Publicidad engañosa: lo que una marca leal no hace

.

Sabemos que vender es muy grande, pero ello no justifica usar prácticas deshonestas como la publicidad engañosa. Valora la confianza del cliente.

Publicidad engañosa: lo que una marca leal no hace

Publicidad engañosa: lo que una marca leal no hace

¿Qué es la publicidad engañosa?

Es un tipo de mensaje basado en afirmaciones falsas o exageradas acerca de un servicio o producto. Esta práctica comercial es desleal, porque en ella la empresa emplea trucos para hacer más atractiva su oferta, a pesar de distorsionar la realidad y la marca, inducir a error al público objetivo, afectar el bolsillo del consumidor y perjudicar a algún competidor.

Un mensaje publicitario más negativo que positivo

La publicidad engañosa tiene las siguientes características:

  • Puede abarcar desde la omisión de aspectos negativos del producto hasta la mentira, más o menos sutil, de sus ventajas, características y desempeño real.
  • Uno de los trucos que emplea es presentar un precio atractivo, pero falso: cuando el comprador va a pagar el producto, se da cuenta de que en realidad es más caro. Un ejemplo de esto es cuando se exhiben los precios sin IVA.
  • Puede aumentar las probabilidades de la primera compra, pero dificulta en gran escala el posicionamiento de un producto o servicio en el mercado.
  • Afecta a los consumidores, porque el producto o servicio ofrecido no puede satisfacer sus necesidades.
  • También afecta al vendedor y ala empresa, porque al incumplir su promesa, pierden credibilidad y clientes. Además, se ganan la desconfianza del consumidor.
  • La empresa arriesga algo muy importante: su prestigio. La publicidad de boca en boca no perdona un mensaje promocional desleal.

Mensajes que una empresa confiable no debe difundir

A continuación te presento varias prácticas consideradas publicidad engañosa:

  • Promociones que incluyen cláusulas como“oferta válida hasta agotarse la existencia del producto”. Con este mensaje el consumidor queda sometido a lo que dispone la empresa.
  • Mensajes con expresiones ambiguas, desconocidas o con varios significados que pueden llevar al público a interpretar erróneamente la oferta.
  • Utilización de letra diminuta o ilegible en los anuncios, con la intención de que el consumidor los pase por alto.
  • Omisión en el anuncio publicitario del precio con IVA para presentar un costo más atractivo o menor al de la competencia.
  • Mensajes que estimulan al cliente a tomar una decisión de compra rápida.
  • Omisión de información que pueda influir en la decisión del consumidor: la peligrosidad del producto, reacciones secundarias y condiciones jurídicas, entre otras.
  • Promesas ilusorias, formuladas intencionadamente o no, como “entrega a domicilio en 30 minutos”, “en tres días verás los resultados” y “adelgace comiendo todo lo que le gusta”.
  • Exageraciones acerca de los beneficios del producto o servicio.
  • Ofrecimiento de productos sin informar su disponibilidad. En tiendas online, por ejemplo, se promocionan ofertas atractivas, pero no se detallan las cantidades existentes.
  • Condiciones de la garantía del tipo“si no está conforme, le devolvemos su dinero”. Esta estrategia es publicidad engañosa si la empresa no cumple, al reembolsarle al cliente lo que este pagó por un producto o servicio.
Publicidad engañosa: lo que una marca leal no hace

Publicidad engañosa: lo que una marca leal no hace

La publicidad engañosa es un plato que se come a diario

Algunos de los sectores que se valen de esta estrategia comercial son:

  • Las franquicias de comida rápida: sus anuncios suelen ser engañosos tanto en televisión como en medios impresos, pues muestran porciones más grandes en comparación con la real. McDonald’s, Coca-Cola y Bimbo son algunas de las empresas que han sido sancionadas legalmente por este tipo de prácticas.
  • Marcas que ofrecen productos milagrosos: sus mensajes son frecuentemente exagerados. Utilizan testimonios de personas que aseguran haber adelgazado mucho en corto tiempo, haberse curado de un mal en un tiempo muy breve o haber combatido los signos del envejecimiento en pocos días. La marca Inova, con su faja Quebaré y su línea Colageína, ha sido multada por esta práctica.
  • Empresas de telefonía: promocionan “planes todo incluido”, pero no informan debida y específicamente lo que sí incluyen y lo que no. Algunas de sus ofertas solo cumplen ciertas condiciones.

¿Sabes cuán beneficioso es para tu empresa el marketing emocional?

La publicidad engañosa está reñida con la ley

Una empresa que se haya ganado a pulso la credibilidad y el respeto de sus clientes debe desechar las estrategias publicitarias desleales.En primer lugar, por ética comercial. En segundo lugar, para respetar las leyes de protección al consumidor.

Transmitir contenidos publicitarios engañosos es ilegal, porque promueve la vulnerabilidad de las personas, incumple el derecho a la información verídica e infringe los derechos ciudadanos establecidos en la legislación de todos los países. La publicidad, para que sea válida, debe ser legal.

Sin embargo, más allá de la ley son muchas las razones para no darle cabida a la publicidad engañosa.

Si estás diseñando un plan de publicidad para tu empresa, puedes leer mi artículo Cómo hacer los mejores carteles publicitarios.

¿Requieres asesoría para emprender una campaña publicitaria? Contáctanos.

Comentarios

Comentarios

Más de Marketing Mix

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR