Diferencia entre táctica y estrategia empresarial (+Ejemplos sencillos)

.

¿Cansado de las explicaciones difíciles sobre la diferencia entre Táctica y Estrategia Empresarial? Este es el artículo que estabas esperando. Te daré ejemplos sencillos.

¿Táctica y estrategia? Uhmmm… Veamos cómo puedo explicártelo mejor. Me voy a basar en mis experiencias particulares.

Las explicaciones sencillas a veces vienen de los sitios más inesperados. Me permito por un momento, acudir a una vieja aliada… La poesía . Esto es de Don Mario Benedetti y nos pondrá en el lugar adecuado.

 

 

De aquí, además de la inspiración del poeta, podemos sacar varios elementos:

La táctica y la estrategia van de la mano y apuntan a un mismo lugar, pero de manera diferente. No te fijes tanto en el asunto de la temporalidad (corto y largo plazo)… todo es relativo. La estrategia está muy relacionada con el qué, la táctica al cómo.

Así por ejemplo, mi estrategia es hacerte más fácil la comprensión sobre la diferencia entre táctica y estrategia. Mi táctica es que lo agarres de inmediato, poniendo ejemplos y dinámicas cotidianas. ¿Me expliqué?

Ya que lo viste, vamos a la parte formal y abstracta, para dejar más que claro, la gran diferencia entre táctica y estrategia.

La estrategia es: Idear un conjunto de acciones para lograr algo de manera individual o grupal. La táctica es: El método (o modo) empleado para lograr cada acción.

Ahora lo que más nos interesaría comentarte es acerca de los tipos de estrategia. En esta clasificación la diferencia viene dada por el ámbito donde estás desarrollando tu planificación.

 

Tipos de estrategia

Es de vital importancia familiarizarnos con esta clasificación, porque justamente las tácticas tendrán a su vez direcciones y variaciones distintas, que es obligatorio que domines a la perfección para lograr el éxito… Llevando inclusive a niveles más operativos, porque la diferencia entre táctica y estrategia también tiene que ver con quien ejecuta la acción, como ya habíamos visto.

Los líderes crean la estrategia.

Los operativos ejecutan las tácticas


Observa de una vez los tipos de estrategia:

 

Diferencia entre táctica y estrategia Gestionar-Fácil

Estrategias de producto

Sencillamente de esto se trata estar “dentro o fuera”. Porque si crees que tu oferta de producto o servicio permanecerá imbatible y vendiéndose igual todo el tiempo, creo que debes aterrizar en la realidad. En los tiempos en que la constante es el cambio, es importante medir nuestro mercado y de qué manera la competencia se nos estaría acercando.

Lo que quiero decirte es que si no somos los punteros, una excelente estrategia puede llevarnos a:

  1. Ganarnos espacio en el mercado,
  2. Identificar un nicho que no veían otros y por qué no,
  3. Llegar de sorpresa a la punta.

Fíjate en esto…

Mi equipo y yo, analizando las ventas de un restaurante pequeño, nos percatamos de que las ventas los días martes y miércoles han estado bajando… Esta tendencia se repite semana a semana.

En las primeras semanas pensamos que era algo “de la temporada”; pero ya las diferencias son bastante preocupantes.

Adicionalmente indagamos con los clientes frecuentes para cerciorarnos si es producto de alguna variación interna (por ejemplo de las recetas, los cocineros o el servicio).

Decidimos asesorar al Gerente del restaurante para revertir este comportamiento… Lograr que los clientes vuelvan ¡Con una estrategia dirigida a los productos que se ofrecen!.

La diferencia entre táctica y estrategia vendría dada por las acciones para lograr que vuelvan los clientes.

¿Qué se te ocurriría?

Una estrategia de productos sería ofrecer los platos más populares (Siendo este el producto) con alguna innovación o diferencia que llame la atención y promocionarlos más en esos días de baja venta.

Para que eso funcione necesitamos aplicar las tácticas que lleven a los clientes a estar informados

Y ellas podrían ser, poner un letrero muy llamativo a las puertas del local o bien, contarles a todas las personas que entren al local en los días de más afluencia, para crear una especie de intriga.

 

Estrategia de precios

Desde luego ligado bastante al tipo anterior, lo más común acá es ajustar el margen y/o los precios para ponernos de pelea frontal con nuestros competidores directos. No obstante, déjame decirte que hay que tener muchísimo cuidado: No siempre esta táctica funciona.

Conocí un caso de un negocio inmobiliario, donde por alguna razón no se estaban vendiendo las propiedades con la velocidad que se esperaban y los inversionistas estaban preocupados.

Su estrategia era venderlos rápidamente, para tener rentabilidad y suficiente dinero para invertir en otros proyectos…

Porque a veces la diferencia entre táctica y estrategia no es cuestión de semántica, sino de ¡No saber engranarlas!.

Después de un estudio se determinó que en verdad estaban altos en precios para cierto tipo de compradores, pero muy bajos con respecto a los similares de la zona (tanto como para crear suspicacias) …

Tal vez alguien pensó que así se venderían “como pan caliente”… Y produjo el efecto contrario (Como ves, una táctica errónea).

¿Solución? Se ajustó hacia lo que era el valor percibido y así si fueron vendidos sin mayor inconveniente.

 

Estrategias de publicidad

A mi parecer son las más complejas, y para esto hay bastantes especialistas en la materia. No obstante debo decirte que se comienza precisamente por saber “estratégicamente” dónde estamos parados, quiénes somos y qué es exactamente lo que queremos hacer con nuestro producto y/o servicio.

Ignorar tu propia identidad hará imposible establecer una delimitación o una diferencia entre táctica y estrategia.

Eso te orientará acerca del medio que necesitas para “mostrarte” ante el mundo, cuáles son las personas a quiénes quieres llegar, cuál es el mensaje, entre otras.

Y con respecto a ver bien e investigar a tus clientes existe todo un arte en marketing llamado segmentación. En este artículo te lo explican muy bien.

Funciona también para saber si quieres estar presente en las redes sociales o no.

Si decides que si, las escogidas por ti vendrían desarrollando la parte táctica, así como los colores que uses y la manera en que las puedes exponer.

Pongamos el caso que tenemos en marcha un negocio el cual tiene como objetivo reparar drones, porque somos especialistas en la materia y hemos visto que como está en auge, su uso en diferentes áreas de negocio, lo más probable es que eso derive en mantenimiento, reparación y hasta asesoría de cuáles serían los mejores modelos a elegir.

Como está muy relacionado con la tecnología es claro que los usuarios típicos de esto manejen Internet cabalmente.

Y parados desde allí, podremos establecer con claridad la diferencia entre táctica y estrategia

Entonces, si mi estrategia es darme a conocer en mi naciente negocio y busco asesoría para tener presencia en las redes sociales, lo mínimo que me dirán es que deberíamos comenzar con una página web donde digamos al detalle nuestros servicios y como táctica desarrollemos cierto tipo de información para de paso promover las ventajas de tener esos aparatos… Así apuntaríamos a que siga siendo un mercado floreciente y por tanto que se multipliquen más y más los posibles clientes.

Si quisieras una táctica un poco más conservadora, que no tenga tanto que ver con los medios cibernéticos, te diría que puedes hacer volantes y hacer que los coloquen a la vista en las tiendas donde se venden este tipo de aparatos.

¿No sabes que es un dron? Aquí te lo explica mi compañera Valeria Pellicer, y además te cuenta las oportunidades de negocio potenciales que tiene su uso.

Ideas de negocios con drones profesionales

 

Tener presencia en determinada red social puede ser estratégico, pero cuál elijas y el mensaje que quieras transmitir en ellas si va a estar más relacionado con tu táctica.

Para insertarte aún más en este asunto de redes sociales te sugiero este interesante artículo.

 

Estrategias operativas

Se desarrollan a partir de un diagnóstico de tus propios procesos. Están relacionadas con inversión de tecnología, o desincorporar lo que no te funciona… También bajar costos contactando nuevos proveedores, ¡en fin! Un sin número de decisiones que pueden estar mejor orientados si se aplican metodologías en torno a la productividad y con ello algo que se denomina Calidad Total.

En algunas ocasiones lo “operativo” no está tan casado con la producción… Sino, en otro tipo de procesos bastante relacionados. Y con los procesos la diferencia entre táctica y estrategia toma otro matiz.

¿Has escuchado el dicho de, un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar?

¿Cómo te imaginarías se organizan los inventarios de Amazon, uno de los portales más importantes en las compras en línea?

Pues resulta que aunque pueda parecer alocado, los artículos almacenados no tienen un orden específico. Para Amazon (cuya estrategia fundamental fue minimizar el tiempo y el margen de error de un pedido), la táctica para resolverlo fue no perder tiempo en el orden y la clasificación, sino invertir en complejas codificaciones desarrolladas especialmente para robots, los cuáles son realmente los “Jefes del almacén”.

Así, sus depósitos están 100% automatizados y el control está en “manos” de máquinas que garantizan que el artículo llegue con precisión y rapidez al cliente final.

 

Estrategias financieras

Menudo dolor de cabeza es el dinero… ¡Cuando no se tiene! Pues bien, las estrategias de este tipo son relacionadas a los recursos que se tienen –o se deberían tener- para que nuestro negocio esté en marcha con todos los elementos necesarios. O bien a la manera en que somos más racionales gastándolos.

En dos platos de lo que se trata es que lo invertido en la empresa produzca “rentabilidad” o una ganancia esperada, cuidando los detalles acerca de cómo y en qué se gasta el dinero.

Una estrategia muy común en los negocios es tener los gastos clasificados en lo que no puede reducirse, (puesto que afectarían la calidad de lo que ofrecemos) y aquellos que si son susceptibles a revisión permanente y hasta vigilancia para tener una buena administración.

¿Vale la pena ahorrar en los gastos generales de mi empresa?

Del segundo grupo, puedes tener como táctica pagar impuestos anticipadamente, siempre y cuando te de un ahorro o ventaja significativa que hacerlo en una fecha tope o de manera fraccionada.

Claro que esto implica que aprendas a manejar indicadores que te permitan tomar la decisión más acertada. Debes precisar bien si es una oportunidad real , o si la diferencia es tan poca que no lo vale.

También aquí viene una pregunta si adquirir algunos bienes o activos a “Crédito” o de “Contado“. Si la estrategia es enmarcar el funcionamiento del negocio en un plan de ahorro para una gran inversión posterior, es posible que con un poco de tino puedas ver que algunas cosas adquiridas de contado pueden negociarse con un mejor precio.

Ello sumamente ventajoso si son insumos de cosas que se venden de manera rápida (Es decir, que tiene un beneficio tangible y cercano).

También puedes necesitar apoyo para profundizar el tema de tácticas y estrategias financieras y aquí tienes tips para llegar a un mejor manejo de las finanzas de la empresa.

¿Cómo ahorrar dinero en tu empresa? (Tips que ignoran 90% de los empresarios)

Después de todo esto me gustaría que me acompañaras a ver todos estos conceptos aplicados en una organización muy famosa: Bimbo.

 

Estrategias y tácticas de una multinacional: Grupo Bimbo

Alguna vez los accionistas y directores de esta panificadora de origen mexicano apostaron a traspasar las fronteras. Esto desde luego, jamás es una estrategia de ejecución sencilla, pero como ese era su norte, soñaron y ¡Lo hicieron!

 

Enfoque estratégico de Bimbo

  1. Somos visionarios siempre orientados hacia el largo plazo (Revisan sus estrategias cada 5 años.
  2. Intentamos ser una empresa altamente productiva, pero plenamente humana (Orientada hacia formar y motivar su propia gente).
  3. El 90% de sus ganancias fue reinvertida para que fuese posible tal expansión.
  4. Nos enfocamos en hacer pocas cosas: Hacemos y distribuimos pan y derivados. Con eso nos es más que suficiente.
  5. La planificación y administración en los diferentes países se lleva de manera autónoma.

 

Vamos a ver en este caso la diferencia entre táctica y estrategia, observando su resultado exitoso…

Una táctica importante de la expansión de Bimbo fue observar las posibles fábricas y marcas que eran potencialmente comprables en los países donde querían establecerse. Siendo que “construir” de la nada una fábrica era tal vez más lento y costoso, siempre estuvieron a la caza de aquellos posibles negocios susceptibles de absorber o adquirir.
De esta forma, después de más de 50 años de operación tienen presencia en tres continentes… ¡Nada mal para un negocio de panadería!

 

¿No es demasiada información para mí?

¡Claro que no! Tal vez nuestro negocio no tenga el perfil de una multinacional, pero esto no quiere decir que no formules tus objetivos generales, tus estrategias y tus tácticas. Tal vez hasta las hayas estado haciendo y ahora que conoces el meollo del asunto, te aseguro serán más acertadas.

Después de este importante viaje, seguramente quedarás inspirado para ejecutar un plan maestro, además de muy claro con la diferencia entre táctica y estrategia.
Estoy segura llevará a tu organización a ser competitiva y productiva. ¿Listo para elaborar y ejecutar tácticas y estrategias brillantes?
¡Espero que sí!

Más que leer

¿Tu estrategia no funciona? Prueba con el cuadro de mando integral

5 Errores comunes al elaborar un plan estratégico

 

 

Comentarios

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR