Administración de tiempo indirecto. Parte 2

.

Administración de tiempo indirecto es un concepto innovador. Éste explica cómo las buenas prácticas, auto-administran el tiempo o eliminan la administración de tiempo. Se trata de no necesitar dicha administración.

Te pongo un ejemplo, si fueras un artista o un arquitecto especialmente talentoso… ¿puedes planificar tu trabajo? No creo. Quizás lo más sensato es intentar inspirarte para hacer un trabajo mejor. Así tu responsabilidad no pasa por ir a una oficina desde las 8 hasta las 18 horas, sino buscar ese lugar que te genere dicha inspiración para lograr sacar el trabajo.

Hola amigos emprendedores, gestores y empresarios. En este artículo continuamos mostrando ideas y conceptos sencillos pero poderosas para lograr los objetivos planteados. Este artículo es la continuación de una primera parte que puedes consultar aquí:

Administrar el tiempo indirectamente en empresas. Parte 1

Ahora si, sin más dilación sigamos añadiendo puntos en este artículo:

5.- Siéntete cómodo trabajando. La administración de tiempo no quiere decir rigidez de condiciones.

Siguiendo con el ejemplo expuesto del pintor se trata de conseguir objetivos. El concepto erróneamente equivocado de “las oficinas” muchas veces juega en la contra de la productividad.

La administración de tiempo no se hace mejor en un entorno estresante. Una oficina es un lugar donde por naturaleza serás interrumpido. Más aún cuando son oficinas “modernas” estilo “open space”.

Personalmente (y ojo es mi opinión personal) estar en un open space me recuerda a cuando estudiaba en la biblioteca de la universidad. Me pasaba la mitad del tiempo “marujeando” con los compañeros de clase. Es cierto que no es lo mismo ir a la biblioteca para aprobar un examen porque en casa “haces excursiones constantes a la nevera y no eres capaz de sentarte a estudiar”, a estar trabajando. Cuando trabajas el jefe es otro y te exigirá, luego en la oficina trabajas igualmente aunque no de la misma manera.

Aún así, hay lugares y lugares, bibliotecas y bibliotecas. Hay algunas, sobre todo las que están llenas de gente estudiando oposiciones, donde dichas personas, no se levantan de la silla y su dedicación es contagiosa. Saliendo del tema oficinas, ¿cuántos de vosotros trabajáis bien estando en el avión, tren u otros lugares? Muchos. Resulta que es un entorno diferente donde estás tú y el trabajo que ha de ser completado ayuda a la concentración.

Administración de tiempo indirecto. Parte 2

A veces resulta más sencillo trabajar fuera de la oficina…

6.- Apóyate en técnicas de productividad

Aunque este artículo se basa en administración de tiempo indirecto, no olvides ciertos tips de productividad:

Fijarse metas:

es cierto que para tareas que requieran inspiración no se puede uno fijar metas, pero sí lo puedes hacer para aquellas que “incomodan la inspiración”. Por ejemplo, si tienes que diseñar algo, mejor fijarse la meta de realizar las tareas administrativas al principio o final del día para no tener interrupciones.

Tareas relámpago:

Intenta ejecutar las tareas más sencillas al principio. Esto no sólo favorece el quedarse más limpio, sino que da una sensación de satisfacción rápida e inspiradora. Esto mismo ocurre al “hacer la cama cada día”, explicado por un militar americano:

Elimina distracciones:

Tanto notificaciones, como email así como teléfono, no te distraigas de la tarea que estés haciendo. Sin prisa pero sin pausa, has de ir cerrando tarea a tarea.

7.- Duerme

Está científicamente comprobado que dormir favorece la energía. Sin embargo, además de ello, dormir favorece la creatividad. Cuanto más creativos seamos más fácil será encontrar una solución a los problemas que nos rodean. Te propongo un juego a ver si lo adivinas:

Imagina que tú y yo estamos sentados en un caballo cada uno…Yo te pregunto: “Estoy seguro que TU CABALLO, es más rápido que el mío”. Tú me respondes: “Yo estoy seguro que TU caballo es más rápido que el mío”

¿Cómo lo comprobamos sin hacer trampas?

Administración de tiempo indirecto. Parte 2

¿Quién llegará antes?

 

Si has pensado que…

  1. Hacemos una carrera, e intentaré ir más despacio o…
  2. Le doy vitaminas a mi caballo 0…
  3. Canso a mi caballo y al día siguiente hacemos la carrera
  4. O alguna tontería más

estarás sin proporcionar una solución práctica al problema.

La solución es sencilla: “nos cambiamos el caballo y hacemos la carrera”. Para que yo ganara, tengo que correr lo más rápido posible con el caballo del compañero.

Pues bien, esta manera de pensar “practica y creativa” no suele venirte a la cabeza si no has dormido bien.

Velocidad y eficacia al estar descansados

Vamos a llevar el “descanso” al plano de los números. Creemos un índice de velocidad u aprovechamiento de tareas, llámale “índice de eficacia”. Digamos que en condiciones óptimas (habiendo descansado) tu índice de eficacia es igual a 1. Comparemos:

  • Trabajar 12 horas al día, lo cual te puede restar tiempo para dormir (porque también querrás hacer otras cosas durante el día, ¿no?) a un índice de eficacia del 0,6. Esto nos da un resultado de 7,2 horas aprovechables
  • Trabajar 8 horas al día (durmiendo bien) a un indice de eficacia de 1. Esto nos da un resultado de 8 horas aprovechadas.

¿Viste? Esto es sólo un ejemplo, pero sirve para tratar de ilustrar el punto, no pretendo ser un científico.

8.- Sé Feliz y no te arrepientas de nada

Directamente relacionado con el punto anterior es “la felicidad”. Una persona feliz, no se preocupa, se siente plena y puede concentrarse en la tarea.

Una persona preocupada, no puede concentrarse en realizar una tarea específica, ya que le da vueltas y vueltas a la cabeza a un tema específico.

9.- Haz lo que te gusta hacer y delega lo que no te gusta o no aporta valor

Hoy en día se habla mucho de Elon Musk, el fundador de Tesla y Space X. Esta persona, de la nada ha conseguido cosas increíbles. ¿Cómo lo ha hecho? fácil. Con mucha pasión. Si tienes pasión, no te importa dedicarle horas a lo que realices y la administración de tiempo carece de sentido, ya que simplemente le dedicas todo tu esfuerzo, porque lo disfrutas.

Para que nada te interrumpa en tu tarea que amas con pasión, delega aquellas tareas administrativas y que no aporten valor. No permitas que todo ello suponga un coste de oportunidad elevado. Un error frecuente entre los emprendedores es intentar hacerlo todo, convertirse en hombres orquesta y no enfocarse en lo que realmente importa, la materialización de una idea.

Administración de tiempo indirecto. Parte 2

Evita convertirte en hombre orquesta y céntrate en lo importante delegando tareas

 

Eso es todo por hoy estimado lector. Espero que estos dos artículos os hayan hecho reflexionar (si no has visto el anterior, te invito a que lo revises aquí)

Muchas gracias por vuestra atención.

 

 

 

 

Comentarios

Comentarios

Más de Ejemplos de eficacia, ¿cómo lo hacen?

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR