5 claves de las cédulas hipotecarias que debes conocer

Saber qué son las cédulas hipotecarias y cuáles son sus claves o características, es importante tanto en lo personal como en el papel de empresario.

Aquí te explico todo, ¡en pocos minutos!

Y es que todos debemos tener conocimientos, aunque sean básicos, sobre los instrumentos financieros a los que podemos recurrir en un momento determinado. Uno de ellos es la cédula hipotecaria.

Por tal motivo, en esta entrega te daremos las claves que debes conocer sobre las cédulas hipotecarias y cuándo son una opción para invertir.

Y para lograr este propósito en una lectura rápida…

  • ¿Qué son las cédulas hipotecarias?
  • Claves de las cédulas hipotecarias
  • Tipos de cédulas hipotecarias
  • Comentarios finales

¡Empecemos!

¿Qué son las cédulas hipotecarias?

Como señalamos, las cédulas hipotecarias son un tipo de instrumento financiero, pero con características que le dan mayor seguridad a quien las adquiere.

En términos básicos, son bonos que cuentan como garantía con préstamos del ente o banco emisor. Por lo tanto, quien los adquiere asegura su cobro contra préstamos garantizados por propiedades inmuebles.

Dicho de otra manera, la cédula hipotecaria se puede definir como un instrumento que representa:

  • Valores de renta fija emitidos por entidades de crédito (bancos y cajas) o sociedades de crédito hipotecario.
  • Un instrumento que paga un interés fijo o una rentabilidad fija.
  • Se emite con la garantía de la cartera de préstamos hipotecarios de la entidad emisora.

La cédula hipotecaria es un medio para gestionar fácil los excedentes de la empresa, cuando el contexto sugiere invertir en un instrumento de este tipo y de menor riesgo.

Es por ello que los expertos consideran a las cédulas hipotecarias como un producto híbrido. Esto es, una mezcla entre un depósito a plazo fijo y un bono, con las implicaciones (ventajas y desventajas) que cada uno tiene.

Claves de las cédulas hipotecarias que debes conocer.
Las cédulas hipotecarias tienen una tasa mayor que los depósitos a plazo fijo.

Claves de las cédulas hipotecarias

Una de las claves que tiene como depósito es que si inviertes en cédulas tienes la seguridad de recuperar lo invertido junto con los intereses.

Y la característica que adquiere del bono es que si necesitas el dinero que has invertido en la cédula antes de tiempo, puedes venderla y así adquirir liquidez.

Pero veamos 5 claves a tener en cuenta a la hora de invertir:

  • La cédula hipotecaria se amortiza generalmente en un lapso de uno a tres años.
  • La entidad emisora puede amortizar de manera anticipada, total o parcialmente, una emisión de cédulas.
  • La inversión está asegurada con préstamos hipotecarios que el banco ya ha concedido a sus clientes.
  • Como ya sabes, paga intereses fijos más altos que otros títulos, lo que te dará una mayor rentabilidad.
  • Y un punto clave es que las cédulas hipotecarias cuentan con doble garantía: la del emisor (entidad financiera) y el derecho preferente de los inversionistas sobre la cartera hipotecaria, frente al resto de acreedores.

¿En qué casos podría invertir una empresa en cédulas hipotecarias?

Ten en cuenta que una empresa con un excedente de tesorería, de lo que no se habla tanto, debe saber gestionar ese dinero de manera adecuada.

Los excedentes de tesorería son «puntas» de liquidez que puede tener una empresa en un momento determinado.

Observa que un excedente también supone un coste: el coste de oportunidad de tener dinero «ocioso», sin un uso que sirva para generar un cierto rendimiento.

Por esta razón, un posible destino de tales excesos de tesorería podría ser la inversión en instrumentos financieros. Entre ellos, uno de menos riesgo es la cédula hipotecaria.

Pero, por supuesto, debe ser una decisión fundamentada, dado que existen otros destinos para tales excedentes de tesorería. Por ejemplo: remunerar a los inversionistas, reducir la deuda o expandir el negocio.

La cédula hipotecaria es un producto híbrido, una mezcla entre un depósito a plazo fijo y un bono.
La cédula hipotecaria es un producto híbrido, una mezcla entre un depósito a plazo fijo y un bono.

Tipos de cédulas hipotecarias

Es común encontrar dos tipos de cédulas, denominadas cédulas hipotecarias con garantía especial y cédulas hipotecarias con garantía global.

Te explico de manera breve qué implicaciones tiene cada una.

Cédulas con garantía especial:

Son las emitidas por las entidades financieras con el respaldo de uno o varios préstamos hipotecarios.

Por lo tanto, la garantía está compuesta por una parte de la cartera de préstamos hipotecarios de la entidad. En tal sentido, puede incluir garantías de mayor o menor calidad crediticia.

Estas cédulas hipotecarias deben identificarse y deben señalar su importe, los créditos que la respaldan y también aquellos inmuebles que queden como garantía de los mismos.

Cédulas con garantía global:

Son aquellas que quedan garantizadas por créditos hipotecarios en los que el titular es la propia entidad financiera emisora.

Estos créditos no pueden estar afectados por otra emisión de cédulas con garantía especial.

Por lo tanto, la garantía de la cédula hipotecaria está compuesta por la totalidad de los préstamos hipotecarios de la entidad, lo que representa una cobertura más amplia y más segura, al menos en teoría.

Comentarios finales

¿Qué puede hacer una empresa con el efectivo que le «sobra» en un momento determinado?

Una primera respuesta es reinvertirlo. Es decir, incorporarlo en el ciclo operativo mientras la rentabilidad sea creciente.

Pero…

Existen períodos en los que las empresas no invierten, por razones diversas (por lo que apoyarse en asesores es una idea válida).

Algunas razones pueden ser, porque las oportunidades están limitadas o existe una coyuntura que no lo permite, como es el caso de que haya posibilidad de caer en recesión.

También, por ejemplo, otra causa puede ser por un estancamiento del consumo.

En estos y otros casos, una opción podría ser la inversión en instrumentos financieros, como lo es la cédula hipotecaria, dadas sus características comentadas arriba.

Repasando lo comentado…

Las cédulas hipotecarias son títulos de renta fija emitidos por entidades financieras, que pagan un interés fijo, y que tienen garantías por encontrarse respaldadas por préstamos hipotecarios.

Las principales ventajas que proporciona invertir en cédulas hipotecarias son las siguientes:

  • Amortización: las cédulas pueden amortizarse en un período entre 1 y 3 años.
  • Seguridad: las cédulas hipotecarias conllevan un riesgo limitado.
  • Liquidez: se trata de un producto financiero y de inversión con gran liquidez.
  • Doble garantía: la del emisor y el derecho preferente frente al resto de acreedores.

Gracias por leernos.

¡Hasta la próxima! 

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.

Cerrar