muchas gracias por leernos!

Más de Gestión general

Google AdSense Matched Content Widget

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR