5 competencias clave que toda empresa debe manejar

.

El éxito o supervivencia de las empresas está condicionado por la forma en que gestionan las fortalezas y debilidades de su organización. Conoce mi listado de competencias clave que toda empresa en la actualidad debe manejar para sobrellevar cualquier desafío.

Es importante destacar que cada compañía debe definir las competencias clave en las cuales decidirá orientar su organización. Sin embargo, he recopilado aquellas que toda empresa en la actualidad debería manejar para atender las exigencias mínimas de consumidor y sobrellevar los cambios del mercado.

La cultura empresarial

Cada organización debe contar con una serie de valores que caractericen su cultura de trabajo y las dinámicas de equipo para su buen desarrollo. Antes de pensar en producir un producto o poder ofrecer un servicio, es necesario que la compañía se vea a sí misma como su primer bien a trabajar y requiere de estudio, organización y dirección para determinar bajo qué tipo de metodologías conseguirá alcanzar sus objetivos. Esto lo conocemos como la definición de una empresa.

Los elementos que definen a la empresa son:

  •  Misión
  •  Visión
  •  Objetivos
  •  Estructura organizativa
  •  Competencias clave

Cada uno de estos puntos son de libre desarrollo por parte del emprendedor. Sin embargo, me gustaría resaltar que la estructura organizativa ha sufrido grandes modificaciones, siempre en busca de la mejor dinámica de equipo. Anteriormente la mayoría de las empresas solían trabajar bajo una línea jerarquica, entorpeciendo el flujo de información. Te recomiendo echar un vistazo a mi artículo “Organigramas: las bases de una empresa” para que puedas descubrir los tipos de organigramas existentes y cuál se podría adaptar mejor a la metodología de trabajo que deseas practicar.

¿Qué son las competencias clave?

El término de “competencias clave” fue acuñado por primera vez en la década de los 90’s por Prahalad y Hamel, como aquellas características que definen a una compañía y consiguen aumentar su competitividad en el mercado.

En general, son los puntos fuertes por los cuales será reconocida la compañía y que deben ser manejados por nuestro grupo de trabajo.

¿Cómo pueden ayudarnos las competencias clave?

Las competencias clave funcionan como indicadores de los valores de una compañía. Es la herramienta que nos ayudará a definirnos para así plantearnos objetivos y conocer cuáles son las áreas en las que dedicaremos nuestros esfuerzos. Basta con decirte que las competencias clave son los factores que nos distinguirán del resto de las empresas.

Cabe destacar que el talento humano con el cual contemos debe conocer y sentirse identificado con nuestras competencias clave para ser capaz de reflejar los pilares bajo los cuales hemos decidido orientar la organización.

Una vez que hayas definido cuáles serán las competencias clave de tu empresa, estas funcionarán como guía para la gestión de talento humano. Ayudándonos a definir los parámetros de reclutamiento y selección de personal, planes de compensación e incentivos y evaluación del desempeño.

Por ejemplo, si has decidido que una de tus competencias clave será el servicio de atención al cliente, el requisito principal para todo aquel que desee entrar a la compañía debería ser la disposición de ayudar y la voluntad de conocer y satisfacer las necesidades de los clientes.

(Artículo de interés: cómo organizar un equipo de alto rendimiento)

5 competencias clavespara enfrentar al mercado

Las 5 competencias clave que toda empresa debe manejar en el siglo XXI

Debo volver a destacar que cada compañía es libre de escoger sus propias competencias clave. La selección que he realizado está hecha en función de las tendencias del mercado actual y los aspectos que han hecho a las grandes compañías lo que son hoy en día.

5 – ADN Troyano

La administración de empresa en función del análisis, planificación y control ha quedado obsoleta. No es su culpa, pero los últimos vuelcos del mercado nos han enseñado que lo único seguro es el cambio y con un ritmo cada vez más acelerado.

Para ser a prueba de balas, toda compañía requiere de que su personal tenga un poco de ADN troyano. Cada miembro debe ser un líder con convicción, que esté comprometido con su equipo, dispuesto a tomar decisiones, siempre en búsqueda de soluciones, herramientas y alternativas que permitan y mejoren el desarrollo de la empresa.

4 – Inteligencia colectiva

Cada miembro debe ser capaz de pensar por sí mismo y a la vez, poder generar ideas de forma grupal. “Dos cabezas piensan mejor que una”, pero para ello, es necesario que permitas el libre desenvolvimiento profesional y la comunicación abierta en tu ambiente de trabajo.

La inteligencia colectiva busca generar soluciones y propuestas a partir del pensamiento grupal, de esta forma, se integra a cada miembro de la organización, demostrándole su valor e incrementando su sentido de responsabilidad para con la empresa. Además, logramos disminuir la presión sobre el líder o gerente, ayudándole en tiempos críticos o momentos confusos.

3 – Conectividad

Estamos en la era de la hiperconectividad. Todo depende de la capacidad que tengan nuestros líderes para generar relaciones y redes de trabajo que permitan el desarrollo progresivo y colaborativo. El socialnetworking es la herramienta de crecimiento del siglo XXI.

El líder de la actualidad debe ser capaz de integrar un equipo de trabajo, orientar los esfuerzos hacia los objetivos de la organización y proporcionar un ambiente de inclusión que permita conectar a cada uno de los talentos para obtener lo mejor de sí.

2- Cultura de innovación

El cambio constante forma parte de la agenda diaria. Nuestro equipo debe ser capaz de tomar decisiones en un ambiente inestable e impredecible. Steve Jobs fue el principal precursor de la cultura de innovación, siendo un líder que constantemente tomaba retos y colocaba a su equipo bajo la presión de nuevos objetivos para asegurar así un crecimiento constante y progresivo.

Cabe destacar que en la actualidad, las modas pasan realmente rápido y para mantener a flote una compañía en el mercado es necesario reinventarse constantemente y ofrecer novedades.

1- Influencia social

Dentro de las competencias clave con las que debe contar una organización en el siglo XXI se encuentra la influencia social. La capacidad que tengan nuestros líderes de persuadir e influenciar tanto en el entorno corporativo como en los aspectos sociales y comunidades próximas al rango de operatividad de la compañía, nos permitirán desarrollar estrategias de mayor alcance y unificar los esfuerzos en cumplir los objetivos puntuales de la empresa.

Hoy en día todo está conectado. No basta con el reconocimiento offline, también debemos construir una reputación profesional en la web. Demostrando así nuestra solidez como compañía y exponiendo las ventajas que ofrecemos como un equipo de trabajo.

Las competencias clave nos guiarán a conocer qué tipo de talento humano requiere nuestra empresa para cumplir con sus expectativas de producción y servicio.  ¿Cuál añadirías para perfeccionar tu equipo de trabajo?

Comentarios

Comentarios

Más de Cultura y diseño organizacional

Más de Liderazgo y gestión del equipo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR