Rotación de personal: esa enfermedad que tuvimos. 99 Errores y un acierto

. May 11, 2017.

Rotación de personal: ¿un síntoma que las cosas no se están haciendo bien?

Hola amigos emprendedores, empresarios y gestores.

Voy a comentaros nuestra historia y el alto índice de rotación de personal que en su momento padecimos en nuestra empresa, Time Management.

En nuestros inicios, Time Management ha sido una empresa que ha “sobrevivido”. Hoy gracias a eso y gracias a todo lo ocurrido estamos maduros y fuertes.

Por resumiros un poco la hisotoria, primero creamos un sistema de comida a domicilio por Internet que murió de éxito, luego hicimos un sistema de fidelización llamado “Red Puntazo” que a pesar de tener inversores, necesitaba mucho más dinero y finalmente nos especializamos en sistemas de gestión. Hoy somos consultores y desarrolladores de sistemas de gestión con mucha madurez y baggage y know-how a nuestras espaldas.

Durante todo ese período hasta la estabilización e inclusive hoy hemos tenido rotación elevada. Te cuento algunas causas, quizás, ¿estás en la misma situación?

Causas que han contribuido a tener rotación de personal

1.- Altas expectativas en el proyecto de una start-up que al no ser cumplidas favorecen la rotación del personal

En primer lugar, cuando estás en la fase de start-up hay muchas expectativas y muy poca experiencia. Esto es un cóctel terrible. Nosotros tuvimos la suerte de encontrar inversores en un momento muy temprano gracias a un proyecto de Caja Navarra llamado Eurecan, os dejo un vídeo de cómo era:

Aunque no os lo creáis, era verdad, pero no salió todo tan bien como pintaba. La mayoría de las Start-ups como era de esperar murieron y las que quedaron encontraron otras vías de financiación. Eso unido a las fusiones de Caja Navarra con otros bancos (para ser Banca Cívica) y luego absorvidas por La Caixa hicieron el resto. Como es obvio, las start-ups del grupo sufrieron una elevada rotación de personal en su historia.

Los trabajadores de estas empresas (incluida supongo la nuestra) fueron viendo que no se cumplían las expectativas. Esto evidentemente genera tensiones que van  aumentando según se van acabando los fondos. Si amigos, no es todo rosas. El mundo de las start ups es un drama generalizado, sin embargo, vale la pena.

2.- Falta de experiencia y tareas que no eran necesarias

Volviendo a los momentos de start-up, si sois financiados, vuestros inversores quieren ver resultados rápidamente. El dinero hay que invertirlo, no hay otra alternativa.

Para mí esto era un drama, pues no estábamos preparados para asumir tanto trabajo y hacer tantas cosas diferentes. Probamos muchas alternativas, hasta hicimos un periódico físico para nuestro programa de fidelización para tiendas llamado “la voz del comercio”. Así, creamos una estructura innecesaria, pero teníamos que intentar mostrar que o bien salíamos adelante, o bien moríamos.

Desde el punto de vista de los inversores, éstos invertían en muchas start-ups y sabían (como así fué) que alguna triunfaría y pagaría por el resto. Obviamente si todas fueran poco a poco no se conseguiría la rentabilidad rápido de las que fueran a funcionar y no sería un buen negocio.

Con el tiempo, muchas tareas que inventamos fuera de nuestro “core” fueron desapareciendo y los despidos empezaron (qué triste). A veces teníamos que despedir nosotros, otras veces los compañeros salían ellos mismos por mucho que quisiéramos retenerles, no pudimos.

Rotación de personal: esa enfermedad que tuvimos. 99 Errores y un acierto

Rotación de personal: esa enfermedad que tuvimos. 99 Errores y un acierto

3.- Correr y hacer las cosas mal

Así ha sido. Pero ha sido inevitable. Cuando te quedas sin fondos tienes que facturar para vivir. Si no tienes estructura ni un producto sólido, ¿cómo facturas?

La respuesta es: como puedas. Haces de todo, vas consiguiendo clientes y, obviamente te vas adaptando a ellos. Es una situación muy desgastante. Sobre todo para el equipo que ha de hacer lo imposible para servir a esos clientes de los que dependíamos.

Hacíamos y hacemos software, pero en aquel entonces no teníamos mucha experiencia y cambiábamos de rumbo con frecuencia. Los clientes “nos marearon” con pedidos ridículos. Me acuerdo de uno que quería un buscador “igualito al de páginas amarillas”. 

El profesional tiene su mayor motivación como todo el mundo en hacer las cosas bien y no poder hacer su trabajo bien hecho no le hace sentir realizado. Eso, es una frustración que “harta” a la gente. La realidad es que en la pirámide de las necesidades la auto-realización es la primera. Nosotros quemábamos esa auto-realización forzando al equipo a hacer chapuzas para sobrevivir:

Rotación de personal: esa enfermedad que tuvimos. 99 Errores y un acierto

Rotación de personal: esa enfermedad que tuvimos. 99 Errores y un acierto

Obviamente, nos duraban poco los profesionales. Teníamos una rotación de personal elevada. Y los nuevos que entraban, tenían que enfrentarse a un clima complicado, pero había que sobrevivir.

4.- Distintos ritmos y falta de coordinación llevan a una alta rotación de personal.

Tuvimos un equipo comercial “razonable”. Y vendían. Conseguían nuevos clientes que a cada uno les programábamos a medida. Sin embargo, no podían vender todo lo que quisieran. El equipo técnico no iba a esa misma velocidad. Esto frustraba a las comerciales y a su vez a los técnicos, porque sentían una presión enorme.

5.- Tensiones mías con el equipo. El empresario eres tú y no esperes que sean como tú.

Obviamente, mi nivel de stress era elevadísimo. Y lo pagué a veces con el equipo. Ellos estaban por un sueldo. Ya no estaban por un proyecto, ya que estábamos sobreviviendo. Para mí, sobrevivir era mi razón de vivir, no había otra. Había invertido demasiado tiempo y recursos en la empresa como para dejarla caer. Si o sí tenía que salir adelante (y así se hizo). Sin embargo, para un trabajador, la hora de salida es la hora de salida. Te pueden acompañar más tiempo y así lo hacían y los españoles y latinos en general son muy sacrificados, pero hacer 12 horas por norma general, no puede ser. Algunos las hacen, pero para un banco o para google o para empresas grandes. Para una start-up que está en la cuerda floja… ¿cuánto tiempo puede durar un ambiente así?

6.- Oportunismo

No todo va a ser culpa mía o nuestra, también hay mucho oportunista por desgracia. A perro flaco todo son pulgas y, hay gente que se aprovecha de ello y prometen trabajar y luego no cumplen. Especialmente con los equipos que hemos tenido en el extranjero. Algunas personas han aprovechado el caos para reportar menos horas de trabajo de las realizadas. Otras, para hacer las cosas rápidamente y mal y otras para pasar el rato. Suena fatal, pero hemos tenido “de todo”, desde lo EXCELENTE hasta unos niveles que mejor no mencionamos.

¿Realmente merece la pena pasar por todo esto?

A pesar de tener muchísimos conocimientos de gestión, nadie me enseñó a dirigir un barco hundiéndose. No te imaginas todo lo que he aprendido todos estos años. De las muchas lecturas que he hecho sobre gestión el libro que más me ayudó a salir adelante fue uno llamado “leading at the edge” que narra la historia de unos marineros en una expedición en la Antártida:

Rotación de personal: esa enfermedad que tuvimos. 99 Errores y un acierto

Rotación de personal: esa enfermedad que tuvimos. 99 Errores y un acierto

 

Ahí es donde piensas… lo mío en comparación no es nada, y sigues y sigues y sigues.

Hoy a toro pasado, reflexionas sobre todo lo bueno de los momentos de zozobra y de rotación de personal. Creerme, es de lo que más duele ver que te abandonan…

Sin embargo, esto trae muchas pero que muchas conclusiones positivas que os comento en el siguiente artículo:

Reducción de personal. De lo que más he aprendido como empresario. 99 errores y un acierto

Empecé siendo empresario con 16 años… hoy tengo 40 pero pienso que de todo lo que nos ha sucedido (esto que os he contado es una parte muy pequeña) es como si tuviera 200 años de experiencia. Es así, de lo malo, salen muchas cosas buenas y de la rotación de personal han salido muchas reflexiones y cosas mejores.

Gracias por leernos, seguiré contando los errores y errores y algún que otro acierto en siguientes posts 😉

¡Hasta mañana!

 

 

 

Comentarios

Comentarios

Más de 99 Errores y 1 acierto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR