Balance de una empresa. Particularidades y diferencias con la cuenta de resultados (III)

.

Balance de una empresa, entiende definitivamente lo que lo hace único y su importancia. Para algunos, descubrir la funcionalidad del balance  significa descubrir una dimensión más de la empresa.

Lo que antes era como indicio del rendimiento que: “al final de día, hay o no hay dinero”, ahora es que “la empresa esté saludable” ya que es como un organismo. De esta salud depende que se gane dinero hoy y mañana.

Como organismo o conjunto, podemos entender que nuestras decisiones son siempre relativas y que cada acción, tiene una consecuencia. Ese mismo principio se manifiesta en el balance de una empresa, donde, como su nombre indica todo está “balanceado”, ya que cada acción tiene su contrapartida que lo balancea.

En el artículo de hoy vamos a continuar a explicar el Balance de una empresa o balance de situación. Si ya estás familiarizado con el concepto del Balance (quizás porque leíste los artículos anteriores), por favor continúa la lectura. Si no estás familiarizado, te invito a leer los artículos anteriores antes de continuar:

Una vez hecha la introducción, ¡pasemos a la acción!

Balance de una empresa: El caso de “Climatización Alaska”

Balance de una empresa. Particularidades y diferencias con la cuenta de resultados (III)

Balance de una empresa. Particularidades y diferencias con la cuenta de resultados (III)

Climatización Alaska es una empresa de ejemplo que hemos usado para ilustrar el balance de situación. A modo resumen, está compuesta por dos socios que pidieron un crédito de 30.000 € (movimiento 1) para en principio empezar comprando una furgoneta de reparto por 15.000 euros (1) y acondicionar el local 5.000 € (1). El dinero que sobra lo dejan en el banco. Como el crédito es el origen de los fondos aparece en el pasivo y su uso va al activo, es decir activa “algo”, es vivo.

 

Balance de una empresa. Particularidades y diferencias con la cuenta de resultados (III)

Balance de una empresa. Particularidades y diferencias con la cuenta de resultados (III)

Una vez tienen el local piden a proveedores 3 equipos de aire acondicionado por un valor de 1.500 euros (movimiento 2) que se paga con el dinero en el banco (que habían 10.000 € del crédito y ahora quedan 8.500 €). Esta compra es para tener equipos en el local.

Una vez todo listo, llega el primer pedido de 900 euros (2 aparatos de aire acondicionado) que el proveedor nos deja pagar en 60 días. Así aparece en el pasivo como origen de los aparatos (proveedores, movimiento 3) y esos dos aparatos (su valor) se suma al Activo en Mercancías.

Como vemos en el balance de una empresa y en concreto en este ejemplo, el activo está balanceado con el pasivo. Tal y como indican la fuerzas de la naturaleza por cada fuerza en un sentido hay una fuerza en el sentido contrario.

Llegaron las ventas, ingresamos dinero, ¿qué ocurre ahora?

Las ventas no figuran en el balance de una empresa

Instalamos los aparatos de aire acondicionado y cobramos 1.400 euros, siendo 1.200 euros en aparatos (900 euros de coste + un 25% de margen que añadimos) + 200 euros de instalación.

Las ventas las contabilizamos en el libro diario y nos suman en la cuenta de resultados y no en el balance. ¿Por qué es esto? Esto obedece a dos preguntas sencillas:

  1. ¿Cómo lo está haciendo la empresa? Esto obedece al resultado, es decir, “en general” Ingresos – Gastos
  2. ¿Cómo está la empresa? Su situación de “valor”, es decir lo que tiene la empresa y lo que debe. No confundir esto con  “liquidez”, es decir el dinero que tiene la empresa. Hay muchas empresas con mucho valor en el activo y por lo tanto saludables, pero este valor no tiene por que estar líquido. Por ejemplo, las marcas son “activos intangibles” que aparecen en el activo del balance. Pongamos un ejemplo: Coca Cola,  ¿no crees que sólo la marca tiene valor como garantía de ventas? Obviamente, si, luego aparece en el balance sumando valor, quizás casi incalculable para algunos.

Así, ya que las ventas es el resultado de cómo lo está haciendo la empresa, aparece en la cuenta de resultados. Sin embargo, ¿esto no aparece en ningún lado en el balance de una empresa? Por supuesto que sí pero en formas diferentes según qué caso.

Caso 1: Ventas a crédito al cliente

En este caso, a pesar que en la cuenta de resultados figure como ventas en el balance figuraría como “Clientes” en lado del activo. Es decir, registramos el valor que nos aportan en la venta y en el pasivo como “Acreedores” (nosotros acreedores de los clientes) registramos el valor que nos deben. Así el balance quedaría de la siguiente manera:

Balance de una empresa. Particularidades y diferencias con la cuenta de resultados (III)

Balance de una empresa. Particularidades y diferencias con la cuenta de resultados (III)

Si miramos al balance, veremos que estamos financiados, que debemos dinero a proveedores y nos debe dinero clientes. Sin embargo, tenemos que conseguir un equilibrio entre el dinero que saldrá de banco cuando finalice el mes y lo que conseguimos recuperar de las ventas a tiempo. Por lo tanto, hay que asegurarse que las ventas a crédito para clientes no sean en mucho tiempo. Así evitaremos que nos quedemos sin dinero en el banco para afrontar gastos.

Otra indicativo de este balance es que el negocio es relativamente nuevo. Esto se ve entre otras cosas al tener que financiar clientes para conseguir ventas (es una situación común). Además de ello, obviamente, lo indica tambien el hecho que tenemos aún pocos apuntes en el balance.

Caso 1: Ventas a en efectivo al cliente en el Balance de una empresa

En este caso, nos entra dinero en el banco lo cual es muy positivo. Este dinero lo registramos en el activo. ¿Qué registramos como contrapartida en el pasivo? Lo que representa, la contrapartida no activa, es decir, en este caso, Fondos Propios como “Capital”. En el caso que hubiera terminado el año, podríamos moverlo en el activo de Fondos Propios como “Reservas”. Veamos como quedaría el Balance:

Balance de una empresa. Particularidades y diferencias con la cuenta de resultados (III)

Balance de una empresa. Particularidades y diferencias con la cuenta de resultados (III)

En este caso, vemos una situación más saludable. En el activo vemos que hay más dinero en el banco (movimiento 4). Esto corresponde a nuestro capital (en el pasivo con el número 4). La clave ahora sería saber que al final del mes, las ventas servirán para pagar los gastos del negocio. En este caso, es más probable que si se financia a los clientes.

Supongo y espero que vas entendiendo un poco más sobre el balance. En el próximo artículo profundizaremos un poquito más sobre el balance y sus particularidades.

¡Gracias por leernos!

Comentarios

Comentarios

Más de Contabilidad y ratios

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR