Tipos de contratos para tus trabajadores

.

El contrato de trabajo es el acuerdo voluntario entre una empresa y un trabajador en el que este último se compromete a realizar ciertas labores a cambio de una retribución; debe ser acordado entre las partes y puede ser oral o escrito.

¿Sabes realmente cuáles son los tipos de contratos legales que puedes usar en España y cuál es el que mejor te conviene? Te dejo aquí los 4 tipos principales:

Permíteme aclararte algunas especificaciones que tienen todos los tipos de contratos:

  1. Para que tengan validez, debe haber consenso entre las partes.
  2. Cualquier persona mayor de 16 años puede ser contratada. Los menores de 16 años necesitan autorización de sus padres.
  3. Menores de 18 años no pueden trabajar en horario nocturno, cubrir horas extraordinarias ni laborar en lugares insalubres o nocivos.

 

Tipos de contratos para tus trabajadores

 

Modificaciones en los tipos de contratos

Desde 2014, el gobierno español aplica una serie de modificaciones para facilitar los trámites en las contrataciones. Estas responden, en parte, a la necesidad de crear empleos fijos en el país.

Como empresario es necesario que lleves al día toda la información sobre este tema para no caer en errores legales. Las modificaciones quedaron plasmadas en el Real Decreto-ley 16/2013, en vigencia desde el 1 de enero de 2014.

El cambio principal que se aplicó fue la reducción de formularios de contratación a cuatro: indefinido, temporal, en prácticas y de formación. En estos grupos se enmarcan los 42 tipos de contratos existentes.

Dependiendo de la actividad que realices en tu negocio, determina el modelo de contratación que tendrás con cada uno de tus empleados.

Detalles de los tipos de contratos

Como empresario estás obligado a fijar las condiciones de trabajo desde que comienza la relación laboral.

Aquí te describimos las 4 modalidades que tienes a tu disposición para definir los acuerdos:

1. Contrato indefinido

Son aquellos que se acuerdan sin definir un límite de tiempo en la prestación de los servicios, en cuanto a la duración del contrato.

Esta modalidad es la que ofrece mayor estabilidad y mejores condiciones a los empleados.

Son considerados trabajadores fijos:

  1. Los que no sean dados de alta de la Seguridad Social una vez que transcurra el periodo de prueba.
  2. Los que tengan contratos temporales concertados en fraude de ley.
  3. Los que en un periodo de 30 meses hubieran estado contratados por un plazo superior a 24 meses.
  4. Los contratados por obra o servicio determinado cuando transcurren tres años de contrato.

Cuando alguna de las partes desee dar por finalizado el contrato, debe notificarlo con anticipación mínima de 15 días.

2. Contrato temporal

Son los que se aplican cuando necesitas a un trabajador que realice ciertas labores por un período determinado.

Los trabajos temporales se dan ante circunstancias como:

Trabajo por obra o servicio determinado: tiene como objetivo realizar una obra o prestar un servicio con autonomía y sustantividad propia. Se extenderá por el tiempo que requiere el trabajo para ser concluido.

Contrato eventual por circunstancias de la producción: busca atender circunstancias en el proceso de producción como acumulación de tareas, pedidos por cubrir, entre otros.

Contrato por interinidad: cuando se sustituye temporalmente un trabajador que por alguna circunstancia deba ausentarse (vacaciones, adopción, maternidad, embarazo…)  y para cubrir un puesto en periodo de selección.

3. Contrato en prácticas

Tiene como finalidad facilitar la obtención de práctica profesional al trabajador de acuerdo al nivel de estudios que cursa. El contrato no debe ser menor a 6 meses ni mayor a 2 años.

Puede ser a tiempo completo o parcial, debe ser formalizado por escrito y al finalizar el contrato, la empresa debe entregar un certificado que conste la duración de la práctica.

Asimismo, si el trabajador continúa en la empresa una vez finalizada la práctica, no se aplicará el período de prueba.

4. Contratos de formación

Estos tipos de contratos buscan fomentar la inserción laboral a través de la cualificación profesional de los trabajadores, alternando la actividad laboral con actividades formativas.

Se podrán acordar con personas mayores de 16 años y menores de 25 sin cualificación profesional reconocida. En el caso de ser personas discapacitadas, no aplica el límite de edad. Tendrá una duración mínima de un año y máxima de tres.

En cuanto a la actividad formativa, debe ser la necesaria para obtener un título de formación profesional de grado medio o superior o un certificado de profesionalidad.

Deben ser impartidos en un centro de formación o en la empresa, cuando esta reúna las condiciones.

Para conocer a profundidad todos los tipos de contratos legales en España visita el portal del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

¿Quieres ver algunos modelos de tipos de contratos y evaluarlos?

Si necesitas asesoría sobre este y otros temas relacionados a la gestión de tu departamento, no dudes en contactarnos.

Estos artículos también te pueden interesar:

Comentarios

Comentarios

Más de Cultura y diseño organizacional

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR